1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

Los Montoro boys y tu dinero

De cómo el ministro de Hacienda se llevó a sus funcionarios públicos, montó un ‘lobby’ y todo indica que sigue alimentándolo desde la Administración

Cristina Fallarás 4/07/2017

<p>Cristóbal Montoro.</p>

Cristóbal Montoro.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Los asuntos del dinero tienen sus tiempos y sus fases. Ordenarlas, nombrarlas una detrás de otra, clarifica mucho los resultados. Sobre todo, en el turbio manejo de los fondos públicos. O sea, los de todos los ciudadanos. 

En el caso de Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y, por lo que parece, lobbista español, el ejercicio es más relevante. Porque no solo maneja fondos públicos –o sea, de todos los ciudadanos–, sino que además es el administrador de los impuestos que esos mismos ciudadanos, o sea, usted, aportan para que la cosa pública funcione. 

1. Cargos con Aznar

Los cargos ocupados por Cristóbal Montoro, más allá de sus sucesivos nombramientos como ministro de Hacienda, son relevantes para entender sus distintos movimientos como lobbista. Entre mayo de 1996 y el mismo mes de 2000, Montoro ejerció como secretario de Estado de Economía. Corría la primera presidencia de José María Aznar, con Rodrigo Rato como ministro de Economía y Hacienda y vicepresidente del Gobierno. El papel de Montoro fue crucial como feroz defensor de las privatizaciones de lo público. Entre tanto, Rato ponía en marcha su conocido “milagro español”, que consistía –“presuntamente”– en llenarse los bolsillos y desmontar la idea del Estado del Bienestar a golpes contra la llamada “clase media” española. 

Entre el 28 de abril de 2000 y el 17 del mismo mes de 2004, Montoro ocupó por primera vez la cartera de Hacienda, en esta ocasión en el segundo y último Gobierno de Aznar, que acabó de forma abrupta con la inesperada victoria de José Luis Rodríguez Zapatero tras los atentados del 11M.

2. Montoro y Asociados

Con la victoria de Zapatero, las posibles aspiraciones ministeriales de Montoro se vieron truncadas, pero no su carrera política. Entre 2004 y 2008, nuestro hombre pasó a ser diputado del Partido Popular en el Parlamento Europeo. Y ese es el momento en el que funda su empresa Montoro y Asociados. En teoría una sociedad dedicada al “asesoramiento integral y estratégico a personas físicas y jurídicas”, y en la práctica un lobby de los de toda la vida.

En junio de 2006, el eurodiputado y miembro de la Comisión Ejecutiva del PP Cristóbal Montoro no solo abre oficinas privadas, sino que se lleva con él a la crema de los altos funcionarios que han trabajado a su lado en la función pública. 

El caso más notable es el de Ricardo Martínez Rico, que había sido secretario de Estado de Presupuestos y Gastos en el ministerio de Montoro, y su mano derecha

El caso más notable es el de Ricardo Martínez Rico, que había sido secretario de Estado de Presupuestos y Gastos en el ministerio de Montoro, y su mano derecha. “Como tal, gestionó y supervisó una de las carteras más amplias del Gobierno español, con un presupuesto superior a los 250.000 millones de euros y con un equipo de más de 3.000 personas”, según reza su propio currículo. Y añade que “promovió cuatro leyes fundamentales para la consolidación del equilibrio presupuestario en España. Al mismo tiempo, impulsó las políticas de liberalización, privatizaciones, financiación privada de infraestructuras y reformas estructurales de la economía española”. Una vez el PP perdió el Gobierno, Martínez Rico dirigió la Oficina Económica y Comercial de España en Washington (2005-2006), temporada en la que ejerció como responsable de las relaciones con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Además, en esa época representó a España en el Consejo Europeo de Presupuestos y en el Consejo Europeo de Política Regional.

Y de ahí, a Montoro y Asociados.

Junto a Martínez Rico, Salvador Ruiz Gallud, quien fue el director general de la Agencia Tributaria entre 2001 y 2004, o sea, junto a Montoro mientras este ejerció de ministro de Hacienda en el último Gobierno de Aznar. Según su propio currículo, “desde dicho cargo colaboró en el diseño y aplicación de importantes reformas tributarias, incluyendo la habilitación de instrumentos fiscales orientados a mejorar la presencia de las empresas españolas en el exterior y a la atracción de inversión extranjera”.

Y de ahí, a Montoro y Asociados.

El tercer nombre significativo en el asunto que nos ocupa es el de Manuel de Vicente-Tutor. Este hombre había sido entre 1999 y 2001 subdirector general de Planificación y Programación de la Agencia Tributaria. De ahí pasó a integrarse en el primer Ministerio de Hacienda de Montoro como director del Gabinete del director general de la misma Agencia Tributaria (2001-2004).

Y de ahí, a Montoro y Asociados.

Por último, y por no extendernos, también se unió a los chicos de Montoro Francisco Piedras Camacho. Este hombre fue director general del Gabinete de Montoro durante los años 2003 y 2004. Además, ejerció como consejero de empresas públicas relevantes, como la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), la Agencia de Crédito a la Exportación y Paradores Nacionales. Según explica su propio currículo, en su etapa en la Agencia Tributaria “se especializó en asuntos fiscales internacionales. Además, como directivo del área de recaudación de la AEAT ha adquirido una gran experiencia en la gestión de procesos concursales”. Quien quiera oír que oiga.

Y de ahí, a Montoro y Asociados.

3. ¿Montoro se va?

En 2008, cuando el hoy ministro de Hacienda pasa a ser portavoz de la Comisión de Economía y Hacienda del PP en el Congreso de los Diputados, su nombre desaparece de Montoro y Asociados y la empresa pasa a llamarse Equipo Económico. Sin embargo, se podría decir que su desaparición no es exactamente total. Su puesto en el accionariado pasa a ocuparlo Ricardo Montoro, su hermano. Y queda como presidente de la sociedad Ricardo Martínez Rico, quien, como se ha apuntado anteriormente, había sido secretario de Estado de Presupuestos y Gastos en el ministerio de Montoro, y su mano derecha.

En diversas ocasiones desde 2008 se ha preguntado al actual ministro de Hacienda por su desvinculación del lobby, y en todas ellas ha reiterado que es absoluta. Sin embargo, no solo quedaron en Equipo Económico sus chicos y su propio hermano, sino que las últimas informaciones aparecidas en prensa apuntan a una colaboración activa.

El problema para el ministro es que dichos encuentros con banqueros internacionales y representantes de grandes empresas no se celebraron en 2006, cuando existía Montoro y Asociados, sino en 2011

4. Las cenas de Montoro y Martínez Rico

“Ricardo Martínez Rico vino a todas las cenas. Actuaba como si fuera un asistente personal de Montoro, su secretario (…) Esos encuentros le sirvieron para repartir tarjetas de Equipo Económico”. Así lo narraba hace unos días al diario ABC uno de los asistentes a esas cenas. El problema para el ministro es que dichos encuentros con banqueros internacionales y representantes de grandes empresas no se celebraron en 2006, cuando existía Montoro y Asociados, sino en 2011, cuando empezó a estar claro que el PSOE iba a perder el Gobierno. Según la información hecha pública por ABC, dichas cenas se realizaron en la sede central de Caja Madrid y Rodrigo Rato ejerció de padrino.

Poco tiempo después, el 22 de diciembre de aquel mismo 2011, el ya presidente Mariano Rajoy nombró a Cristóbal Montoro ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Y cinco años más tarde, en noviembre de 2016, volvió a nombrarle ministro de Hacienda y Función Pública.

El pasado 27 de junio, el Juzgado de Instrucción número 22 de Madrid admitió a trámite la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción contra Equipo Económico, la empresa heredera de Montoro, la que le acompañó en 2011 a las cenas con grandes gestores económicos y financieros. Se les acusa de prevaricación administrativa, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y falsificación de documentos mercantiles.

Solo dos días más tarde, el Congreso de los Diputados reprobaba al ministro después de que el Tribunal Constitucional declarara nula la amnistía fiscal que aprobó en 2012, haciéndola responsble de “legitimar” el fraude fiscal. Cabe añadir que, a causa de dicho fraude, las arcas del Estado dejan de recaudar cada año alrededor de 25.000 millones de euros. 

En fin

Cristóbal Montoro ha manejado durante 10 años la Hacienda española. Es decir, ha estado al frente del ministerio que se encarga de gestionar los impuestos que los ciudadanos pagan para el funcionamiento de la cosa pública. Ahora empiezan a sonar denuncias por tráfico de influencias, y quién sabe qué más, a tenor de las informaciones que circulan, en las que no es inocente el exministro José Manuel Soria, enemigo declarado de Montoro. Pero esa es otra historia. La nuestra se encarga de detallar paso a paso cómo se pone a girar el dinero público en manos privadas precisamente por aquel que debe administrarlo. Y para qué han servido dichas puertas giratorias. 

A propósito, el hecho de que el pasado mes de noviembre Montoro nombrara subsecretario de Hacienda y Función Pública a Felipe Martínez Rico, hermano de Ricardo Martínez Rico, presidente de Equipo Económico, debe responder también a asuntos de familia

Las conclusiones, después de seguir esta senda, sean de cada cual.

 

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. diego

    Montoro y sus boys son el mejor ejemplo de cómo se puede robar "casi" sin quebrantar la ley. Las formas que tienen de aprovecharse de nosotros son casi infinitas. El artículo de Cristina Fallarás, como siempre, impecable.

    Hace 5 años 4 meses

  2. Cesar

    Montoro, un vividor a cosra de la UC y del Estado, ¿se puede pedir más? .En fin, tal como estamos y si no tenemos nada que perder, ya llegará la revolución para recuperar la democracia.

    Hace 5 años 4 meses

  3. Nui

    Graaande, Fallarás!!! por ahora no "fallas" en tus relatos... el problema que ambos sabemos es que este relato se ha producido, se produce y se repetirá ene veces porque hay un importante sector de la poblacion que sostiene con su voto este saqueo continuo... y qué podremos hacer para resolverlo?? Me temo que nada.. el analfabetismo funcional y sobre todo politico de cierto sector (60 años en adelante) de la poblacion, su concepto hooligan-futbolero de la politica (estos son mis colores, mi partido y no votaré a ningun otro, aunque coman niños crudos), su falta de analisis, autocritica y posterior castigo electoral, hace que estemos en el "dia de la marmota", es decir, que se repita esta historia hasta que ese electorado, por motivos de edad, vayan desfilando a mejor vida... es crudo pero no veo otra solucion... las generaciones mas jovenes ya tienen mas claro quien les roba su futuro, no te parece?? salud y republica, amiga pelirroja!! keep it up!! (salu2 de un emigrante forzoso)

    Hace 5 años 4 meses

  4. Acaido

    Una agencia de asesoramiento fiscal paralela para los amigos y grandes corporaciones. Seguro que desde allí se asesora incluso a Hacienda sobre los casos mas controvertidos. Montoro no ha hecho mas que copiar lo que ya existe en R.U. quizá esperanzado en atraer la City de Londres a Madrid. La competencia que existe por el servilismo al capital es vergonzosa.

    Hace 5 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí