1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO EL PROCÉS (XII)

Una construcción más cultural que real

El interés del referéndum no es su realización sino su gestión: situar fuera de la catalanidad a los Comuns y reeditar una lista conjunta con ERC, que vuelva a paliar la brutalidad de la progresiva desaparición del PDeCAT

Guillem Martínez 4/07/2017

<p>Diputados de JxSí y de la CUP en el acto de presentación de la ley del referéndum en el Parlament de Cataluña. 4 de julio de 2017.</p>

Diputados de JxSí y de la CUP en el acto de presentación de la ley del referéndum en el Parlament de Cataluña. 4 de julio de 2017.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

----------------------------------------------------------------------------------------------------- 

1- Cualquier declaración o hecho político responde a una cultura que conocen el emisor y el receptor de cualquier declaración o hecho político. Cuando, exemplum, un rey dice que "la ley es igual para todos los españoles", o un presidente del Gobierno dice "no hay nada fuera de la ley", no están diciendo eso. Están diciendo algo que comparten con el receptor. Posiblemente, en el caso primero, que la ley no es universal, y, en el caso segundo, que no todo puede encausarse fuera de la ley, pero sí algo. En una cultura sustentada en declaraciones no verificadas --la cultura política española--, es importante, por tanto, no analizar las declaraciones, sino su contexto cultural. Es decir, su significado. 

2- Hoy es un día histórico en Cat, etc. En el que volverá a no producirse ningún texto que selle ningún cambio. Se trata, por tanto, de declaraciones. En el momento en el que escribo estas líneas, se está presentando la Llei del Referèndum en el Parlament. Fuera del hemiciclo. Estaba previsto que el acto fuera un acto interno del Parlament. Ante la posibilidad de la no asistencia de muchos diputados, se ha abierto el acto hacia entidades y personalidades afines. En el acto no se ha facilitado a la prensa el borrador de la ley. Al menos, en este momento en el que escribo la "o" de momento. El acto vuelve a ser, por tanto, una declaración. Es decir, un producto cultural.

Es posible, por tanto, que este acto no sea un acto de ruptura cultural, sino un acto con palabras de otra cultura, que dan risa

3- En el acto, diputados del PDeCAT y de las CUP, al cederse la palabra, se denominan company. A los del PDeCaT, en el momento de hacerlo, les viene la risa. No es una palabra de su cultura. Es más fácil, no obstante, adoptar el léxico de otra cultura que no sus prácticas. Es posible, por tanto, que este acto no sea un acto de ruptura cultural, sino un acto con palabras de otra cultura, que dan risa.

4- Hace una semana, un dirigente de la CUP explicó que en el Govern no se les tenía en cuenta desde la aprobación de los presupuestos. Cuando el Govern, de hecho, volvió a hacer concesiones léxicas --no llegó al extremo de llamar company a nadie--, pero no efectivas.

5- La cosa Procés, de hecho, recientemente se ha centralizado en un núcleo efectivo de cinco personas. Sin CUP, que hoy está aportando todo el vocabulario rupturista al acto. Puigdemont y Junqueras son dos de ellas. El resto también son de ERC y PDeCAT. Se trata de un grupo de dirigentes. Es decir, no es un grupo de técnicos. Un indicio de que no hay una voluntad técnica, sino tan solo cultural. Es decir, propagandística.

6- Una fuente que he utilizado en mi libro --muy buena-- me explica que ese núcleo tiene una férrea voluntad de desobediencia. Otra fuente que he utilizado en el libro --muy buena-- me dice que hay una férrea voluntad de escaquearse. De lo que deduzco que pueden ocurrir, sincrónicamente, las dos cosas. Según el día. Algo, por otra parte, normal, cuando el contexto y la hoja de ruta no son legales ni efectivos, sino culturales. Es decir, sustentados en declaraciones. Volubles.

7- No obstante, es necesario constatar que la desobediencia ya se ha producido. Es decir, el Estado ha condenado por desobediencia a cuatro políticos, si bien, en ese trance, rechazaron esa acusación. En sus juicios explicaron que lo suyo eran declaraciones. Es decir, objetos amparados por la libertad de expresión. Es posible deducir que, cuando se habla de que esas otras cinco personas que ahora dirigen el Procés quieren optar por la desobediencia, en realidad es que quieren optar por esa desobediencia, consistente en que el Estado juzgue delitos de opinión, no hechos. Es importante saber que una parte de PDeCat no quiere ni eso. PDeCAT está en guerra. Por una parte, un Presi que no se volverá a presentar. Es decir, que no le importa la inhabilitación. Y que carece de peso en el partido. Por otra parte, el partido. ERC, más disciplinada y unida, no está en guerra. Está en contradicción. Junqueras, todo apunta a ello, sería el próximo Presi de la Gene. Si opta por la desobediencia --incluso, la pasiva, la única acaecida--, sería importante. Sería algo efectivo. Sería un cambio. Es importante saber que, para que ocurra eso, Junqueras --el responsable del referéndum-- debería de firmar la compra de urnas, cualquier gasto en un referéndum, o significarse en el trámite de la ley que se está presentando ahora en el Parlament, sin exhibir su texto. Es decir, sin delito alguno. Salvo el de expresión.

El mismo día en que se declaró desierto el concurso, la consellera imputada por fiscalía por esa razón pidió que se archivara su caso

8- ¿Hay voluntad de una ruptura frontal y más efectiva? Desde la última vez que les escribí, se han creado indicios más de que no. Por el tema urnas. Tema urnas: el Govern ha declarado desierto el concurso para adjudicar la compra de urnas para el referéndum. Ha argumentado que se suspendió porque las empresas participantes carecían de solvencia económica. Una de las empresas ha contestado que el concurso carecía de fecha de pago y de entrega. Es decir, carecía de voluntad. Es sencillo, por cierto, adquirir urnas. Las puede adquirir una entidad --verbigracia, la ANC--. O, mejor y propagandísticamente más efectivo, las pueden adquirir los votantes. En ambos casos se donarían al Govern. Tampoco se ha hecho eso. Es posible que se acabe haciendo. No por su efectividad, sino por su carácter declarativo y cultural. Es decir, propagandístico. Importante: el mismo día en que se declaró desierto el concurso, la consellera imputada por fiscalía por esa razón pidió que se archivara su caso. Lo que indica que el abandono del concurso obedecía a esa razón. La consellera era militante de CDC, después de PDeCAT. Su padre era fundador de CDC y, actualmente, es el presidente de ese partido, que aún existe mientras vende sus muebles. Es importante que una persona nunca, jamás, por ninguna razón, va más allá en sus decisiones que en su cultura. CDC y PDeCAT nacieron, en fin, para garantizar permanencias, no cambios. 

9- Más discreto e ilustrativo para el caso ha sido el caso de la gestión del voto de catalanes en el extranjero. De un número que iría entre las 180.000 o 190.000 personas, sólo se han apuntado en el registro para poder votar en el referéndum unas 5.000. La sociedad catalana, como la española, o la de Camerún, es una sociedad emigrante desde 2008. Como sucede en la sociedad española y en la camerunesa, emigran los mejores y mejor preparados. En el caso catalán, la universidad, la investigación y los profesionales que se quedaron sin lugar en el mundo cuando el Govern acabó con la universidad, la investigación y una economía no sustentada en la hostelería, la construcción, la especulación, los negocios a la sombra del Estado y la deuda. Son usuarios, vamos, de una cultura no declarativa, sino efectiva. Es normal que no participen de un proyecto propagandístico gubernamental. Lo divertido es que el Govern, a su vez, aparte de ese registro, no ha hecho nada de lo que había prometido al respecto. No ha elaborado, por ejemplo, el sistema informático que garantizaba el voto en el extranjero. Y no lo ha hecho por lo mismo que no ha comprado urnas. Implica penas de cárcel. 

10- Sin residentes en el extranjero que puedan participar, el referéndum es un objeto de consumo interno. Es decir, cultural. No es necesario hacerlo. Es necesario defenderlo. Es, por tanto, la campaña electoral de las siguientes autonómicas. Esta mañana a primera hora, el interés del referéndum no es su realización --sin excluir futuribles, parece como que no--, sino su gestión. Sí servirá para situar fuera de la catalanidad a los Comuns, y sí servirá --tomen nota; ese es el objeto PDeCAT-- para reeditar una lista conjunta con ERC, que vuelva a paliar la brutalidad de su progresiva desaparición.

11- Sí, ha dimitido un conseller por pronunciarse escéptico, en una entrevista a un medio concertado, ante el advenimiento del referéndum. Fue divertido, además una declaración aledaña. Venía a decir que estaba dispuesto a ir a la trena, pero no a perder su patrimonio. Que es lo que le puede pasar a Mas: el Tribunal de Cuentas evalúa pedirle a él y a los otros tres condenados 5 millones de euros. Lo que, me dicen, ha afectado a Mas. Podría pensarse que cesar a ese conseller es un cerrar filas. Una norma de estilo. Un momento, en efecto, histórico. Pero en su lugar se ha nombrado a un conseller abiertamente autonomista, el único que ha definido el Procés como una forma de dar ánimo a la sociedad en un momento de crisis económica. Es posible que lo único que se haya hecho sea transmitir la idea de que esto es un conflicto cultural. Es decir, de declaraciones, no de hechos. Y que todo el mundo cabe, mientras no declare lo que piensa. Importante.

12- Esta tarde se produce el gran acto. El gran acto no es el que se está realizando ahora, en el Parlament. Es --y eso es muy importante-- en un teatro. Ayer, el Govern comunicaba a los corresponsales extranjeros que no era un acto gubernamental, sino del grupo Junts pel Sí. Es decir, el acto importante es un juego de espejos. No es parlamentario, es teatral pero real, no es gubernamental pero lo es. En La dama de Shanghai hay un juego de espejos. Recuerden. Un tipo quiere disparar a alguien, que se ve reflejado en un juego de espejos. Hay cientos de reflejos de ese alguien, y sólo uno es real. En los juegos de espejos no se sabe lo que es real. Ni siquiera en cinco años. En los juegos de espejos sólo se sabe el final al final de la partida.

El acto importante es un juego de espejos. No es parlamentario, es teatral pero real, no es gubernamental pero lo es

13- La partida. Es poco probable que, visto lo visto, se realice el referéndum. No hay voluntad de crear sistemas informáticos, por ejemplo. Y hay terror a perder el patrimonio. El patrimonio, en fin, es algo importante en la vocación de un político español. Hace escasas horas El País filtró la ley que se está leyendo ahora en el Parlament. No sé hasta qué punto es la misma. Por ahora, por lo que oigo, no difiere mucho. Se trata de un max-mix entre el programa electoral de Junts pel Sí inicial, interrumpido por el referéndum no previsto --el único consenso social de la sociedad catalana, por cierto--, y las propuestas de la Comissió Parlamentaria que supuso el empure de Forcadell y la Mesa en julio del año pasado. En la filtración se seguían manteniendo chorradas, como el hecho de que no se reconocerían tribunales. Tampoco los internacionales --es decir, tampoco el de DD. HH--. Lo que puede indicar premura, falta de rigor técnico, desinterés por un objeto que es cultural, pero no efectivo o aplicable, por lo que no tiene que ser funcional. También recoge, lo empiezo a pensar últimamente, cierta lógica autoritaria. Los regímenes propagandísticos --en Cat estamos creando uno; o, mejor, renovándolo; se parece mucho al Esp; el Processisme está salvando del hundimiento todo lo que puede del 78; sáquenme de aquí-- son implícitamente autoritarios. 

14- En tanto que juego de espejos, habrá que leer con lupa la ley. Se lo explico en un par de días. Supongo que para entonces ya existirá el texto en alguna parte.

15- Por lo demás, ¿es posible defender políticas que no son reales? ¿Es posible que el epicentro de la política en años no sea real? ¿Es posible, incluso, que la política sea una serie de mensajes gubernamentales, reproducidos por la prensa? Sí. Me temo que está siendo el legado de Cat a un Sur endeudado, sin posibilidades de política y con gobiernos sin soberanía. La semana pasada, el Parlament de Catalunya legisló la supresión de condenas sumarísimas del Franquismo. El Parlament lo llamó así. La prensa lo llamó así. En realidad, no se suprime ninguna sentencia franquista. Un parlamento no puede suprimir sentencias. Si pudiera, imaginen qué filón para el PP. Sólo puede hacerlo el Supremo, a partir de leyes que haga el Congreso. Ese tipo de leyes se hicieron en la Alemania e Italia de la posguerra. Permitían a la ciudadanía acudir al Supremo para que se anulara la sentencia de un familiar. Aquí, pues no sólo no se hizo eso, sino que el caso de la cosa, en el 78, consistió en no hacerlo. Lo que ha hecho el Parlament no implica, por tanto, supresión de condena alguna, responsabilidad del Estado y pago de indemnizaciones. No es un acto real. Es un acto, por tanto, cultural. En el mismo pleno se aprobó no dotar de subvención --supongo que, por extensión, publicidad y suscripciones-- a medios que no publiciten el referéndum en la dirección señalada por el Govern. Dirección señalada por el Govern: es algo real, no cultural.

16- Hasta la próxima, amiguitos. 

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

10 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Pablo

    No hijo, no, de qué vais a hablar vosotros? Una vez liberados de la malvada madrastra, qué sentido va a tener vuestra vida?

    Hace 3 años 9 meses

  2. pepa

    "Situar fora de la catalanitat als comuns" Lo han hecho (casi) todos los medios catalanes, más Ciutadans, PdCat i otros; entre ayer y hoy.

    Hace 3 años 9 meses

  3. Molloy

    JxSí desplegó una gran estelada ante los morros de los catalanes para ocultar sus miserias (corrupción, privatizaciones, etc...). Muchos aún siguen mirándola extasiados, hipnotizados. Está bien que alguien la levante para narrarnos lo que ocurre detrás. No hay que dejar que una bandera te impida ver tu país...

    Hace 3 años 9 meses

  4. Spainispain

    Guillermo, a lo suyo. Desde luego, no hay peor español que un "botifler". Espero que, al menos, le paguen bien por ello. Por cierto, como él hay muchos que se dedican a mentir sobre Catalunya; no es original. Aquí hago un aparte: tanto Guillermito como sus fans pueden revisar la clasificación de las universidades españolas y ver en qué lugar están las catalanas No donde el querría, precisamente. Tampoco es honesto; podría simplemente decir que no quiere referéndum porque teme que gane el sí y su Sagradaunidazdeespaña por la que vive se iría a hacer puñetas. Pero, como apunta Raúl, prefiere seguir en el desdén y la arrogancia tan típica de los españolistas. Sólo una cosa: ¿Cuándo esto acabe -pronto- y Catalunya se independice, ¿de qué va a hablar?

    Hace 3 años 9 meses

  5. Mario

    Concuerdo plenamente con Pepa. El papel de los periodistas debe ser el de vigías, custodios del grueso de la sociedad para la que trabajan y defienden. De no ser así, beneficiarían a las minorías, y éstas són los poderosos o el Estado. Su cometido (entre otros) es el de señalar los fallos discursivos del sistema. Ya llegaran sociólogos, filósofos o politólogos con propuestas para su mejoría, esta tarea les es más propia. Los periodistas al servicio de los gobiernos me recuerdan a los pregoneros, propagan antes que critican, no merecen mi atención. Este señor, G.Martínez, realiza su tarea buenamente, y encima le añade sus dosis de lírica humorística, lo que hace que sea más digerible y ameno.

    Hace 3 años 9 meses

  6. pepa

    Difiero de las anteriores opiniones de los comentarios. Creo que Guillem Martínez lo que hace es recoger la crónica de lo que va pasando. Desde una visión crítica, sin seguir el argumentario oficial y documentando lo que explica. Me parece un excelente trabajo periodístico porque, además, no es un "verso suelto" hay un itinerario, una línia temporal que va siguiendo y cumplimentando. Está escribiendo, críticamente, historia contemporanea local. Valoro, también, sus aportaciones como escritor, es decir, la riqueza literaria de sus textos; su valentía a saltarse la sacrosanta morfosintaxis. Pero esto es una opinión personal. Me parece acertado, por su parte, que no se dedique a proponer soluciones; no es su trabajo.

    Hace 3 años 9 meses

  7. Raul

    Pau el no propone nada ni lo pretende, con alargar el proces hasta el infinito y mas alla tiene mas que suficiente. La cuestión es hablar del referéndum y el derecho a decidir que es progre y luego ponerle un requisitos draconianos para que nunca llegue a celebrarse. Es como lo del "federalisme" del PSC pero en versión En Comu.

    Hace 3 años 9 meses

  8. Adolf

    De acuerdo con el análisis. Se trata de una representación de los hechos reales que difícilmente se pruduciran. Por ello la representación se hace en un teatro. El referendum no es el fin a conseguir , es el medio-propaganda para mantener-se en el poder ganando las elecciones autonòmicas cuando les interese convocar-las.

    Hace 3 años 9 meses

  9. Pau

    Guillem, ¿qué solución propones y de parte de quién tiene que venir? Gracias y saludos

    Hace 3 años 9 meses

  10. Raul

    Tus textos pierden todo rastro de hilo conductor cuando no puedes articularlos con eso de "la gene va de farol". Hasta ahora eran un poco desagradables por el desdén y la arrogancia que rezumaban pero ahora empiezan a dar más pena que otra cosa. Y por cierto el texto de la ley esta disponible por internet, no deslices falsedades.

    Hace 3 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí