1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tour de Francia

Seis días y Froome ya es líder

Otra vez, la misma competición aburrida y sin alternativas de todos los años, la que siempre se repite desde 2012, el año en el que equipo Sky dio el gran salto adelante

Sergio Palomonte 6/07/2017

<p>Varios corredores avanzan bajo la lluvia durante la etapa de Düsseldorf. 2 de julio de 2017. </p>

Varios corredores avanzan bajo la lluvia durante la etapa de Düsseldorf. 2 de julio de 2017. 

Alexander Schneider

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Por una parte existe la temporada ciclista ordinaria, y por otra existe el Tour. En la primera puede haber todas las alternativas que se quieran, innovaciones, sorpresas y variaciones, y en la segunda, que sólo dura tres semanas, se repite año tras año el mismo guión. A diferencia de otras cosas más difíciles de datar, el origen está muy claro, al menos en el periodo actual: 2012, el año en el que el Sky, después de dos cosechando las hieles del ciclismo, dio el ‘Gran Salto Adelante’.

Desde entonces es el gran equipo dominador de la carrera, primero con Wiggins y luego con Froome. Dominan la carrera a su antojo, y de nada sirven muestras de flaqueza en las carreras previas, porque el Tour es su predio particular, y lo dejan de manifiesto muy pronto, sean cuales sean las circunstancias, sean cuales sean las sospechas sobre dopaje del equipo que se hayan constatado, e incluso el wishful thinking de "este año no van tan fuertes".

Düsseldorf, al revés que otras ciudades y regiones cameladas con el pack del Grand Dèpart de la carrera, optó por celebrar únicamente una crono inicial, y después despedir a la caravana ciclista al día siguiente. Casi mejor así, puesto que la supuesta promoción turística y oferta de las bellezas del sitio se vio empañada por la lluvia que condicionó la carrera, la única crono del Tour hasta el penúltimo día y, por tanto, algo más que un prólogo: una etapa contra el reloj de 14 kilómetros.

Valverde, el corredor español que en su juventud ambicionó ganar el Tour, y que en su madurez muy avanzada se contentaba con hacer podio, tuvo que abandonar por una caída en una curva que tomó como si el suelo estuviese seco y no completamente mojado. En el mismo sitio también se cayó, y con el mismo resultado de abandono, su excompañero Ion Izagirre, el guipuzcoano que el año pasado ganó la primera etapa para un corredor español en las últimas tres ediciones de la carrera.

Eran dos aspirantes a quedar entre los diez primeros, y apenas dieron unas pedaladas en el Tour, una carrera cruel que se prepara durante todo el año, y se pierde de esta manera, o en un sprint marrullero por decisión de los jueces, o por la cruel fuerza de la gravedad, que atrae a todos los cuerpos por igual. La carrera que el Sky siempre prepara con el mayor de los mimos, reservando a todos sus grandes corredores –y dejando en casa a otros que entrarían en el nueve ideal de cualquier otro equipo– y aprovechando cualquier espacio, incluso una crono pasada por agua.

Los ciclistas del Sky dominan la carrera a su antojo, y de nada sirven muestras de flaqueza en las carreras previas, porque el Tour es su predio particular, y lo dejan de manifiesto muy pronto

Cuatro corredores entre los diez primeros en Düsseldorf, incluyendo al ganador de la etapa y al defensor del título Chris Froome, que consiguió cobrarse las primeras diferencias con los eternos aspirantes a derrotarle, que ya tienen que ir todo el Tour por detrás, esperando un error o una flaqueza del británico. El Tour aburrido y sin alternativas de todos los años, el que siempre se repite desde ese 2012, incluso en el año donde Froome tuvo que abandonar por caída, y donde el italiano Nibali hizo de tirano.

Incluso el líder de la general, Geraint Thomas, también del Sky, ofrece garantías de hacer una gran carrera: fue al Giro a ganar, pero una caída lo descentró y acabó abandonando, tras demostrar que subía con los mejores. Es tal el dominio que incluso se creo una polémica artificial en torno a las supuestas mejoras que les daba su maillot, diseñado como un granulado, creando un efecto de vórtex que justificaría la superioridad aplastante del equipo. La paparruchas habituales de las ganancias marginales, el concepto acuñado por el factotum del equipo, y que no son más que tonterías para desviar la atención de un deporte donde, cuando se han querido mejoras en el rendimiento deportivo, el objeto ha sido el propio cuerpo de los ciclistas, y no el material que usan.

Si la carrera no ofrece gran interés, lo mejor es crear una polémica. Hasta L'Equipe, el periódico que es el intelectual orgánico del Tour, se sumó al delirio del maillot ‘dopante’ con tanto de portada, hasta que la competición ofreció mejor alternativa. Afortunadamente, no tardó mucho: tras un primer sprint en Lieja con victoria para el especialista Marcel Kittel, la tercera etapa llegaba a una antigua ciudad siderúrgica de frontera, en plena Lorena postindustrial.

En medio del paisaje de viaductos ferroviarios en desuso y trazados en el siglo XIX, grandes naves sin actividad desde hace décadas y los envidiables canales y ríos navegables --exactamente el mismo paisaje que donde ganó su primera etapa en el Tour también en ese 2012 que sirve de rompeaguas, aquella vez en Lieja--, surgió la figura de Peter Sagan, uno de los iconos más reconocibles del pelotón, y lo sería igualmente si no fuese el campeón del mundo.

A su manera, puesto que se paró dos veces antes de meta (una por quedar todavía muy lejos para lanzar el sprint, otra porque perdió la sujeción del pedal con la zapatilla), lograba esa victoria de etapa que se da siempre por segura en un corredor así, y que le fue esquiva durante nada menos que dos años seguidos, mientras demostraba en cada etapa que es un auténtico hombre-Tour. Pocos corredores honran tanto una carrera --ataques, fugas, se mete en todos los sprints, jamás entra anónimamente en meta-- como el genio eslovaco, pero el Tour es muchas veces un Saturno para sus hijos más ilustres.

Ni un sólo día había pasado y, tras cinco años subiendo al podio de París como ganador del maillot de la regularidad, cinco años donde ha acabado entre los tres primeros del 30% de las etapas disputadas --y son más de cien--, Peter Sagan se veía expulsado de la carrera por una decisión arbitral muy polémica, y esta frase es digna de otra deporte que mueve muchos más millones y mucho menos esfuerzo que el ciclismo. ¿Su delito? Haber protegido su espacio vital en el difícil trance de un sprint a 70 kilómetros por hora.

En el momento del sprint, y por muy grande que sea la pantalla donde se está viendo, es difícil apreciar todo. Después, a cámara lenta y tras verlo cien veces, aparecen cien historias diferentes y sus movimientos. Lo cierto es que, ya muy cerca de meta y en el momento en que toca alzarse los pedales porque el último lanzador se retira, el peso de la carrera basculó hacia un lateral, donde se quedó encerrado el famoso Mark Cavendish, ganador de 30 etapas --una igual que la otra-- en la carrera.

Acostumbrado a hacerse paso bajo cualquier coste, se topó con Sagan, que no deja su lugar fácilmente. Lo embiste con la cabeza, se trastabilla, Sagan abre el codo para reequilibrar el cuerpo, y el británico cae por los suelos, dando la impresión totalmente televisiva de que le ha propinado un futbolero codazo. Pasa en gran parte de los sprints, pero el Tour lo magnifica todo y el caído --ha tenido que abandonar por una fractura-- es una estrella.

Lo que no es tan frecuente es que se expulse de la carrera a un corredor por una acción así, dado que el reglamente contempla esta pena máxima únicamente para cuando se deja de sujetar el manillar para agredir, o para cuando no se mantiene la línea recta en un sprint. Da la sensación de que se ha querido ser ejemplar, y las cárceles están llenas de penas ejemplarizantes, bien sea porque la fiscalía te lo afina, o porque la víctima era excelente. El resultado final es irremediable: el Tour pierde a uno de sus grandes animadores a las primeras de cambio, y su hueco es irremplazable.

Hacía 25 años que el Tour no ponía un puerto tan exigente como La Planche des Belles Filles con la carrera tan poco avanzada

Así se llega hasta el primer final en alto, en el quinto día de carrera. Hacía 25 años que el Tour no ponía un puerto tan exigente como La Planche des Belles Filles –-escenario de una leyenda de la guerra de los 30 Años, la gran olvidada de Europa– con la carrera tan poco avanzada, desde aquella etapa en el segundo Tour de Indurain que, ante la imposibilidad de afrontar los Pirineos porque se salía de San Sebastián, se contentó con subir el Marie-Blanque, corto pero exigente.

La tercera vez que se subía en carrera, después del recurrente año de 2012, y esta vez ha sido menos decisivo que cuando ganó Froome o Nibali, pero deja buenas muestras de lo que se puede esperar del Tour 2017, aún más que la crono de Düsseldorf: con 30 corredores en el pelotón, el Sky mantenía a seis integrantes del equipo. El único ataque que no han podido neutralizar ha sido el de Aru, el ganador de la Vuelta 2015 e integrante excelso de la brillante generación de 1990.

El corredor siciliano es especialista en ese tipo de finales, cortos y duros, y con su ataque a 2,5 kilométros de la cima ha conseguido romper el tren del Sky, y ni siquiera el mismísimo Froome ha podido neutralizarle. En todo caso, tercero de la etapa y cediendo 20 segundos más 6 de bonificación a Aru, que tendrá que hacer muchas más cosas para ser considerado una amenaza real, y no un aspirante al podio. El mayor damnificado de la jornada ha sido Quintana, que ha concecido 14 segundos adicionales a Froome en su terreno, y son ya 54 en la general con apenas cinco días disputados.

Froome ya es el líder del Tour. En otros tiempos la primera semana era pasto de la ruleta de maillots de líder intercambiados entre los miembros de un equipo porque se había disputado una CRE, o de los sprinters por las bonificaciones. En 2015 Froome también cogió el liderato muy pronto, y así siguió hasta París. Nada ni nadie hace pensar que este año será diferente, pero lo peor es pensar que ningún gran ciclista se ha quedado nunca en la cifra de cuatro Tours ganados: siempre se han ido a por el quinto. Ese es el horizonte con el que trabaja el Sky, y al que estamos abocados. El mismo Tour de siempre.

Necesitamos tu ayuda para realizar las obras en la Redacción que nos permitan seguir creciendo. Puedes hacer una donación libre aquí

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Sergio Palomonte

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. pedales

    se rabiaba hoy el sardo de la falta de apoyo de los campeonisimos quintana y cia cuando el ingles levanto la mano para preguntar algo a algun profe, porque si pincho se lo debieron arreglar como se engrendro a jesucristo......lacrimogeno andres, que no dijo ni pio cuando martin se quedo en la caída de porte, y frome ni miro patras….. malo el andres hasta aburrir, su nacionalismo español es directamente proporcional al fracason hispano via colombia. Animo aru, que creo que eres el único que tienes cojones para enfrentarte a la tiranía. Desde contador el ciclismo español es una vergüenza y encima dando loas a quien no las tiene, Valverde jaajjaja y la marca hispana.… No apoyaron tanto a contador el periodismo patrio, quizá no sea muy español jeje, ahora ya debe de apartarse so pena de joder su curriculum, dos turazos y alguno mas que le guindaron de aquella manera.

    Hace 5 años 4 meses

  2. 6co

    Buen artículo pero... Aru es Sardo.

    Hace 5 años 4 meses

  3. nickenino

    Algo habrá hecho Froome para aventajar a todos en solo 5 días y en diferentes tipos de etapas.

    Hace 5 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí