1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EDITORIAL

Razón frente a victoria

20/09/2017

<p>Antidisturbios de la Policía Nacional, frente a la sede de las CUP, el miércoles 20 de septiembre de 2017. </p>

Antidisturbios de la Policía Nacional, frente a la sede de las CUP, el miércoles 20 de septiembre de 2017. 

Adriana M. Andrade

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos produciendo una serie de entrevistas en vídeo sobre la era Trump en EE.UU. Si quieres ayudarnos a financiarla, puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

 

Que nadie tenga la desfachatez de cantar victoria el día 1 de octubre. El colmo de la vergüenza sería que Mariano Rajoy, disponiendo de toda la fuerza del Estado, considerara un éxito personal la no celebración del referéndum catalán o que Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, empeñados en decantar a favor del independentismo --sin importarles el coste-- a todos aquellos catalanes que prefieren una tercera vía, colocaran unas urnas y se creyeran artífices del nacimiento de un nuevo estado. Los tres son ejemplos de políticos peligrosos que llevan a sus ciudadanos a callejones sin salida, pero que saben muy bien lo que hacen: están fortaleciendo sus opciones personales o las de sus partidos de cara a las nuevas elecciones generales y autonómicas, su verdadero objetivo. 

Por eso, porque el día 1 no habrá victoria posible de la razón ni de la democracia, es por lo que urge encontrar y proponer vías de encuentro. A la izquierda le corresponde cortar esta espiral y dar alternativas a una situación que amenaza con desembocar en un conflicto civil, en los que siempre pierde la ciudadanía. La salida no puede pasar por la humillación de las instituciones democráticas, ni españolas ni catalanas, porque esas instituciones no son propiedad de sus políticos, sino creación política de sus ciudadanos y merecen respeto.

La salida tendría que pasar por dos acuerdos prácticamente simultáneos: la desconvocatoria del referéndum y la apertura inmediata de una negociación entre todas las fuerzas políticas para debatir una reforma constitucional que contemple una nueva estructura territorial del Estado y que prevea una fórmula pactada para conocer, en su momento y con todas las garantías, la voluntad de la mayoría de los catalanes, expresada con conocimiento de causa.

La desconvocatoria del pretendido referéndum es imprescindible porque es evidente que es ilegal y que ni tan siquiera puede llevarse a cabo con las mínimas condiciones de solvencia ni credibilidad. Y la convocatoria de la negociación es igualmente indispensable porque un estado democrático como el español no puede ignorar su principal problema político. Encontrar una vía que permita conocer qué piensan los catalanes y qué consensos estamos dispuestos a compartir todos no es una propuesta ingenua, sino la condición necesaria para afrontar los otros graves problemas que sufre la ciudadanía española y catalana. Problemas acuciantes que se ven relegados una y otra vez, escondidos tras banderas, himnos y proclamas de unidad o independencia. Estos problemas no se resolverán con represión ni con victimismo, sino con análisis, conversación y negociación.

Es cierto que resulta improbable que el Partido Popular y su presidente Mariano Rajoy acepten sentarse a esa mesa de diálogo, con real voluntad de compromiso y acuerdo.  Nada indica en el historial de Rajoy que pueda dar ese paso, pero esa no puede ser la excusa para que el presidente Puigdemont no desconvoque su referéndum, si las demás fuerzas políticas se comprometen a plantear, en ese caso, una moción de censura y la inmediata celebración de elecciones. Lo que no son capaces de arreglar los políticos podemos, quizás, resolverlo los ciudadanos.

No hay punto de retorno, afirman algunos. Es inútil proponer que se activen los frenos. Es ingenuo creer que se puede encontrar una solución. Pero lo que está enfrente es lo suficientemente absurdo como para que ninguna propuesta resulte inútil o simple. Lo que está enfrente es muy grave. Para la razón, la inteligencia, la convivencia y la democracia, en España y en Cataluña.

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

18 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. svalk

    Las alternativas propuestas para solucionar el conflicto :"la desconvocatoria del referéndum y la apertura inmediata de una negociación" ; son falsas . La solucion pasa por desconvocar el referendum y poner en vigor el estatuto del 2006 con los puntos y comas con los que fue aprobado en ctalunya y sin "cepillados" ppsoeros.

    Hace 4 años

  2. Raul

    Dice el cobarde de Guillem Martinez en su articulo que ocupa la portada en estos moentos que "Es posible que haya llegado el momento de la resistencia pasiva ante los abusos del Estado y ((OJO)) la propaganda del Govern" No se ni por donde empezar, el hecho de que hayáis cerrado comentarios en sus articulo ya es bastante cobarde, pero ni con esas se admite el concepto de resistencia pasiva a la propaganda. Igual que se reparten los anti oscar para las películas malas deberían darle uno a Guiillem Martinez por su articulo XXIV equivocado sobre como el proces no iba de desobediencia, de momento aquí los únicos desobedientes son los de CiU y ERC, los de Iniciativa (Coscubiela al mando) andan obedeciendo a la monarquía constitucional.

    Hace 4 años

  3. Hanna

    ¡La línea editorial de otro medio de incomunicación! No hay uno que comunique, diría. Gracias por tan sesudo análisis y gracias por la sinceridad, Ctxt, Dos puntitos, no obstante, si permitís, que, de los demás, parece que ya se han ocupado otros comentaristas. Uno) Si, tan sibilinamente como otros, infoLibre sin ir más lejos, trabajáis, y soñáis, con un gobierno del PxxE, con Sánchez, 'el bien pagao', al frente, abandonad toda esperanza, ese partido ha terminado por hacer bueno al PP, en el sentido de que el PP no engañó jamás a nadie, el PxxE, por sistema y desde Glez., y me extrañaría mucho que los votantes realmente socialistas volvieran a caer en sus trampas y traiciones. Dos) El 1 de Octubre, hay que volver a salir a la calle a apoyar el derecho a votar de los catalanes, a rechazar enérgicamente la suspensión por el gobierno español del estado de derecho en Catalunya -aunque creo que ya van por el delito de sedición los monos- y a exigir la democracia que nos están robando desde hace cuarenta años, cuarenta años que, sumados a los otros cuarenta, dan ochenta de santa salvajada española. Recordemos además que hubo, por lo menos, catorce políticos en prisión; a estas horas, quizá los más, en libertad con cargos. Dejo aquí la visión del asuntito, escrito hace un par de años por alguien que, por contra, parece conocer muy bien el paño. https://lenguacandeal.wordpress.com/2015/09/25/garcia-margallo-en-territorio-comanche/

    Hace 4 años

  4. ye goyesco oh!

    jeje estan seriamente preocupados los peperos con que los socialistas les levanten el protagonismo de buscar una solucion integral, como tambien lo estan los podemitas. por ello el pp ya empieza a jugar en el wc con las pasta a cambio de lo que sea, guindo es experto en hacer cositas en el prat, y podemos no dice ni pio jeje, mejor eso que el psoe destaque. pnv ya asusto lo suyo, y los patriotas castellanones callan aunque les den por el culo, mientras junqueras hace potitos jajajaja. jodo que akelarre, y no los incendios de rufi.

    Hace 4 años 1 mes

  5. juan

    Respecto a lo que dice Pau, ten en cuenta que este medio fue fundado por gente de El País, y ese tic de la superioridad moral, es algo que va en vena, solo tienes que ver los twitter de los actuales jerarcas del medio Torreblanca y Alandete, el último puso que "El País era una de las instituciones de la democracia", ellos que están a las jefes del último jefe de propaganda de Franco. Afortunadamente en este medio ese tic se ha atenuado mucho pero ya se sabe, quien tuvo retuvo. Siempre parece que nos riñen como la Pepa Bueno, otra ultranacionalista española. Por supuesto no se verá aquí una crítica al nacionalismo español, ni muestra de preocupación porque Susana Díaz (PSOE) o Hermando (PP) puedan convertirse en los Miloseviv y Karadzic y ordenando una matanza como la de Sbrenica. A mi ese tema sí me preocupa, sí los veo capaces.

    Hace 4 años 1 mes

  6. Pau

    100% de acuerdo con Fratern, no es la primera vez que en este medio se justifican las acciones represivas. Guillem Martínez lo hace habitualmente, ¿os parece bien la amenaza de ayer de Rajoy "haced esto si no queréis males mayores"? ¿Os sentís a gusto equiparándolo con mantener la apuesta de los demócratas "El 1-0 habrá urnas, para los del Si y los del NO". Ya hace un tiempo que lo digo, cuanto antes nos marchemos antes nos reconciliaremos. Saludos fraternales

    Hace 4 años 1 mes

  7. Rosario

    A ver si os aclaráis en CTXT. Ahora piden ustedes unas autonómicas y luego Guillem "no está pasando nada y todo es una ilusión" Martínez nos menosprecia diciendo que el plan A son unas autonómicas y seguir dando vueltas. Pues no. El procesismo ha muerto. El plan A es el referéndum y no hay más. Y aquellos que quieren poner las urnas con garantías no están al mismo nivel que aquellos que detienen políticos en autopistas o sus casas, irrumpen en sedes de partidos, requisan votos y urnas y amenazan con 12 años de prisión. Si el Estado impide (todavía más) por la fuerza el 1O (con la complicidad del PSOE y PSC) la Generalitat está legitimada con los votos depositados a declarar la independencia y pedir amparo a instancias internacionales el tiempo que haga falta. No habrá elecciones ni actividad parlamentaria. Y si el Estado las convoca a la fuerza en CAT arrasaremos con más del 50% de los votos y volveremos a declararla. La única salida digna para España es que el PSOE se quite el complejo nacionalista de encima, acepte una moción de censura a Rajoy y pacte un referéndum, pero tiene que ser antes del 1O. Y os lo dice un federalista de los comunes (¿dónde está Colau?) que se ha vuelto independentista para toda la vida esta semana. No quiero saber nada más de España. Me avergüenza la derecha, pero también la tibieza de la izquierda y su miopía, sus Coscubielas y sus Rabells. En Cataluña esta semana el 15M y el independentismo han acabado de confluir y esto ya no hay quien lo pare por dignidad. Ayer no consiguieron ni provocar a la CUP cuando unos encapuchados de la Policía se presentaron sin orden judicial en su sede como en regímenes totalitarios. Esto es una REVOLUCIÓN. República y Proceso Constituyente para decidirlo todo. Nuestro ejemplo servirá para el resto de España.

    Hace 4 años 1 mes

  8. Jesús Díaz Formoso

    Sebastián Nowenstein - EXCELENTE COMENTARIO !!

    Hace 4 años 1 mes

  9. Josep

    La salida tendría que pasar por tres acuerdos prácticamente simultáneos: la desconvocatoria del referéndum, la convocatoria de un referéndum no vinculante en Cataluña convocado por el Estado o cediendo dicha competencia a la Generalitat (lo que se denegó en 2014), y la apertura inmediata de una negociación entre todas las fuerzas políticas para debatir una reforma constitucional que contemple una nueva estructura territorial del Estado y que prevea una fórmula pactada para conocer, en su momento y con todas las garantías, la voluntad de la mayoría de los catalanes, expresada con conocimiento de causa.

    Hace 4 años 1 mes

  10. Fratern

    Vaya. Mientras 15 personas siguen todavía detenidas e incomunicadas -a seis de ellas ya les han denegado el habeas corpus, por cierto-, mientras decenas de miles de personas salen a las calles en todo el estado español en defensa de la DEMOCRACIA y mientras amuellan tres cruceros de lujo para alojar a los 5.000 policías que nos defenderán de este peligroso, bochornoso, etc. referéndum “ilegal”, ustedes no solo no dicen ni pio de la represión gubernamental y las movilizaciones sociales, sino que insisten en calificar de “ilegal” el referéndum, como un editorial de un Cebrián cualquiera, y además exigen su desconvocatoria. Esto supondría, nada más y nada menos que: I) validar y dotar de efecto a la estrategia represiva y deriva autoritaria emprendida por el Gobierno de Rajoy -retengan la imagen de la policia nacional encapuchada rodeando por seis hora la sede de la CUP, sin motivo explícito, ni orden judicial ni competencias como servicio policial de orden público- por encima de una demanda mayoritaria en la sociedad catalana : poder VOTAR. y II) -y más relevante para ustedes que (se supone) definenden la transformación social-: cerrar la gran oportunidad para que caiga el régimen del 78 y su pilar monárquico, no solo en Catalunya (donde está dando sus últimas pataletas) sino en el conjunto el estado español. Por favor, lean el artículo de Javier Perez Royo de hoy en el diario.es. Y más por favor, miren, escuchen, pisen las calles y pónganse del lado de los que luchan (y seguirán haciéndolo muy al margen de editoriales espléndidos ). Tendrán tiempo para recapitular, y sitio para incorporarse . Gracias. Nos vemos. O no.

    Hace 4 años 1 mes

  11. oh!!

    y que conste que no es un gustirrinin personal lo del articulo dos, la mayoria suficiente y demas...., ni que lleve la bandera de spain en el slip, simplemente es que no seria de recibo que un estado que se considera serio y un futuro estado, cataluña, que se quisiera considerar serio en cualquier panorama podrian pasar por encima de las normativas vigentes sin las mayorias adecuadas. ya se que no mola eso pero es asi. y a dia de hoy no concibo otra cosa que no pase por futurismos muy poco probables, como que rajoy decretara la independencia de cataluña jajajaja. comprendo a quien quiere utilizar el pollo pa tumbar el regimen, el pollo pa mejorar electoralmente, el pollo pa las audiencias y los cliks, pero poco mas.

    Hace 4 años 1 mes

  12. juan

    Cuando todas las CCAA que tienen el Catalán-Valenciano-Balear como lengua sufren infrafinaciación y expolio ha llegado el momento de decir basta. Felicitar a Francina Armengol que estuvo valiente al decir que entendían lo que sentían muchos catalanes. En el lado contrario pena al constatar que en el País Valenciá seguimos con otro presidente indigno, Ximo Puig quien otrora defendió el derecho a decidir, a las órdenes de Susana Díaz y su ultranacionalismo español. La única solución es el modelo del cupo vasco para todos y respecto a la solidaridad puede haberla con una cantidad mínima dentro de ese cupo que reparta el estado, pero vamos, la mayor solidaridad que se puede tener con las regiones más desfavorecidas es ayudarles a entender que están así por sus gobierno, 40 años del PSOE en Andalucía creando paro y clientelismo, la plaga bíblica que sufren tienen oportunidad de acabarla mediante el voto. Andalucía es una tierra donde hay quien fabrica veleros en Jaén o en Sevilla hacen el hielo plástico que se usa para las pistas de patinaje para el verano en Canadá, si no aparecen más gente con ese ingenio y capacidades que cree empleo para la gente es por el régimen de latrocinio del PSOE andaluz.

    Hace 4 años 1 mes

  13. Sebastian Nowenstein

    Los jueces niegan la condición de autoridad a las autoridades catalanas ¿Es sedicioso su comunicado? Bruselas, 18 de septiembre de 2017. Estimados Señoras y Señores, Soy docente en Francia y estoy preparando un dossier sobre la actual situación catalana que tengo previsto publicar en este blog (http://sebastiannowenstein.blog.lemonde.fr/). He tenido oportunidad de leer el comunicado que ustedes han difundido el 14 de septiembre de este año1 y me permito escribirles para formularles algunas observaciones a las que tal vez tendrán ustedes a bien contestar. De ser así, incluiría su respuesta en el dossier. Escriben ustedes en su comunicado: Fuera de la Constitución y de los cauces que prevé no hay legalidad ni Estado de Derecho. Esta afirmación no situada temporalmente contiene una ambigüedad. Resulta claro que el respeto del ordenamiento jurídico español por las autoridades que lo conforman es una condición indispensable para que pueda afirmarse que en España se respeta el Estado de Derecho. Se trata, en realidad, de un enunciado próximo de la tautología. Sin embargo, la desaparición del régimen actual y de la España tal como la conocemos no tendría por efecto mecánico el desterrar el concepto de Estado de Derecho del suelo español: si el día de mañana el pueblo catalán, instituyéndose en entidad soberana, se independizase de España, el que la República catalana fuere calificada o no de Estado de Derecho dependería no de las circunstancias de su surgimiento, sino de las instituciones con que se dotare y del funcionamiento de las mismas2. La mácula inicial que podría suponer el que dicho surgimiento supusiera la extinción de un ordenamiento constitucional legítimo sería, por lo tanto, irrelevante, al no constituir un obstáculo para que se verifique la calidad de Estado de Derecho del nuevo régimen. De manera incidente, puede observarse que el subsumir a los orígenes de un Estado su adscripción a la clase de los Estados de Derecho tiene por efecto reforzar la posición de algunos independentistas catalanes que, tomando apoyo en la continuidad institucional entre el régimen actual y el régimen franquista, ven a la democracia española como un mero apéndice del régimen anterior que, nos recuerdan, surgió ilegalmente de la destrucción violenta del orden republicano legítimo. « La Constitución », como escriben ustedes, es decir, la constitución del 78, no es más que una constitución entre otras muchas posibles, y podría ser reemplazada por otra u otras no menos respetuosas del Estado de Derecho y, acaso, de mayor y más homogénea aceptación entre los ciudadanos los territorios que componen lo que hoy conocemos como España. Es cierto, por lo tanto, que la incapacidad que manifiesta el Estado español de sancionar eficazmente y en conformidad con su legislación lo que está pasando en Cataluña indica un debilitamiento de la afirmación según la cual España es un Estado de derecho. Pero es falso que el respeto o no del Estado de derecho en la entidad o las entidades que existan en el futuro requiera que el o los futuros regímenes hubieran surgido en conformidad con « la Constitución », es decir, la constitución del 78. Llama también la atención uno de los párrafos finales de su comunicado: Una autoridad que conscientemente se rebela contra la norma constitucional que la legitima, pierde el carácter de autoridad y no tiene que ser obedecida. El problema aquí, de nuevo, es que ustedes no precisen el nivel en el que si sitúan. Si le damos un valor general, su enunciado es falso o incompleto, ya que la desobediencia es legítima en ciertas circunstancias, como ustedes mismos, por otro lado lo reconocen. Si se trata de aplicar el enunciado a las autoridades catalanas, lo general del mismo es problemático, ya que lo que ustedes afirman, entonces, no es la legitimidad de la desobediencia a unas leyes precisas, sino la destrucción del carácter de autoridad de las autoridades catalanas. Por supuesto, la idea de que toda rebeldía hace perder mecánicamente a una autoridad su carácter de autoridad es respetable. Ahora bien, en el momento de difundir ustedes su comunicado y en el caso de Cataluña, dicha idea no es una realidad jurídica, ya que ningún órgano habilitado para ello ha tomado la decisión de retirar el carácter de autoridad a las autoridades catalanas. El que ustedes, jueces constituidos en colectivo, declaren y difundan que las autoridades catalanes han perdido su calidad de autoridad, podría ser constitutivo de sedición en el sentido del artículo 544 de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, sobre todo si tenemos en cuenta la interpretación que hace del mismo la Fiscalía de la Audiencia Nacional: La Fiscalía de la Audiencia Nacional se remonta a analizar el origen de este delito para concluir que los actos constitutivos de sedición «tendrían encaje penal como delitos contra la forma de Gobierno» a pesar de que no se emplee fuerza o violencia, cuando tengan como objetivo «impedir la aplicación de las leyes y el normal funcionamiento de las instituciones al margen de la Constitución y las leyes»3, Por otro lado, me pregunto también si, con su comunicado, no conculcan ustedes la ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, en particular su artículo 418, párrafo 3, que estipula que es falta grave para un magistrado dirigir a los poderes, autoridades o funcionarios públicos o corporaciones oficiales felicitaciones o censuras por sus actos, invocando la condición de juez, o sirviéndose de esta condición. Veo dos maneras de defender la inexistencia de la infracción: demostrar que las autoridades catalanas han dejado de ser autoridades y 2, demostrar que su comunicado, no lo « dirigen » ustedes a las autoridades catalanas. La primera demostración requiere responder a las consideraciones efectuadas más arriba y la segunda puede fundarse en que su comunicado no indica de manera específica que se dirija a las autoridades catalanas. Sin embargo, el carácter de proclama de su comunicado hace difícil sostener que las autoridades catalanas no figuraran entre sus destinatarios, que estos destinatarios parecen venir a ser uno solo, la Nación entera a la que ustedes entienden recordar lo básico, como rezan las palabras liminares de su texto. Se trataría quizás de demostrar que el artículo 418 requiere que la censura se dirija específicamente a la autoridad en cuestión y no a través de su inclusión de la misma en una proclama que abarca a toda la Nación. Su comunicado me ha traído a la memoria aquel episodio4 reciente en que los jueces decanos aprobaron a la unanimidad e hicieron pública una posición que criticaba la ley hipotecaria. Si bien era difícil no sentir simpatía por la inusual posición de unos magistrados que se resistían a aplicar una ley que, por tan desequilibrada y favorable a los bancos que resultaba, habría de ser, más tarde, declarada ilegal y abusiva por el TJUE5, era también imposible no percibir que la posición de los jueces debilitaba el Estado de Derecho. La misma constituyó, en efecto, una especie de insurrección judicial generalizada que el poder ejecutivo se ha mostrado incapaz de sancionar. No tengo yo constancia de que, en aquella época, juzgaran ustedes oportuno movilizarse colectivamente para recordar lo básico, como lo hacen en las circunstancias presentes, lo que lleva a pensar que, acaso, el perímetro de lo básico, tal como lo entienden ustedes, varíe tanto como la oportunidad o no de recordarlo. A continuación, les propongo una lista de lo básico algo diferente de la suya. 1. Los jueces no pueden invocar colectivamente su condición de jueces para negar a una autoridad constitucionalmente instituida su condición de autoridad. 2. Uno de los atributos esenciales del Estado es el poder de hacer respetar su legislación y de ejercer su autoridad. La desobediencia masiva, institucionalizada y durable a dicha autoridad puede llevar a que se constate la extinción de un Estado. 3. La existencia del Estado requiere un consenso general entre los ciudadanos sobre la necesidad de respetar sus instituciones. Este consenso reposa en la legitimidad del Estado que, en las sociedades modernas, resultaría aniquilada o fuertemente disminuida si la autoridad del Estado se restableciese con un baño de sangre o de manera excesivamente brutal. 4. La credibilidad de la autoridad del Estado español en Cataluña parece, hoy, comprometida6. La cuestión de quién es responsable de esta situación es irrelevante: es posible, por supuesto, que demostrar esta incapacidad sea el objetivo de los independentistas y que, con dicho objetivo, éstos infrinjan la ley voluntaria y conscientemente, buscando, por lo tanto, liquidar la constitución del 78. Pero, aun cuando así fuere, el Estado español cesaría de existir en Cataluña de mostrarse incapaz de hacer respetar su autoridad en dicho espacio geográfico. Se trataría de un hecho objetivo independiente de cualesquiera hubieran podido ser las causas y motivos de su advenimiento, en el sentido en que dichas causas y motivos carecerían de eficacia para anular su realidad. La reprobación moral es, a los mencionados efectos, igualmente ineficaz. Lo básico puede ser también, por consiguiente, no conferir a la causalidad histórica y a las posturas morales efectos de los que carecen en derecho. 5. La desaparición de un ordenamiento jurídico respetuoso del Estado de Derecho en un territorio dado no implica la desaparición del concepto o de la posibilidad de su realización en el territorio en que ejerciera su poder el Estado fenecido. Estimados señoras y señores jueces, su comunicado, por su brevedad, riqueza y audacia, permite abordar, en el tiempo limitado de una clase, diferentes problemáticas de interés no solo para entender lo que pasa en estos momentos en España, sino también temas que atañen a nuestra misión de formación cívica de los ciudadanos de mañana. Con el objetivo de promover el diálogo y los intercambios entre alumnos alumnos españoles y franceses sobre estas problemáticas, propondré el dossier que preparo a compañeros españoles. Yo considero como una obligación deontológica someterles las consideraciones que acabo de efectuar y, por supuesto, también lo es el incluir en el dossier pedagógico que preparo la respuesta que ustedes, tal vez, tengan a bien transmitirme. Los saluda atentamente, Sebastián Nowenstein, professeur agrégé. 1http://www.ajfv.es/wp-content/uploads/2017/09/Comunicado-AAJJ-sobre-situaci%C3%B3n-en-Catalu%C3%B1a-14sep2017.pdf 2Del mismo modo, el que el pueblo español se dotare de una nueva constitución a través de un nuevo proceso constituyente, como lo sugiere el profesor Pérez Royo (ver Javier Péres Royo, 2015, La reforma constitucional inviable, Madrid, Catarata), no sería óbice para que el nuevo régimen fuese respetuoso del Estado de Derecho. Hay infinitas Constituciones posibles; la del 78 no es más que una de ellas. El empleo del artículo definido en su enunciado Fuera de la Constitución y de los cauces que prevé no hay legalidad ni Estado de Derecho no tiene por efecto sacralizarla o excluir la posibilidad de que surjan otros órdenes constitucionales respetuosos del Estado de Derecho. 3Fuente: http://www.abc.es/espana/abci-hechos-suponen-delito-sedicion-201511112304_noticia.html, consultado el sábado 16 de septiembre de 2017. 4http://sebastiannowenstein.blog.lemonde.fr/2017/09/16/que-situacion-nace-de-la-critica-de-la-legislacion-hipotecaria-por-los-jueces-decanos-en-sus-xxii-jornadas-nacionales-organizadas-por-cgpj/ 5Ver por ejemplo: https://www.elconfidencial.com/vivienda/2017-04-27/hipotecas-normativa-europea-creditos-tjue-bruselas_1374011/ 6No parece, por ejemplo, que las amenazas y advertencias del Fiscal General del Estado José Manuel Maza tengan un efecto acorde con su tono y gravedad: nadie cree que el Estado español disponga de la autoridad necesaria para encarcelar durante ocho años a más de setecientos alcaldes catalanes si así lo exigieran los hechos y su calificación penal (Ver las advertencias del fiscal general del estado, José Manuel Maza: http://www.lavanguardia.com/politica/20170913/431259507599/fiscalia-investigar-detener-alcaldes-referendum-1-o.html , consultado el 17 de septiembre de 2017.). Tampoco parece que el Estado pueda sancionar la blandura de esos Mossos que no ejecutan las órdenes de la Fiscalía con todo el peso de la ley. (Ver: https://elpais.com/ccaa/2017/09/19/catalunya/1505838014_951079.html?rel=mas )

    Hace 4 años 1 mes

  14. Gekokujo

    La convocatoria del referéndum y la defensa de las instituciones democráticas catalanas , en la calle si es necesario, es ahora mismo la ÚNICA garantía que tienen los catalanes de poder decidir su futuro. Todo lo demás es marear la perdiz, porque una moción de censura, que ya está tardando, no es suficiente, ni tampoco un compromiso de dialogar, tal como se demostró con el estatut "cepillado". Llegáis tarde.

    Hace 4 años 1 mes

  15. que ye ohh!!

    tampoco estaria de mas recordar que la opinion de los catalanes si toca el articulo dos constitucion no seria viable a dia de hoy, a no ser que se cambie el articulo por la mayoria suficiente jeje. creo que no hay otro camino que la propuesta socialista jeje.

    Hace 4 años 1 mes

  16. pues puede oh!

    una mocion de censura y elecciones?, no sabeis en que pais vivis. el monstruo que se veia venir el 20 n de 2011 es la prueba, confirmada el 4 de marzo de 2016. no sabeis en que pais vivis, y eso aun no metiendo el dedo en el ya lo dije yo, que podria sacar sanchez, o pa ese viaje......demasiada soberbia y tacticismos en los de podemos y catalanistas, y que rajoy no va a dejar este negocio asi como asi; el pp es muy jodido, y no esta pa ganar con cuatro pijadas. lo dicho, me decanto en un purgatorio largo de conflicto, con pactos wc, y alimentos mutuos extremistas antiregimen-autoritarios y tal y cual, incendios mediaticos y asi, que hay que comer....para al final mayoria mayor pepera en el futuro. y ojala se cumpliera lo que proponeis, pero me temo que no. ah y gracias por dejar opinar.

    Hace 4 años 1 mes

  17. guillotine

    Me gusta el editorial, pero hay varios condicionantes que a estas alturas son más que díficiles. Lo único que está claro es que Rajoy nunca ha sido la persona adecuada para solucionar ningún conflicto y mucho menos éste (porque él lo ha creado y agrandado), ahora es un cadáver andante (pero todavía no lo sabe, ó sí...). NOTA: Lo mejor de todo es que el Régimen 78 está tocado de muerte, Felipe "el Preparado" debe estar manchando los gayumbos a cada sobresalto.

    Hace 4 años 1 mes

  18. Josep M

    6 horas de resistencia ante la sede de la CUP, con un dispositivo notable de la Polícia "Nacional", algunos de ellos encapuchados, a los que se ha impedido la entrada por la fuerza (de las manos, nuestro capital) desde el primer momento por no llevar ni orden de registro y que han debido largarse, toda la calle Casp entre Sardenya y Marina ocupada por la gente, después de 6 horas. Ni orden ni registro.

    Hace 4 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí