1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Reportaje

Los cerdanyolenses hacen cosas

Relato de un día de protesta en el Cinturón Rojo. Conclusión: es necesario un referéndum efectivo. Lo necesitamos para que la sociedad hable, por fin, de ella misma. Por primera vez en décadas y generaciones

Guillem Martínez Cerdanyola , 2/10/2017

<p>Colas para votar en un colegio de Cerdanyola</p>

Colas para votar en un colegio de Cerdanyola

G.M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos produciendo una serie de entrevistas en vídeo sobre la era Trump en EE.UU. Si quieres ayudarnos a financiarla, puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

 

EL CENTRO DEL MUNDO. Hola. MartíneZzzzz. Es decir, que soy yo a las 5:00 am. Estoy en un taxi rumbo a Cerdanyola, desde donde les saludo. Mientras llegamos, les explico Cerdanyola. Es mi pueblo. En el extinto Cinturón Rojo de Europa. Es uno de los tres únicos municipios mundiales en los que se llegó a realizar la legendaria Huelga General Política del PSUC/PCE. En el 76. Fueron días divertidos. Los niños jugábamos al fútbol con las pelotas de la poli. Quiero decir las de goma. Todos los niños teníamos alguna. Medina, un héroe, tenía la tira. El pueblo/ciudad era un conglomerado de fábricas. Mi mamá entró a trabajar en una a los 12 años. Se levantaba a las 4:30. Las calles, a esa hora, decía, eran como las Ramblas. Hoy no queda ninguna fábrica. Aiscondel chapó. Y Uralita. Nosotros jugábamos en un vertedero de Uralita, que se llamaba la Font d'Adam i Eva. Era una mierda, pero yo pensaba que era la belleza absoluta, el centro del mundo, el Edén real que cita el Génesis. Allí vi a mi primer yonky, el hermano mayor de alguien, en cuclillas. En las primeras municipales, en los recuentos, salía un voto del PSC y otro del PSUC. Ganó el PSC. El PSUC se fundió, en un plis-plas, vía tecnología propia. El primer alcalde del PSC, en lo que es una metáfora de otro fundimiento, más lento e invisible, acabó teniendo una constructora. Esta mañana a primera hora gobierna, bajo el nombre de Compromís per Cerdanyola, la CUP. Por los pelos. El Ajuntament está compuesto por 5 concejales de Copromís, 5 del PSC , 4 de ERC, 3 de C's, 3 del PP, 3 del PDeCAT, 1 de ICV-EUiA, y el tránsfuga ese con que viene equipado de serie cada ayuntamiento peninsular. La chica del PDeCAT no es otra que Guillermina, una compi del insti. Su padre era del PSUC, cuando ser del PSUC era un problema para la salud ósea. En otro orden cosas, aquí vivió la familia Urales, con la joven Federica Montseny, que cultivaba fresas. Desde Cerdanyola, en aquella época, se distribuía La Revista Blanca, el no va más del anarquismo peninsular. También vivió el pintor Togores. Un antepasado mío le dió un conejo, a cambio de que le enseñara a pintar. A Togores le hizo gracia. Pintó un cuadro canijo para él, y se lo dejó firmar. Por lo que ese cuadro hoy vale, brrr, nada. En el 38 vivió durante un tiempo Azaña e Indalecio Prieto, que se tiró a una farmacéutica. Es, vamos, un pueblo antiguo. Aparece ya en la Chanson de Guilleaume. Es el lugar en el que, como todos ustedes saben, Sant Guillem de Tolosa acampa, antes de conquistar BCN para los carolingios. Por eso mismo, el nombre Guillem es muy común en el municipio. Todos, de hecho, nos llamamos Guillem. O, al menos, y para proteger las identidades verdaderas de este relato, todos se llamarán así. 

CITA CON GUILLEM. Llevo unos días intercambiando mensajitos encriptados con Guillem, el coordinador del referéndum en el pueblo. Hemos quedado, finalmente, en que, a una hora determinada, se me enviará un mensaje. Tendré entonces media hora para llegar a un punto señalado. Todo eso ya ha ocurrido, de manera que estoy en el sitio señalado. Guillem llega. Nos damos la patita. En breve llega el propietario del punto señalado. Una pequeña tienda. Nos saludamos modalidad 6:00 am, y abre la persiana. Al incorporarse, le veo el rostro y él el mío. En el fondo de nuestros rostros hay un rostro que hace 25 años que no veíamos. Se trata de Guillem, un viejo compañero de mi padre, y uno de los primeros indepes del pueblo, cuando ser indepe no molaba, y venía la poli a verte. Nos abrazamos con ruido y nos da moquera. Entramos en el local.

LAS PAPELETAS Y LOS HOMBRES G. Se trata de uno de los dos locales en los que se guardan las papeletas. Llegaron el viernes pasado. Se las dieron a Guillem --el coordinador del referéndum local--, en una reunión, en la que se hizo entrega de las papeletas a los coordinadores de todas las comarcas de Barcelona. No ha habido problemas con las papeletas. Se encargaron a un centenar de imprentas. Hoy, en Cerdanyola, hay las suficientes para el 70% del censo. También hay sobres. Lo que es algo raro. La GC interceptó un alijo de papeletas y de sobres en Molins. Por las papeletas no hubo problema, que había más en otros sitios --se hizo el encargo a un centenar de imprentas--. Pero de sobres la cosa quedó corta. De hecho, a primera hora de la mañana de hoy, el Conseller de Interior ha dicho que sería válido el voto sin sobre. “El otro golpe serio de la GC fue en Terrassa”, dice Guillem, “cuando pillaron las tarjetas censales”, lo que evitó que, en su gran mayoría llegaran a sus destinatarios. “Lo malo de esos golpes de la GC no era tanto lo que se llevaban, sino que quedaba inutilizada la red de distribución”. Las urnas, a su vez, han venido un poco antes y por otra vía. A través de la estructura de ERC. No hay ninguna prueba al respecto, pero se comenta que vienen de China. Llegaron en barco. Si eso es verdad, estuvieron, hasta que los estibadores las estibaron --¿se dice así?--, a la vera de la Estrella de la Muerte Piolín. Lo que tendría guasa. 

EL REPARTO. En eso, llaman a la puerta. Se trata de los primeros voluntarios, que vienen a recoger las papeletas y la documentación de la votación, para llevarla a los colegios. La documentación, por lo que veo, son, fundamentalmente, instrucciones y códigos donde enviar los recuentos. Hasta ayer, por cierto, no había censo. Fue facilitado a los coordinadores la noche anterior, en una reuni en una sede universitaria. El censo no existe físicamente. Se trata de un censo virtual. Una web. Es importante que el censo no es por colegios, sino que fija una demarcación única. Vamos, que todos los votantes pueden votar en cualquier colegio. Si la poli cierra colegios, los votantes solo tienen que ir a otros colegios. Lo que es ocurrente. Bueno, les decía que llaman a la puerta, etc. Guillem, el coordinador, se encarga de las entregas. Guillem, el del local, escucha el tono de voz, en verdad alto, que utilizan para hablar en la calle, y me mira sonriendo. En su época/la de mi padre, nunca se hubiera utilizado ese tono de voz en el trance de liarla, me dice con sus retinas. De vez en cuando, el que viene a recoger las papeletas es un antiguo militante indepe. Las recoge en un plis pira, e invierte en todo ello pocas palabras, como el cobrador del Ocaso.

EL URNA-MÓVIL. Tras las entregas, nos vamos en coche Guillem --el coordinador-- y yo, a hacer una especie de reforma agraria de urnas. No hay suficientes urnas y, reduciendo un poco los puntos de votación, habrá para todos los coles, siempre y cuando se redistribuyan. Vamos al primer cole. Hay un centenar de ciudadanos, desde las 5:00 para impedir, sin violencia, que la poli precinte la cosa. La poli es, en este caso, los mossos. Uno de lo cuerpos menos ecuménicos del Estado que, no obstante, siempre ha brindado un trato exquisito a la cosa Procés. ¿Lo seguirá brindando hoy? Parece que sí. El rumor es que los Mossos se limitarán a tomar actas. Lo que tiene su miga. Si identifican a la persona que abre el cole, o a las personas que forman las mesas, se pueden liar con multas que, traducidas de euros a doblones, equivalen a una vida de galeras. Hasta 300.000 pepinos, vamos. Por lo que veo, los Mossos hoy están/siguen estando de perfil. No obstante, Guillem no quiere jugársela. La segunda parte del rumor es que a las 13:00, la poli/GC entrará en los coles, como quien entra en el Saloon, y se llevará las urnas. Bueno. Cogemos unas urnas. Las llevamos de un cole a otro. Guillem evita, en todo caso, que los Mossos nos vean. Diría que, a su vez, los Mossos también evitan mirarnos.

 

LA ESPERA. En todos los colegios a los que vamos con urnas sucede lo mismo. Se nos brinda una mirada de complicidad y, cuando ven las urnas, es la locura. Todo el mundo aplaude. En un cole me encuentro con Guillem. Guillem es hijo de un concejal franquista, que luego fundó la UCD local, cuando la UCD, en el Cinturón, era un serio intento de que no se produjera el futuro que quería el Cinturón. Guillem, en otro orden de cosas, era el cachondo de clase. En mi vida me he reído tanto como con sus chorradas, en verdad I+D. Me abraza al verme. "Ja tenim urnes", me dice, emocionado, sinceramente. En otro cole me encuentro con Guillem. Guillem es un viejo amigo de la adolescencia. Nos recuerdo yendo en la misma moto, con dos chicas más, a comernos la vida con ambas manos. Guillem me abraza. Me dice, con esa coña no-coña de los viejos amigos, que soy un descreído, y él un creyente. De hecho, es funcionario, y hoy será unos de los responsables de l'Administració que ejercerá de funcionario. Es un título simbólico --son voluntarios--, pero si le pillan, le pillan. Y lo inhabilitan de por vida. Por lo visto, se han tomado medidas para no identificar a los funcionarios. Pero me dice que le da igual. "Jo hi crec, en tot això".

Me impresiona la sencillez con la que lo dice, y el hecho de que le recuerdo, en la adolescencia, no creyendo en nada, salvo en la necesidad de felicidad.

En un cole, al que voy, Guillem me dice que los Mossos han identificado a un funcionario, junto a la persona que abrió el cole, que no es otra que Guillermina, mi compi de instituto, del PDeCAT. En otro cole, por cierto, me encuentro a Guillem, hermano de Guillermina. Abrazos. Tenemos que sacar una urna de allí, para llevarla a otro sitio. Para evitar la visión directa de los Mossos, que están en la puerta, Guillem, el coordinador, monta una melé, nos disponemos en medio de ella, con la urna, y la melé nos acompaña hasta el coche. En todas estas evoluciones veo miradas que vi de niño, en la Huelga General del 76. Miradas de complicidad y de fraternidad. Cuando has visto a alguien con esa mirada, y te lo vuelves a encontrar chorrocientos años después, es cuando se producen los abrazos con ruido, que estoy disfrutando hoy. 

LA OTRA ESPERA. En nuestros itinerarios, hablo con Guillem --el coordinador--. Toda esta estructura, para lo de hoy, se creó no hace más de tres semanas. La Gene pidió a los Alcaldes del sí --más de 700--, que se les sugiriera un coordinador. Se estableció una red de personas de confianza, que excluía infiltrados. Cuando se pidió, oficialmente, voluntarios para el referéndum, que se tenían que inscribir en una web, toda la red ya estaba tejida. Los alcaldes, por lo que veo, sabían muy poco de lo que los voluntarios hacían. Los voluntarios, a su vez, se esforzaban por saber muy poco del conjunto, para no poner en peligro la cosa. Se formaron tres redes, a su vez. Una era la encargada del material. Otra era la encargada de vertebrar los voluntarios responsables de l'Administració. La tercera era una red de Regidors/Concejales, que serían los encargados de abrir los colegios, eximiendo con ello de delito --siempre y cuando al fiscal le salga eso de las narices--, a los directores y responsables de cada centro. En uno de los itinerarios hablo con Guillem --el coordinador-- del postreferéndum, de su utilidad, de la posible instrumentalización posterior que haga de todo este movimiento ciudadano el Govern. Guillem, de la CUP, tampoco confía en ellos. "Com ens hem de veure, els anticapitalistes, eh?, treballant amb aquesta gent". A lo que luego agrega: "El capitalisme és una medussa. Ja li pots tallar una serp, que en surt una altra".

LA ESPERA MÁS LARGA. Nos vamos a tomar un cortadete. Estamos Guillem, el coordinador, Guillem, el subcoordinador de la zona centro, y Guillem, el coordinador de la periferia. Luego viene el alcalde. Es extraordinariamente joven, y creo que no se llama Guillem. Los colegios van a abrir en 3, 2, 1. Francamente, pensé que eso nunca pasaría, que antes de esta hora la poli/GC haría un golpe de fuerza inaudito. El solo hecho de haber abierto los colegios --algo que ha pasado en toda Cat-- es un éxito. No creo que esto sea un referéndum. No hay garantías. No hay, a estas horas, la posibilidad, tan siquiera, de que la jornada concluya a la hora fijada. Pero es una protesta inaudita, y en la que ha participado un amplio y variado espectro social. En esta crónica, si se fijan, han aparecido los palabros y conceptos independentismo-de-los-70's, PSUC, CDC, PDeCAT, CUP, ERC, UCD y Revista Blanca. Ilustran que una parte amplia y variada de la sociedad quiere un referéndum. Un referéndum, a su vez, supone cuestionar, por sí solo, el concepto de soberanía, es decir, también su símbolo, la monarquía. Es el fin del R'78. Literalmente. 

Un referéndum supone cuestionar, por sí solo, el concepto de soberanía, es decir, también su símbolo, la monarquía. Es el fin del R'78. Literalmente. 

En eso, el telefonino empieza a ir a toda castaña. En BCN ha empezado a cargar el pack Piolín. Amigos, conocidos y saludados --los tres tipos humanos que fija Pla-- intercambian información sobre ello. Se trata de cargas brutales. Desmesuradas. Pero, también, aparentemente mal planificadas, infructuosas, contra personas que, convencidas de que esto era un referéndum, o convencidas de que esto era una protesta, sólo querían votar. A una abuelita le han abierto la cabeza. A una mujer, le rompen, uno a uno, los dedos de una mano. Se arrastra a ciudadanos por los pelos. Me llegan imágenes de un pueblo de 20 habitantes, que hoy iba a votar y luego a comerse una paella, cuando en eso entra la GC y se lleva las urnas, como si se llevaran al asesino de Kennedy. La prensa internacional se hace eco del exceso, la desproporción y la aberración estética. La prensa constitucionalista local se hace eco de lo que se ha pasado 40 años haciéndose eco: de un nuevo ataque (¡) a la democracia, a la Constitución, y al Estado de Derecho que bla-bla-bla.

INCIDENCIAS. Paralelamente a esa batalla, se produce otra. Piolín Sección Hackers va clausurando los servidores del censo. Y la Gene los va replicando. Esa batalla consume horas. A las 12, hay colegios que aún no han empezado a votar. Si se quería evitar el voto en una protesta --el voto era lo menos importante; lo importante era la protesta misma, formar las mesas, una prueba ya superada a las 9:00--, esas acciones cibernéticas de gordo comiendo pizza frente a la pantalla hubieran bastado. No han bastado porque, supongo, la voluntad del Gobierno no era impedir las votaciones. La verdad, no se cuál era. Posíblemente no había voluntad, salvo ese piloto automático de la voluntad que es la ideología más profunda. Ayer, verbigracia, se permitieron en Barcelona manifestaciones fascistas. Algunos sindicatos de la policía las celebraron. Hoy, han cargado sin contemplaciones.

CONVERSACIONES CON GUILLEM. Hablo con Guillem, mi gran amigo desde la adolescencia. Su padre murió hace poco. PSUC. Llegó a hacer dos turnos en Aiscondel, para que en casa no faltara de nada. Guillem es el novio de Guillermina --la chica del PDeCAT--. No votará. Por mi parte, yo votaré nulo. Hablamos del referéndum. Es decir, de algo que ambos consideramos una protesta, que tememos ver raptada por un Govern y aplastada violentamente por un Gobierno. Hacemos, entre amigos, un plano del futuro. Si se produce cualquiera de esas dos cosas --pueden producirse, incluso, ambas cosas a la vez--, no tenemos ningún país. Nuestro país era un Cinturón que no existe, chulo, cabreado, orgulloso, problemático. Con serios problemas con las banderas. Nunca nos gustó el Estado con el tomaron el pelo a nuestros padres, erosionados por una dictadura feroz. Una parte de nuestras biografías se ha ido en esa protesta, en no encajar con ese Estado, con lo que la prensa y la política emitían como normalidad. No nos gustaría que nos tomaran el pelo a nosotros y que el Govern hiciera de esta protesta, épica, importante, emocionante, un referéndum efectivo. 

Es necesario un referéndum efectivo, no solo una protesta. Lo necesitamos para que la sociedad hable, por fin, de ella misma. Por primera vez en décadas y generaciones. 

 

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

19 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Franco Forte

    Los garcías y los martinez de Cerdayola y alrededores son los que han emigrado en manada a Cs para evitar que les devolvieran a su terruños de orígen. Los abuelos eran comunistas pero los nietos son monárquicos. Resultados 2017 Partido % JxSí 31,9 (+4,7) Cs 29,4 (+6,8) PSC 18,1 (+3,1) CatComú 10,2 (-3,6) Resto 10,4 (-11,0) Resultados 2015 Partido % JxSí 27,2 Cs 22,6 PSC 15,0 CatSí 13,8 Resto 21,4

    Hace 3 años 9 meses

  2. korrosivo

    Es evidente que, en este foro, voy a contracorriente. A mí, personalmente, me indignó la actuación de la policía el 1-O con los que "pacíficamente", les impedían cumplir con su obligación. Por lo escasa que fue. La policía tiene como misión evitar el delito con todos los medios: tres porrazos y un par de meneos me parecen a todas luces insuficientes.

    Hace 3 años 9 meses

  3. Fran Merayo

    Que buen reportaje, rozando la buena literatura.. sino entrando de lleno en ella (lo digo por lo bien escrito que está y como transmite.. no digo "literatura" porque no recoja lo que usted vio y sintió). Esto le reconcilia a uno con leer prensa en estos días tensos cargados de forofismo. Y transmite otro punto de vista para los que no estamos allí (aunque tengamos buenos amigos de la infancia allí). El mejor piropo que creo le puedo hacer es que estoy deseando volver a leerlo. Gracias!! :)

    Hace 4 años

  4. Nano Bellaterra

    Cerdanyola del Vallés.... ese pueblo gobernado por la CUP y por CIU que siempre se llenan la boca con el derecho a decidir. Pero cuando el barrio de Bellaterra vota para independizarse de Cerdanyola y gana el Si por el 94% de los votos, entonces ya no vale para nada la autodeterminación. Grotesco que tenga que venir el PP para llevar el tema de la independencia de Bellaterra al parlament., simplemente grotesco

    Hace 4 años

  5. Azucena

    ¿Publicar partes médicos? ¿Está de broma? Dudar del sufrimiento de las víctimas (de lo que sea) es de tener muy mala entraña.

    Hace 4 años

  6. Pere

    Un gran artículo escrito con gran sentimiento. Enhorabuena, Aunque no comparta algunos párrafos, me satisface la honradez i professionalidad del periodista. PUBLICO, es un diario libre i plural.

    Hace 4 años

  7. gaztela zahar

    Sr. Fañez, la señora o señorita a la que le habían roto todos los dedos de una mano, uno por uno, hoy ha comparecido ante los medios diciendo y ha declarado que al final sólo tiene una inflamación en uno de los dedos. Esta mujer se había convertido en el icono de los heridos el 1-O. Quimérico, más arriba tiene razón. No sólo no es legítimo ni demócratico inventarse lesiones y lesionados, sino que además fundar la república catalana sobre una suerte de "caidos por la indepenencia" que nunca existieron evidencia la completa falta de escrúpulos por parte de la Generalitat. Le recuerdo, que a fecha de hoy, no se han publicado los partes de lesiones, ni las asistencias sanitarias realizadas. Nada. Y como las imágenes sobre los heridos el 1-O, son siempre las mismas, no es muy descabellado pensar que hay menos mártires de los que se ha dicho.

    Hace 4 años

  8. Gekokujo

    Secundo a Facundo. Ja n'hi ha prou, s'ha acabat el bròquil... Com a molt un referèndum per decidir UE Sí/No. Espero que surti no. Guillem, aquesta lluita està canviant de mans generacionals i els que venen volen independència i la guanyaran. Els equidistants esteu quedant fora de joc i ho saps, per això les prediccions no s'estan corresponent amb la realitat.

    Hace 4 años

  9. Sergio

    Maravilloso siempre, Guillem. Lúcido, cáustico, divertido. Es un placer leerte. MBARIi hijo también se llama Guillermo. Un abrazo.

    Hace 4 años

  10. Liz

    "No hay censo". Hubo censo, papeletas, urnas (del tipo al que arrojas las camisetas sudadas en casa antes de salir de tu pareja, y también de las que usan estados occidentales en procesos electorales, que los hemos visto), reunidas con técnicas de la clandestinidad. "Improbisación". Improbisación no sería la palabra justa para designar la combinación de planificación, inventiva y audacia demostradas. "Engañan a la gente". Por eso la gente se ponía detrás de los bomberos que decidieron formar cordones de seguridad, con cascos y todo, ante la poli; porque la gente se esperaba que les pedirían el DNI y ya. Las sanciones a los participantes aún no han llegado, ya se verá. "Será otro N9". Ha sido la mayor operación de desobediencia civil montada en Europa occidental ¿Desde cuándo? ¿Desde el MOC, la guerra anglo-irlandesa? Gente dispuesta a que le partan la cara para que Guillém -Martinez, el que escribe estas cosas entrecomilladas- pueda votar nulo, como buen acratilla. "Mesocrático, trumpiano, reaccionario". Y un mojón. No. Sigo pensando que tus Procesando el Procès está plagada de predicciones erróneas. Por ejemplo, podrías haber pronosticado que "la madera va a repartir hostias como panes", lo que era obvio, y una adbertencia sincera, en vez de decir "Será otro 9N", cuando decir eso a día de hoy es decir una majadería.

    Hace 4 años

  11. Facundo

    ¿y a quién le vas a pedir permiso para hacer este "referéndum efectivo"? Pedir "referéndum con garantías" a estas alturas es el nuevo processisme. No. Hace diez años intentamos pactar una mini constitución (aka Estatut) y se mearon en nuestra cara. Luego siete años de putarramoneta-procés-austerity-style con manifestaciones anuales de un millón de personas durante los cuales se negaron a un referéndum pactado. Ahora hemos hecho el mejor referéndum posible y nos apalearon para contentar a sus votantes. No tornarem a repetir la mateixa merda. Ara toca DUI. El següent referèndum serà sobre la primera Constitució de la República de Catalunya.

    Hace 4 años

  12. fer

    ¿Aprueba usted el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa? Los catalanes votaron SÍ. Referendum legal, reciente e incompatible con la independencia de Cataluña. Pero bueno siempre hay razones para reclamar un referendum. En Reino Unido están deseando de votar otra vez el BREXIT.

    Hace 4 años

  13. JAN

    Genial, como siempre. Saludos a Guilermos y Guillerminas

    Hace 4 años

  14. Àngel Soler

    Cuando tenia 20 años un amigo belga empezó a estudiar castellano con el método Assimil y con la inestimable ayuda de una amiga argentina que acabó siendo la madre de sus hijos. Hoy mi amigo habla castellano perfectamente y no solo gracias al método Assimil, me temo. En la primera lección aparecía la palabra “palurdo”. Creo recordar que en un vagón de tren una señorita le decía a un caballero (o a un simulacro de caballero): “Es usted un palurdo”. Mi amigo creyó que “palurdo” era una de las 50 o 100 palabras más importantes del castellano ya que estaba entre lo primero que debía aprender. Mi amiga argentina y yo nos reíamos por su inocente fe en el método, por la dificultad que teníamos para definir “palurdo”, una palabra ñoña, arcaica, en desuso, y por el hecho que ninguno de los tres la usaríamos en la vida. Hoy tenemos más de 50 años. Ayer día 1 mi amigo me preguntó por lo que estaba pasando en Catalunya. Le contesté: Rajoy y sus secuaces son unos bárbaros, y además unos palurdos.

    Hace 4 años

  15. Mentalmente

    Si lo que quiere es que la ciudadanía hable, ahí tiene usted la transversalidad, la democracia ciudadana, está para eso.

    Hace 4 años

  16. Quimérico

    Sinceramente creo que el gobierno central ha caído como un subnormal en la trampa del Sr Puigdemont y su Govern. Buscaban las fotos y las han encontrado. Ahora la prensa internacional les adora. La cifra de heridos es espeluznante y hay imágenes durísimas, que sinceramente me aterran. Pero también es cierto que toda la información la ha proporcionado la propia Generalitat. Tengo la impresión de no saber qué es real y que no. También es cierto que el informe de RFS sobre la manipulación de la información por parte del Govern es muy preocupante. Se han visto que algunos círculos independentistas han usado fotos de pasadas cargas policiales de los Mossos de 2012 para ilustar la carga del 1-O. Ni mucho menos me posiciono a favor de la GC y PN, pero Puigdemont y la CUP me da la impresión de que están forzando la máquina al extremo y eso tampoco es democrático. A ambos lados del Ebro estamos gobernados por psicópatas.

    Hace 4 años

  17. Oriol M.

    Molt bona crònica. Només discrepo en el darrer punt. Vostè diu, legítimament, que el referèndum 'només' era una protesta. Bé, és la seva opinió. Però el referèndum tenia un leitmotive inequívoc. La gent no fa tot això que vostè ha explicat, ni aguanta tot el que vam aguantar, ni se la juga d'aquesta manera, només per protestar. Per això n'hi hauria prou amb una vaga, com la general del 78. Si fem tot això és perquè volem respondre a una qüestió molt clara i molt concreta. Comparteixo que caldria un referèndum pactat, acordat i amb una campanya neta, però que no ens permetin fer-ho no converteix el d'ahir en una protesta. El Govern el va convocar obeint un mandat clar, i jo ara li exigeixo al Govern que sigui conseqüent. Que per això vaig estar més de 17 hores defensant el meu col·legi (i vaig tenir sort, que no el van venir a assaltar). En qualsevol cas, com li deia la discrepància és legítima, i respecto la seva opinió. Gràcies de nou per una bona crònica.

    Hace 4 años

  18. Alvar Fañez

    ¿Qué animal inmundo puede haber en la policía, que tenga el valor y la falta de humanidad necesarios para romper voluntariamente los huesos de la mano a una persona que no puede defenderse? La cárcel está hecha para él. Solo le deseo justicia. Toda la justicia del mundo.

    Hace 4 años

  19. Vigia

    La DUI ya estaba prevista en el programa electoral de juntsxsi Lo que pasa ahora es que muchos se han ido de juerga pensando que iban a tomar unas copas y ya, y no han caído que en el grupo va el típico desfasado (cup) que no va a parar hasta que pase algo, y van a pasar muchas cosas... Genial esta serie de artículos propia del mejor E. Mendoza

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí