1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO LA COSA (XI)

Chusto o muette

La solución más deseada por el cientocincuentaycinquismo no es el 155. Son elecciones. Previas a, se entiende. Las otras, convocadas por un virrey de la India post-155, serían un lío

Guillem Martínez Barcelona , 20/10/2017

<p>Mariano Rajoy y Carles Puigdemont.</p>

Mariano Rajoy y Carles Puigdemont.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Estamos produciendo una serie de entrevistas en vídeo sobre la era Trump en EE.UU. Si quieres ayudarnos a financiarla, puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

 

1.- Bismarck quería la guerra. Napoleón III, pues no, que tenía a Francia pocha. Ante una provocación, Napoleón III envió una carta a Bismarck. Era una carta muy calculada. Exhibía chulería e indignación, pero no se pasaba de la raya. Bismarck estuvo releyendo la carta durante horas. Con esa carta, en efecto, no se podía declarar la guerra. Pero sí cambiándole una coma. Lo hizo. Vino la guerra. Una guerra rápida, pero importante. En ella, la novísima Alemania adoptó tres señas de identidad --el trade mark guerra rápida, la superioridad de Alemania sobre todas las cosas, esgrimida incluso por Marx, y la brutalidad; por primera vez se disparó la artillería a altura rasa y a las tropas; fue una carnicería--. Se cambió el mapa europeo con la incorporación al Imperio Alemán de Alsacia y Lorena, un contencioso que duró, de una forma u otra, hasta 1945. Aquella guerra del XIX, como quien dice, supuso la creación de mitos y problemas que supusieron, en el siglo XX, varios centenares de millones de muertos. Aquella guerra breve duró tanto que, ahora, usted lee estas líneas poseedor de una biografía que, sin saberlo, hubiera sido diferente sin aquella guerra. Hola. Bienvenidos a Procesando la Cosa. Sobre el minuto y resultado de la Cosa. Y sobre cartas. Intercambiar cartas para evitar una guerra es una idea pésima. Quien quiere hacerla, siempre puede cambiar una coma. ¿Se han cambiado comas en este contencioso?

2.- Una guerra --una intervención rápida y violenta sobre un tema, la suspensión de la política por otras vías--, por cierto y como se ve en el punto 1, puede arrastrarse durante generaciones. Y llenar biografías de cosas que no precisa ninguna biografía. Como ruido. Por eso nueve de cada diez personas con estudios básicos acostumbra a preferir el diálogo a los cachetes.

3.- Las cartas de Puigdemont y de Rajoy de ayer estaban repletas de ruido. El ruido pesaba más que las palabras. El ruido, en ambas cartas, consistía en contentar a sus propias aficiones y mitos. Es imposible hablar con ruido.

4.- La carta de Puigdemont reconocía que, a pesar de lo dado a entender por los medios públicos y concertados y el Ilmo. Colegio de Políticos y Tertulianos Procesistas, no declaró una DUI. Todo el mundo lo sabía. El hecho de haber retrasado esa afirmación es, conociendo el percal, es decir, la función de la carta, una irresponsabilidad. O algo que, en absoluto, era valentía. Puestos a reconocerlo, reconociéndolo antes se hubieran abierto más posibilidades. O, al menos, no se hubieran cerrado. El resto de la carta era ruido. La posibilidad de declarar una DUI y petición de diálogo. Rajoy no tuvo que poner ninguna coma, sólo superponer el ruido sobre las únicas líneas efectivas de la carta.

5.- La carta de Rajoy también aportaba ruidos para ser leídos/escuchados por otro consumidor de mitos. Omitía la respuesta efectiva a la pregunta efectiva --no hubo DUI--. Un indicativo de que, como sucede en los internados, lo importante no era la respuesta, sino el tono. No hubo un buen tono para el director del internado. Sobre el ruido de Rajoy, dos hechos. Uno muy breve --el 155--, otro muy largo. Esta alocución: “(Agradezco) el apoyo de las distintas formaciones políticas con la que se está cerrando (...) una respuesta mayoritaria y consensuada al desafío secesionista”. Este farfulleo es lo que antaño, antes de 2011, se condensaba en la alocución unidad-de-todos-los-demócratas. Utilizar una perífrasis para explicar un slogan sencillo explica que el slogan sencillo se ha ido al garete. El imaginario del R'78 está pocho. Napoleón III no está fino, no tiene ejército. Pero Bismarck no se encuentra muy bien.

6.- Por eso, quizás, se declara la guerra, pero poco. Como en los chistes de Gila, Rajoy llama para decir que la guerra empieza el sábado, que antes tiene una boda. Además, y esto ya tiene guasa, no empieza el sábado. La cosa tiene unos 10 días, entre pólizas, fotocopias compulsadas y toda la pesca, de margen para llegar al Senado. Son muchos días. Es decir, muchas casillas. Supongo que se utilizarán para exhibir el 155 a plazos. Es decir, para dar canguelo e intentar, con ello, no aplicarlo. Para esperar, en fin, que pase algo mágico e improbable antes. Lo que indica que el 155 es el Procesismo en Esp. Una especulación esperando un cambio de ánimo en la otra trinchera. Nace, curiosamente, por lo mismo. Unos políticos sin rol simpático o épico, y sin nada bueno que decir tras la crisis, quieren volver a tener discurso y funciones, como las de antes. A diferencia del Procesismo, el Apocalipsis, o el amor cuando llega así, de esta manera, el 155 tiene fecha en el calendario. Y cuando se aplique, puede doler mucho si te dan con él en la frente.

7.- El 155 es un Black Friday para el nacionalismo Esp I+D. Es un escarmiento. Un a-por-ellos-oé. Pero no lo es tanto para sus instituciones, que preferirían una castración química a otra más ruidosa y aparatosa, hecha, ñaca, con un par de piedras. El PSOE, que lidera --o, al menos, es lo único que tiene después de abandonar formalmente la socialdemocracia con recortes y reforma exprés-- una reforma constitucional --dicen que es sexi; es decir, propone cambios importantes en lo territorial, a falta de cambios en todo lo cambiado desde 2010--, se puede quedar sin juguete si todo esto culmina en un Ulster sostenible. Dos millones de manifestantes vestidos de lo que diga ANC/Òmnium es una chorrada asumible. Pero un territorio que no participe de la renovación del R'78, no tanto. Además, un 155 alto y ancho, puede enturbiar un PSOE en el que la cosa 155 está muy centralizada en seis personas --que se pueden comer el marrón si esto explota en la cara, vamos--, y en el que hay cierta oposición interna a jugar con nitrógeno y glicerina. Por otra parte, ¿para qué se hicieron primarias? Si el sanchismo se lía con el 155, ¿qué hubiera hecho el susanismo? ¿Tirar la bomba H en Salou?

8.- La solución más deseada por el cientocincuentaycinquismo no es el 155. Son elecciones. Previas a, se entiende. Las otras, convocadas por un virrey de la India post-155, serían un lío. Si se ha de ir se va, no es por no ir. Pero no mola.

9.- El paisaje en Cat es también elecciones. Tenemos dos modalidades. Con DUI y sin DUI.

10.- Con DUI. No hay, al parecer, muchas ganas. Salvo en CUP. La Cosa sería votar DUI --o no votarla, proclamarla; por lo visto, algunos dipus PDeCAT se rajarían, se dice--. Y convocar elecciones, que en esta ocasión se llamarían constituyentes, etc. El mismo juego de siempre. Con la diferencia de que, en esta emisión, no sería tolerado. No se aplicaría ya el 155, sino el que-te-pego-leche. Con efectos instantáneos. La DUI no tendría mucho recorrido efectivo. Alemania --un siglo y pico después de Bismarck, no posee Alsacia ni Lorena, pero sí el resto-- ya ha dicho que no contempla la opción. Ayer hubo reunión tuperware de la Comisión Europea. Pasó del bugui hasta Eslovenia, uno de los pocos países que podría invadir una Cat indepe. O darle un punto en Eurovisión. El único plan de una DUI, si se proclama, parece ser que venga Piolín, filmarlo mientras te parte la cara, y que una UE que no se escandaliza cuando mueren negros y sirios en el Mediterráneo, se escandalice ahora de que aporreen blancos en su costa. La UE, me temo, sólo se escandaliza por el precio de la deuda en el Sur y por las guarradas que dicen Trump a madame Macron. Incluso puede que esto último no le afecte.

11.- Una DUI que no sirva para nada, y que sólo cause represión asumida por la Comisión, también supondría un marrón en la Cosa/Procés. No es un buen final de fiesta. Después de cinco años dando la vara con planes secretos prorrogables, resulta que el único plan era ir a pelo a una DUI. La Cosa, una desobediencia, un pulso con el Estado --intermitente, no siempre nítido--, iniciado en septiembre tras cinco años de mucho lerele y poco larala, hubiera sido la pera en 2012, cuando se anunció. Hubiera tenido posibilidades, incluso. Muchas. No parece ser el caso hoy. Escenificar ese fracaso político puede tener consecuencias depresivas durante años en el independentismo. Incluso en el catalanismo. Es decir, también sobre sus fuerzas políticas.

12.- El miércoles se reunió el Consell del PDeCAT. Qué DUI si se aplica el 155. Es decir, un poco lo de siempre. Ampliar el conflicto para intentar diálogo. No va a haber diálogo nunca. No con esa forma. El diálogo, por aquí abajo, desde 1977, son reuniones oscuras en despacho iluminado. Esa era la fantasía húmeda de Mas en 2012. Ni siquiera se ha producido eso. El Estado no emite. Ha cambiado. No es el del 78. Sólo emite 155.

13.- Para convocar elecciones sin DUI, el Govern necesita una baza, una victoria que vender a la parroquia. Tampoco hay de eso. La única solución es que el movimiento propagandístico con el que cuenta el Govern se aplique a explicar una baza, un éxito en las elecciones. Exponer que se ha tenido que escoger, como en el chiste, entre chusto o muette. Y que se ha elegido lo más épico. Yo creo que aún se puede. Si durante cinco años han vendido aire, y se ha comprado, ahora pueden vender un aire más viciado.

14.- Por lo demás, se producen perturbaciones en la fuerza. Sindicatos de Mossos explican que en Interior se está produciendo la desbandada. Cargos, o grados, o como se diga eso en la poli, que, en los glory days --antes del 1O, vamos--, aseguraban que se harían responsables de sus órdenes a sus inferiores, ahora están por el que cada-palo-aguante-su-vela. Economía, la única área intervenida por el Estado, no ha contrapuesto una ocupación muy problemática. Quizás son dos indicios de lo que hay debajo de tanta propaganda. Hay lo de siempre. Lo que había hace cinco años.

15.- Amnistía Internacional ha denunciado que los cargos, así como la prisión preventiva, contra Sánchez y Cuixart son excesivos. También está adquiriendo la forma de exceso estructural el rol de la Audiencia en la Cosa. Inquietante. Y extrapolable, me temo, a cualquier conflicto en el territorio del Estado.

16.- Prosigue la campaña Free Jordis. Hoy se ha realizado la primera acción de resistencia civil. Era muy esperada. Al final, ha consistido en sacar pasta de los cajeros durante el día de hoy. Para colapsar la economía. En el momento en el que escribo esto, no se pueden evaluar aún las consecuencias. Pero sí que se puede evaluar que igual la próxima movilización consiste en comer ternera de Kobe para colapsar el primer sector japonés, e internacionalizar el conflicto. El redactado de la convocatoria, por otra parte, es de traca. Parece estar redactado por una persona que nunca ha cruzado la Diagonal, el checkpoint-charly social de BCN. EL centro-derecha revolucionario es un lío. No sé si se han dado cuenta, pero hace años que sólo es revolucionaria la derecha. La Cosa --y, glups, el 155--, igual en parte se explican con eso.

17.- Hola, soy el punto 17. Soy un diálogo esponsorizado por Banc de Sabadell. Ahí va:

-- Julia Otero: la presidencia del Sabadell se ha pirado a Madrid.

-- Guardiola: las entidades financieras que no están en Madrid no pintan nada. La dinámica empezó con la meditación que hizo Aznar sobre la elaboración de un poder político-financiero hispano-americano radicado en Madrid.

-- Nadal: Aznar, con el gorro de presi de FAES, ha dicho, por cierto, que no quiere reformas constitucionales sexis. Sino un 155 definitivo, se supone. Es una posibilidad. Las derechas revolucionarias, etc.

-- OFF (voz masculina neutra): que dice Martínez que les seguirá informando de la Cosa. Banc de Sabadell. Parlem.

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

15 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Vi

    Creo que fue Pujol quien le reconoción a Anguita su afirmación de que la evolución natural de la izquierda era a reconocer la autodeterminación de las naciones

    Hace 4 años

  2. Vi

    Chuan: creo que fue Pujol quien le dio la razón a Anguita una vez al defender que la tendencia natural de la izquierda era al reconocimiento de las identidades de las naciones. Si fue así, lo vi hace poco, en una entrevista de casi una hora o en una presentación de un libro suyo.

    Hace 4 años

  3. fer

    El 9 de septiembre de 2015, hace dos grandes años, CTXT publicó una entrevista a Alfons López Tena. Muy buena. Hablaba de estas cosas que nos entretienen

    Hace 4 años

  4. fer

    Evidentemente no pienso que Guillem Martínez sea estúpido. Al contrario. Y además que importa, lo retiro de inmediato. Solo quería decir que mucha rana independentista se ha creído que podía cruzar el río con escorpiones independentistas. Todos sabemos cómo termina el cuento...con una rana estúpida ahogada junto a su escorpión.

    Hace 4 años

  5. Chuan

    Guillem, creo que el ruido esta sobrepasando tu sentido crítico, para mi el quid de la cuestión está en que los partidos nacionalistas de derechas (como si hubiera otros), independientemente del número de rayas rojas y amarillas de sus trapos de colores, es (copio y pego): "Y extrapolable, me temo, a cualquier conflicto en el territorio del Estado." Salud

    Hace 4 años

  6. mikiexpress

    Genial como siempre. Fer: cuando insultas ya has perdido.

    Hace 4 años

  7. Chuan

    Creo que te están sobrepasando tu sentido crítico Guillem. Para mi que el quid de la cuestión (de todos los nacionalistas de derechas, con más o menos líneas rojas y amarillas en su trapo de colores) es (copio y pego): "Y extrapolable, me temo, a cualquier conflicto en el territorio del Estado." Salud

    Hace 4 años

  8. Ernest

    Oh, Fer, certero dianista, tú sí que eres estúpido. De nada.

    Hace 4 años

  9. Miguel

    Lucidez y sentido del humor, justo lo que hace falta ante tanta épica barata. Estos artículos se me hacen cortos.

    Hace 4 años

  10. Carlos

    Este Guillem pretende ser gracioso pero me da la sensación de que no lo consigue, le leo varios artículos pero me resulta plumbeo, intenta estar por encima de filias y fobias y en plan graciosillo de vuelta de todo pero se me hace muy indigesto, este es el último que le leo no se puede ser tan poco gracioso y sobre todo tan superficial.

    Hace 4 años

  11. carmen G

    El ridículo espantoso lo hace la falta absoluta de autocritica y el discurso de o conmigo o contra mi, somos muchas las "ranas" que pensamos como Guillem y muy pocos los que se preguntan por que no se ha autoproclamado la República Independiente de Cataluña, como se han inflado de anunciar una y otra vez

    Hace 4 años

  12. carmen

    Fer el ridículo espantoso lo hace la falta absoluta de auto-critica y la idea de o conmigo o contra mi, somos muchas las "ranas" que pensamos como Guillem y muy pocos los que se preguntan por que no se auto proclamo la República Independiente de Cataluña, como se han hartado de anunciar los guionistas de esta comedia bufa

    Hace 4 años

  13. fer

    Me encanta que no aparezca mi comentario. Cómo cuando tiras un dardo y da justo en el centro de la diana.

    Hace 4 años

  14. toni

    Me parece que en política, ganes o pierdas da igual, lo único que importa es si eres capaz de vender que eres tú el que ha ganado. Supongo que ahora todos (Rajoy, Puigdemont, Sánchez...) juegan a ese juego.

    Hace 4 años

  15. Fer

    En la medida de lo posible se debe evitar hacer un ridiculo espantoso, todos estamos viendo como el escorpión pica a la rana estúpida. La rana estúpida eres tú Guillem.

    Hace 4 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí