1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EN TRAITANT LE BONNETEAU / HET BALLETJE-BALLETJE ONDER DE LOEP / PROCESANDO LA TRILA (II)

Truco o trato

En PDeCAT ya se está buscando un futuro con un Procés de baja intensidad, en el que la sangre no llegue al río/al ‘patrimoni’. Y en el que PDeCAT se busque la vida sin ERC y sin literatura experimental indepe

Guillem Martínez Barcelona , 1/11/2017

<p>Carles Puigdemont pasea por Bruselas.</p>

Carles Puigdemont pasea por Bruselas.

Instagram - Carles Puigdemont

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Hemos recaudado ya 4100 euros. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

1- Pues aquí, pensando en Bélgica. Bélgica es un país de genios, sub-apartado en el que brilla con luz propia Django Reinhardt, gitano, belga (aunque Francia lo reclamó, como a Picasso y tantos otros), un par de inconcreciones geográficas que deberían asemejar a Django con Europa, si bien, snif, lo alejan. Sobre la genialidad: se le fueron al traste dos o tres dedos de la mano buena, cuando se le quemó su roulotte. Y, aún así, fue el mejor guitarrista de jazz de aquí a Lima. La pregunta es, por tanto: ¿se le ha pegado la genialidad a Puigdemont con la ingesta de agua belga? El sentido de este punto 1 era ese. Frivolizar con Bélgica y hacer un chiste con Puigde, que utilizaría, a lo largo de este artículo, como motivo o running gag. Pero en eso le pregunto a mi hijo por Bélgica. Mi hijo sabe un huevo de cosas raras. Hoy no ha ido al cole, que ayer haciendo el borde se le rompió un pie. Lo tengo aquí a mi vera, leyendo un libraco tan gordo que, si se le cae al suelo, se le changa el otro pie. “¿Bélgica? Fue el último país europeo en prohibir los circos humanos, en 1958”. “¿Circos humanos?”, respondo. “Ya sabes, exhibir pigmeos o yaganes en una jaula”. “¿Cómo XXXXXXX sabes eso?”, le digo. “No sé”. “Ya puestos, ¿qué es un yagán?”, suplico. Me envía a paseo, mientras se va a la pata coja al ala oeste de nuestra mansión, donde está el billar y el laboratorio del abuelo, el doctor Frankenstein. Bueno, dejémoslo entonces en que Bélgica es el punto de encuentro de la genialidad y del circo humano. ¿Cuál de esas dos posibilidades ha convocado hoy a Puigde en Bruselas? Hola. Bienvenidos a, en valón, En traitant le Bonneteau y, en flamenco, Het balletje-balletje onder de loep. Se trata de la versión belga y subtitulada del Procesando la Trila de toda la vida.

2- Les empiezo a explicar la historia donde lo dejamos. Es lunes. No hay República, o eso diría la comunidad científica. El Govern ha pasado de ir a dar el callo a sus despachos. Sólo ha acudido a su despacho un Conseller, que se ha sacado una foto trabajando. Igual se la envía a su madre. Antes de la hora convenida por el Gobierno para que los Mossos echen a los Consellers de su despacho, el Conseller se pira. Evitando ferozmente la resistencia. La segunda autoridad de la República, la Presi del Parlament, también se ha pirado del Parlament, dando por disuelta la legislatura y, con ello, acatando, explícitamente y con un par, el estado de las cosas. El estado de las cosas --y de la Cosa--, desde el viernes, no es otra cosa que el 155. El Vicepresi Junqueras, a su vez, guarda silencio al pasar por el Pilar. No ha abierto la boca de la cara desde el pasado jueves, cuando Puigde iba a por elecciones, y él, oficialmente, a por DUI. Al parecer, sólo abrió la mandíbula --le llegó hasta el suelo, como en los dibujos animados de Tex Avery--, cuando Puigde fue y, en efecto, tiró por la DUI. Hace escasas horas que, no obstante, ha sacado un articulete. Uno lo lee y le parece que Junqueras tampoco será el Jefferson de la nueva república. Tráiler: “Las cosas que vamos a hacer no serán fáciles de entender”. Lo que permite entenderlas. Es decir, no hay nada planificado, por lo que vete a saber lo que harán. La ANC, a su vez, sigue emitiendo chorradas, en las que defiende que defender la República es ir de compras. O vestirse de tirolés. Los CDR se han reunido el finde. Me dice una chica CDRtette que han decidido dos cosas. Una, importante, pasar --por fin-- de la ANC y sus consejos para ser femenina y atractiva en una nueva República. La otra es optar por la lentitud. Es decir, la hegemonía. Trabajar por una República que, en fin, no se ve muy clara esta mañana, supongo.

No hay, en fin, nada ni nadie en la República, y la sensación es que la imposición del 155 está resultando más fácil que quitarle un caramelo a un niño. Que quiere que le quites el caramelo

Las ejecutivas de PDeCAT y ERC se han reunido. Han decidido todo lo contrario a los CDR. No han tenido el más mínimo problema en enterrar, alehop, la República, y acudir a las elecciones convocadas por el Gobierno. Por parte de ERC eso lo dice el mismo showman --no se lo que cobra, pero cobra poco-- que el jueves decía que la República era la unidad de destino en lo universal de Cat. Para el raje utiliza la fórmula “no nos dan miedo las urnas”, que invita a sospechar que, si eso es cierto, las urnas será lo único que no les da miedo. Se empieza a emitir también que la CUP puede concurrir a las elecciones, una vez se decida eso en la Asamblea de las Naciones Unidas de la CUP. No hay, en fin, nada ni nadie en la República, y la sensación es que la imposición del 155 está resultando más fácil que quitarle un caramelo a un niño. Que quiere que le quites el caramelo. Sobre el hecho de la insoportable levedad de esta República, y la acusada irresponsabilidad y cara de mármol de sus proclamadores, van saliendo informaciones que harían reír, si no hicieran llorar. De risa también, me temo. No se pierdan el punto 3.

3- Hola, soy el punto 3 y he venido al mundo para que haya de todo. Agárrense. La Vanguardia informa de que el domingo se produjo una reuni en Vilaür, Alt Empordà, donde estaba el gotha de los genios que han planificado, durante cinco años, este asalto a los cielos cat. Hacia el final vino Puigdemont, lo que indica que, vamos, el alto mando estaba como desmotivado y sin muchas ganas de coordinar ninguna ofensiva. En la reuni se acuerda, o al menos se expone, supongo, lo que pasaría al día siguiente, horas después de que ocurriera toda la nada que les he explicado en el punto 2. Que, a su vez, supongo también, se valoró como una región de la nada, pues tres Consellers paralizaron --supongo que sin ejercer mucha presión-- cualquier reacción política que entrañara nuevos riesgos legales para el Govern et at.

4- Al día siguiente, es decir, lunes, es decir, ayer, Puigemont se pira a Bélgica. Hala. Y convoca rueda de prensa para el mismo día.

5- Hola, soy el punto 5, y tenía que explicarles esa rueda de prensa. Pero es que se ha ido aplazando, y ya tal. Es decir, no había nada que decir. Por lo que utilizaré este espacio para darles consejos que pueden mejorar su calidad de vida en estos momentos de tensión: hidrátense y consuman, cada día, al menos cinco piezas vegetales. Por ejemplo, opio.

6- Con el viaje de Puigde a Bruselas nadie sabe lo que pasa. Y eso es lo que pasa. ¿Se ha pirado a pedir asilo político? ¿Va a establecer un Gobierno en el exilio? ¿Con qué pasta? ¿Se golpeará tres dedos con un martillo y empezará a tocar la guitarra? Entre el lunes y hoy martes, se produce, no obstante, un fenómeno curioso. Se trata, de hecho, de El Fenómeno. Es más determinante que el viaje de Puigde a Bélgica. O, al menos, lo limpia, fija y da esplendor. Los chats peronistas empiezan a emitir consignas que, por fin, van más allá de defender la República luchando contra las espinillas y los puntos negros. Hablan de una nueva arma secreta que hará ganar la guerra, ahora que el Ejército Rojo está en el Vallecas de Berlín. Se trata de lo siguiente. Lo siguiente: todo esto que hemos visto desde el raje del viernes, atención, no es raje, sino que está muy meditado por unos genios más listos que tú, y a los que les debes obediencia, por tanto. De hecho, se ha decidido que parezca un raje para no deslumbrar al mundo con tanta luz, a la que nadie que no sea soldador o cat puede estar acostumbrado. El plan es el siguiente: gracias a la intercesión de la UE --emoticono cara llorando de risa, emoticono cara llorando de risa, emoticono cara llorando de risa--, se ha conseguido un referéndum pactado. Será el 21D. Ese día, bajo la forma de elecciones, habrá un plebiscito. Les traduzco todo esto en el punto 7. No se vayan.

la esfera política esp es tan autónoma, tan alejada de la realidad, que ya admite repúblicas, exilios y represión policial y jurídica, sin que ello afecte a la realidad. Puede asumir más realidades paralelas, supongo

7- Se trata de propaganda. Y no muy meditada. Es decir, se trata de lo de siempre. Ante un muro, aparece un nuevo itinerario propagandístico, que no político, que no hay. Se trata, además, de lo de siempre, pero es que literalmente. Tras una consulta --9N, 1O--, la nada y, después, elecciones plebiscitarias. Es decir, se trata del mecanismo electoral denominado Procés. Es importante saber que las primeras instituciones que empezaron a hablar de este nuevo --y, por otra parte y en términos procesistas, viejo-- itinerario fueron las organizaciones propagandísticas peronistas. Y, glups, es importante saber que triunfaron. La Red estaba pachucha en ese instante. Durante horas se vivió en la Red y en la vida una suerte de 11M, una constatación colectiva consistente en mirar la realidad y ver que, en efecto, un Gobierno --el Govern, vamos-- había mentido, no había planificado, no había declarado una República, y se había volatilizado, dejando la defensa de esa república virtual a la sociedad. Pero ese estado de ánimo o de consciencia desapareció --zas-- con esta nueva/vieja zanahoria atada a un palo. Son la pera. Lo que dibuja la gran y única originalidad del pack Procés dentro de --me temo que-- las derechas europeas. Sus organizaciones propagandísticas, y su efectividad. Con un solo mensaje reiterado, en fin, consiguieron que una república inexistente siguiera, en efecto, en el limbo. Pero renovaron la fidelidad gubernamental. Observen, como muestra, este tuit de respuesta a un líder comunicativo que emitía toda esta propaganda: “Estem amb tots vosaltres i entenem que ara mateix no cal entendre res. Gracìes pel que feu!”/”Estamos con vosotros y entendemos que, ahora mismo, no es necesario entender nada. ¡Gracias por todo lo que hacéis!”. Este mensaje, que concentra cinco años de consumo de política en Cat es, en fin, la fantasía húmeda de cualquier gobierno planetario. Disponible, de serie, en parte de la sociedad cat. Sí, es fácil la manipulación en democracia. El otro día decía que tan solo se necesita desinformación. Pero también ayuda, medito hoy, la voluntad.

8- Hoy es martes. Han pasado varias cosas. Santi Vila, Conseller que dimitió unas horas antes de la DUI, autonomista declarado y un mamífero curioso --siempre flota, siempre apuesta por la tendencia ganadora--, se postula como candidato del PDeCAT al 21D. En ese trance dibuja el Procesismo como crecepelo, y en la línea contraria a como lo está dibujando, en las últimas horas, la ANC. Vamos, que al menos en PDeCAT ya se está buscando un futuro con un Procés de baja intensidad, en el que la sangre no llegue al río/al patrimoni. Y en el que PDeCAT se busque la vida sin ERC y sin literatura experimental indepe. Fiscalía y TSJ amanecen, por otra parte, dinámicos. Se han animado con sus querellas a, respectivamente, Puigde y Govern y Forcadell y Mesa. El nombre del archivo, que aparecía en los metadatos, del informe en el que se presentaban las querellas era Más dura será la caída --que se podría traducir al latín clásico como A por ellos, oé. Es decir, respondía más a una explicitación y recreación de la venganza que a un anhelo humano de justicia. Y, en efecto, se piden penas exageradas, en tanto se convocan delitos exagerados. Como rebelión, de dudosa realización por parte de esta banda, más dada a otros delitos sociales, como el aludido trile político. El trile político, por aquí abajo, no sólo no está penalizado, sino que parece estar declarado de utilidad pública en algún BOE, en el que igual sale también Gürtel como una Organización no de Lucro. A lo largo del día, Audiencia y TSJ comunican al mundo que tanto Forcadell y los Mesetettes, como Puigdemont y los Republicanetettes deberán presentarse a declarar después del Día de Todos los Santos, es decir, después de un día festivo, el tipo de día favorito de la nueva República. La jueza Lamela, además, pide una fianza para el pack Puigdemont de más de 6 millones. Tras un 155 sorprendente por su suavidad y rapidez --dos conceptos poco gubernamentales--, el Gobierno, o algo parecido en el conflicto cat, que va y se llama Justicia, mete la directa. Aquí nunca habrá política en la política, sino dos bandos que practican la penalización o el trile. El trile es el abuso de Estado cuando no tienes Estado, lo descubro y formulo ahora. El hecho de que fiscalía y judicatura se pongan flamencas ha sido determinante, me temo, con lo acaecido en Flandes.

9- Flandes. Al final de la mañana Puigdemont ha hecho, por fin, su rueda de prensa. Les explico, en la línea contraria a lo explicado en otras páginas, lo que se ha emitido en ese topos de Bruselas. Puigde se ha presentado con siete Consellers. Eran independientes, del PDeCAT y de ERC. Aún así, en todo momento, ha hablado de sus decisiones como surgidas de una “parte del Govern”. Es decir, no hay unidad gubernamental, al parecer. Por lo visto, se intentará colar --colará-- un Govern dividido en su funcionalidad. Un Govern en el interior acatará la legalidad/el 155. Y otro, en Bruselas, hará, además, otras cosas. No ha aludido a la República. La cosa no va de República. La cosa va de trile. Posiblemente dos. Negociar, vía opinión pública, el marrón legal que se les viene encima. Y, por otra parte, en efecto, reconvertir la cosa en un proceso electoral, como anunciaba ayer el peronismo local. Me temo, por tanto, que la intervención de Puigde tenía un interés personal, y otro partidista. El personal era empezar a currarse una solución a su futuro, ciertamente modulado por la acción de la Justicia. Ha explicado a los europeos --supongo que no a los Estados europeos, que saben que la DUI fake del otro día era lo que era-- una resistencia épica de un Govern que, por otra parte, no ha practicado ninguna resistencia épica, salvo exponerse al siempre inclemente clima de Bruselas. Ha cargado las tintas sobre la represión Esp, para insertar en ella la exageración que ha hecho la Justicia con su querella --eso tiene un peligro: trivializar la represión, que es el gran tema subyacente en el cuento Pedro y el lobo; algo preocupante en una cultura en la que, en efecto, hay lobos; la democracia española, desde la Ley Mordaza, es una cámara oculta--. Ha invocado la brutalidad sin matices del Estado el 1O --un día de protesta social, épica y valiente, duramente reprimido--, sobre la que ha colado su actuación gubernamental --no épica, no valiente; irresponsable, ridícula--. A la vez, ha realizado política de partido.

10- Política de partido. Como Mas tras el 9N, Puigdemont ha emitido la ecuación Procesista de siempre. Esta. Ahí va. Después de consulta, elecciones plebiscitarias. Y a seguir tirando. Y ha empezado la campaña electoral en Bruselas. Que en Europa es algo parecido a Washington, si bien se come aún peor.

11- Diría que al plebiscitar las elecciones --un catalanismo, algo que solo sucede en Cat, una figura electoral afuncional, que no sirve para nada, porque luego tampoco lo respetan ni ellos--, diría que han apostado por repetir JxS.

12- Estamos donde siempre. Pero en Bélgica.

13- Estamos donde siempre --bla-bla-bla, consulta no válida, elecciones plebiscitarias-- pero en Bélgica, por la aportación de Rajoy a la política -la penalización, vía código penal, de la política-, y por las aportaciones del Trile/Procés. Básicamente, la irresponsabilidad, la posibilidad de hacer cualquier cosa porque cualquier cosa -tocarse el escroto cinco años mientras el peronismo redecora esas acciones; proclamar, incluso, una no-República, no defenderla, pasar de todo, huir-, tiene un paraguas propagandístico único en el mundo. Y, por lo mismo, preocupante.

14- El Régimen del 78 es más débil de lo que parece --lo que vete a saber lo que significa, pues parece muy fuerte; se ha fortalecido aún más con el Trile--. El Trile, como desde hace 5 años, parece no aprovechar la Crisis de Régimen. Un indicio de que los partidos trileros comparten lógicas con el R'78. La principal, seguir subsistiendo. Como siempre, el Trile quiere liderar un proceso electoral, sumamente local y eterno. Quiere vivir eternamente. Y, desde que hay represión judicial a esa política de Trile, quiere acuerdos con la Justicia. Y, en ausencia de ese trato, ofrece trucos.

15- Como apunta Emmanuel Rodríguez, la esfera política esp es tan autónoma, tan alejada de la realidad, que ya admite repúblicas, exilios y represión policial y jurídica, sin que ello afecte a la realidad. Puede asumir más realidades paralelas, supongo. La política, por aquí abajo, es como Las Vegas. Lo que pasa en las Vegas se queda en Las Vegas. ANC/Òmnium han ampliado el campo semántico Las Vegas. Poco más. Una parte importante de la sociedad cat es esa nueva percepción de la política, no realidad.

16- El Trile/Procés tiene rasgos de genialidad --lo de Bruselas es de traca--, pero también tiene más rasgos de circo humano. Es una nada, pero sus efectos colaterales pasan por subnormalizar, vía propaganda, a una sociedad, y exhibirla en Bélgica, último país que prohibió el circo humano.

17- Paren rotativas. A última hora de la noche, surge la noticia de que Puigde vuelve a Cat. Luego se desmiente la noticia. Cubrir informativamente Cat es como cubrir informativamente la isla de Cracatoa. Empiezas hablando de palmeras, luego de temblores, luego de una explosión volcánica y, cinco minutos después del inicio del artículo, constatas que no hay isla. Trasciende que el abogado de Puigde, belga --posiblemente, genial; habrá que mirarle los dedos de la mano buena-, comunica que “no se va a pedir asilo, pero que lucharán contra cualquier extradición ante los tribunales”. Vete a saber qué significa eso para el colectivo de profesionales de la Trila. Supongo que Puigde no irá a declarar el jueves, que esperará orden de búsqueda y captura, momento en el que se opondrá judicialmente a ello en Bélgica. No como un gobernante en el exilio, sino como lo hizo Ruiz Mateos. De manera que, a través de la justicia belga, se excluyan los delitos gore --sedición, rebeldía--.

18-Toda la movida de hoy, me temo, no ha consistido en internacionalizar el problema cat. El problema cat, después de lo del viernes, ya es de sección de curiosidades en la prensa mundial. Ha sido para politizar un problema personal. Sí, es gordo que fiscalía persiga las ideas políticas. Pero es también gordo que el Procesismo, esa deshonestidad contrastada, haya colado como idea política. Si el viernes se ridiculizó y suicidó internacionalmente la posibilidad de una República Catalana, hoy en Bruselas se ha visto una derecha peligrosa, que confunde una parte --a ellos mismos-- con el todo. Entre el viernes y hoy, el Govern, o como se llame esta mañana a primera hora, ha acabado con su discurso internacional. Lo que importa un pito, pues todo lo que dice y hace sigue siendo, como siempre, para consumo interno y con fines electorales.  

19- Es una pena que no haya una izquierda en Cat y Esp con hambre de gol.

20- Me voy a hacer panellets. Diversos lectores me han preguntado por mi famosa receta. Ahí va. Tomen nota. Leche, cacao, avellanas y azúcar.

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Socorro

Guillem Martínez · Barcelona
Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí