1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

La jueza y el militar. O Madrid 2019

Las primarias al Consejo Municipal de Podemos Madrid como muchas posteriores pasarán. Lo que venga, en lo que a “política del cambio” se refiere, está por inventarse y es harto (hartísimo) improbable que pase ya por la formación morada

Emmanuel Rodríguez 10/12/2017

<p>Cartel de campaña de la candidatura Unidas por Madrid.</p>

Cartel de campaña de la candidatura Unidas por Madrid.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

Una alta magistrada y un alto mando militar. No es el siglo XIX, pero entre estas figuras anda el juego de la desgastada “política del cambio” en la capital. El primer episodio de una nueva novela de espadones, golpes y Estado acaba de empezar. Y lo ha hecho de forma algo aburrida: con unas primarias al Consejo Municipal de Podemos Madrid. La elección parece casi una caricatura y muestra hasta donde ha llegado la nueva política.

Al cargo de secretario general se presenta el ex JEMAD (Jefe de Estado Mayor de la Defensa) Julio Rodríguez, ungido por la mano de Iglesias. El militar que encabeza la llamada “candidatura de unidad” no tiene naturalmente ninguna relación con los círculos y tampoco parece que conozca mucho Madrid (vive en Majadahonda), pero se nos presenta como la nueva estrella mediática que necesita la ciudad. También se presenta, una chica de apenas 30 años. Isa Serra, diputada autonómica, encabeza una lista “crítica” en la que se encuentran algunos restos del 15M, el municipalismo madrileño y movimientos sociales de la ciudad. La novela no promete mucho. Pero para entenderla hay que analizar al menos tres de sus tramas, todas ellas con final feliz (o no) en las próximas elecciones municipales de 2019.

La decisión de Carmena de tutelar su sucesión deja a todas las fuerzas de Ahora Madrid, a los movimientos que avalaron Ganemos Madrid, a IU y a Podemos, ante el difícil trago de verse desplazados por los caprichos de la alcaldesa

La principal incógnita es la del romance entre el militar y la jueza alcaldesa. Es la trama más intrigante, porque aunque se nos aparezca como un idilio de amor, en realidad su género es la novela negra. Veamos, veamos, qué es lo que hay detrás. El ex JEMAD no para de repetirlo allá donde le prometen una entrevista: Carmena es su alcaldesa, de ella reconoce su autoridad, la unidad que emana, su carisma... Pero entonces ¿por qué Iglesias propone un alto cargo del Ejército, una figura de reconocido prestigio, tanto como el de Carmena, si no es para enfrentarla y sustituirla?

En la dirección de Podemos existe preocupación con Carmena. Ambivalencia y preocupación. De una parte, lo obvio. Dentro de un partido donde todos se han vuelto rápidamente conservadores y al que las encuestas hace tiempo que dejaron de saludarle, Carmena representa uno de los pocos activos de la “nueva política”. Su alcaldía, y la gestión que ella ampara, es de los poquitos nichos de poder institucional en el que se vislumbra alguna oportunidad de repetir el éxito electoral. Pero la alcaldesa es demasiado “suya”, demasiado como para plegarse a los designios de Podemos. Ella es ella. Y tanto en su fuero interno, como públicamente, piensa que la alcaldía es su obra, mérito propio (sic).

La decisión de Carmena de tutelar su sucesión deja a todas las fuerzas que constituyeron Ahora Madrid, a los movimientos sociales que avalaron Ganemos Madrid, a IU y también a Podemos, ante el difícil trago de verse desplazados por los caprichos de la alcaldesa. Carmena ya se ha manifestado en varias direcciones. Su dedo ha apuntado sobre su propio campo cultural (el socialismo de la Transición), a un juez llamado Garzón, como posible sucesor. También ha señalado a su segunda de a bordo, la teniente de alcalde Marta Higueras. Una gestora que ha tenido el indudable mérito de enemistarse con la mayor parte del tejido social de la ciudad y que parece disponer del mismo carisma que el de una cena de coliflor hervida... sin aceite.

En Podemos preocupa quedarse fuera del Ayuntamiento, pero también la neutralización de algunas bombas de relojería que podrían estallar cuando menos se las espera. La zona crítica se localiza en algunos de los asesores de la alcaldesa, viejos conseguidores del aparato socialista, y que de momento han salvado citas y problemas con la justicia, pero que bien podrían saltar en campaña. En definitiva, el amable y galante ex JEMAD viene como un hijo no reconocido. Viene a reclamar una herencia, la alcaldía de la ciudad que gestiona 5.000 millones de presupuesto anual. Y lo hace como en las buenas familias, sin montar lío, sin sacar los trapos sucios, reconociendo la autoridad y las maneras de la matriarca todavía viva, pero a sabiendas que el compromiso de Carmena quizás no vaya más allá de presentarse a las próximas elecciones y dimitir a los pocos meses. 

Rodríguez representa una buena baza para plegar a Errejón en futuras guerras. También proporciona nuevas herramientas quirúrgicas para aislar y extirpar, si procede, la pústula a veces molesta de los anticapitalistas

La segunda trama tiene mucho menos interés. Es casi como un segundo libro, y lleva la siguiente advertencia en portada: “Sólo para iniciados”. Se desarrolla dentro de Podemos, y tiene varios frentes, los mismos que las familias políticas de la organización. Si rebobinan hacia atrás sabrán reconocer el paisaje: junglas ardiendo en naranja intenso, una fuerte lluvia de napalm, espías, dobles agentes, traiciones. Podemos Madrid fue Vietnam, al menos hasta su pacificación en 2017. El abrazo de Vergara entre Iglesias y Errejón certificó la discreta retirada del segundo, a cambio de un papel estelar, pero pospuesto al futuro. Tras el enfrentamiento de Vistalegre II, a Errejón le fue concedida “plaza”, la de futuro candidato a la Comunidad de Madrid. Y a los anticapitalistas, siempre díscolos, también se les otorgó algo: la oportunidad de vivir en la organización. Ellos, con su votos, pusieron al joven y atractivo pablista, Ramón Espinar como secretario autonómico. Básicamente este ha sido el reparto dirigido a sostener el delicado equilibrio de Podemos Madrid, equilibrio demasiado delicado.

Con el ex JEMAD, figura sin organización, ni familia propia, que debe toda oportunidad de carrera política al favor de su mentor, Iglesias trata de imponerse dentro de Podemos Madrid. Rodríguez representa una buena baza para plegar a Errejón en futuras guerras. También proporciona nuevas herramientas quirúrgicas para aislar y extirpar, si procede, la pústula a veces molesta de los anticapitalistas madrileños. Rodríguez, como buen militar, es sinónimo de orden.

Después de disparar algunas fotografías sobre este animado paisaje de fuerte personalidades, quizás les reste algún tiempo para seguir la tercera trama, la única que tiene algo de interés político. ¿Recuerdan la Quinta Torre de Villar Mir, los casos del Taller de Precisión de Artillería, de las cocheras de Cuatro Caminos, la Operación Canalejas y, seguro, Madrid Nuevo Norte con su particular propuesta de skyline para Madrid y su 1,3 millones de metros cuadrados de oficinas? La ciudad se prepara para recibir el cuarto ciclo inmobiliario de su historia. Y aunque aderezado con “procesos participativos” y carriles bici por parte de la flamante concejalía de “desarrollo sostenible”, la alcaldía de Manuela Carmena ha decidido ser completamente funcional a la nueva era de progreso. Ella facilitará los permisos, los terrenos y lo que haga falta para no generar ninguna “inseguridad jurídica”.

El único problema aquí son un grupito de concejales, gran parte de los movimientos sociales de la ciudad y el propio programa de Ahora Madrid, que se selló con un “pacto contra la especulación”. En el gobierno municipal (como en cualquier gobierno plural y democrático) existe crítica interna, mucha y bien razonada. Y a Carmena no le sienta bien. Tampoco a muchos otros que reclaman que hay que “unificar” Ahora Madrid, deshacerse de los críticos y también, quizás, de IU y del concejal de Hacienda, Carlos Sanchez Mato, por su insistencia en no someterse a las prescripciones de Montoro, cuando el superávit primario del Ayuntamiento permite pagar deuda y aumentar las inversiones. De nuevo Julio Rodríguez es el orden, “la unidad”.

En 2019 se juega la continuidad, o no, de lo que en 2015 se llamó municipalismo. Esta posibilidad está cifrada en que se mantengan mecanismos de integración de la pluralidad con primarias proporcionales, un programa respaldado por todos los sectores movilizados de la ciudad y una candidatura que sea más el resultado de una amplia coalición social que del dedazo de un líder carismático. La primera ronda de movimientos sobre el futuro de Ahora Madrid tiene lugar ahora en Podemos. Y se resuelve en estas votaciones.

Si usted sigue interesado por estas cuestiones, en estas elecciones al consejo ciudadano de la ciudad tiene dos opciones, siempre sin menospreciar las candidaturas independientes (en las que se encuentran sorpresas agradables). La primera ya la conoce, es la “realista”, la de Pablo Iglesias. Votar al ex JEMAD es la garantía de continuidad de Carmena y de su sustitución “controlada”. En este sentido no le debería importar que éste sea incapaz de afrontar un debate público sobre Madrid con sus directos opositores y que no haya aportado ni media idea de que se podría hacer en esta ciudad. Con el alto mando militar, se garantiza un candidato de sustitución a la jueza, alguien tan conocedor de las estructuras de Estado como ella misma y seguramente tan sensible como para aprender a hacer magdalenas.

La segunda pasa por la anticapitalista Isa Serra. Aquí votará, no lo dude, discusión, “follón” y también pluralidad (la base, por cierto, de toda democracia). Sencillamente con ese voto puede intentar garantizar al menos una trinchera, para que las cada vez más pírricas victorias institucionales no sean asimiladas a la política convencional. Se juega la posibilidad de una oposición institucional a todo lo que ya se viene (Chamartin, austeridad, etc.). Y para ello es necesario que Ahora Madrid siga siendo plural, heterogéneo y conectado a otras realidad más allá de su propia supervivencia.

También puede ser --es lo más probable-- que se haya aburrido ya. Es lo que le ocurre a centenares de miles de personas que participaron en el ciclo de movilizaciones que se inició en 2011 y a decenas de miles de inscritos de Podemos. Si es así, no se preocupe, estas elecciones como muchas posteriores pasarán. Lo que venga, en lo que a “política del cambio” se refiere, está por inventarse y es harto (hartísimo) improbable que pase ya por Podemos.

Autor >

Emmanuel Rodríguez

Emmanuel Rodríguez es historiador, sociólogo y ensayista. Es editor de Traficantes de Sueños y miembro de la Fundación de los Comunes. Su último libro es '¿Por qué fracasó la democracia en España? La Transición y el régimen de 1978'. Es firmante del primer manifiesto de La Bancada.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

17 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. juan

    Para ser ex-JEMAD se ha tenido que ser JEMAD, para soltar parrafadas en plan "teórico perfecto" como Emmanuel no se ha tenido que ser nada, de hecho al no ser nada ni haber hecho nada uno puede dedicarse a tratar de destrozar todo lo demás. Me gustaría saber sus chiringuitos esos de Traficantes de Sueños y Observatorio Metropolitano de qué viven.

    Hace 3 años 5 meses

  2. Loreto

    Ladran Sancho, ladran...

    Hace 3 años 5 meses

  3. guillotine

    No entiendo porqué se pide cortar la libertad de expresión solicitando censurar artículos, autores, etc... ¿Acaso hay manipulación informativa?, ¿no se puede criticar?, ¿necesitamos que nos cuenten lo que queremos oir?, por favor. El artículo es respetable y bastante certero con los hechos, la última parte es una reflexión personal del autor. La crítica siempre es buena aunque cueste a veces aceptarla, pero te ayuda a reflexionar sobre los propios errores.

    Hace 3 años 5 meses

  4. Jose Bembibre

    Cada artículo, por decir algo, de Enmanuel Rodriguez en CTXT resta puntos a mi renovación de suscripción a CTXT. No es un problema de crítica, es puro sectarismo por razones personales.

    Hace 3 años 5 meses

  5. felixramon

    Esta gente son submarinos del PSOE que es un especialista en este tipo de maquinaciones. Primero compra a gente, que se deja comprar, y los introduce para dinamitar desde dentro al tiempo que con sus medios de comunicación se lanza al acoso y derribo de quien el considera su enemigo. Esa misma táctica la empleo con IU hasta que consiguió domesticarla y convertirla en su muleta. Por eso si CTXT PUBLICA estos artículos se convierte en cómplice. Si CTXT no rectifica y hace una declaración desvinculándose de este tipo de indeseables yo retirare mi suscripción e invito a otros socios que también lo hagan. Que les financie Prisa y PSOE.

    Hace 3 años 5 meses

  6. felixramon

    Esta gente son submarinos del PSOE que es un especialista en este tipo de maquinaciones. Primero compra a gente, que se deja comprar, y los introduce para dinamitar desde dentro al tiempo que con sus medios de comunicación se lanza al acoso y derribo de quien el considera su enemigo. Esa misma táctica la empleo con IU hasta que consiguió domesticarla y convertirla en su muleta. Por eso si CTXT PUBLICA estos artículos se convierte en cómplice. Si CTXT no rectifica y hace una declaración desvinculándose de este tipo de indeseables yo retirare mi suscripción e invito a otros socios que también lo hagan. Que les financie Prisa y PSOE.

    Hace 3 años 5 meses

  7. felixramon

    Esta gente son submarinos del PSOE que es un especialista en este tipo de maquinaciones. Primero compra a gente, que se deja comprar, y los introduce para dinamitar desde dentro al tiempo que con sus medios de comunicación se lanza al acoso y derribo de quien el considera su enemigo. Esa misma táctica la empleo con IU hasta que consiguió domesticarla y convertirla en su muleta. Por eso si CTXT PUBLICA estos artículos se convierte en cómplice. Si CTXT no rectifica y hace una declaración desvinculándose de este tipo de indeseables yo retirare mi suscripción e invito a otros socios que también lo hagan. Que les financie Prisa y PSOE.

    Hace 3 años 5 meses

  8. gracianito

    Gracias por el artículo. Los que andamos fuera de madriz agradecemos análisis desengañados y bien claritos como éste. Gracias de nuevo.

    Hace 3 años 5 meses

  9. manuel

    los troskoitas han echo perder todas las batallas que la izquierda hubiese podido ganar. Sino este articulo descarga bilis y no propone nada. Lo que tambien mucho me gusta es el empleo de " ex JEMAD", como no se le puede decir nada en contra insulto por su oficio, el trokismo con toda su gracia.

    Hace 3 años 5 meses

  10. Mark

    Charly, lee y medita. Si tu cierre de filas es tan cuñao (como esos que citas) es que no quieres escuchar porque sabes que tiene mucha razón. El último párrafo de Rodríguez es una conclusión muy personal, se puede estar de acuerdo o no, pero todo lo que lo antecede es desgraciadamente muy real. Ay del día en que no haya nadie crítico con Podemos para bien. Ay.

    Hace 3 años 5 meses

  11. Don Fede

    Digo yo que al menos podría indicarse que el tal Enmanuel es de Anticapitalistas y como tal apasionado odiador del Podemos que ni él ni los suyos han podido controlar. ¡Mecachis, con lo demócratas que son estos troskos salidos del túnel del siglo pasado! Y añado que si este medio pretende tener solvencia y credibilidad lo primero es no permitir que escriba sobre Podemos alguien tan sectario y que trató sin éxito de situarse en su interior,

    Hace 3 años 5 meses

  12. Carlos

    Aparte de estar muy pobremente escrito —tema menor, dado el páramo periodístico en el que se están convirtiendo los digitales, donde la calidad literaria ha dejado de importar— el texto adolece de mucho prejuicio y escaso o nulo análisis. Para eso, ya tenemos El País…

    Hace 3 años 5 meses

  13. charly

    ¿ Donde estan mis comentarios ?

    Hace 3 años 5 meses

  14. Pedro Cardona

    Después de 4 días ni un puto comentario. Mala publicidad para su nuevo libro, Sr. Enmanuel

    Hace 3 años 5 meses

  15. JK

    Bien, pero, ¿ tiene el articulista algún análisis político que presentar?

    Hace 3 años 5 meses

  16. charly

    De verguenza Emmanuel

    Hace 3 años 5 meses

  17. charly

    Coño y pechoe que pasa con el . Solamente sacan mierda de podemos parece ser que todo lo s demas partidos son una balsa de aceite . Los mangantes del ppodrido , los pcuñaos y los que no se sabe donde estan pchoe ;todos de rositas

    Hace 3 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí