1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

DIVERSIÓN CON BANDERAS (II)

La cuchipandi

Mitin de C’s en el teatro Goya. No se cabe. ¿Qué está pasando? Se ha roto un pacto social. Y el Procés, esa máquina de construir pobles imaginarios y de conservar a la clase política del 78, ha convertido a C’s en un partido ganador

Guillem Martínez Barcelona , 17/12/2017

<p>Albert Rivera, Manuel Valls, María Rey, Mario Vargas Llosa e Inés Arrimadas.</p>

Albert Rivera, Manuel Valls, María Rey, Mario Vargas Llosa e Inés Arrimadas.

Imagen de TV

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

Teatro Goya, Barcelona. Mitin de C's. Cola king-size. No se cabe. En lo que es una metáfora del proyecto del centro-derecha esp, los que se quedan fuera del pastel se rebotan. Público: mucha señora recién salida de la pelu y de esa edad en las que las señoras se vuelven, zas, rubias. Mucho chico y chica joven, de barrio, pero que estudia administración de empresa en alguna versión chunga de ESADE. Muchos tíos solos. Personas a las que la clase media se les ha quedado corta, y personas que, por los zapatos gastados, se están agarrando con las cuatro patas al pack clase media, a ver si no se caen otra temporada. Empieza el acto. Lo conduce una periodista de la tele, no-nacionalista. El periodismo esp está repleto de no-nacionalistas, muy atentos a las tribus. Las atienden tanto que, mientras las vigilan en sus reservas, nunca han podido visualizar los ataques frontales de la tribu históricamente más sangrienta. Se inicia el acto. Que es la pera. Se lo explico.

El cartel es espectacular. Han tirado la casa por la ventana. Está Manuel Valls, ex-jefe del Gobierno socialista francés, y Mario Vargas Llosa, un Nobel. La periodista no-nacionalista, Rivera y Arrimadas. Arrimadas es un fenómeno. Un compi de La Vanguardia, que viaja empotrado con ella estos días, me explica que en topos como Figueres --Cat profunda--, donde lo habitual, incluso antes del Procés, era silbar al candidato pepero o sociata, se le acercaban a darle la mano. Hace unas horas, en Santaco, cinturón, había miles de personas escuchándola, peladas de frío y sonriendo con la boca llena de dientes. ¿Qué está pasando?

Posiblemente, lo siguiente: se ha roto un pacto social. Un pacto que, ojo, no era institucional o político. Quizás se llegó tácitamente a él antes del 75. Y se cerró en el área metropolitana. Era un pacto que garantizaba la unidad social, y en el que se apostaba por el catalán como lengua débil, a la que proteger, y que se convertía en lengua vehicular. Quizás ese pacto fue el único logro de las izquierdas cat en la Transi. Se desecharon las comunidades lingüísticas, y se estableció una idea de ciudadanía que no era esencialista, sino cívica. Y efectiva, en tanto en toda esta formulación no participaron instituciones. El Pujolismo chuleó puntualmente ese pacto. Lo tensó, sin llegar nunca a romperlo. Con cierto arte. De hecho, se cuidó mucho de no tensarlo en demasía. Debajo de su culto a una Catalunya ideal, había una meditación profunda de esa Catalunya real, que podía enviar el juguete a paseo. Desde 2012 y, más, desde 2015, se ha tensado de manera inaudita. Tras pelarse el Bienestar, en 2011 --la escuela, la sanidad, los cojines sociales; la única rosca, en fin, que se comieron las izquierdas en los 70's--, las emisiones de Gobiernos posteriores han sido eminentemente propagandísticas, y han buscado satisfacer al votante de Procés antes que al grueso de sociedad. Lo que tiene mérito. En una sociedad que apostaba, en un 80%, por un referéndum, lo que era un hecho rupturista, no sólo no se ha gestionado esa bicoca, sino que se han creado léxico y marcos de confort y reafirmación --poco más-- para menos del 50% de la sociedad. A esa parte, que ocupa menos de la mitad, se la ha llamado poble. A la mayoría social, que no pasó la ITV para ser poble, sencillamente se la ha ignorado. No ha participado de la espiral de propaganda, sino que ha tenido que defenderse --por lo común, sola-- de ella, mientras miraba la tele. Y cuando en la tele hablan de pueblo todo el rato, es que es un spot de Fairy muy largo, o es que pasa algo en verdad inquietante.

C's parece que será el partido antiprocés. El que recogerá el quejido ante ese abandono de gran parte de la sociedad, a la que sólo se le ha dejado participar del Procés mediante adhesión inquebrantable, o aceptando que eran unos fascistas al no ir a los chiquiparks que organizaba la ANC. El lenguaje propagandístico --no ha habido otro-- es, en fin, muy de blanco y negro, y permite muy pocas alineaciones humanas. Es decir, variadas. La pregunta del millón es si con ese voto, amplios grupos sociales también aceptan el nacionalismo español reaccionario, intrínseco a la formación. Si finalmente, eso eso es así, esa será la gran consecuencia política del Procés, me temo. Haber roto, sin habilidad, las partes menos importantes y más anecdóticas de una baraja, y haber posibilitado con ello el nacimiento de una nueva derecha nacionalista en Cat. Por fin libre, una vez muertas las reglas.

Bueno. Acto. Muy moderado. Valls se presenta como un idealista en lucha contra los populismos, que son dos: “De extrema derecha y de extrema izquierda”. Aboga por la reformulación de la UE desde dentro. Sitúa los nacionalismos como el gran enemigo de Europa, y coloca a C's en el bando correcto. Vargas Llosa cita a Popper --un tanto anticuado, pero no le dieron el Nobel de Química/no tiene que estar al día--, dibuja la Barcelona de los 70's, en la que vivió, como un Bocaccio no-nacionalista, y sitúa a C’s, “un partido fundado por artistas e intelectuales”, en esa órbita chachi & piruli. Rivera habla de Europa, se autodefine como nacionalista europeo. Y Arrimadas vertebra un discurso democrático, legalista, simpático.

Uno escucha lo que escucha, y parece que esto es una reunión desenfadada de intelectuales europeos previa a un intercambio de parejas. La civilización lo impregna todo. Pero, por lo general, la civilización o su prima, los mensajes positivos pop, lo impregnan todo en las culturas propagandísticas. Quizás lo importante, por tanto, es lo que no se dice. Observo lo que no se dice. En la fila 0, entre otros grandes ideólogos, hay un diputado de C's, proveniente de la extrema derecha. Fue Peón Negro. Abogó por la opción aznarista del titadine hasta que le dijeron que parara. En el escenario, además de un Presi de Gobierno francés enrollado, hay otra punta, después de ZP, del colapso de la socialdemocracia europea en la crisis democrática económica y social. Ese político que denuncia hoy los populismos introdujo en Francia políticas del Frente Nacional, esa ONG. El Nobel que habla de la tolerancia barcelonesa de antaño le partió la cara a otro escritor barcelonés porque, en ese clima de tolerancia y tal, su señora le puso unos cuernos de peli alternativa de los 70's. Junto a ellos, el presidente de C’s, una opción nacionalista-conservadora, nacida cuando la reforma del Estatut, en tanto que creían que el PP --que en aquellos tiempos recogía firmas contra el Estatut, montaba boicots a productos catalanes y acusaba de pro-etarra al Tripartit-- era tibio al respecto. En el último tramo del Procés, C’s ha sido determinante para radicalizar la respuesta del PP, y para colar el 155. Y aún pedía más. Y, entre ellos, una candidata que, por fin, ha conseguido que las cinco listas de ultra derecha que, tradicionalmente, se presentan en Cat en cada elección, hayan considerado no presentarse esta vez. Afearían esta reunión de amigos que hablan de Derrida.

Van a ganar. En las siguientes elecciones, pueden vencer. El Procés, esa máquina para conservar la clase política del R'78 en Cat, ha sido un éxito. La ha conservado. El hecho de que C's suba como la espuma es otro efecto secundario al que no dieron importancia. 

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

19 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. gabriel

    Donde unos dicen "la culpa es de..", otros dicen "gracias a...". Todo es relativo.

    Hace 3 años 11 meses

  2. Feliciano Cedeño

    Aparte de la cosa simbólica:"semos munchos", dirán unos y otros y "hemos ganado" dirán unos y otros, estas elecciones no sirven para nada (como todas dicho sea de paso), pero estas en especial, para resolver el asunto del "pruces", me refiero, que parece ser que es el asunto central. El "pruces" está muerto, aunque no enterrado, es literalmente The Walking Dead. Estuvo muy vivo el 1-0 (ante la torpeza gubernamental y la sospechosa tibieza de los mossos) y los momentos ulteriores, hasta la DIU, porque DUI no era, desde luego. Descubierto el farol y mosqueado el Estado, y mucho el "pruces" seguirá, tal vez siempre, con la matraca, perdiendo y ganando adeptos según como vaya el tema, pero el "pruces"está muerto aunque sus seguidores no lo vean. Veía hace poco un documental en la tele de los años 80, era espeluznante comprobar como en 1980 hubo más de 100 muertos en Euskadi pero era mucho más espeluznante comprobar la "normalidad" con que se asumían esos muertos. Se mencionaba un atentado con 30 y pico niños muertos que lógicamente copó todas las portadas y que, ese mismo día, por la tarde, hubo dos atentados más con dos muertos. Lo espeluznante' Esos dos muertos apenas ocuparon pequeñas reseñas, hasta tal punto estaba asumida la violencia. Supongo que para la gente de ETA e igualmente para la percepción general, ETA estaba muy lejos de ser derrotada y el separatismo vasco lejos también de desaparecer. Sin embargo, visto con perspectiva, y relacionándolo con lo que sucede ahora, la cosa es distinta, ETA y el independentismo, como pasa ahora en Cataluña, estaban muertos. Lo estaban porque el Estado había decidido que no se iba a rendir y había asumido cualquier coste para lograr la victoria, ERA también pero ETA nunca podría ganar una guerra abierta con el Estado, la aritmética no falla, (a favor del Estado hay más personas y tiene más medios). Es lo mismo que ahora haya o no haya violencia. Lo dijo Tardá (aunque costó entenderle dado el extraño idioma que habla). "La independencia será pacífica o no será": pues no será, así de fácil, si no se obtuvo violentamente....

    Hace 3 años 11 meses

  3. Carlos Guri

    Bravo Sr. Martínez por toda la serie de artículos de los tres últimos meses: usted lo clava. No me importan sus preferencias políticas sino su interpretación de lo que pasa. Le seguiré leyendo.

    Hace 3 años 11 meses

  4. Carlos Guri

    Bravo Sr. Martínez por toda la serie de artículos de los tres últimos meses: usted lo clava. No me importan sus preferencias políticas sino su interpretación de lo que pasa. Le seguiré leyendo.

    Hace 3 años 11 meses

  5. Curatai

    No hace falta acudir al lenguaje melodramático para mostrar la tragedia. Los errores de los guionistas del "prusés", que no han tenido en cuenta la realidad porque les estropeaba el cuento, nos han traido hasta aquí: el momento fundacional en el que Cataluña es el motor... De una nueva derecha que, como no despabilemos, va a inundar también al resto de las Españas. Que Tutatis nos ampare.

    Hace 3 años 11 meses

  6. Viajero

    De los autores de" Los catalanes, los nuevos palestinos" y su continuación " ¿Kurdos? No, catalanes" nos llega la tercera entrega "Los catalanes y su paralelismo con la lucha mapuche" Amigos, en Diciembre -15 y Enero- 16 pudistéis intentar echar a Rajoy. Pero os quedastéis en prusés y referendum o nada. Preferistéis táctica - Rajoy era y es bueno para tensar el tema- a estrategia y ahora tenemos todos a " cara de admantium " Rajoy en el poder. Ir a llorar al bar y dejar de dar la lata con comparaciones y paralelismos ridículos, no tenéis ni coherencia ni verguenza...

    Hace 3 años 11 meses

  7. Ed S

    Sr. Martínez, a mí no me convence el supuesto proyecto independentista y habiendo leído varios articulillos suyos, al ver el título me esperaba una critica mordaz a Ciudadanos. Pues nada, ni un chistecillo cutre. Se le ve el plumero, al mismo saco que Évole va.

    Hace 3 años 11 meses

  8. Doncas

    Quizás la culpa del auge de la ultraderecha monárquica es de la gente que la vota, y no de los que no lo hacen. Quizás, ¿eh? Porque parece últimamente que los votantes republicanos son culpables hasta de haber hecho llorar al Niño Jesús.

    Hace 3 años 11 meses

  9. Leiva

    Más razón que un sabio. Baste un paralelismo: los Mapuche en Chile. Llevan 500 años luchando por el reconocimiento de ciertos derechos sobre tierras que dicen les corresponden. sucede que hace poco decidieron optar por vías unilaterales. Insensatos -les dijimos- no veis las enormes posibilidades que tenéis parta materializar vuestras reivindicaciones a través de los mecanismos de reforma de la Constitución chilena (bloqueda, eso sí, como la española,m pero allá Pinochet ex machina)? Como es que no veían esos indios dados a la revuelta la impronta en las actitudes reformistas que transparentaban los partidos alternantes? Ayer ganó Piñera, el candidato derechista. Malditos Mapuche. Todo es su culpa. no es necesario buscar en otros factores. la vida política chilena, como la española, es muy sencilla. Si por lo menos se hubieran quedado callados, hoy gobernaría el candidato de la Concertación, o quizá Piñera, digo, ahora no sé. pero en todo caso es lo mismo verdad Guillem Mtz? Lo importante es que la culpa es de los mapuche. gracias por la luz Guillem, siempre señalando allí donde está el nudo, siempre iluminando las obscuridades.

    Hace 3 años 11 meses

  10. Leiva

    Más razón que un sabio. Baste un paralelismo: los Mapuche en Chile. Llevan 500 años luchando por el reconocimiento de ciertos derechos sobre tierras que dicen les corresponden. sucede que hace poco decidieron optar por vías unilaterales. Insensatos -les dijimos- no veis las enormes posibilidades que tenéis parta materializar vuestras reivindicaciones a través de los mecanismos de reforma de la Constitución chilena (bloqueda, eso sí, como la española,m pero allá Pinochet ex machina)? Como es que no veían esos indios dados a la revuelta la impronta en las actitudes reformistas que transparentaban los partidos alternantes? Ayer ganó Piñera, el candidato derechista. Malditos Mapuche. Todo es su culpa. No es necesario buscar en otros factores. La vida política chilena, como la española, es muy sencilla. Si por lo menos se hubieran quedado callados, hoy gobernaría el candidato de la Concertación, o quizá Piñera, digo,... ahora no sé, pero en todo caso es lo mismo verdad Guillem Mtz? Lo importante es que la culpa es de los mapuche. gracias por la luz Guillem, siempre señalando allí donde está el nudo, siempre iluminando las obscuridades.

    Hace 3 años 11 meses

  11. Guillermo

    Fer, señalas que: "Pues nunca nos cuentas los asesinos confesos y condenados que adornan los actos del separatismo catalán o los que practican intrusismo profesional ejerciendo seudoterapias magufas" Quizá porque no los haya. Cuéntanos tú quiénes son, que sospecho que te los estás sacando de la manga.

    Hace 3 años 11 meses

  12. Arnau

    És curiós que la cupla de tot sigui sempre de l'independentisme i per justificar-ho l'autor agafa les crítiques bàsiques i demagògiques que fa la dreta espanyolista, se les fa seves, i a partir d'aquí infereix que tots els mals del país són culpa del procés, que tot és dreta i que sense ell segurament viuríem en una Catalunya i una Espanya de pel·lícula. Que l'independentisme parli de que el castellà serà també llengua oficial a la República, que cada cop una major part de l'independentisme sigui menys identitària i més multicultural, que una bona part de l'independentisme aposti per una República social que lligui la societat d'aquest país, això no importa a l'autor ni serveix per a incorporar-ho al seu anàlisi. Tampoc cap culpa a l'esquerra federalista o espanyolista que pobres es deuen haver trobat al mig de tot això i si no tenen suport social o projecte també és per culpa dels independentistes... El problema d'una suposada esquerra és que no assumeix mai responsabilitats i culpes i sempre és més fàcil donar-les als altres, i el blanc fàcil sembla que sigui l'independentisme. I així va la cosa...

    Hace 3 años 11 meses

  13. fer

    Peón negro? Titadine? En Ciudadanos? Qué miedito!! Pues nunca nos cuentas los asesinos confesos y condenados que adornan los actos del separatismo catalán o los que practican intrusismo profesional ejerciendo seudoterapias magufas tipo "haz lo que te pida el cuerpo, cuidate tu y que se joda el mundo" o los arboles genealógicos franquistas y requetes de dirigentes de ERC o las CUP. Son detalles muy curiosos, dignos de un gran artículito.

    Hace 3 años 11 meses

  14. Arturo

    Más motivos para que os independicéis. Huid de esa obsesión uniformizadora castellana. Si acaban venciendo y ganando, todo se habrá acabado. Y lo digo desde Aragón, donde ya han aplastado las dos culturas patrimoniales.

    Hace 3 años 11 meses

  15. invitado

    Y lo que más alto se deja de escuchar: lo que es bueno para el Capital, es bueno para el Estado (el Estado-Capital, no el aspirante a serlo), y también es bueno para la peña, incluida la que tiene que tener más de un trabajo para conseguir mantenerse en la pobreza sin caer del todo en la miseria.

    Hace 3 años 11 meses

  16. Fermi

    Esperemos que algunos cedan y se muestren a negociar legislaturas en el eje "izquierda-derecha". Como sigan hablando en términos de "indepe-no indepe", nos vamos a hartar de respirar agente naranja. La duda es si el chantaje de C's sobre el PSOE andaluz tiene o no maniatado a Iceta. La duda es si ERC se dejará de naciones o no. La duda es si podemos se dejará de estrategias y hará algo tan de derechas como ser pragmático en sus pactos y cesiones. La duda es si alguien de izquierdas realmente actuará como debería actuar la izquierda, y se dejarán de tonterías electoralistas. Nos vamos todos al guano. Cataluña va a ser nuestro Ohio, y si gana la derecha, será sólo un preámbulo.

    Hace 3 años 11 meses

  17. Karaml

    Vaya chorradas que hay que leer. Acaso ha dejado de ganar la derecha alguna vez? Acaso el regimen del 78 estaba muerto? Si el pose fuera un partido de izquierdas nada de esto estaria pasando.

    Hace 3 años 11 meses

  18. Fermi

    Joder, cuánta razón tienes, y qué miedito da todo. Con este panorama, vamos a tener ultraderecha por mucho tiempo. Y donde no ganen... 155. Gobiernan para cuentas de resultados, no para personas. "135, contigo empezó todo"

    Hace 3 años 11 meses

  19. pepa

    ¡Qué triste! ¡Qué panorama desolador describes, con tanto arte! Y lo mas duro es que (el olfato no suele fallarte) todos los indicios apuntan a la consagración de C's, primero en Cat y después en Es. ¡Qué fácil se lo han puesto!

    Hace 3 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí