1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

¿Es Podemos un partido feminista?

La estrategia electoral basada en tomar solo los puntos de mayor consenso dentro de los feminismos y pasar por alto los que puedan parecer más polémicos se ha revelado insuficiente a la hora de captar el voto de las mujeres

Marina Pastor 26/12/2017

<p>Cargos y representantes de Podemos saludan desde el escenario en el cierre del Congreso de Vistalegre. </p>

Cargos y representantes de Podemos saludan desde el escenario en el cierre del Congreso de Vistalegre. 

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Desde las diferentes asociaciones y colectivos feministas, seguimos siempre con especial interés la evolución de los partidos políticos en materia de igualdad de género. En consecuencia, en febrero de este mismo año pusimos toda nuestra atención en el proceso interno que se vivía en Podemos y que concluyó en la asamblea de Vistalegre II, donde el equipo de Podemos para Todas obtuvo la mayoría del Consejo Ciudadano y logró, a su vez, que todos los documentos con los que concurría resultaran vencedores. Esta asamblea se produjo en un contexto concreto de rivalidades internas que quizá impidió que se prestara la debida atención a los documentos que salieron adelante, en concreto nos referimos al texto de igualdad Feminismo para todas, elegido con un 61,68% de los votos. Este documento fue defendido y firmado por mujeres de reconocido prestigio, como  Beatriz Gimeno (Podemos en Movimiento) o Sofía Castañón (Podemos para Todas), integrantes de dos de los principales equipos que compitieron en Vistalegre II.

Releyendo ahora el texto en cuestión, no podemos evitar pensar que en él, efectivamente, está especificado todo lo que Podemos debiera ser en lo que al feminismo se refiere. En él encontramos, por ejemplo, la transversalidad y la interseccionalidad como elementos fundamentales para las causas feministas, la precariedad económica de la mujer derivada del heteropatriarcado, el empoderamiento de la mujer tanto en las estructuras orgánicas del partido como de la sociedad en general, la problemática asociada a la mujer migrante, etc. Sin embargo, la irrupción de este documento no produjo en el seno del partido el salto cualitativo en materia de igualdad que cabría esperar, ya que las encuestas del CIS revelarían que este cambio, en caso de haberse producido, no habría sido percibido por parte de las mujeres electoras. Según el CIS, a Podemos le seguirían votando más hombres que mujeres, en concreto el barómetro de octubre cifraría esta diferencia porcentual en casi dos puntos y medio: un 7,4% de hombres por un 5,1% de las mujeres encuestadas. Estas cifras son todavía más llamativas cuando las confrontamos con las de los otros tres grandes partidos del Parlamento español: en el Partido Popular esta diferencia de género estaría en menos de un punto porcentual; por su parte, en Ciudadanos (que recordemos que es el partido que propuso reformar la Ley Integral contra la violencia de género, que hubiera supuesto en la práctica la reducción de las penas de los condenados por violencia machista) la diferencia porcentual sería casi idéntica a la de Podemos; mientras que en el PSOE se encontrarían precisamente en la situación contraria, las mujeres les votarían un 3,6% más que los hombres. Si añadimos que los datos del CIS de enero de 2017 o de octubre de 2016 (ambas anteriores a Vistalegre II) cifran esta diferencia de género en Podemos siempre en torno al 3% o 4%, nos es posible ver la escasa o nula influencia que tuvo la aparición del documento en lo que al voto de la mujer se refiere.

Es probable, por tanto, que desde algunos sectores de la sociedad se haya interpretado la relación de Podemos con el feminismo como una relación que no pasaría de lo superficial y lo simbólico. Esto es, adoptando el color morado de la lucha de la mujer como el color de la formación política, poniendo en primera plana el “nosotros y nosotras”, abanderando protestas contra la violencia machista, pero sin entrar a debatir nunca en temas candentes en el feminismo como pueden ser la prostitución, la pornografía o la maternidad subrogada. En nuestra opinión, esta aseveración no sería del todo justa, pero sí que sería evidente que desde la dirección de Podemos ha habido cierto titubeo a la hora de hablar abiertamente del feminismo y sus problemáticas. De este modo, en el programa electoral con el que Podemos concurrió a las elecciones de 2015, donde se recogían un total de 394 propuestas, la palabra “feminismo” no aparece ninguna vez y “movimiento feminista” aparece en dos ocasiones. En el programa electoral de junio de 2016, el cual recordarán especialmente por su formato Ikea, la palabra “feminismo” aparece de nuevo en cero ocasiones, y para leer “movimientos feministas” tenemos que llegar a la propuesta 336 e inmediatamente parar de contar. ¿Y cuántas veces aparecen en los programas electorales de Podemos las palabras “prostitución”, “maternidad subrogada” y “pornografía”? Cero veces.

Evidentemente esto es fruto de una estrategia electoral basada en tomar solo los puntos de mayor consenso dentro de los feminismos y pasar por alto los que puedan parecer más polémicos. Pero como hemos comprobado, esta estrategia se ha revelado insuficiente a la hora de captar el voto de las mujeres. De tal forma que entendemos que se deberían empezar a afrontar desde ya todos esos temas antes considerados tabú. Podemos no debe hacerlo solo porque es lo correcto, sino también porque es estratégicamente necesario. Creemos que el sano debate y la confrontación de posturas es imprescindible para visibilizar las problemáticas de la mujer y por supuesto para la resolución de los conflictos. Ya no bastaría entonces con pasar de puntillas sobre los temas más discutibles, sino que habría que abordarlos con la mayor entereza y responsabilidad posibles, porque de lo contrario podría parecer que desde Podemos se considera que la mujer no ha alcanzado todavía la mayoría de edad y que no sabe abordar con inteligencia las diferentes problemáticas.

¿Por qué ahora? Porque ya no hay excusas para no hacerlo. El barómetro del CIS de octubre señalaba, como es bien sabido, una caída considerable de Podemos en intención de voto, que sería incluso rebasado por el partido Ciudadanos. Estas son las consecuencias derivadas del conflicto catalán, en el que Podemos se ha visto enconado entre dos pedregosos nacionalismos. La celebración de las elecciones no cierra el conflicto, sino que más bien amenaza con prolongarse: formación de los gobiernos, desarrollo de los procesos judiciales, etc.  Nuestra propuesta es que frente a los nacionalismos se abanderen las causas universales de los feminismos, los derechos LGTBI, los animalismos, los ecologismos...

¿Por qué ahora? Porque debe ser la ciudadanía la que marque cuáles deben ser los pasos a seguir por los partidos políticos y no al contrario. De manera que la clase política tiene la obligación de interpretar y asumir el mensaje feminista que se está mandando desde todas las capas sociales. A diario vemos cómo se denuncian de forma sistemática los anuncios publicitarios machistas, las revistas de juguetes que perpetúan los roles de género, las preguntas sexistas de los presentadores televisivos de prime time, y un largo etcétera. Pero en nuestra opinión son tres los acontecimientos de estos últimos meses que hacen que sea inaplazable el hecho de tomar posiciones mucho más feministas por parte de los partidos políticos y por supuesto de Podemos. Cada uno de estos casos, muy mediáticos todos ellos, produjeron de forma instantánea movimientos masivos que dan cuenta de cómo de extendido está ya el feminismo en la sociedad y de cómo el concepto de sororidad no es ni nunca fue un concepto simplemente teórico sino que representa una realidad indiscutible. Estos  casos son: el caso de Juana Rivas, que dio como respuesta el movimiento #Juana está en mi casa; el caso Harvey Weinstein dio paso a la multitudinaria campaña #Me too; y por último el caso de violación de la manada en los Sanfermines, detonante del #Nosotras sí somos manada. Estos movimientos tienen en común su multitudinario seguimiento y que todos están formados por mujeres y hombres que no se limitan a un solo grupo social, sino que son totalmente transversales e integradores y no discriminan por razón alguna.

Paradójicamente, al mismo tiempo que se aprobaba el documento Feminismo para todas en el que se escribía “Vistalegre II debe ser la oportunidad histórica para no seguir aplazando el feminismo como la causa siempre postergada”, se hacía patente en los resultados de las elecciones al consejo ciudadano una sonrojante realidad: solo había dos mujeres entre las diez personas más votadas. Sin duda, en Podemos esta circunstancia se corrige de forma automática a través de las listas cremallera que devuelven la paridad a listas, pero no por ello es menos sintomático que los electores de un partido que se considera feminista resolvieran votar en esta dirección. Nuestra tesis es que estos resultados no obedecen estrictamente a una concepción machista de la política por parte de los electores, sino que quizá tenga más que ver con la visibilidad que se les da a los diferentes cargos de Podemos. Por nuestra parte, creemos necesario no solo que haya mujeres en puestos de poder, sino que se las visibilice como tal para evitar de facto la posibilidad de que su independencia pueda verse menguada por circunstancias externas, granizando así el libre ejercicio de sus trabajos. No hay mejor respuesta a esto que mayor visibilidad para la mujer, es decir, para ella y para los problemas sistémicos de los que es víctima.

---------------- 

Mariana Pastor es activista, miembro de la Plataforma feminista de Alicante y pedagoga de la danza.

 

 

Desde las diferentes asociaciones y colectivos feministas, seguimos siempre con especial interés la evolución de los partidos políticos en materia de igualdad de género. En consecuencia, en febrero de este mismo año pusimos toda nuestra atención en el proceso interno que...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Marina Pastor

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

11 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Fg

    En mi opinión, hay que leer muchos libros, y ver documentales, hechos de manera profesional, independiente, para saber la situación real de las mujeres, en particular, y, de los derechos humanos, en general, en países gobernados por sistemas capitalistas, o, por sistemas socialistas,o, comunistas.

    Hace 3 años 8 meses

  2. Pepe Grilo

    PODEMOS: Partido cuya estrategia electoral se basa en tomar solo los puntos de mayor consenso, sea cual sea el tema que se trate, pasando por alto los que puedan parecer más polémicos. Así les va.

    Hace 3 años 10 meses

  3. Mawi

    El intento de Podemos de ser el nuevo PSOE ético a la vez que la izquierda radical que el país necesita lo convierte en un proyecto fallido. No hay cabida para planteamientos profundos feministas, ecologistas y animalistas cuando se va con prisa, oportunismo y sin trabajar la sociedad como se la trabajaron 40 años de dictadura y 40 de neo-franquismo domocratico. El resultado de este planteamiento, la fallida electoral, ha sido el verdadero gérmen del rebrote de los nacionalismos (incluido el castellano, hegemónico bajo la categoría de "no-nacionalismo"), ante la evidencia de que España no va a cambiar ni a corto ni a medio plazo.

    Hace 3 años 10 meses

  4. Sara

    Totalmente de acuerdo con el pensamiento de la autora. También con el apunte que se ha hecho por arriba de integrar las diferencias geográficas culturales, que son muchas además de la catalana. Soy de las que vio nacer Podemos con esperanza y sufrió el desengaño de verlos ser más de lo mismo. A pesar de que en su seno hay mujeres de referencia, la cúpula mediática que tienen parece dirigir las líneas de debate, y por no cederles el protagonismo necesario al feminismo y a las mujeres del partido acaban desprendiendo casi el mismo hedor que el resto, pero vestidos de otro modo. La ciudadanía está deseosa de que se nos empiece a visibilizar, como bien dices, y un cambio de óptica en el partido sería acogido con menos resentimiento que ilusión.

    Hace 3 años 10 meses

  5. juan

    Es que mucha mujeres que tienen el derecho a considerarse feministas no están de acuerdo con los postulados de Beatriz Gimeno. Es que muchas mujeres prefieren unas pocas acciones y grandes y rimbombantes palabras y ahí el PSOE siempre ha sido más de hacer: introducción de la paridad, pensiones SOVI, mejora de las viudedades, etc. Temas como la pornografía, la prostitución y la gestación subrogada son temas donde no hay un consenso entre las mujeres, existe un consenso social sobre que hay que luchar contra cualquier trama de explotación en esas actividades pero no un consenso hacia quien las ejerce libremente. El feminismo no puede tener "una biblia" de preceptos que sea escrito por unas pocas que se autonombren "las verdaderas feministas", ni puede ser copado por un partido político, el feminismo ha de ser algo transversal e inclusivo con distintas visiones del mismo.

    Hace 3 años 11 meses

  6. Isabel

    De acuerdo en todo menos en esto: "Nuestra propuesta es que FRENTE A los nacionalismos se abanderen las causas universales de los feminismos, los derechos LGTBI, los animalismos, los ecologismos..." ... Pues no. Los nacionalismos de las naciones sin Estado son la causa universal de los pueblos oprimidos. Un feminismo que no sea galeguista, catalanista, castellanista, euskaldunista, andalucista NO es mi feminismo. Hay que dejar ya la cantinela totalitaria y machista del mundo contra el nacionalismo (que en la mente española es siempre el catalán) e integrar la diversidad en nuestro día a día. El Reino de España NO es feminista, las naciones sin Estado que buscan su independencia así lo testifican, como mujeres empoderadas.

    Hace 3 años 11 meses

  7. Raul

    ante todo, podemos es un partido populista. Es decir, si mañana conviene ganarse el voto de una perdiz encima de una arbol, aprenderian a volar!! Feminista, independentista...lo que haga falta, tu!

    Hace 3 años 11 meses

  8. Roj Blake

    Claro que lo es como toda la casta del régimen. Y tiene que serlo más que nadie, porque forma parte de la diarrea mental pseudoizquierdista.

    Hace 3 años 11 meses

  9. Lector habitual

    Espléndido. Ya era de la misma opinión, pero no sabía que los datos eran tan indiscutibles.

    Hace 3 años 11 meses

  10. Gaussia

    que si es feminista?...preguntad a la cúpula alfa que lo controla....... Podemos digamos que es un partido estrictamente electoralista, prestidigitador y quintacolumnista, especializado en chisteras y bufonerias...

    Hace 3 años 11 meses

  11. Lector casual

    Tostonaco de artículo

    Hace 3 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí