1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando la investidura (II)

Su lucha

Sobre el paisaje vuelve a estar la desobediencia absoluta, la obediencia absoluta, o todo lo contrario, el procesismo. Si todo eso era difícil de calcular en el procés hermético de siempre, imagínense ahora, que está en plena guerra civil

Guillem Martínez Barclona , 30/01/2018

<p>El president del Parlament, Roger Torrent, comparece para anunciar aplazar la sesión de investidura, el 30 de enero. </p>

El president del Parlament, Roger Torrent, comparece para anunciar aplazar la sesión de investidura, el 30 de enero. 

Job Vermeulen/Parlament de Catalunya

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

1- Aledaños del Parc de la Ciutadella. ANC y CDRs han convocado cosa para lo del pleno de hoy. Es una cosa un tanto deslucida. Priman las personas mayores, con lacito amarillo. Esta semana, un preso –los lacitos son por los presos– ha pedido poder salir de la cárcel, donde, todo apunta a ello, está de manera abusiva y paralegal, para votar en el día de hoy. Entre el argumentario de su defensa estaba el hecho de haber colaborado, glups, en el último registro de la ANC. Las personas del lacito amarillo, en fin, disponen de información para desconfiar de los discursos épicos que les ofrecen. No lo hacen. Frente a ellos, por cierto, hay otro grupito de manifestantes Freedom Tabarnia, otra de las dos Padanias disponibles en la sala. También disponen de información para contrastar que, detrás del Constitucionalismo non-stop hay otra joya democrática y propagandística. Pero, por lo que sea, también suspenden esa información. Está pasando algo en todo el mundo. Valores disponibles en la sala desde el siglo XVIII/la modernidad, como la razón, la esperanza de que los datos y la información cambiarían las visiones –ojo, en esos valores transcurrió el marxismo, el anarquismo, la socialdemocracia–, han desaparecido, zas, como ninjas. Lo que –total, para lo que han servido– igual no es ningún drama. Sea como sea, parece que, definitivamente, no es necesaria la realidad/la información para crear realidad. Hola, bienvenidos a Procesando la Investidura, una sección que parte de la idea de ser algo parecido a una papaya. Nadie, snif, la necesita.

2- Les pongo en antecedentes. Esta mañana, sobre las 9:30, el presi del Parlament ha emitido discurso. Patriótico, democrático y contundente. Debajo de él aparecía esta información: el pleno se aplazaba. No existe en el Reglament esa posibilidad. De lo que se deduce que se desconvocaba. Con todas las letras y como pedía el TC. El president, ante tres posibilidades, creaba una cuarta. Hasta aquí, todo normal en el procesismo. Si no fuera por el punto 11. Que lo cambia todo.

3- Las tres posibilidades para el día de hoy eran las siguientes. Posibilidad a) Que viniera Puigdemont y estableciera combate político y judicial por sus derechos parlamentarios. Me temo que desde el trullo, ese sitio, visto lo visto, sin derechos parlamentarios. Parece poco probable que venga, no obstante. De hecho, para el mes que viene ha trascendido que Puigde tiene pollo mediático en Eslovenia. Pero Puigdemont es difícil de prever, y tiene, en fin, más vida propia e interior que Pocholo. Posibilidad b) Acatar lo apuntado por el TC y suspender la cosa. Posibilidad c) No suspender la cosa, acometer el orden del día previsto y desobedecer al TC. Eso implicaría, en principio, la inhabilitación de la Mesa y los diputados –en principio, JxC, ERC y CUP–, que participaran en la sesión. O, caso de que en el empure participara el TS, retirada de la libertad provisional a los dipus ya imputados, e incorporación de los dipus asistentes a la causa común. Ya saben: delito continuado, rebelión, violencia, asesinato de Kennedy, 30 años, etc. Se dice rápido.

4- Lo que nos lleva a esta meditación, hermanos. La Justicia que no es rápida y previsible –que igual te inhabilita o te mete 30 años en el trullo, según lo que haya comido ese día– es una forma de injusticia. Lo que, a su vez, nos lleva al punto 5, en el que se enumeran algunos prolegómenos del día de hoy, emitidos la semana pasada por parte del Estado.

5- La semana pasada el Gobierno intentó impedir el pleno de hoy. A través de un recurso al TC. Para ello necesitaba, si bien no precisaba, un informe del Consejo de Estado. Que el Consejo de Estado no emitió. El Gobierno acudió al TC, por tanto, a pelo. Puede, pero no resulta edificante, de la misma manera que no resulta chachi que el procés pueda desoír, como ha hecho hasta la fecha, a su Comité de Garantíes Estatutàries/su TC. Presionó, además, al parecer, al TC, que finalmente emitió algo parecido a lo que apuntó el Consejo de Estado. Mucho menos de lo que el Gobierno pedía, pero mucho más, de forma más dramática y más unánime de lo que habría emitido un TC que no estuviera seriamente herido. Tras tantos años de no discutir un problema político, parece que se nos rompió el TC de tanto usarlo, etc.

6- ¿Todo ello ha supuesto un descrédito para el Estado? Sí. A lo que se suman otros descréditos de los últimos días, como una jueza esp que falsificó su currículum para entrar en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, o los Comandos Zoido, que en los últimos días han registrado accesos fronterizos y capós de autos, no sea que Puigdemont invadiera Cat con una navaja suiza. Pero el Estado dispone, en contrapartida a tanta erosión, de un crédito extra. En primer lugar, es Estado. Es decir, mola. Es una institución conocida en la UE. Un interlocutor. Y, pese a su deriva inquietante, está a años luz de Polonia y Hungría, dos joyas, alejadas ya del Estado de Derecho que, por otra parte, la UE, hasta la fecha, tolera.

7- Vamos, que el Estado tiene cuerda/crédito para rato –no se sabe para cuánto rato; depende de su brutalidad y, algo más impreciso, de la percepción de ella en Europa, esa cosa tan poco perceptiva. Eso se vio en el acto de Puigde en Copenhague. En el acto, una politóloga danesa dibujó caracteres inquietantes del procés –populismo similar al francés/británico/USA, devaluación democrática, esencialismo identitario, insolidaridad económica; me temo, por otra parte, que ese es el canon del procés en Europa, a estas alturas. Por el mismo precio condenó la comparación de Esp con Hungría y Polonia. Argumentario: “No he visto ningún manifiesto al respecto”. Si bien, por otra parte, los ha habido. CTXT, en ese sentido, publicó uno, emitido en noviembre, firmado por all-starsplanetarios. Lo dicho, no perceptible.

8- La baza gubernamental, se diría, consiste en eso. En disfrutar del crédito internacional que, por dinámica internacional, posee. Un Estado, por otra parte, puede existir con poco o nulo crédito internacional. La baza de Puigde parece ser aprovechar las rarezas locales –diputados y presis de asociaciones detenidos, en un abuso del concepto prisión preventiva, y en una lectura a la baja del derecho parlamentario; cargos electos en el exilio–, para establecer –cosa difícil, me temo, pero no improbable; depende de lo yuyu que se ponga el Estado– un cambio en la percepción de Esp en el orden internacional. Y, más para acá, para que todo ello suponga una movilización constante de su electorado/como siempre.

10- Me temo que estamos en pleno más-para-acá/procesismo. Pero con matices. No se pierdan el punto 11.

11- Una cosa importante. La decisión de suspender el pleno ha sido tomada unilateralmente por Torrent. Es decir, ERC ha puenteado a JxC y a CUP. Ha estallado una guerra en el procesismo.

12- Esa guerra, como todo en el procés, no tiene como objetivo la indepe, sino la hegemonía electoral. Lo de hoy, me temo, se ha de leer en clave interna.

13- Clave interna. En las alturas –es decir, en el escueto grupo que toma decisiones–, la voluntad es someter a votación a Puigde. No llegaría a ser presi. El DOGC (Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya) está intervenido, por lo que no se publicará la votación. Y el rey, pues, no emitiría el nombramiento, sino que seguiría comiendo sopa con Leti y las nenas. Pero se crearía un pollo. Un presi votado no sería presi. Eso no mola. E ilustra algún tipo de patología democrática. La percepción del pollo sería el combustible para la votación de un presi no encausado –se valoró a Eduard Pujol; los tiros, dicen, tiran hacia Elsa Artadi; Turull, me dicen, ha caído–, o para agotar el plazo de dos meses después de la primera votación, y llegar a unas nuevas elecciones. El pupas de este guión es ERC. A quien se pretende fagotizar en estos dos posibles periplos.

14- En primer lugar, si se opta por la elección de Puigde, el presi del Parlament se expondría a la Justicia –sería de lo pocos que lo haría con conocimiento y voluntad propia–, esa inestable que igual te mete en el trullo 30 años que falsifica el currículum de una jueza. Parece que la declaración de Torrent de hoy ha sido un aplazamiento de esa posibilidad. Sí, ha pasado del buggy por varias razones –algunas, de traca, ilustran el divorcio Puigde-ERC, como que no había facilitado programa, Govern, discurso e, incluso, ninguna explicación escenográfica de cómo se lo montaría para estar o delegar en el Parlament–, pero la consistencia de la represión dadá a la que se exponía también debería estar presente en su decisión. En ese sentido, lo suyo puede haber sido un quejido. En la pasada legislatura, Forcadell se hartó de emitir esos aplazamientos y quejidos. Si bien de puertas para adentro, evitando el conflicto interno. Que empieza hoy.

15- JxC y ERC, vamos, han retomado su partida de chicken game, el juego de quién se raje primero pierde, un juego en el que siempre pierde ERC. En esta partida ERC no puede visualizar que se ha rajado, o pierde electorado. Cabe suponer que Puigde quiere que se le vote, jugar fuerte por ello y, tras ello, de alguna manera, llegar a unas nuevas elecciones. ERC quiere un presi de JxC, pero no más palos. El sistema propagandístico procesista penaliza la tibieza. Es más, puede señalar qué es tibieza, quién es el culpable interno. Nunca es la derecha. ERC, si no se mueve con ritmo, puede quedar abducida, o ser rechazada por su electorado, tan amante de la pureza como sensible a que se la señalen.

16- Es una partida de póquer salvaje. Lo es porque no hay premio, y el coste puede ser altísimo. La cosa indepe ha quedado aplazada en esta legislatura, se diría. Se vuelve a ir al gesto, a la propaganda, a la movilización inquebrantable. El único premio es el poder. Autonómico, que no estatal. Es preciso señalar que las opciones de Estado cat, el crédito internacional ante un Estado propio, desapareció, zas, tras el ejercicio de trilerismo king-size del 27-O. Me dicen que sólo una consellera, por cierto, se creyó que aquello era una DUI. Y que acabó llorando cuando le explicaron que no sus jabibis. En el caso de JxC, el premio sería la creación de un espacio político que se coma con patatas a ERC y PDeCAT. Si se sigue la partida, que se juega en la Liga de comunidades autónomas, los diputados en libertad vuelven, lo dicho, al trullo. Y un número amplio de personas –68– pueden ser empuradas. El hecho de que Torrent, hoy, se haya rajado es un indicio de que había cierta voluntad de hacer ese sacrificio ritual. Y de que estamos en plena batalla por hacerlo o no. Por la hegemonía de la pureza en un colectivo que, por otra parte, ha engañado a su sociedad durante cinco años.

17- Sobre el hecho de que esta partida es autonómica: Puigde, JxC y el Parlament han presentado sendos recursos al TC. Es decir, lo han reconocido.

18- Sobre el hecho de que es una partida arriesgada, en la que Puigde gana mucho, los demás pierden mucho, y el premio, la hegemonía electoral en el bloque procesista, es muy poco para 30 años de trullo, ahí van momentos entrañables del no-pleno de hoy. El pack procesista se ha convocado a sí mismo en el Parlament, a la hora señalada antes de la suspensión del pleno. Pueden ir sin problemas. No es delito. El delito sería acometer el orden del día por el que el TC ha dicho que enviaría a los Navy Seals. Pues bien, los chicos y chicas de la CUP han entrado. Unos segundos. Se han sacado fotos con cartelitos y puños levantados. Los chicos JxC iban a entrar. Han entrado luego, pero solo la puntita. Finalmente han declarado que no entrarían, pero que se quedarían más tiempo que los de la CUP en el Parlament. Toma política trascendente.

19- Más sobre lo gaseoso. Los concentrados frente al Parc de la Ciutadella, finalmente, han burlado el cordón policial –algo improbable; entre los polis que impedían el paso estaba un mosso que, cuando majaron al 15M a palos, en la Plaça Catalunya, él solito lesionó a más concentrados que Rey Misterio en una tarde buena. Los concentrados, a su vez, se han cuidado mucho de entrar en el Parlament, protegido por vallas y polis con casco/de los de verdad. Han coreado mensajes de pureza. Tener un electorado o una novia tan proclive a tus explicaciones debe ser un chollo. Que, snif, nunca conoceré.

20- El día de hoy ha sido un dejà-vu. Nadie sabe nada. Es decir, el sistema de decisiones sigue siendo reducidísimo y con lógicas diferentes a las comunicadas. Vamos, que la cosa se sustenta en desinformación y mentiras. Like ever. Sobre el paisaje vuelve a estar la desobediencia absoluta, la obediencia absoluta, o todo lo contrario, el procesismo, algo que se parezca a la desobediencia absoluta, pero que no tiene repercusiones jurídicas, si bien tiene desmesuradas consecuencias judiciales. Si todo eso era difícil de calcular en el procés hermético de siempre imagínense ahora, que está en plena guerra civil.

21- Una idea inquietante. La aportación del procesismo a la democracia consiste, tras cinco años, en lo siguiente. El carácter soberano de un parlamento, hasta el punto de que el diputado no es responsable ante la ley, sino ante la historia. Me temo que, en última instancia –todas las consecuencias en el procés son laterales–, eso era, en la pasada legislatura, indiscutible. Y ha pasado a ser el tema central en las últimas horas chicken game. La responsabilidad ante la historia no es un hecho necesariamente positivo o progresista. Ser responsable ante la historia antes que ante la ley es, de hecho, algo común en algunas regiones institucionales de Polonia y Hungría, como sus parlamentos. Está sucediendo algo parecido, de hecho, en todo el mundo. En Estados Unidos eso es el cargo de presi. Y en Turquía. El Estado Esp también tiene zonas que sólo parecen defender, antes que la ley, otros idealismos. El Gobierno y alguna región de la Justicia están mostrando esos tics. El sábado, una proclama de C´s ilustraba esta tendencia de las derechas post-siglo XVIII, XIX y XX. Desde C's, mientras el TC dilucidaba si la liaba poco o mucho, se invitó a “los constitucionalistas” a mostrarse firmes, “sea cual sea la decisión del TC”. Es decir, independientemente de ella. Hay, en fin, valores constitucionales previos a la Constitución y, al parecer, más importantes.

22- Bueno. Seguiremos hablando de lo que pasa cuando se omite un problema político y negociable, no se habla de él y, luego, se penaliza vía judicial. No veo ninguna solución, con todos estos materiales, salvo que el TC envíe un Vocal Terminator Constitucionalista al pasado, a darle para el pelo a Sarah Connor de Puigdemont. Me parece, además, que la voluntad es esa. Socorro. La voluntad procesista tampoco es una juerga democrática. Socorro.

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. multicelular

    Fagocitar

    Hace 3 años 9 meses

  2. multicelular

    Fagocitar

    Hace 3 años 9 meses

  3. fer

    Vale ya me he leido el articulo y he aprendido mucho, sobre todo me quedo con una frase "no es necesaria la información para crear realidad". Guillem nos da ejemplos en su intento de "crear realidad" de hoy: Este articulo es paraverdadero y/o falso, en palabras de su autor "todo apunta a ello". Y me quedo tan ancho como Martínez.

    Hace 3 años 9 meses

  4. Leafar

    Sólo una puntualización: un organismo puede "fagocitar" a otro (de hecho, sólo lo hacen células: "citos" significa célula). "Fagotizar", como dice Martínez, tal vez signifique realizar actos innombrables con un fagot...

    Hace 3 años 9 meses

  5. Uno

    Ehh... fagotizar == fagocitar?

    Hace 3 años 9 meses

  6. Uno

    ¿Esp a años luz de Pol y Hun? Primera noticia.

    Hace 3 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí