1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando la investidura (V)

Sí, lo pueden hacer

Esta semana el TSJC ha pasado al TS la causa contra el Govern y los alcaldes cat por lo del 1-O. Unos mil encausados, que se dice rápido. Se intuye que habrá una gran causa –Govern y all stars procesistas-, llevada por jueces all stars

Guillem Martínez Barcelona , 19/02/2018

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Puedes ver el tráiler en este enlace y donar aquí.

1- Resumen de lo publicado. Prosigue el Chicken Game en Cat y el Benelux. A la vez, y con mayor intensidad, mayor discreción, y mayor dificultad para calcularlo y visualizarlo, prosigue la respuesta del Estado para ese paréntesis que va desde 2012 al 27O de 2017 –y que, engloba, por tanto, algo más amplio que un posible delito–. Se trata, como saben, de una respuesta judicial. Es decir, política, pero a través del médium de la Justicia. Lo que da canguelo. La sensación es que se ha traspasado una frontera intelectual. Por lo que es difícil aún de describir en sus consecuencias. Pero aquí hemos venido llorados. Spoiler:  Cat y Esp no volverán a ser lo mismo. Lo que no es necesariamente bueno en Esp ni en Cat. En el tiempo-espacio, nada es lo mismo que era. Pero, glups, Pompeya, en fin, en un momento dado, dejó de ser lo mismo que era en muy poco tiempo-espacio. Bienvenidos a Procesando la Investidura. Empezaré por lo menos importante/Cat/el punto en el que la emisión de decisiones no importa un pito. Las decisiones del General Lee, en fin, empezaron a valer un pito tras la rendición del General Lee. Aparten a los niños.

2- La cosa Presi/Govern está paralizada. Es importante saberlo. Y es importante saber que la ha paralizado ERC.

3- ERC ha quitado vidilla al asunto Puig Presi. Lo que no significa que haya ganado la partida. Queda, en fin, mucho partido. La Mesa –su Presi, Torrent–, no ha tramitado la reforma de la Llei de Presidència, y ha enviado lo del TC al TEDH. Se trata de una medida funcional. Con una sola función: ganar unos días de vacaciones en la presión que recibe ERC por parte de JxC. Cabe suponer que el recurso de Torrent al TEDH no será estimado, o será tramitado con la lentitud propia de la institución. Ha servido, en fin para que JxC –es decir, la Corte de Estella formada en Bruselas; como en la Corte de Estella, están un tanto alejados de la realidad; igual, como en la Corte de Estella, emiten sello y moneda y títulos– deje de morderle la garganta.

4- Las dos opciones en juego oficialmente son, recuerden, votar a Puigdemont, saltarse la ley e ir al trullo sin más consecuencias o beneficios –JxC–, o asumir la ley y no sobrepasarla, depurar el lenguaje propagandístico y evitar que lleve a un –otro– contencioso por lo penal –ERC–. Esa opción es posible. Pueden hacerlo. Reorientando la propaganda no hacia la cosa indepe, sino a la cosa presos. Se está haciendo.

4 bis- Hay ciertas perturbaciones en la fuerza del Procés. Verbigracia: esta semana, Pascal, la líder suprema de PDeCAT, ha emitido entrevista en La Vanguardia, en la que apuesta por un Govern como sea, en la línea de ERC. Podría ser un dato importante, que ilustra que PDeCAT y JxC no se quieren. Ilustra, vamos, una Corte en Estella. Por lo demás, desde 2015/desde el nacimiento de Pascal como gran ideóloga, no ha dado una. Anunció que no habría referéndum, y que el 27-O se convocarían elecciones. Ruego, por tanto, que algún día anuncie mi muerte o mi matrimonio. 

5- Nadie quiere ir al trullo, por lo que esa discusión JXC-ERC/PDeCAT es ficticia. Es decir, propagandística. La discusión, entonces, sería sobre esto: elecciones, en las que JxC se comería a ERC, o no elecciones, con lo que la Corte de Estella montada en el Benelux languidecería adormecida en melancolía –que diría Valle Inclán–, o se iría al guano –que diría yo–. El Procés sigue siendo, en fin, un objeto para consumo interno. Juega con casticismos locales para no hablar de universales humanos.

6- Sobre el hecho de que nadie quiere ir al trullo. Ningún diputado de JxC imputado ha firmado la reforma de la Llei de Presidència que piden para jugar su turno de Chicken Game. No sea que. Por lo demás, ha proseguido –PDeCAT y ERC– el escaqueo ante el juez y la política efectiva. Es decir, se ha evitado una defensa política. El juez Vidal –me recuerda a Ramón Xaudaró, pero en mangui/R'78; Vidal fue expulsado de la carrera por redactar una consti republicana; Ramón Xaudaró es el autor de la primera consti republicana en Esp, a principio del XIX; era, por cierto, jacobina y escrita en francés; a Xaudaró también se le apartó de la carrera en modo s XIX; es decir, se le fusiló; rayos, qué paréntesis más largo–, la persona con la que empezó todo el marrón, por bocazas –trascendió al Juzgado 13 de BCN un discurso suyo en un acto de la ANC, en el que detallaba un plan infalible para la indepe; no creo que fuera cierto en ninguno de sus términos–, ha declarado ante el juez que en un mitin uno dice lo que quiere, sin tener que ser cierto o real. Plas-plas-plas. Lo que explica el Procés. Creían que era mentira. Es decir, política española en un mitin. O fuera de él, que es lo mismo.

7- Y, me temo, la doctrina Vidal sobre la verdad en política es cierta. En la política de un país del sur, sin margen para la política real, cabe todo. Cabe, incluso, lo que no cabe en su realidad. Cabe todo lo que no pueden gestionar sus instituciones, definitivamente deslocalizadas. La política es un topos alejado de la realidad. Por lo que puede asumir tensiones que nunca jamás se traducirán en realidad. Ejemplos: el Procés, en Cat. O la defensa épica de las pensiones, en Esp. Socorro.

8- Ha habido un matiz en las defensas de los imputados. Mireia Boya, de CUP, ha declarado ante el juez y no se ha desdicho de sus hechos. Si bien, por lo que se conoce, ha explicado que la CUP no tuvo nada que ver con los hechos. Lo que es cierto. La CUP no ha sido determinante en ningún tramo del Procés. Lo ha sido en todos los tramos gubernamentales –votación de Presi, votación en la moción de confianza, votación de Presupuestos–. Para todo lo demás, el Govern fue tirando con tarjeta 6000/procesismo. La declaración de Boya –o, al menos, lo que se conoce de ella–, entra, de hecho, dentro del procesismo/Chicken Game. Procesismo PDeCAT-ERC: yo no creía nada de lo que hice, si bien tampoco hice nada. Procesismo CUP: yo creía, si bien nada se hizo. 

9- Es importante saber que no se hizo nada, y nada se hizo. Es importante saber que la ofensiva judicial  –punto XXXXX– es contra nada. Es contra una campaña de propaganda, por otra parte usual por aquí abajo en su poética y funciones. Desde hace décadas, la cultura nacional en Esp, ese territorio, es propagandística.

10- La descoordinación en las defensas viene, parece ser, por otra parte, de serie en abogados con bajo presupuesto. Si un guionista hubiera escrito un capítulo de The Good Wife con la trama del Procés, lo hubieran echado del sindicato. Esta semana –tan tarde como esta semana–, ha habido una mega-reunión en Waterloo –asistentes: Puigde y consellers en el exilio– para intentar coordinar la cosa. Algo importante, porque el timing de la investidura, por primera vez, no es una bicoca propagandística del procesismo, sino que está siendo seriamente modulada por el Estado. Me explico. Es importante saber que el procesismo –en el interior y el exterior–, no tiene una idea clara de dónde se ha metido judicialmente. Ignora aún hoy la magnitud de su tragedia. Ignora, aún hoy, la magnitud de lo que ha perdido políticamente, incluso. Se ha perdido, por siempre, tal vez, el autogobierno. Tal vez, incluso, la lengua. Se ha perdido  –o, al menos, ha quedado seriamente tocada–, la posibilidad política y cultural de Cat. Un indicio de lo mal calculado que estaba, y sigue estando, el procés.

11- En abril está previsto que se curse otra euro-orden contra Puigde. En esta ocasión, cabe suponer, sería efectiva. Es decir, que al Estado no le importa que le devuelvan a Puigde con una extradición en la napia que, por ejemplo, limite el cargo de rebelión, que sería rebajado sensiblemente en el Benelux.

12- En marzo –vamos, ya– está previsto que se realicen las inhabilitaciones de todos los imputados de manera fulminante. Por lo mismo, Puigde dejaría de ser presidenciable –pese a la propaganda, están muy legalistas/asumieron el 155 en tiempo récord; demasiado–. El juicio, se dice, empezaría en octubre –jodiéndome, por cierto, snif, un viaje a Italia por el que doy palmas con las orejas.

13- Los puntos 10 y 11 son un elemento de tensión para JxC, que se queda sin tiempo para apurar el ídem, y llegar a elecciones. Que un ministro te explique  –como ha sido el caso– los puntos 10 y 11, es, por otra parte, para mear y no echar gota. Cuando un ministro, y no un juez, te da esas fechas, muere un gatito defensor de la separación de poderes.

14- Además, hay otra presión por parte del Estado. La doctrina del Consejo de Estado –a través del Tamayazo, recuerden–, es que en caso de sesión de investidura convocada y no realizada, se inicia en esa fecha el cronómetro para unas posibles elecciones. Vamos, que con esa doctrina y sin previo aviso, Rajoy, el Presi de la Gene pos155, puede convocar elecciones a finales de marzo. Fastidiándome, por otra parte, mi cumple –Italia y, ahora, mi cumple, para el que tenía reserva en el Real Club de Polo; como ven, yo también estoy al límite–. Esto es una presión para ERC, si quiere evitar elecciones. Y un relajo para JxC. Y un aviso al Gobierno de que judicializar la política también es un marronazo para ellos.

15- Las emisiones de propaganda por parte del procesismo están siendo chungas. Desde mayo –cuando se intervino la Gene; la Gene, en fin, está intervenida desde hace la tira; el 155 ha sido, en ese sentido, un preciosismo barroco; el 155 no acabará, por tanto, cuando se retire–, los medios amigos no reciben pasta. La redacción de El Punt Diari en BCN, por ejemplo, ha chapado recientemente. El eje de la propaganda es TV3 y radios públicas y concertadas. Los ejes de la propaganda, por cierto, son los presos, la investidura de Puigde y –no se pierdan el punto 16 y posteriores– el catalán.

16- Respecto a TV3, puede tener los días contados. El Estado le exige un IVA arbitrario y de película de miedo, que significa, muy posiblemente, su cierre. Dramático. Sí, los informativos de TV son lo que son  –no, snif, lo que eran–. Pero lo que son no les separa del uso gubernamental de las televisiones públicas en el Estado. Ni un ápice. La diferencia –muy importante– entre TV3 y otra televisión pública es que TV3 es lo único que queda de la industria audiovisual cat. Una lengua sin Estado y –por el mismo precio, y si se consuma lo del IVA– sin industria audiovisual –pelis, series, documentales, productoras, industria subsidiaria, personas sexis que pululan por la ciudad gracias a ser guionistas, eléctricos, realizadores, productores, postpos– se parece notablemente al latín o al cherokee.

17- Es, vamos, el castigo a una lengua. Es decir, a una sociedad. Pero se van formulando más.

18- El Gobierno ha anunciado que intervendrá en la enseñanza del catalán. Es decir, en la enseñanza.

19- El modelo lingüístico cat es una mezcla del modelo belga con algunos detalles del modelo finlandés. A su vez, eso modelos confirman un modelo opuesto al canadiense. Cosa belga: se asume que la lengua va por zonas. Si naces en Valonia se te escolariza en francés. Si en Flandes, en flamenco. En Canadá sucede lo contrario. Se asume que la lengua es un derecho individual. Si naces en Quebec o en Ontario, se te educa en francés o inglés, ateniéndose al derecho invocado por el hablante. Cosa finesa: se apuesta por la inmersión, una idea de la minoría sueca en Finlandia, que descubrió que una lengua débil no puede tener existencia social si no se apuesta en la escuela por la lengua débil. A mí me mola el modelo canadiense. Pero es preciso señalar que el modelo canadiense no está ni se le espera en Esp. Ni, me temo, existirá jamás por aquí abajo. El modelo cat –Bélgica+Finlandia–, tiene sus cosas. Pero ha funcionado. ¿Qué significa ese modelo?

20- Significa un pacto social, que no político. Se formuló en la Transi, por parte de la sociedad, que no tanto la política. Es, por tanto, un pacto importante. Es el único triunfo político de las izquierdas cat en la Transi. Las derechas –cat o esp, en fin, no lo querían–. Consiste en no dividir la sociedad en comunidades lingüísticas. Es decir, por sus ingresos. Y en apostar por la lengua débil como sello democrático. Que el cat, la lengua débil –es decir, con menos registros, usos y posibilidades– sea la lengua vehicular. Una lengua vehicular es, lo dicho, vehicular. La sociedad decide, por su cuenta, qué hablar en cada momento no vehicular. Decide, por ejemplo, en qué lengua merienda o folla. Lo hace siempre en la lengua más sexy y no calculada por el Estado o la Gene. Es decir, en italiano, creo.

21- Por lo demás, una vez corregida su desigualdad –nunca se corrige; el dálmata, última lengua latina muerta, nunca será igual a su coexistente en el tiempo, el croata–, una lengua es un tam-tam, como decía Manuel Vázquez Montalbán en un poema, que no sé si era en cat o en castellano. Esa confusión en mi recuerdo explica, por cierto, lo que puede ser la igualdad lingüística.

La lengua, sin clásicos, pasa a ser un programa político maleable. ¿Una lengua es un valor étnico y político? No. Pero si se quiere, sí.

22- Por lo demás, en Cat o en Esp se enseña la lengua sin clásicos –algo aberrante en dos lenguas con clásicos–. Es decir, una vez desprovista de su valor cultural –valor cultural: en el Tirant lo Blanc, 500 años antes de Proust, se explica que 'L'Emperatriu tenía aquella edat que una dona estima el seu fill/ La Emperatriz gastaba la edad en la que una mujer ama a su hijo; guau–. Es decir, se superponen valores políticos a la lengua. La lengua, sin clásicos, pasa a ser un programa político maleable. ¿Una lengua es un valor étnico y político? No. Pero si se quiere, sí. Por lo demás, la escuela cat se parece a la esp o a la manchega, o riojana en su culto al grupo. El grupo, algo que sin escolarización igual no existiría en su dimensión hispana, es más importante que, snif, el individuo. La educación, la cultura, en fin, y en lo que es algo que las sociedades peninsulares omiten, no se realiza en el cole, sino en casa. La emites tú. Los niños, en fin, deben de ser protegidos de la escuela por sus padres. Lo que es, snif, un anti-hispanismo, me temo. 

23- Pero, bueno, todo esto –puntos 18-22– no omite que la Gene procesista haya roto el pacto lingüístico –se otorgó a las escuelas un rol cultural, que no lingüístico, durante el Procés–, y que el Estado esté llevando a cabo una ofensiva étnica a través de la lengua. Una ofensiva en la que puede variar Cat tal y como la conocemos. La conocemos como un punto –me temo que el único en la Península– donde existe una idea clara de lengua fuerte y lengua débil. Y una idea clara de que se ha de defender la débil. Parece una tontería, pero la protección del débil ha posibilitado la existencia, hasta hace muy poco, de muchas otras debilidades/minorías en Cat. Y eso molaba. Proteger a las minorías es, en fin, la mejor idea que se puede tener en el mundo mundial. Desprotegerlas, me temo, es el futuro. 

24- En todo caso, es previsible lo siguiente. Lo siguiente. Cada septiembre, una docena de familias piden al Estado protección contra la inmersión lingüística. Generalmente son familias vinculadas a partidos nacionalistas esp. Es posible que, en el próximo septiembre, esas familias pasen a ser centenares. O miles. ¿Por qué hace eso el Estado? ¿Por qué el Gobierno arremete contra un consenso social que funciona? La única respuesta es porque puede. Además, siendo consciente de que en estas cosas –recuperación de la autonomía, presos, 155, catalán– se puede ir la energía –creo que se irá– del procesismo, asociaciones peronistas y afición. Un movimiento propagandístico no da para más/no da para todo.

25- Más cosas que pueden hacer. La penalización ante un problema político –el anclaje de Cat en Esp– y ante un problema propagandístico –el procesismo– se está traduciendo en diversas causas penales. Que ya es posible empezar a ordenar.

26- Esta semana, el TSJC ha pasado al TS la causa contra el Govern y los alcaldes cat por lo del 1-O. Unos mil encausados, que se dice rápido. Se intuye, por tanto que habrá una gran causa –Govern y all stars Procesistas-, llevada por jueces all stars en el TS, y varias causas menores, que incluyan a alcaldes, mecánicos que se han negado a arreglar el coche a un poli, tuiteros y maestros acusados de delito de odio, payasos que en una mani se han dispuesto al lado de un poli con la nariz roja de payaso puesta –sí, hay alguno encausado–. En total, mil y pico personas encausadas y que, en breve, empezarán a ser juzgadas. ¿Por qué? Porque se puede. Limitar, formalmente y explícitamente, el Estado a lo que puede, y no a lo que debería poder, es un cambio intelectual llamativo en el Estado.

27- Es importante saber que toda esta reacción del Estado ha sido contra su modelo. Contra el uso de propaganda, contra la capacidad de fijar lo que es democracia por parte de un gobierno, contra la preeminencia del gobierno sobre la sociedad. Vamos, que no le resultará difícil triunfar con ella en su zona DOC, pero le resultará difícil comerse un colín en Cat. Lo que, me temo, es asumible.

28- Se dibujan en el futuro, por tanto, una causa judicial importante –Govern y all stars procesistas. Y una o varias causas menores. La causa principal –anunciada por una melé de Judicial y Ejecutivo– sería en Octubre/Italia/snif. Sería, a su vez, una especie de causa contra el 23F reloaded. Un momento en el que Estado y monarquía se defienden de un Golpe de Estado. Es decir, un dibujo épico de lo que es el Estado y la Monarquía, esa cosa que, como el 23F, salió por la tele, mandó parar y bla-bla-bla. Sobre ese juicio se fijará la propaganda democrática esp del futuro. Que, por lo que se ve, no diferirá mucho de la del pasado –1978-2011–. Esp es La Democracia, y usted, no.

El Procés no creo que sea un Golpe de Estado. Son muchas cosas. Un problema político omitido por el Estado, y reconducido por la Gene

29- Es importante saber que hay jurisprudencia al respecto. El Procés no creo que sea un Golpe de Estado. Son muchas cosas. Un problema político omitido por el Estado, y reconducido por la Gene. En Cat, me temo, sólo es un ejemplo –inquietante, cargado de futuro, incluso en Esp–, del uso de la propaganda por parte de un Gobierno. En su esencia, ha sido un Gobierno mintiendo. Algo que pasó, sin juicios y poniendo en peligro la seguridad en toda Europa, en el 11M de 2004. Pero, ojo. En su momento se juzgó como Golpe de Estado un intento de Golpe de Estado. Fue por lo de la Operación Galaxia –1978–. Un grupo de frikis se reunía en la cafetería Galaxia –molaba; tenía una salsa muy buena, creo recordar–. Llegaron a elaborar un plan efectivo de Golpe de Estado. Juzgados en Consejo de Guerra en 1980, los dos acusados optaron por el procesismo. Tejero e Ynestrillas explicaron que lo suyo "era una discusión teórica sobre la posibilidad de dar un Golpe de Estado" –el Procés, en fin, no ha sido ni eso–. Finalmente, la cosa coló. Fueron condenados a, respectivamente, 7 y 5 meses. No será el caso. Ahora y aquí, esta emisión de propagandistas no golpistas puede pudrirse en la cárcel. Algo del todo desmesurado, es decir, injusto. Y, con ellos, se pueden pudrir cosas que no son suyas. Como el catalán y el respeto a las minorías.

30- La vulgata para el empapele por parte de TS parece ser que no será tanto el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya –en el que sale todo lo tramado; poco y público; dos días de desobediencia en el Parlament en septiembre, que se calculó como algo expuesto a inhabilitación, no a cárcel; es decir, como propaganda penalizable de manera moderada–, sino una moleskine de Jové –el segundo de Economía–. Se trata –por lo publicado– de un texto delirante, en el que más que explicar un Golpe de Estado, o un programa de ruptura democrático, se explica su traducción a la inoperatividad, a la falta de voluntad, y a la descripción de un Chicken Game eterno, en lo que lo importante es que la afición no sepa nada. No sepa que no hay nada. Algo, en fin, a mil casillas de la Operación Galaxia/6 meses de condena. Hay otro texto que es la pera, y en el mismo sentido, que se llama Enfocats, descubierto en un registro, con más de lo mismo.

31- Quizás un ejemplo de lo que está pasando es la aparición de Roures en los papeles. De la prensa y de la Guardia Civil. Por lo que se sabe, se le acusa de haber aparecido en conversaciones de terceros, de haber facilitado servicios, previo pago, a la Gene, y de haber producido documentales sobre actividades del Estado. Glups. En esos informes, en fin, se percibe a la Guardia Civil no tanto como una policía, como un think thank del Estado. Considera delitos –producir documentales– que no lo son, pero que por lo visto molaría que lo fueran. ¿Por qué la Guardia Civil realiza estos informes? Sin duda, porque puede. 

32- Este ejercicio de renovación y permanencia de la cultura del R'78 –sus partidos, sus medios, sus profesionales–, a través de la propaganda, ha tenido éxito, no obstante. Y sólo ha costado una lengua, una sociedad, la poco autonomía que había, y la reducción de derechos y libertades en todo el Estado. Socorro.

CTXT está produciendo el documental 'La izquierda en la era Trump'. Haz tu donación y conviértete en coproductor. Tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

9 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. pepa

    El procesismo y su bucle. El Estado como un tractor, arrasando lento pero seguro. Y otra vez el tema de la lengua .cat en la casilla de salida de hace 50 años. Una fiesta, vamos.

    Hace 3 años 9 meses

  2. fer

    Ramón Xaudaró y las matanzas de la ciudadela, las bullangas, matar al general Bassa arrastrar su cuerpo por las calles de Barcelona y quemarlo, todo muy chulo. Anna Gabriel y los demás son meros aficionados. Fusilar y el 155 es de profesionales. Eso falta en la revolución profesionalidad.

    Hace 3 años 9 meses

  3. ger

    Disculpe. La causa contra los alcaldes sigue en la Fiscalía no en el TSJC ni menos a pasado al TS. No dudo que alguno de los 700 alcaldes investigados acabe procesado pero la del TS sólo tiene un acusado nuevo, Miquel Buch (siempre y cuando Llarena lo acepte) el resto ya estaban investigados. Además, en el informe de la Guardia Civil no atribuye a Roures un delito, sólo lo implica en el comité que debía regir los primeros pasos de la Catalunya independiente (ficticio naturalmente) por eso no lo procesarán.

    Hace 3 años 9 meses

  4. Gerardo Quesada

    El payaso no fue imputado por ponerse nariz de payaso. Fue imputado porque el 1-O obstaculizó la labor de la Guardia Civil cuando intentaba cerrar un colegio electoral.

    Hace 3 años 9 meses

  5. Maioio

    "Esp es La Democracia, y usted, no". Pero que gran aforismo y resumen de la lógica política del R'78

    Hace 3 años 9 meses

  6. Pep

    LOLOLOL, Juan ¡Ahí l'as dao!

    Hace 3 años 9 meses

  7. Juan

    Estoy seguro que el comentario de Hanna lo ha escrito Guillem.

    Hace 3 años 9 meses

  8. Hanna

    Incapaz de poder llegar a verificar si eres de verbo fácil o verborreico, sería bueno -digo, para nosotros, los lectores- que, aun echarando mano para escribir del registro lingüístico que gustes, Guillem, incluido, por qué no, ese Puige o esa Gene -ni sería la primera vez, ni hemos dejado de leer cómic o de comunicarnos con los nietinos: el español tiene sus marcas 'regionales', como este nietinos- pudiéramos leerte. Ahora bien, que te estés ahorrando el esfuerzo de escribir Catalunya/Cataluña o España/Espanya, mientras escribes con todas las letras 'Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya', en habiendo un DOGC, un DOGV o un DOG -no marees-, o que 'tires' de signo + por 'más', y tanto más que hay, produce la misma sensación que leer los apuntes de clase que todos, menos por los que nos los suplicaban llegado el momento, pasábamos a limpio para los jodidos tiempos de la preparación de exámenes, veinticuatro horas dándole, dándole, dándole. Es decir, levantas dolor de cabeza, Guillem -la 'tipografía', de paso- y de hecho, de cuantos artículos tuyos me indicaron, a mí, de cerebro marujo de cuanto me llega, les comí como sobre un tercio a cada uno y, hastiada con tan poco, me quedé con las ganas. ¿Llevar el pan de la lengua hablada a los lectores? ¡Graba un vídeo, amor meu! ¿Querer remedar con la prosa que escribes/leemos lo deprisa que les/nos corre el tiempo del procés, y de otros procesos infinitamente más prosaicos de los que, por cierto, no das cuenta ni de paso, al ir a lo tuyo? ¡Hazte poeta, cuéntanoslo en verso, romancea, juglarea! Ahora bien, del ahorrar tiempo solo para ti, exigiendo que gastemos el nuestro para remontar montañas de dificultades que pones a nuestras múltiples presbicias, ¡ni hablar, Guillem! Deletrea todos y cada uno de los conectores exigibles y demás fandangos que hacen legible y de lectura rápida un texto, ¡nada de querer numerarnos la lista de la compra! Si aspiras a más, a quererte un Quevedo versión XXI, renuncia, me habrías amarrado al principio de la segunda líneas. Por lo que, en caso de reincidir, con su pan se coman los que gustan del sadomasoquismo que les exiges a lo grande, pero esta mujer desiste, y mira que no parece que fueras a caerme mal, fill meu, neniño, hijo de mis entrañas. Nota. Prefiero el comentario 1 a tus textos, no es broma: en media línea deja más que clara 'la cosa'.

    Hace 3 años 9 meses

  9. Uno

    Enga má' tierra pal R78 ke lo enterramo kasi muet·to ta ya

    Hace 3 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí