1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Editorial

Nosotras paramos. Razones por las que CTXT apoya la huelga del 8M. Añade la tuya

5/03/2018

<p>Una huelga cargada de futuro. / Ilustración: Marta Martínez.</p>

Una huelga cargada de futuro. / Ilustración: Marta Martínez.

Marta Martínez

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

1. Nosotras paramos porque, según Naciones Unidas, ganamos un 23% menos que los hombres en todo el mundo, en lo que la ONU considera “el mayor robo de la historia”.
2. Paramos porque en España cobramos un 30% menos que nuestros compañeros –unos 4.745 euros menos al año–, según datos de la Agencia Tributaria.
3. Paramos porque la tasa de paro entre las mujeres en España es del 18,35%, frente al 14,97% de los hombres, según la última EPA. Y porque somos 126.000 paradas más, pese a haber 1,54 millones de mujeres menos en la población activa.
4. Paramos porque en 2017 España ha creado el 60% de todo el empleo temporal femenino precario de la Unión Europea, según Eurostat. Y porque el 24% de las ocupadas tiene un contrato a tiempo parcial, frente al 7% de los trabajadores masculinos.
5. Paramos porque la cuantía media de nuestras pensiones de jubilación es de 742, 81 euros, 454,38 euros menos –el 37,95 %–  que las de los hombres, según un informe de UGT de enero de 2017.
6. Paramos porque el 81% de los casi dos millones de hogares monoparentales que se calculan en España están encabezados por una mujer, según la Fundación Adecco. Y porque la mitad de estas familias está en riesgo de exclusión.
7. Paramos porque el tiempo que dedicamos a los trabajos sin remuneración casi duplica al de los hombres. Y porque el 90% de las amas de casa somos mujeres.
8. Paramos porque de los 1,3 millones de cuidadores que hacen gratis ese trabajo en España, el 80% somos mujeres. Y porque según un estudio de la Universidad de Castilla-La Mancha el coste invisible de cuidar a los familiares dependientes alcanzaría el 5% del PIB.
9. Paramos porque, entre 2008 y 2015, 2.484 mujeres, casi una al día, han sufrido acoso sexual laboral en España, según datos de la Inspección de Trabajo.
10. Paramos porque en España miles de mujeres son violadas cada año, y según los datos de Interior, se denuncia de media una violación cada ocho horas desde 2009. Y porque esos datos, lejos de mejorar, siguen estables y son solo la punta del iceberg: según la Macroencuesta realizada por Igualdad en 2016, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado solo tienen conocimiento de la violencia de género en el 26,8% de los casos.
11. Paramos también porque, ocho de cada diez veces, el autor de esa agresión fue un conocido (47,1%) o un pariente (23,2%), y porque los poderes públicos siguen sin hacer nada para frenar la cultura de la violación entre los jóvenes.
12. Paramos porque una de cada cinco mujeres españoles sufre acoso en las redes sociales, según Amnistía Internacional.
13. Paramos porque casi dos de cada tres jóvenes españoles (27,4%) de entre 15 y 29 años considera que la violencia de género es una "actitud normal" en las relaciones de pareja, según la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.
14. Paramos por los techos de cristal, por la desigualdad en la ciencia, en el deporte, en los medios de comunicación, en la cultura.
15. Paramos por las casi mil mujeres que han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en los últimos 15 años. También por sus hijos.
16. Paramos por Diana, por Jennifer, por María del Pilar, por María Adela, por Celia, por Sacramento (ver http://feminicidio.net/).
17. Paramos porque el Gobierno del PP y los poderes económicos y empresariales no quieren que paremos.
18. Y porque no nos sentimos seguras en la calle.
19. Y porque se sigue objetivando a las mujeres y a sus cuerpos.
20. Y porque ni la justicia ni el Estado nos aseguran un trato igual al de los hombres.
21. Y porque nadie puede parar por nosotras.
Nos queremos vivas. Libres. Iguales. Sin miedo.
Por todo eso pararemos el 8 de marzo; y por eso invitamos a las lectoras y lectores de CTXT a parar también el 8 de marzo.
Porque una sociedad sana y democrática no puede permitir, ni un minuto más, tantos abusos, tanta desigualdad, tanta injusticia.

-------------------------

P.S. Os invitamos a añadir nuevas razones y datos en los comentarios a este editorial. Para que el 8 de marzo tengamos mil motivos para apoyar la huelga. 

 



CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

30 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Gulliver (Jesús Casado)

    Los eslóganes y proclamas de las hembristas están saturados de tópicos, de tergiversaciones y manipulaciones, de medias verdades, que no se atienen a la realidad y que sólo funcionan como dogmas de fe.

    Hace 3 años 8 meses

  2. Blanca

    Paro para que la Iglesia no se arrogue el derecho de decir cómo tenemos que ser y qué tenemos que hacer las mujeres con nuestras vidas.

    Hace 3 años 8 meses

  3. Teresa

    Yo paro porque en su momento parí 2 hijas y un hijo. Para que mis hijas tengan un futuro mejor, y para que mi hijo piense como quiere ser. La igualdad empieza en la educación.

    Hace 3 años 8 meses

  4. PILAR GARCIA

    Porque mis compañeras de trabajo me han dicho hoy que no se atreven por lo que pueda pasar con sus puestos de trabajo. Porque tenemos miedo y con miedo no se puede vivir, si no luchamos no cambia nada

    Hace 3 años 8 meses

  5. Carlos

    Porque después de una fiesta las Chicas ayudan a recoger

    Hace 3 años 9 meses

  6. MARISOL AGUIRRE

    Al fin lo he decidido y he logrado convencerme a mí misma para hacer la huelga, cuestión que hace unos días no tenía del todo clara. Yo, además de todas las razones recogidas por vosotras voy a parar porque afortunadamente puedo permitirme el lujo de perder un día de sueldo por hacer la huelga (soy profesora de universidad). Y porque afortunadamente también sé que no voy a sufrir ninguna represalia en mi trabajo por hacer esa huelga y porque muchísimas mujeres son en general mucho más vulnerables que yo y por ello, entre otras cosas, no podrán secundar la huelga. Y también porque llevo años observando una involución preocupante en materia de feminismo en las y los jóvenes con los que trabajo diariamente y también en no tan jóvenes (hombres y mujeres de mi generación) que me preocupa muchísimo. Y tambíen porque creo que la huelga servirá, como mínimo, para que al menos esta involución no vaya in-crescendo y, porque sé que muchos de los actuales derechos de la mujer (que hoy nos parecen básicos) se consiguieron con huelgas y manifestaciones como la de esta semana (promovidas y luchadas por mujeres). Y también por un mínimo de 10 razones más...

    Hace 3 años 9 meses

  7. MARISOL AGUIRRE

    Al fin lo he decidido y he logrado convencerme a mí misma para hacer la huelga, cuestión que hace unos días no tenía del todo clara. Yo, además de todas las razones recogidas por vosotras voy a parar porque afortunadamente puedo permitirme el lujo de perder un día de sueldo por hacer la huelga (soy profesora de universidad). Y porque afortunadamente también sé que no voy a sufrir ninguna represalia en mi trabajo por hacer esa huelga y porque muchísimas mujeres son en general mucho más vulnerables que yo y por ello, entre otras cosas, no podrán secundar la huelga. Y también porque llevo años observando una involución preocupante en materia de feminismo en las y los jóvenes con los que trabajo diariamente y también en no tan jóvenes (hombres y mujeres de mi generación) que me preocupa muchísimo. Y tambíen porque creo que la huelga servirá, como mínimo, para que al menos esta involución no vaya in-crescendo y, porque sé que muchos de los actuales derechos de la mujer (que hoy nos parecen básicos) se consiguieron con huelgas y manifestaciones como la de esta semana (promovidas y luchadas por mujeres). Y también por un mínimo de 10 razones más...

    Hace 3 años 9 meses

  8. MARISOL AGUIRRE

    Al fin lo he decidido y he logrado convencerme a mí misma para hacer la huelga, cuestión que hace unos días no tenía del todo clara. Yo, además de todas las razones recogidas por vosotras voy a parar porque afortunadamente puedo permitirme el lujo de perder un día de sueldo por hacer la huelga (soy profesora de universidad). Y porque afortunadamente también sé que no voy a sufrir ninguna represalia en mi trabajo por hacer esa huelga y porque muchísimas mujeres son en general mucho más vulnerables que yo y por ello, entre otras cosas, no podrán secundar la huelga. Y también porque llevo años observando una involución preocupante en materia de feminismo en las y los jóvenes con los que trabajo diariamente y también en no tan jóvenes (hombres y mujeres de mi generación) que me preocupa muchísimo. Y tambíen porque creo que la huelga servirá, como mínimo, para que al menos esta involución no vaya in-crescendo y, porque sé que muchos de los actuales derechos de la mujer (que hoy nos parecen básicos) se consiguieron con huelgas y manifestaciones como la de esta semana (promovidas y luchadas por mujeres). Y también por un mínimo de 10 razones más...

    Hace 3 años 9 meses

  9. Victoria

    Yo paro porque el mundo no puede seguir funcionando sin contar con la mitad. Yo paro porque nuestra historia cuenta, porque contamos.

    Hace 3 años 9 meses

  10. fer

    Sin el trabajo de muchas mujeres no se podrían haber desarrollado armas nucleares, cámaras de gas, no se hubieran podido gestionar los campos de concentración nazis, ni provocar la fusión del hielo de los polos terrestres.

    Hace 3 años 9 meses

  11. pepa

    Paramos porque nuestros cuerpos, nuestras vidas y nuestras maneras de vivir el sexo o la maternidad, es cosa de cada una. Hartas de que cualquiera se sienta con poder y derecho a juzgarnos, a chantajearnos o a intentar cambiarnos.

    Hace 3 años 9 meses

  12. Gigi.Soul

    #NosotrasParamos porque nos explotan, porque se burlan de la conciliación familiar, porque parimos y alimentamos al patriarcado que maneja la máquina del capitalismo y vamos a demostrar que SOMOS EL CAMBIO. Mujer este 8 de Marzo hagamos historia, ÚNETE A LA HUELGA!

    Hace 3 años 9 meses

  13. Pepa MN

    Yo paro porque soy mujer, porque soy una ciudadana consciente de que esto no puede seguir así

    Hace 3 años 9 meses

  14. Teresa

    Yo pararé el 8 de marzo porque soy mujer y porque estoy harta de discriminaciones, violencias y maltratos.

    Hace 3 años 9 meses

  15. Anonimino

    Yo ni paro ni pariré nunca. Los hombres no podemos

    Hace 3 años 9 meses

  16. JaviC

    Yo paro porque esta sociedad necesita que hagamos una parada para reflexionar.

    Hace 3 años 9 meses

  17. Sofi

    Yo paro para que se dejen de imponer custodias compartidas judicialmente, otorgándoles a los padres maltratadores una herramienta para seguir manipulando a través de los y las niñas, robándoles una infancia feliz.

    Hace 3 años 9 meses

  18. Slp

    Paro por las que no pueden y paro por los sinsentidos que dicen gente como "Fer" o "Javi" de un poco más arriba.

    Hace 3 años 9 meses

  19. silvia

    23. Porque el lenguaje machista aprendido, debe modificarse. Debe ser inclusivo. Y si, en este proceso a veces cometemos errores, claro está!, y de ellos aprendemos. Porque estamos corrigiendo lo aprendido tras muchas generaciones, y eso se hace en un día. Se necesita compromiso, consciencia de querer cambiarlo. Hay que complicarse, y salir del confort de lo aprendido, cómo si el lenguaje debiera ser estático. Y no!.

    Hace 3 años 9 meses

  20. Santiago

    Santi: Paro por que no me gusta lo que veo.

    Hace 3 años 9 meses

  21. Susi

    Paramos para que la Justicia Patriarcal deje de ejercer violencia sobre las mujeres y sus hijos e hijas, imponiendo custodias compartidas sin acuerdos y visitas a padres maltratadores que perpetúan el poder sobre la mujer manipulando y maltratando a los y las niñas.

    Hace 3 años 9 meses

  22. nieves

    Yo paro por hombres como Javi (comentario 2), que culpa a las mujeres de sus fracasos y que considera que las mujeres amas de casa son unas "mantenidas" de sus maridos.

    Hace 3 años 9 meses

  23. Victorio Martínez Armero

    No caben más justificaciones machistas y patriarcales. LA IGUALDAD REAL, es un derechos y un deber. Que no debemos renunciar a ella ni pasar ni mirar para otro lado. Los hombres estamos obligados a participar en este objetivo tan humano como es alcanzar la igualdad real, en los salarios, en los derechos, en los deberes, en la participación y lo que es más importante: DE GÉNERO, vamos y gritemos todos los hombres juntos: IGUALDAD, IGUALDAD E IGUALDAD.

    Hace 3 años 9 meses

  24. Susi

    Paro para que las amas de casa podamos pagar las cuotas a la seguridad social que nos permitan cobrar una pensión de jubilación, como cualquier autónomo.

    Hace 3 años 9 meses

  25. Javi

    Yo paro porque el 90% de las amas de casa son mujeres, yo quiero quedarme en casa mantenido por mi mujer. Yo paro porque el 90% de las personas que trabajan en la construcción, en la agricultura, la pesca y los trabajos más duros son hombres. Yo paro porque el 95% de las muertes laborales son de hombres. Yo paro porque en caso de separación el juez entrega casi siempre la custodia de los hijos y el piso a la mujer. Yo paro porque el 90% de las profesoras de primaria son mujeres. Yo paro porque el fracaso escolar en niños es mucho mayor que en niñas y jamás han hecho un programa específico contra ese problema. Yo paro porque nunca he visto una campaña contra el cancer de mama, digo de próstata. Yo paro porque jamás se ha hecho una concentración en favor de los hombres maltratados.

    Hace 3 años 9 meses

  26. Cristina Enríquez

    Paramos porque, como muy bien dice Nuria Alabao, queremos politizar lo femenino, y poner el foco de la política en el cuidado de la gente. Paramos porque podemos y queremos ser protagonistas de ese cambio, que además sabemos de qué va. Y paramos por todas las mujeres que no podrán hacerlo. Por estar sometidas, por creer todavía que no lo necesitan, o porque no encontrarán complicidad masculina para dejar a sus bebés o a sus enfermos. Sobre todo por ellas, que son las que más lo necesitan, PARAMOS.

    Hace 3 años 9 meses

  27. c

    ¡ nos paramos nos decidamos !

    Hace 3 años 9 meses

  28. fer

    Y si a algún hombre se le ocurre apoyar, que no moleste, que no ocupe el espacio que no le corresponde. Las cosas que tiene colgando entre las piernas le incapacitan para compartir reivindicaciones que son de las mujeres. Y olé.

    Hace 3 años 9 meses

  29. fer

    Pues yo como tengo la enorme suerte de ser un privilegiado hombre y tengo todo el sistema a mi favor y a nadie le importo, no paro.

    Hace 3 años 9 meses

  30. pepa

    22.- Las docentes (de minfantil y primaria) somos un colectivo feminizado. Una parte de nuestro tiempo laboral lo dedicamos a los cuidados. Paramos porque el sistema capitalista no contempla los cuidados como actividad remunerable. Paramos porque para hacer nuestro trabajo con dignidad, casi doblamos el número de horas que se nos pagan.

    Hace 3 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí