1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Stelios Kouloglou / Eurodiputado y periodista

“Una buena manera de comprobar si funciona la democracia es midiendo su tolerancia con el humor”

Elise Gazengel 24/02/2018

<p>El eurodiputado y periodista Stelios Kouloglou </p>

El eurodiputado y periodista Stelios Kouloglou 

E.G.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

Stelios Kouloglou (Atenas, 1953) es periodista, director de documentales y eurodiputado por Syriza. Su larga trayectoria en la televisión pública griega –por la que fue premiado varias veces gracias a sus largos reportajes de investigación– y su polémico despido por haber realizado un documental sobre la “Generación de los 700 euros” le valió ser uno de los seis diputados elegidos en la lista del partido griego en 2015. “En Grecia no hay números en las listas y el ciudadano elige marcando una casilla preferencial; por eso fui elegido, de lo contrario, hubiera sido difícil que el partido me pusiera arriba de su lista”, matiza.

Activo tanto dentro como fuera del Parlamento Europeo, Kouloglou no duda en responder con humor a las críticas de sus compañeros en Bruselas. Cuando el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, criticó a los países del sur asegurando que se gastaban el dinero en mujeres y alcohol, el griego le contestó organizando las Soirées Dijsselbloem, a las que le invitó para disfrutar de buenos vinos y música. Su último documental, "Morir de risa", analiza precisamente la relación entre el humor y la política y se presentó en el  CCCB de Barcelona el 17 de febrero.

¿Aún se considera periodista?

Sí, claro, porque sigo trabajando como tal haciendo mis documentales y también escribo artículos.

Aunque ahora es eurodiputado…

Intento evitar pronunciarme sobre cuestiones políticas griegas. Sólo escribo sobre este tema en artículos de opinión. Pero, por ejemplo, cuando cubrí las elecciones catalanas del 21D sí que trabajé como corresponsal.

¿No es complicado combinar las dos facetas? ¿Se puede ser periodista y político?

Yo sigo haciendo las mismas cosas, pero en otro contexto, en otro lugar. Por ejemplo, hice un documental hace 13 años sobre los lanzadores de alertas y ahora llevo una campaña en el Parlamento Europeo para la protección de los lanzadores de alertas. Organicé un festival en Bruselas sobre este tema también. En este sentido, ser eurodiputado me abre más puertas, me permite organizar estos eventos, pero sigo diciendo la verdad. Aunque se trate de la política del Gobierno griego de Syriza.

¿Critica al gobierno griego de la misma manera que antes?

De hecho, al no ser miembro de Syriza tengo cierta independencia. No saboteo al partido pero si hay errores lo digo públicamente, de manera más suave, puede ser, y sin armar una polémica pero lo digo.

ser eurodiputado me abre más puertas, me permite organizar estos eventos, pero sigo diciendo la verdad. Aunque se trate de la política del Gobierno griego de Syriza

¿La elección de ir al Parlamento Europeo y no hacer política en su país es para acercarse más a los que critica en sus documentales?

No quería ocuparme de la vida política griega, y el Parlamento Europeo me da cierta distancia. Eso es importante. También puedo tener acceso a ciertas informaciones; por ejemplo, al ser miembro de la Comisión sobre los Panama Papers. Y, por otro lado, la profesión de periodista en Grecia, como en todas partes ahora, se ha vuelto muy difícil.

¿Por qué?

Porque ya no hay dinero. Yo trabajé haciendo largos reportajes de investigación, pero con los recortes en la televisión pública eso ya no es posible… Ahora lo tengo más fácil para hacer mis documentales.

Justamente su último documental habla de cómo se utiliza el humor para criticar a la política y empieza con una frase de Cavanna, fundador de Charlie Hebdo: “El humor es un como un puño en la cara”.

Sí, me interesaba mucho la relación entre la sátira política y el poder. Creo que, en tiempos de crisis, de depresión necesitamos reír más que nunca.  

¿Se puede usar el humor para cualquier mensaje político o en cualquier contexto?

Podemos añadir humor en todas partes, sí. Estuve cubriendo el asedio de Sarajevo y me fascinó ver a actores, en condiciones increíbles, actuar en una obra de teatro con humor. Era la historia de un edificio donde los ricos vivían en los pisos superiores y los pobres en los bajos pero que, en tiempos de bombardeos, se invertía completamente los privilegios porque los que viven en los sótanos están más protegidos. Así empezaba: burlándose de lo absurdo de la guerra. El humor también es el antídoto de la depresión y de la guerra.

Dice que el humor tiene poder, pero parece que es más el poder de comunicar que el de cambiar realmente las cosas.

Obviamente, no creo que se pueda cambiar el mundo con una obra de teatro o con un documental, pero podemos hacer reflexionar a la gente. Es un contrapoder real y no es nada nuevo. En la Grecia antigua, Aristófanes hacía obras de teatro muy críticas con el poder y la oligarquía. Creo que es una buena manera de criticar al poder y hacer reflexionar a la gente, pero también hacerles reír porque la risa es un acto revolucionario.

En su documental pone en el mismo nivel a los activistas como los Yes Men que usan el humor para sus mensajes políticos y los caricaturistas profesionales como los de Charlie Hebdo.

Creo que es lo mismo si provoca risas y alegría al público. Es la misma dirección. Los activistas de Yes Men hacen también crítica de la sociedad y de mucha gente. Lo que todos tienen en común es este espíritu independiente y la voluntad de cambiar el mundo hacia uno mejor. Charlie Hebdo se burla de todo el mundo y al tener una línea editorial, en cierto modo, también transmite un mensaje político.

Entre las diferentes formas de humor desarrolladas en su filme están los happenings, las caricaturas, los hoax… ¿Alguna tiene más poder?

Depende sobre todo de la audiencia. Y de si la broma es buena, claro (risas). Los Yes Men consiguieron hacerse pasar por representantes de la Dow Chemical Company en directo en la BBC y dijeron que reconocían su culpabilidad en la muerte de miles de personas en el desastre de Bhopäl (India) además de aceptar indemnizaciones para las familias. Una hora después, la empresa había perdido dos mil millones en bolsa. Esto fue un poder real porque había mucha audiencia.

En España, muchos caricaturistas denuncian que la ley mordaza amenaza el humor…

Esta ley es completamente inaceptable. Creo que una buena manera de comprobar si funciona la democracia es midiendo su tolerancia con el humor. Si hay menos tolerancia con el humor significa que hay menos democracia. Más tolerancia, más democracia. Lo que he oído sobre España me hace pensar que la democracia española no funciona bien. Aunque, eso sí, no es la única (risas).  

Creo que una buena manera de comprobar si funciona la democracia es midiendo su tolerancia con el humor

Pero en la última entrevista que dio Charb y que sale en su documental, el caricaturista francés explica que los límites del humor de Charlie Hebdo son los que impone la ley francesa. ¿La ley es el límite del humor?

En Francia, sí. Porque en Francia, por ejemplo, no existe una ley contra la blasfemia. En Grecia, en cambio, no podemos burlarnos tanto de la religión porque existe esta ley. Pero creo que también hace falta tener cuidado con las sensibilidades de cada uno. Par mí, es mejor no hacer bromas sobre grupos minoritarios o caracterizando un grupo entero ya sea religioso o étnico o de países.

Pero esto también forma parte de la caricatura…

Sí, también. No digo que no se puede hacer. Los españoles pueden llamar polacos a los catalanes, los franceses hacen bromas sobre los belgas o los griegos sobre los griegos que vienen de Rusia… Pero digo que hay límites para los grupos religiosos o étnicos y que no se puede tratar a un colectivo como idiotas. Es una manera de respetar su sensibilidad.

¿Charlie Hebdo no debería haber herido la sensibilidad de estos grupos?

No digo que Charlie Hebdo se equivocara con las caricaturas de Mahoma, pero ahí caminaba sobre la cuerda floja.

Charb también habla de la autocensura en el documental: ¿es peor que la censura?

Creo que sí porque la censura podemos combatirla o someternos, pero la autocensura es algo que viene de dentro y al final destruye el espíritu periodístico. Hay que evitarla a toda costa. Es una lucha diaria y nunca está ganada.

No digo que Charlie Hebdo se equivocara con las caricaturas de Mahoma, pero ahí caminaba sobre la cuerda floja

Usted fue víctima de la censura, intentaron censurarle un reportaje y finalmente le echaron por realizarlo. ¿Alguna vez se autocensuró?

No, nunca. He tenido mis momentos de dudas, pero siempre acabé apostando por mi libertad de expresión. No he hecho renuncias importantes. Lo que siempre digo es que hay que evitar los ataques muy personales: hablar más de las instituciones que de una persona en concreto, aunque hay casos en los que es necesario.

¿Es más fácil para un Estado censurar el humor que no algo serio?

No creo porque justamente el humor nos permite escondernos y decir ciertas cosas que los artículos serios no se atreven a decir. Me parece más fácil denunciar con humor que en serio. Esto también es una herencia de Aristófanes o de los bufones de la Edad Media. El bufón era el único que podía criticar al rey porque le hacía reír. Es la gran ventaja del humor. En Grecia, tuvimos dictadura del 1967 al 1974 y los caricaturistas, el teatro o la música eran los únicos lugares donde se podía criticar a la Junta sin ser arrestado.

En 2015 todos decían “Je Suis Charlie” pero hoy parece que no todos tenían la misma definición. ¿Cómo definiría el “Je Suis Charlie”?

Yo lo modificaría un poco diciendo “Je Suis Charlie pero no hipócrita” porque la mayoría de los líderes políticos que desfilaron en su día lo son. Muchos están peleados con el humor o incluso a veces ni lo toleran. Y no hablo sólo de los que pensáis. Por ejemplo, Merkel dio luz verde a una persecución penal de un cómico alemán que escribió un poema sobre Erdogan. Y yo, personalmente, fui víctima de la censura en el propio Parlamento Europeo: me quisieron censurar 12 caricaturas [las que representaban a Merkel] sobre 28 que tenía seleccionadas para una exposición.

¿Cómo se justificó esta censura?

Decían que era para no influir en las elecciones alemanas cuando, en realidad, la exposición tenía que empezar al día siguiente de los comicios. No me podía creer estos argumentos. ¿Qué significa esto? Dos años después de los asesinatos de caricaturistas de Charlie Hebdo, el propio Parlamento Europeo me censura por unas caricaturas. Me parece que la hipocresía es la que no tiene límite.

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí