1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Sophia Chikirou / Fundadora de ‘Le Media’

“El pluralismo político se encuentra en peligro en Francia”

Enric Bonet París , 18/03/2018

<p>Sophia Chikirou</p>

Sophia Chikirou

Stéphane Burlot

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

Desde mediados de enero en Francia se emite Le Media. Este informativo televisivo difundido de manera exclusiva a través de Internet no es impulsado por un don nadie, sino por Sophia Chikirou, la antigua consejera de comunicación de Jean-Luc Mélenchon (republicano y social-ecologista). Tras haber dirigido la innovadora campaña de la Francia Insumisa en las presidenciales, Chikirou impulsa Le Media como una alternativa en un sistema donde “nueve millonarios controlan el 93% de los medios”. Con un equipo de 12 periodistas y un presupuesto inicial cercano a dos millones de euros, este nuevo medio francés, inspirado en iniciativas como La Tuerka o el Fort Apache de Pablo Iglesias, emite cada día a las ocho de la tarde un programa de noticias.

“La creación de Le Media no está vinculada a mi función como consejera de comunicación de Mélenchon”, insiste Chikirou durante la entrevista que concedió a CTXT en París en la cafetería del espacio de coworking desde donde dirige su empresa. Después de la rescisión del contrato a finales de febrero de su primera redactora jefa, Aude Rossigneux, los primeros meses de este ambicioso proyecto audiovisual han resultado agitados, reflejo de la dificultad de impulsar un proyecto que combine el periodismo y la militancia política.

¿Por qué ha decidido crear Le Media?

Con la creación de Le Media pretendemos responder a una necesidad de la sociedad. Nuestras democracias se basan en una vida política estructurada a través de los partidos, los sindicatos, pero también de los medios de comunicación. En Francia, estos tienen un rol constitucional y se benefician de las ayudas públicas y de ciertas ventajas fiscales. Sin embargo, hemos observado durante los últimos años que los medios ya no funcionan correctamente. Nueve millonarios controlan el 93% de los medios en Francia. No los compran para ganar dinero, sino para influir y defender sus intereses. El pluralismo político se encuentra en peligro. Ante este problema no podemos conformarnos en no hacer nada. De la misma forma que hay personas que han tomado la iniciativa de cultivar productos biológicos, ¿por qué no hacemos lo mismo con los medios de comunicación?

¿En qué consiste Le Media?

Es un medio gratuito, generalista, que pretende ser un medio de masas. No se conforma sólo en informar, sino también en entretener y promover la cultura. Nuestra oferta principal consiste en un informativo televisivo cotidiano que se emite de lunes a viernes a las ocho de la tarde.

¿Por qué habéis decidido hacer unos informativos de televisión en lugar de un programa de debates o de entrevistas, como la Tuerka o el Fort Apache en España?

Los informativos televisivos, “las noticias”, representan el gran momento de encuentro, lo que en Francia llamamos la “gran misa”. A las ocho de la tarde, todas las familias miran TF1 o France 2. Es su punto de referencia. Sus audiencias son alrededor de 7 u 8 millones de personas cada noche. Pero estos informativos transmiten siempre la misma visión de la información. Presentan los hechos como una información objetiva, pero en realidad se trata de una visión del mundo. Queremos ponernos enfrente de ellos y hacer un informativo televisivo completamente distinto. La gente dispondrá de un momento del día en el que podrá informarse de manera distinta.

También hay programas de debate, ¿no?

Sí, hay tres tertulias. Uno de los talk está dedicado de manera exclusiva a la ecología, y es uno de los primeros programas de debates especializado en esta cuestión que se emite en Francia. Hay un segundo talk sobre las nuevas identidades políticas, en el que se analizan los nuevos ejes políticos. Ahora que las etiquetas de izquierda o derecha tienen cada vez menos sentido, la cuestión es saber qué cuestiones permiten identificarse en el paisaje político francés. Y el tercer talk trata de analizar cuestiones de actualidad. Este programa lo anima Aude Lancelin (una prestigiosa periodista francesa que en 2016 fue destituida del semanario L’Obs por sus opiniones demasiado críticas con el entonces presidente François Hollande).

actualmente en Francia 500 personas mueren cada año a causa de un accidente laboral. Quizás la muerte de un obrero merece ser tratada en primer lugar en un informativo

¿Cómo se puede informar de otra manera? En España, ya existen numerosos medios de izquierdas. A menudo, uno tiene la sensación que hay demasiada opinión, pero que falta más información…

Cada vez que vemos un informativo televisivo, nos hacemos las mismas preguntas: ¿Cómo lo hacemos de distinta manera? ¿Qué nos gustaría encontrar en un programa de noticias? Obviamente, vamos a informar sobre los temas de actualidad. Pero no actuaremos de la misma forma a la hora de jerarquizar la información. Por ejemplo, la muerte de un obrero en una construcción suele ser tratada como una cuestión secundaria. Pero actualmente en Francia 500 personas mueren cada año a causa de un accidente laboral. Quizás la muerte de un obrero merece ser tratada en primer lugar en un informativo.

Es decir, ¿priorizáis los temas sociales?

Sí, pero no sólo hablaremos sobre temas sociales. Por ejemplo, también trataremos temas deportivos. Pero, ¿cómo podemos hablar del deporte con otro enfoque? Hemos hecho reuniones con lluvias de ideas y hemos llegado a la conclusión que lo que nos interesa del deporte es su función social y su capacidad para tejer vínculos entre personas. No queremos ver la práctica deportiva sólo como un desempeño o un negocio.

Además, queremos ralentizar el tiempo mediático. En cada informativo, habrá al menos tres temas que no durarán sólo 1 minuto y 20 segundos, sino 3 minutos. En ellos, abordaremos cuestiones de actualidad de forma más detallada. No estamos obligados a tratar todas las informaciones. Lo importante es la comprensión.

Pero en Francia ya existe un gran número de medios independientes y progresistas, como el diario L’Humanité o los digitales Mediapart, Reporterre, Les Jours… ¿Por qué hace falta crear un nuevo medio en lugar de apoyar las otras publicaciones independientes?

Ninguno de los medios independientes que existen actualmente ofrece un contenido parecido al de Le Media. Aunque disponemos de la tecnología necesaria para acceder de una gran diversidad de información, las publicaciones independientes no consiguen erigirse en medios de masas. Estas se ven obligadas a especializarse. Por ejemplo, Reporterre es un medio focalizado en la ecología; y Mediapart, un diario especializado en la investigación. Además, Le Media no pretende reemplazar las otras publicaciones independientes, sino colaborar con ellas. Queremos que Le Media se erija en un punto de reencuentro y de convergencia. Esperamos conseguir acuerdos de colaboración con algunos de estos medios y así darles una mayor visibilidad. Su público es nuestro público.

¿Cómo esperáis conseguir una mayor audiencia que los otros medios independientes?

Nuestra pretensión es erigirnos en un medio de masas. Por este motivo, hemos desarrollado un nuevo modelo económico. La mayoría de los medios independientes franceses se basan en un modelo económico de pago y de suscripción obligatoria. En cambio, Le Media será gratuito. Para financiarlo, estamos constituyendo una comunidad comprometida que se erija en accionaria de Le Media. La hemos llamado la comunidad de los “socios”, un nombre que hemos adoptado del FC Barcelona. Los “socios” son los copropietarios de Le Media y ellos van a financiarlo a lo largo de su vida. Además, participarán en la grabación de las emisiones, formarán parte del público y darán su opinión. En cada emisión, siempre habrá una parte de discusión con los “socios”.

¿Hay algún tipo de financiamiento procedente de alguna formación política, como sucede con el diario L’Humanité, que lo financia el Partido comunista francés?

No, no se trata del medio de ningún partido político.

Teniendo en cuenta que Le Media es impulsado por la consejera de comunicación de Jean-Luc Mélenchon y lo apoyan numerosos dirigentes y simpatizantes de la Francia Insumisa, ¿realmente puede ser un medio independiente?

No se trata de la televisión de la Francia Insumisa. Si hubiera querido hacer el medio de los insumisos, lo hubiera podido hacer y hubiera logrado un mayor éxito. Pero he escogido un camino más complicado, que consiste en abrirse, no encerrarse.

Como ha comentado antes, más del 90% de los medios están controlados por grandes fortunas en Francia. ¿Considera que este problema de independencia de la prensa influyó en los resultados de las presidenciales francesas?

Si los grandes oligarcas compran medios no es por filantropía, lo hacen para influir en la opinión y decidir un cierto número de cosas en el país. Los grandes rotativos favorecieron la elección de Emmanuel Macron, un candidato que fue escogido porque correspondía a los intereses de los propietarios de estos medios y a su visión neoliberal. Por ejemplo, con el número de portadas de los semanarios que estuvieron dedicadas a Macron, hasta el extremo que se convirtió en un motivo de burla en París. O el tratamiento de sus mítines, donde siempre se subrayaba que había muchísima gente. Hemos llegado hasta un punto en que el sistema mediático se encarga de travestir los hechos, haciendo una lectura que no se corresponde con la realidad.

hemos vuelto a una situación en que el control de la oligarquía se ha hecho asfixiante. Hasta tal punto que numerosos periodistas quieren salir de este sistema

Sé que en España la mayoría de los medios también están al servicio de los intereses oligárquicos y esto no es ninguna novedad. Pero en Francia había una cierta tradición de resistencia de los periodistas. Después de la Segunda Guerra Mundial y el periodo del colaboracionismo, imperaba un sentido del honor entre los periodistas, que guardaban una cierta distancia respecto al poder político y financiero. Ahora hemos vuelto a una situación en que el control de la oligarquía se ha hecho asfixiante. Hasta tal punto que numerosos periodistas quieren salir de este sistema.

¿Cómo os ha influido el uso de la televisión y de las redes sociales de Podemos en España? ¿Os habéis inspirado en iniciativas como la Tuerka o el Fort Apache de Pablo Iglesias?

Con el éxito de la Tuerka y Fort Apache en España vimos que podíamos impulsar nuestro propio medio y que había personas a quienes les interesa ver un representante político que les hable de la actualidad y que anime un debate. Pablo Iglesias nos inspiró en la idea de hacer La revue de la semaine de Jean-Luc Mélenchon (un vídeo blog en el que analiza cada semana las principales cuestiones de actualidad). Pero pienso que ahora hemos alcanzado el límite del sistema de las redes sociales, que pertenecen a grandes grupos, como Facebook o Google. Las redes sociales ya no son el espacio de libertad que fueron. Estas han servido durante una época para impulsar revoluciones, como sucedió con la primavera árabe en Túnez. Pero ahora han entrado en el juego político y harán todo lo necesario para servir unos intereses distintos a los de la ciudadanía. Así que debemos organizarnos para superar la supremacía de las redes sociales en la circulación de la información.

Como responsable de comunicación de la Francia Insumisa, ¿os habéis confrontado con estos límites en el uso de las redes sociales?

Sí, evidentemente. Durante el lanzamiento del canal de Youtube de Jean-Luc Mélenchon, el número de seguidores creció de manera exponencial hasta el momento en el que hizo falta monetizar los vídeos. El modelo de Youtube funciona a través de la publicidad y la explotación de los contenidos. Cuando hay un gran 'youtuber' que no acepta la publicidad, el algoritmo favorece que caiga su audiencia. Por este motivo, observamos una ralentización en el número de seguidores. Lo mismo sucedió con Facebook. Todas estas redes sociales que funcionan a través de la publicidad limitan nuestra comunidad.

Lo que sucedió en la campaña presidencial norteamericana con Donald Trump difícilmente podría repetirse ahora. Con una cierta genialidad, el equipo de Trump utilizó las redes sociales para que estas se erigieran en un espacio de contrapoder. Ha sido descalificado como fake news, pero en realidad se trataba de un mundo paralelo destinado a su comunidad. Pero si se produjera la campaña norteamericana ahora, ya no podría hacer esto. Actualmente, existe un mayor control de las redes sociales para evitar este tipo de situaciones. En teoría, sólo deberían luchar en contra de las fake news, pero en realidad van a limitar la influencia de determinados movimientos políticos y corrientes ideológicas. Las redes sociales no son un espacio neutro y sus propietarios han decidido acercarse al poder político para controlarlas.

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad… convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí