1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Carlos Juárez / periodista mexicano protegido en España

“Los periodistas en México hemos aprendido a callarnos, uno sirve más vivo que muerto”

Gorka Castillo Madrid , 22/05/2018

<p>Carlos Juárez</p>

Carlos Juárez

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas (info@ctxt.es).

Carlos Juárez (Tampico, 1985) se esfuerza por plantarle cara al viento en un momento especialmente difícil para el ejercicio del periodismo en México. Acaba de conocerse el asesinato del cuarto periodista en lo que va de año. Un goteo infernal que no admite héroes en sus filas. Juárez no lo es en absoluto y habla consternado. Desde el extranjero y lejos de su familia. Huyó de su país en marzo para no comprometer su vida y recaló en España gracias a un programa de acogida temporal de periodista de la organización catalana Taula per Mèxic en el que también participa el Ayuntamiento de Barcelona. El motivo de su exilio es tan simple como desgarrador: escribir con nombres y apellidos sobre las sombras de la guerra contra el narcotráfico desatada en el noreste de México. Es coautor del libro Romper el silencio, 22 gritos contra la censura y de un sinfín de reportajes de investigación que ha publicado en Animal Político, Pie de Página, El Universal, El Mañana de Reynosa y Revista Marvin. Hoy tiene un deseo inmediato: “Ser un buen cronista de mi país”.

¿Qué protagonismo tienen las fuerzas de seguridad en la situación de violencia que vive México?

El ejemplo que describe la vinculación entre narcoviolencia y fuerzas de seguridad está en el Estado de Tamaulipas, donde la desaparición de personas comenzó con el nacimiento de Los Zetas. Se trata de un grupo que surgió como el brazo armado del cartel del Golfo formado por militares desertores que habían sido entrenados por el ejército para combatir en conflictos como la revolución zapatista. En Tamaulipas implementaron una estrategia de terror muy similar a la que los dictadores utilizan para atemorizar a la gente. Hay que conocer también el contexto que rodea a esta región fronteriza con EEUU. Tamaulipas es un estado fallido pero tiene riqueza. Los desplazados de Michoacán, Guerrero o Chiapas se van al norte a trabajar, pero los de acá huyen con plata y ponen empresas.

¿Hasta qué punto la Ley de Seguridad Interior ha fomentado este clima?

El objetivo de esa ley fue otorgar un marco legal de actuación al ejército en áreas especialmente conflictivas. Sin embargo, en la práctica, se convirtió en la concesión de una carta de naturaleza para que los militares actuaran con total impunidad. Hay un gran reportaje realizado por Daniela Rea y Pablo Ferri titulado “Cadena de mando”, que muestra con testimonios de los propios militares cómo las órdenes que recibían cuando capturaban a un delincuente eran ejecutarlo. A raíz de este reportaje, y de otro como el de la matanza de Tlatlaya en 2014, el Gobierno decidió poner en marcha la Ley de Seguridad Interior para contrarrestar el cuestionamiento social que provocaban determinados comportamientos del ejército. Y en esas denuncias tuvieron mucho que ver los periodistas y las organizaciones que defienden los derechos humanos. Lo que hoy provoca miedo es que de los cinco candidatos que concurren a las presidenciales del 1 de julio, cuatro hablan de mantener la estrategia de combate a la delincuencia pese al rechazo que suscita en órganos internacionales como la ONU. El quinto aspirante, Andrés Manuel López Obrador, suele referirse a la necesidad de abrir un proceso de paz aunque hasta ahora no ha explicado muy bien cómo hacerlo.

En 2017, sólo Siria superó a México como el lugar más peligroso del mundo para ejercer el periodismo. ¿Cuándo percibió que su vida estaba amenazada?

Tamaulipas es el tercer estado del país con más periodistas asesinados y el primero con más desaparecidos: han muerto ya 14 reporteros y seis están en paradero desconocido. Es un lugar donde el riesgo para ejercer la profesión es alto. Y hemos aprendido a reportear bajo estas circunstancias pero también a callarnos. No me cabe duda de que uno sirve más vivo que muerto. Pensar eso provoca miedo pero no terror, que es muy diferente. El terror paraliza, el miedo te hace ser precavido. Por lo tanto, mantenerse vivo es una premisa que no admite heroísmo y, a partir de ahí, cada uno puede empezar a planificar su agenda. Si acudes a terreno fangoso, hay que saber cómo llegar hasta allí. Desde la salida a la llegada, controlando todos los detalles, llevar un geolocalizador, avisar a tus compañeros de tus movimientos, escribir en clave, etc. Así vivimos los periodistas en México.

El silencio es un comportamiento muy común entre nosotros. No somos héroes ni pretendemos serlo. Mentiría si dijera que no me he callado cosas o que nunca he dejado de publicar datos. Aceptas las limitaciones de trabajar en estas condiciones extremas

¿Ese miedo no genera también autocensura?

Aprendes a autocensurarte, es cierto, pero después de asumir una imposición que llega desde arriba, desde las cabeceras de los periódicos, para evitar riesgos. El silencio es un comportamiento muy común entre nosotros. No somos héroes ni pretendemos serlo. Mentiría si dijera que no me he callado cosas o que nunca he dejado de publicar datos. Aceptas las limitaciones de trabajar en estas condiciones extremas. Muchos medios han sido comprados por fuentes poderosas. Por ejemplo, el anterior gobierno de Tamaulipas insertaba publicidad institucional en los diarios a cambio de que omitiéramos las noticias negativas. Quería que proyectáramos una imagen idílica del estado, como si aquello fuera una especie de Suiza. Por el contrario, la propuesta de comunicación del actual ejecutivo cambió. Ahora paga para que hablemos de la violencia sólo cuando detienen a delincuentes, lo que también resulta estúpido porque la opinión pública sabe que la situación les ha superado.

¿Merece la pena asumir estos riesgos?

Claro que merece la pena. Personalmente, me apena ver en qué se ha convertido el estado de Tamaulipas y también buena parte de México. Nací y crecí en un estado con una cultura muy fuerte y distinta. Por eso me interesa tanto escribir sobre la situación actual. La alternativa sería sentarme a hablar de las bondades de mi tierra, de su belleza natural, de su riqueza, y omitiendo lo terrible que allí anida. También el amor se construye hablando de lo jodida que es la convivencia y no por eso ha dejado de ser el motor de nuestra existencia.

Carlos Juárez

Carlos Juárez

¿Confía en el periodismo para cambiar las cosas?

Aún confío, sí. En México, nos falta contar la historia de la violencia en su conjunto y para hacerlo necesitamos conocer qué piensan los victimarios. La cuenta pendiente que tenemos con los lectores es entregarles esa voz para que comprendan, todos comprendamos, lo que está sucediendo. Yo soy optimista. Creo que es posible alcanzar la paz aunque, evidentemente, no encuentre referentes en ningún otro país del mundo, ni siquiera en Colombia. Es cierto que existe un sustrato que procede de la desigualdad y la desconfianza social hacia el sistema. Estas causas son admitidas incluso desde instancias del gobierno. El tejido social en México está roto y hay que trabajar para reconstruirlo porque es la única forma de prevenir el delito. Desarrollar esa perspectiva social, acompañándola de medidas económicas y de una justicia restaurativa por mucho odio que genere, puede abrir el camino a la paz. En el tema de las personas desaparecidas podría ayudar a esclarecer muchos casos.

Antes de exiliarse a España, ¿no pensó en ocultarse en otro lugar de México?

Fue la primera opción. Siempre tuve claro que esta terquedad mía de quedarme en México no tenía mucho sentido, sobre todo por mis familiares. Salí de Tamaulipas y empecé a trabajar en otro Estado en cosas que nada tenían que ver con el periodismo. Es cierto que el nivel de riesgo disminuyó pero, finalmente, tomamos la decisión de venir a España. Fue difícil pero era necesario. Tenía que recuperar la tranquilidad y el punto de reflexión que había perdido en mi país. Ahora he comenzado a hacer una lectura positiva de este exilio temporal forzado, ya que la distancia me permite observar México con otra perspectiva y estoy descubriendo cosas nuevas que antes no veía. Por ejemplo, me está resultando muy interesante comparar la libertad de expresión de México con la realidad que se vive en España y Europa.

O que secuestren judicialmente un libro como Fariña. Y lo más impresionante es que todo esto se produce al amparo de la Constitución. Ni en México pasa eso

¿Y qué conclusión ha sacado?

España me está sirviendo como otro ejemplo de los peligros que ocasiona decir lo que piensas. Obviamente es incomparable con México, donde hay una guerra, pero veo que aquí la libertad de expresión también está en riesgo. Me parece absurdo que letras de canciones sirvan como prueba para enviar a prisión a dos raperos como Valtònyc o Pablo Hasel. O que secuestren judicialmente un libro como Fariña. Y lo más impresionante es que todo esto se produce al amparo de la Constitución. Ni en México pasa eso. Tengo la sensación de que los gobiernos buscan enemigos públicos contra los que volcar su fuerza mientras desatienden o aprovechan para recortar derechos. En México es el crimen organizado, una masa amorfa con ramificaciones en el propio Estado, que se utiliza para justificar una actuación bestial del ejército. En España parece evidente que todo gira en torno a Catalunya.

¿Cómo calificaría los seis años de gobierno de Enrique Peña Nieto?

Han sido un fracaso. El día de su elección fue uno de esos momentos inexplicables que ocurren en la historia de un país. Recuerdo que estaba en la redacción con mis compañeros y no comprendíamos cómo la gente había vuelto a votar por el PRI. Mire, las dos primeras imágenes que marcaron mi conciencia política fueron ver a la comitiva de Carlos Salinas de Gortari pasar por delante de mi casa y la devaluación del peso. Ambos hechos resultaron determinantes para que comprendiera qué representaba el PRI en México. Luego, es cierto que matizas las cosas y caes en la cuenta de que la fabulosa maquinaria que tiene detrás ayuda en su triunfo. Por eso, la política de Peña Nieto ha sido un rotundo éxito para mucha gente porque todo lo que planteó hace seis años lo ha llevado a cabo: la reforma energética, la educativa, la laboral, etc. En definitiva, los políticas que, en mi opinión, resumen su fracaso.

De cara a las presidenciales del 1 de julio en México, un grupo de empresarios ha pedido que no se vote al izquierdista Andrés Manuel López Obrador. ¿Tan peligroso es?

Primeramente, me gustaría decir que me parece bien lo que han pedido los empresarios. Va implícito en sus intereses votar por Ricardo Anaya, el candidato del PAN, un hombre cuya ambición de poder es tan desmedida que le veo capaz de pactar con todo el mundo. Anaya es como un híbrido entre Felipe Calderón y Peña Nieto, con sus intereses y también con sus maldades. Personalmente, Anaya me produce miedo. Pero en un país democrático y los empresarios tienen derecho a decir lo que quieran. Lo que es peligroso es que presionen sus empleados para que no voten a AMLO, tal y cómo empieza a sospecharse. La realidad es que desde hace tiempo no se veía en México un líder político como López Obrador, capaz de generar tanta esperanza de cambio en la gente. Otra cosa es que consiga lo que está prometiendo. Personalmente, no creo que vaya a traer la solución. Mi mayor preocupación es la inexistencia de una oposición por la izquierda a su plataforma, en la cual está integrado un partido de derecha. Si sale elegido, el problema estará en cómo meterle presión para que no olvide sus promesas de transformación. Por ejemplo, la lucha contra la corrupción. Acabar con la corrupción en México es eliminar la mordida, un comportamiento generalizado que se utiliza para saltarse las leyes. Si gana, tendrá ese reto inmenso por delante y para ello deberá lograr también una mayoría legislativa suficiente, algo difícil de alcanzar.

¿Quién es Carlos Juárez?

Uf. Es complicado hablar de uno mismo. El hecho de haberme ido una temporada de México me ha hecho pensar más de la cuenta y eso ha incrementado las dudas. Me cuestiono las cosas mucho más que antes. Principios en los que antes creía ahora ya no me parecen tan claros. Lo que ahora deseo es volver a ser un buen cronista en mi país, un trabajo que reconozco tener en plena reconstrucción.

Queremos sacar a Guillem Martínez a ver mundo y a contarlo. Todos los meses hará dos viajes y dos grandes reportajes sobre el terreno. Ayúdanos a sufragar los gastos y sugiérenos temas

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí