1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Carolina Bescansa / Política

“Jamás me he sentido sola en Podemos”

Gorka Castillo 4/07/2018

<p>Carolina Bescansa durante una entrevista con CTXT.</p>

Carolina Bescansa durante una entrevista con CTXT.

Manolo Finish

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

“Me considero una mujer muy comprometida con mi país, con los estudiantes y con la universidad pública. Y también con mi familia. Me encanta reírme y disfruto muchísimo en la naturaleza, buceando en el mar o simplemente contemplándola”. Y aunque no lo dice, también le gustan las carreras de fondo. Hace ya unos años preparó el maratón de Rotterdam e ingresó en el selectivo Olimpo de quienes conocen semejante tormento con una gran marca. Y aunque muchos se empeñen en comparar la política con una prueba de fondo para Carolina Bescansa (Santiago de Compostela, 1971) parece más una carrera a velocidad de vértigo. “Han sido cuatro años en los que he aprendido muchas cosas de la condición humana, las buenas y las no tan buenas”, afirma. Por eso no pone condiciones a la hora de hablar de su partido, ni deja fuera de la conversación cuestiones que puedan incomodarla, traerle problemas o reabrir heridas que aún no se han cerrado del todo o que, quién sabe, quedarán abiertas para siempre. Así de canalla es también la política. “La crítica forma parte de la naturaleza de las organizaciones democráticas aunque algunos intentan minimizarla”, suelta como quien echa un jarro de agua fría sobre los rescoldos que aún humean entre viejos camaradas que se han distanciado. Pero como fondista tampoco duda de que le queda mucho camino por recorrer. “Necesitamos construir una mayoría social de 10 o 15 millones de personas para encarar un cambio real en este país y estoy para lo que la dirección me encomiende”, apunta. 

Ha sido la única parlamentaria que ha asistido a todas las sesiones de la comisión del Congreso que investiga la financiación irregular del PP. ¿Cuál es su conclusión? 

Sí, he dedicado más de un año a estudiar a fondo la corrupción del PP porque creo que una de las tareas más importantes que tenemos por delante es regenerar la política española. Y te aseguro, aunque ya sé que la gente está harta de oír hablar de corrupción, que es un problema mucho más grave, más complejo y más difícil de combatir de lo que yo creía antes de comenzar a trabajar en esta comisión. Creo que es sumamente importante que sepamos exactamente cómo se han ido pervirtiendo todos los mecanismos básicos de la democracia porque es la única herramienta para prevenirlo.

Ya no podré volver a ser la misma persona que era cuando comenzamos la construcción de Podemos

De la universidad a un partido político que irrumpió como un torbellino en el mapa electoral. ¿Qué lección le deja este proceso?

Para mí ha sido como una escuela de la vida. Han sido cuatro años en los que hemos puesto los cimientos para construir un país mejor del que nos encontramos, cuatro años en los que he aprendido muchas cosas, no sólo sobre la política sino también sobre la naturaleza humana y creo que ha sido una de esas experiencias vitales irreversibles. Ya no podré volver a ser la misma persona que era cuando comenzamos la construcción de Podemos. Y no sólo yo. También ese núcleo de 40 o 50 personas que dimos el tirón especial para crear este partido. 

Pero también es una historia de desengaños y decepciones.

Pero, sobre todo, de ilusión. Por ejemplo, la marcha del 31 de enero en la Puerta del Sol es una de las experiencias colectivas más emotivas que he vivido en mi vida. Y sí, por supuesto, también he tenido muchas decepciones, claro que sí, posiblemente producidas por las enormes dificultades que supone construir un proyecto político que aspira a cambiar el país y que son mucho más difíciles de resolver de las que imaginaba cuando comencé esta andadura. 

¿Se has sentido sola, o incomprendida por sus compañeros, desde Vistalegre II?

Precisamente incomprendida no es cómo me he sentido. La gente me ha entendido muy bien cuando he expuesto posiciones críticas al marco de Vistalegre y a temas concretos de la agenda. 

Pero algunos en su partido dicen que va un poco a su aire. 

Esa es una estrategia que utiliza quien está en las posiciones oficiales del partido para minimizar el peso de la crítica. Pero no, yo nunca me he sentido nada sola en Podemos. El día que me sienta así me tendré que ir a mi casa porque la política no es una actividad solitaria.

Me retiré de Vistalegre II porque no quise participar en el enfrentamiento 

¿Le influye haber sido una de las fundadoras de Podemos? 

Tiene mucho peso. Lo que me sabe mal es que siempre se habla de los cinco fundadores de Podemos, porque no fuimos cinco sino 50. Quiero decir que hubo otras 45 personas, que entre nosotros sabemos perfectamente quienes fuimos, a las que no se reconoce un trabajo que resultó imprescindible para formar este partido. De hecho cuando tengo algún acto con alguna de esas personas suele remarcar que ella también fue clave en la constitución de Podemos.

Y transcurridos cuatro años desde la fundación de Podemos, ¿es usted pablista o errejonista?

La división entre pablistas y errejonistas no ha ayudado a Podemos y, por tanto, no ha contribuido al proceso de cambio político en España. Me retiré de Vistalegre II precisamente porque no quise participar en ese enfrentamiento. El proceso de cambio político que tenemos que llevar a cabo está por encima de todo y de todos, y nos necesita pensando en lo mucho que nos une, antes que en lo que nos separa. Integrar y sumar, esa es la clave para cambiar nuestro país.

Pero sus encontronazos con la dirección de Podemos son conocidos. ¿Hasta qué grado cuestiona la línea oficial?

Llevo manteniendo posiciones críticas desde hace tiempo. Si decidí no participar en Vistalegre II fue porque no estaba de acuerdo con algunas líneas que considero importantes. Pero Podemos es un proyecto muy plural y sería un error pensar que las personas que mostramos puntos de vista divergentes no tengamos un hueco dentro de la organización. Al contrario. Lo que debemos hacer es construir, proteger y acompañar los espacios de reflexión alternativos y aportar todo lo que la dirección me encomiende. Sin embargo, me gustaría añadir que integrar a las minorías dentro de un partido forma parte de la naturaleza de las organizaciones democráticas. 

Y Podemos lo es.

Sin duda alguna.

Siempre ha defendido la necesidad de alcanzar un acuerdo con el PSOE para que gobierne la izquierda. 

Es que es muy positivo para el país. Acometer transformaciones tan importantes como el modelo productivo y la transición energética, el modelo territorial y su financiación, la división de poderes y la traslación de la democracia representativa hacia formas de democracia participativa necesitan de ese consenso. Son cambios tan importantes y tan difíciles de llevar a cabo que, o construimos una mayoría social con más de 10 o 15 millones de personas, o será imposible realizarlo. La resistencia que opondrán  las eléctricas, los grandes oligopolios, el Ibex, los corruptos y las cloacas del estado es tan grande que nos obliga a conformar ese gran bloque.

El PP debería reflexionar sobre qué le está pasando y por qué

Sólo el 7,6% de los militantes del PP se han inscrito para elegir al sucesor o la sucesora de Mariano Rajoy. ¿Es el síntoma de su decadencia?

Con todo el respeto hacia los procesos internos de otras formaciones, y felicitando en concreto al PP por iniciar al fin un proceso de democratización interna, los datos indican que mientras Podemos tiene un censo activo de 200.000 personas el de los populares sólo llega a 60.000. Esto significa que el PP no es uno de los partidos más sólidos de Europa, como nos han venido diciendo en los últimos tiempos. Deberían reflexionar sobre qué les está pasando y por qué les está pasando todo esto. Seguramente, las consecuencias que saquen no serán fáciles de implementar porque es una formación estructuralmente corrompida y eso genera no sólo resistencias políticas sino penales. 

¿Es usted feminista?

Sin duda. Siempre he tenido conciencia aunque no militancia pero el día que lleve a mi hijo al Congreso, y el escándalo que se armó, me convertí al feminismo de forma activa. Convertirme en madre me provocó un cambio radical y me empujó a involucrarme en los movimientos de mujeres que defienden la lactancia materna y la crianza como derecho de una manera mucho más decidida. 

Ya que habla del episodio con su hijo en el Congreso, ¿fue premeditado?

Fue un gesto de lo más normal. De hecho, lo que resultó anormal fue el escándalo que algunos montaron. Eso me hizo darme cuenta de la importancia de tener una conciencia feminista permanente y activa porque la forma en la que somos tratadas las mujeres difiere mucho de la de los hombres en los diferentes ámbitos de la vida. Espero ser capaz de transferir a mi hija y a mi hijo la conciencia de género de forma correcta. 

Derogar la reforma laboral sería un gesto feminista 

Once mujeres en el nuevo gobierno, ¿de qué manera espera que se note ese perfil femenino?

Desde mi punto de vista, derogando la reforma laboral. Sería un gesto feminista porque la precarización del trabajo es la forma más generalizada de expresión que tiene la violencia contra las mujeres. Las dos reformas consecutivas afectaron a toda la sociedad, es cierto, pero a nosotras de manera especial. Si se analizan los datos de temporalidad de los contratos, el volumen de los salarios y las cotizaciones a la Seguridad Social se verá claramente que la precariedad en el trabajo tiene rostro de mujer. 

Y el Congreso de los diputados de hombre.

Sí, así es. En términos de género, el grupo parlamentario más equilibrado es el nuestro, pero mayoritariamente el Congreso es masculino. Y luego habría que añadir a las mujeres que tienen un discurso tan machista que tampoco computan para la causa. Quiero decir con esto que no es una condición de género sino de conciencia feminista que, afortunadamente, este año ha dado unos pasos de gigante en nuestro país.

El 8 de marzo es un día histórico.

Sí, fue memorable, de una intensidad emocional maravillosa. Creo que el tipo de tonterías que las mujeres ya no estamos dispuestas a escuchar se ha incrementado muchísimo y eso está generando una especie de barrera de contención contra el machismo cultural más normalizado. Contra los micromachismos, esos pequeños comportamientos que a las mujeres nos están continuamente remarcando y que en el fondo no es otra cosa que quién manda aquí. Ser intolerante con esas conductas es muy bueno para este país. 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Torraisarobot

    Espinosa entrevista

    Hace 2 años 9 meses

  2. Berto

    Pues de esta señora yo no me fiaría ni un pelo. Nunca me han gustado las personas que trabajan en la sombra, que se confabulan y esconden sus verdaderos objetivos. No me toca a mi saber si tiene su lugar en Podemos... pero no creo que ese lugar deba ser en la dirección de la organización, en el Parlamento o en cualquier puesto de responsabilidad.

    Hace 2 años 9 meses

  3. Juan A. Fernandez

    Carolina Bescansa una de las patas más importantes de Podemos, se ha podido equivocar en alguna cosa, y quien no se equivoca??? La necesitamos dentro y a ser posible muy activa. Animo y espero verla pronto por mi pueblo Manzanares el Real, que sé le gusta. Un abrazo.

    Hace 2 años 9 meses

  4. Carlos Primero

    Carolina, sigues siendo muy importante en este proyecto de partido para regenerar el país a favor de la gente necesitada y de los más vulnerables. Juntos, tú desde tu puesto, y como bien has dicho, yo desde el mío como votante sin descanso ni desánimo, ambos, el uno para la otra y la una para el otro. Un saludo.

    Hace 2 años 9 meses

  5. joaquin

    la entrevista merece un premio Pulitzer, que no?

    Hace 2 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí