1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Análisis

El Kamasutra en las redes de los candidatos del PP

Dos anécdotas definen muy bien el estado de estupor general de un partido que se enfrenta al mecanismo de democracia interna como un guiri con cuchillo y tenedor a un plato de gambas

Gerardo Tecé 4/07/2018

<p>Soraya Saénz de Santamaría y María Dolores de Cospedal</p>

Soraya Saénz de Santamaría y María Dolores de Cospedal

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Las primarias de un partido acostumbrado a la opacidad y el dedazo tenían que traernos, obligatoriamente, anécdotas maravillosas. Y lo han hecho. Dos de ellas definen muy bien el estado de estupor general de un PP que se enfrenta al mecanismo de democracia interna como un guiri con cuchillo y tenedor se enfrenta a un plato de gambas. La primera anécdota llegó con la cifra de afiliados. Lo que, según las cuentas del partido, era un poderoso ejército de 800.000 militantes se convirtió, a pesar de la amnistía fiscal para cuotas impagadas –20 euros y hacemos como que usted está al día con la casa–, en un grupo de hinchas incapaz de llenar el Bernabéu: 66.000 afiliados con derecho a voto. La segunda anécdota define el estupor general de una derecha española acostumbrada a que le digan a qué caudillo hay que ovacionar. Los teléfonos de las sedes del PP colapsaban con llamadas de militantes preguntándole al recepcionista de turno a quién había que votar. No es para menos teniendo ante sí unas primarias a seis que dejan en relajada cualquier asamblea de Vistalegre. El horror interno. Para colmo de los colmos, a los candidatos a liderar el partido les toca vérselas haciendo campaña en unas redes sociales –ahí va otro plato de gambas– que hasta la fecha habían usado para difundir argumentario único. Marcar diferentes posiciones en el seno de un partido acostumbrado a la postura única es un ejercicio de kamasutra que podemos disfrutar estos días en las redes sociales.

Como marcan los cánones de la comunicación electoral –más útiles que nunca para un partido que tiene a los militantes llamando a las sedes desconcertados– la clave de todo pasa por definirse a uno mismo frente al resto y agarrar la bandera ganadora, si es que la hubiera en un partido que hace bandera de la uniformidad. Una vez definido quién es quién y qué bandera enarbola, toca repetirlo en redes como si el pajarito de Twitter fuese a morir mañana mismo. Durante la campaña hemos entendido que Soraya Sáenz de Santamaría es gobernabilidad y preparación. Los rivales de Santamaría no son ni Cospedal, ni Casado, ni Margallo, ni los dos espontáneos que se han lanzado al ruedo, sino el presidente del Gobierno Pedro Sánchez. La campaña de la mano derecha de Rajoy consiste en presentar a la exvicepresidenta como la vengadora de aquella moción de censura tramposa que dejó al PP (y por extensión a España) con una mano delante y la otra detrás. Y a Rajoy registrando chalets en Santa Pola en horario de oficina de nueve a dos. “Me llamo Soraya, tú mataste a mi padre, prepárate para morir, Pedro”. No nos sorprendería verla actuar en uno de esos vídeos que crea su equipo de redes para acercarla al militante de base, ese que la percibe como preparada pero lejana a las esencias del partido por su perfil de piloto de altos vuelos. Tan alto sobrevuela las primarias Sáenz de Santamaría que su campaña de primarias tiene estética de campaña electoral de elecciones generales. Estamos a dos tuits de que le pida un cara a cara al líder socialista mientras mira para otro lado –como haría su padre político– ante las exigencias de algunos candidatos de un debate a seis. No habrá debate entre candidatos, se anunciaba desde el PP “para no trasladar una idea de ruptura”. Hoy conocíamos que Santamaría y Casado coinciden en vuelos sin cruzarse un buenos días, no vaya a parecer aquello un cara a cara que traslade idea de ruptura.

Si, en la simplificación del mensaje, Santamaría es la gobernabilidad de España, quien ha sido secretaria general del partido durante la última década ha volcado su campaña en torno a otro tipo de gobernabilidad: la del propio partido. María Dolores de Cospedal conoce bien cada sede provincial, cada rincón de la organización. Su campaña ha consistido en un “Make PP Great Again” de libro, un paseo militar con afiliados en los que el discurso predominante entre sus fieles, en persona y en redes, lo podría firmar el mismísimo José Antonio Camacho comentando una eliminación de España en la tele: aquí han faltado huevos. “Yo habría aplicado antes el 155”, declaraba Dolores de Cospedal al confirmar su candidatura a presidir el partido, sin querer mirar a ninguna exvicepresidenta en concreto. #PrimeroElPP, el hashtag estrella de su campaña, por si quedaba alguna duda de la trayectoria del disparo: un PP fuerte y sin complejos.

Casado, la juventud neoliberal. Lo de las cunetas es un rollo más grande que mayo del 68. Quejarse es de vagos, ¿a quién le gustan los vagos? Casado es un nuevo PP dejando el pasado atrás mediante el método humanista de repetir que el pasado es un tostón de carcas, coleguis. El discurso anterior, unido al aspecto tiburón de Wall Street con máster en Aravaca es en sí el gran filón de la candidatura de un Pablo Casado al que su padrino Aznar no quiso apadrinar públicamente cuando, para cerrar esta campaña, surgió como busto hablante en una entrevista radiofónica opinando sobre lo divino –de lo humano habla poco. Los afiliados, con el teléfono de la sede provincial en una mano y con la otra subiendo el volumen del transistor, se llevaron las manos a la cabeza al ver que, por enésimo día, nadie, ni tan siquiera el busto dorado, les decía a quién debían votar. #IlusiónPorElFuturo es el lema de cabecera del candidato Casado que, por generación y cargos (responsable de comunicación del partido) se ha movido en redes durante la campaña de primarias con la misma soltura y naturalidad con la que nos tenía acostumbrados a verlo arar con zapatos náuticos junto a un agricultor. Siempre sin abandonar la sonrisa de ganador.

La candidatura de Margallo, cuarto en esta carrera por el trono popular, quiere ser los militantes de base. Obama llamando puerta a puerta y repitiendo “Yes We Can” en redes. Regenerando, a su edad, un partido que no acaba de entender por qué ha sido desalojado del poder, pidiendo transparencia, debate entre candidatos y denunciando que no haya de lo uno ni de lo otro. Más democracia interna, grita Margallo en redes para desconcierto de los afiliados de base colgados del teléfono. El exministro habla claro y se dirige a ese “PP moderado” que quizá no exista si le hacemos caso a las encuestas que, a un día de la primera votación, no le dan opciones.

Los otros dos candidatos, los outsiders, son José Ramón García Hernández Y Elio Cabanes. García Hernández inunda las redes proponiendo un PP católico y dos meses de mili por cabeza, que viene muy bien para cohesionar la santa España. Cabanes es el 15M indignado de derechas y como buen 15M lo apuesta todo a las redes: que se vayan todos. Y que algunos se ahorquen. No es broma. El ahora candidato Cabanes pidió en su momento que Rajoy se hiciera el harakiri a la española (faltaría más) con una soga, tras dejar el país en manos de la izquierda radical y los separatistas. Algún voto rasparán. Si se les ha acabado el paquete de palomitas vayan a por otro. Si están de vacaciones vayan a sitios con wifi, que después de la primera votación aún quedará segunda vuelta y ellos seguirán haciendo campaña en redes.

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Fermi

    Mola: Margallo propone debate y programa, y los otros pose. Margallo no llega al 2% de votos. Efectivamente, el sentido crítico del militante se limita a votar a quien le digan. Y creo que esto es extrapolable a sus votantes.

    Hace 2 años 9 meses

  2. Gmf9

    El problema no es sentirse superior por no ser del PP, el problema es sentirse inferior por serlo.

    Hace 2 años 9 meses

  3. Iñaki

    Es gracioso pero ni un solo debate, el miedo a que se muerdan debe ser muy grande, y hacer un debate con bozal no sale muy bien en televisión. Increíble como se venden, a la Sexta no la querían ni ver, y ahora no les discuten nada. Pero al final todos son ultra-derecha, neoliberales. Dicen que son de centro-derecha, y los periodistas así lo corroboran, pero que lejos estaban que supuestamente con Aznar comenzaron su viaje hacia el centro y ni se les ve todavía. Lo mismo que Ciudadanos, aquí se sigue hablando de centro-derecha, y ambos están luchando por el mismo espacio político y dicen que quieren robarle votos a VOX, eminentemente de centro. Me lo estoy pasando fantástico viendo las memeces que hacen. Además, tengo la sensación de que el que gane va a dejar el partido segado, creo que es el Ocaso de los "Dioses". Espero no verlos más.

    Hace 2 años 9 meses

  4. beatusille

    Hola. ¿Qué tal un artículo hablando de los candidatos del PP en serio, de las cargas que arrastran, de lo que pueden destruir definitivamente, de lo que pueden cambiar en el PP, de quiénes son sus referentes, sus aliados, o sea, qué tal un artículo en serio en vez de uno de fan service para que la muchachada se sienta superior por no ser del PP?

    Hace 2 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí