1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Postprocesando

El gesto en la época de su reproducción seriada

Sigo pensando que el postprocesismo puede hacer lo que quiera, salvo la indepe, que tampoco se sabe si quiere

Guillem Martínez 11/07/2018

<p>Quim Torra y Pedro Sánchez, durante su encuentro en La Moncloa. Madrid, lunes 9 de julio de 2018. </p>

Quim Torra y Pedro Sánchez, durante su encuentro en La Moncloa. Madrid, lunes 9 de julio de 2018. 

Jose Maria Cuadrado Jimenez (Web de la Moncloa)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

1- Cualquier objeto o uso es sensible de verse depurado. Los palabros 'adiós' o 'adéu' son lo que queda de una gran alocución de despedida, de cuando el cáñamo, que integraba la palabra Dios. Los soldados alemanes de caballería llevan un collar de bronce cuando van monos. Ese collar es lo que queda de su armadura, que ha sido, lo dicho, depurada, hasta ser un suspiro. Por todo ello puede existir un chicken game depurado en el tiempo. Es decir, sin coches, sin conductores, sin barranco. Sin chicken. Sin game. Una ceremonia depurada que suple a una ceremonia anterior, larga, barroca, cruel. Hola. Bienvenidos a Postprocesando. Una sección también más depurada que la anterior, en el que se procesaba el Procés, la Cosa, el Caso, la Trila, el Trile, etc.

2- Esta semana se han reunido Sánchez y Torra –a quien la vice Calvo, por cierto, y por la dificultad de pronunciar la 't' final en castellano, llamó, posteriormente y en todo momento, presidentorra, en lo que puede ser una genialidad léxica, si bien no deseada. ¿Qué ha pasado en ese encuentro, por otra parte muy depurado? Para ello será bueno examinar qué llevaban presidentesánchez y presidentorra en los bolsillos. Las personas llevan en los bolsillos, en fin, sus últimas horas.

3- La semana pasada –hace unos días, es decir, unas horas–, el Parlament volvía a votar la resolución del 9N. ¿Es eso importante? No. Como no lo fue en su día. Sí, es una declaración que fija el carácter soberano del Parlament de Cat. Pero, a su vez, es una resolución. Es decir, nada. Si, como decían los clásicos, Júpiter se ríe de las promesas de los amantes, imagínate de las resoluciones parlamentarias. La resolución 9N re-votada queda, por tanto, grapada con –me descuento, creo que son 6 o 7 desde 1981– las resoluciones en las que el Parlament ha declarado que Cat es una nación, y que tiene derecho a autodeterminarse. Salvo la del 9N, ninguna fue motivo de pelotera, cacao y trullo. ¿Qué tiene de novedad esta? Nada, salvo su recepción por parte del Gobierno Rajoy. Exceptuando eso, no supone ningún programa político. De hecho, el procesismo no la respetó en su día ni un segundo, por lo que tampoco lo hará ahora. Era una depuración, un símbolo depurado, para que la CUP votara a Mas. Finalmente, no votó a Mas, sino a su depuración, Puigde.

Esta mañana a primera hora, por ejemplo, se sabe que el procesismo emite únicamente simbolismos cada vez más depurados

4- El Gobierno Sánchez, a su vez, recurrió la resolución al TC. Podría no haberlo hecho. Esta mañana a primera hora, por ejemplo, se sabe que el procesismo emite únicamente simbolismos cada vez más depurados. Y sumamente enclenques. Hasta ahora, ha sido el Gobierno central el que los ha convertido en sólidos, mediante su represión y recepción exagerada. El 1-O, por ejemplo, hubiera sido una mani más de ir y llorar. Pero el Gobierno y las FF. S. PP –Fuerzas de Seguridad Piolinista– lo dotaron de sentido. Democrático, incluso. No se puede pegar a una vieja nunca. Y, menos, por querer votar. ¿Qué significa la decisión de Sánchez de llevar al TC la cosa? Supongo que otra depuración. Un indicio de que el Gobierno seguirá la tradición rajoyista de llevar los papelitos del Parlament al TC, si bien, supongo, rebajando las mixed emotions, y con cierta garantía de que la cosa no acabe en el trullo, sino en inhabilitación, la condena con la que el procesismo soñaba en sus glory days/hasta el 27-O. Sinopsis: votas una chorrada que no se llevará a cabo, te inhabilitan, quedas como un torero en tu pueblo, llenas los informativos con sufrimiento y, a los dos años, vuelves a la política. Me parece que, depurando la respuesta de Rajoy, el Gobierno está creando una zona de confort satisfactoria para el procesismo –que sufre, moderadamente– y para el Gobierno –que muestra moderadamente al mundo su Imperium, que decía Weber. Y lo hace como el león muestra su Imperium a una mosca. Con la cola, no con las garras.

5- Nunca cito a Weber, brrrr. Weber mola mucho.

6- Por lo demás, las horas previas al encuentro fueron sumamente inestables para el procesismo. Un indicativo de que presidentorra tuvo que evidenciar, en su encuentro de dos horas con presidentesánchez, esa inestabilidad. Me explico.

7- En breve, PDeCAT renueva sus cargos en una suerte de casi-congreso. Me dicen que se impondrá el pack Puigde/populismo/derechas/antipolítica. Si es así, la cosa quedaría así. Vieja política: ERC + Òmnium. Viejísima política –es decir, populismo–: JxC, PDeCAT, ANC.

8- Horas antes de la cumbre, la ANC ha presentado su convocatoria para el 11S. Será en la Diagonal. Es decir, que la voluntad es pillar mucha gente. La pillarán. Como me dijo Mònica Terribas hace meses, los procesistas son como los pokémon: si los convocas por el móvil siempre aparecen. El eslogan de la cosa es Fer República / Hacer República. Es sumamente procesista. Es decir, confunde en cierta manera el verbo ser con el verbo estar. Pero, en todo caso, aporta el palabro ‘república’. Bellísimo y muy cat. Es decir, presiona al Govern. Levemente diría, pues el Govern, propagandísticamente, puede estar en misa y repicando, puede pactar el recauchutado de la autonomía en una monarquía mientras nos da la brasa con la república. No obstante, la cosa es un indicio de que la ANC y el pack partidos procesistas están a la greña. Diría que esa polémica no será una seria amenaza para el Govern –esto es un movimiento vertical, gubernamental, como se ha visto en todas sus regiones; se vio, por ejemplo, cuando Sánchez y Cuixart, hoy encarcelados por intentar tomar la Bastilla, salieron a pedir a la parroquia, que tenía tomada la calle en septiembre, que volviera a casa; y la parroquia volvió a casa. Un indicio de que el marco favorece al Govern antes que a la ANC es que la ANC, sin rechistar, ha vuelto a pagar las fianzas que pedía Llarena. En este caso, más de dos millones. Vamos, que se ha comportado como una institución subsidiaria del Govern. Otra vez. Supongo que sus bases no quieren otra cosa/otra cosa sería un trauma.

9- El abogado del grueso de imputados en el exilio –Gonzalo Boye; no parece ser un crack, pero comunica mucho en los medios, que igual es lo único que se quiere– ha alertado sobre el hecho –intuido, si bien no demostrado–, de que el pack de presos del interior está pactando con la fiscalía. Algo, por otra parte, a lo que tiene derecho –bueno, no suele tenerlo– un detenido. Puigde, por cierto, intentó lo mismo hace meses. Pero a lo bestia, y verbalizando con ello su, glups, idea de Estado. Una abogada telefoneó al TS para tratar de encontrar un apaño, colegui. No pasó el primer filtro. Anyway. Lo que explica Boye dibuja cierta lejanía entre presos y exiliados. Que está afectando a la defensa de los presos, por cierto. Exilio y Govern tienden a utilizar propagandísticamente afirmaciones como que el 1-O fue un referéndum por el cual Cat accedió a la indepe, mientras los presos se recrean en el carácter simbólico del día, y el carácter 'político' –es decir, poético– de todas las obras del procés.

10- ¿Hay pacto? Bueno, hay cierto cambio de lógica. Josep María Brunet, en La Vanguardia, explica que Llarena, por ejemplo, retrasó la suspensión como diputados a los imputados del 1-O unas horas para que Sánchez no la llevara en los bolsillos, y así facilitar un entendimiento. Lo que explica que algunas regiones del poder Judicial son muy sensibles al Gobierno. Lo que augura giros en el caso. Verbigracia, horas después del encuentro Torra-Sánchez, Maria José Segarra, la nueva Fiscal General del Estado, aludió a que la fiscalía podría cambiar la formulación de los delitos de los acusados en el juicio. La escasa separación de poderes en el Estado les llevó al trullo. Por lo que el mismo sistema, por lo que parece, les podrá sacar. No es una buena noticia. Lo del sistema.

11- El major Trapero –la única persona en posesión de armas el 1-O está en libertad, en lo que es un indicio de que el encarcelamiento de los demás por rebelión es de chiste–, ya tiene tribunal que lo juzgue. En lo que es un indicio del punto 10, los jueces serán más bien progresistas, lo que apunta que puedan chotearse del delito de sedición del que se acusa al acusado.

12- Volviendo a lo del punto 10, la suspensión de los diputados encausados es un marrón para el procesismo, que pierde la mayoría parlamentaria, y tiene que decidir, rapidito, si traga y sustituye a los dipus suspendidos, o la lía. Hasta la fecha, y ante cualquier paso adelante judicial o gubernamental, el procesismo ha hecho ambas cosas. Liarla y tragar. Mucho, todo. En esta ocasión –la suspensión de diputados es algo rarísimo, en su día diseñado para delitos de terrorismo–, la cosa puede atraer posicionamientos en contra de Comuns y de PSC, aparte del pack procesista, ese pack que instrumentaliza y absorbe cualquier acercamiento de cualquier izquierda, por otra parte. Esta iniciativa judicial tan creativa y arbitraria se traducirá, como todas las que ha habido en el pasado reciente, en sufrimiento y beneficios electorales, y en otra pequeña Edad de Oro para el Benemérito Cuerpo Armado de Tertulianos Procesistas, tan corto de recursos últimamente.   

13- Días antes de la reu, Elsa Artadi –su acceso a presidentorra, en la próxima legislatura, o su aplazamiento, creo que será el sello de que las opciones populistas han ganado, o no–, anunció al mundo la agenda de la reuni. Versaría sobre derecho a la autodeterminación, presos, y eliminación de vestigios del franquismo en el Estado. Me dicen que en el Gobierno les hicieron los ojos chiribitas con el último punto, un fósil propagandístico del procés, cuando Rajoy. Los puntos, por otra parte, explican la intelectualización del encuentro en el procés: a) utilizarlo con fines propagandísticos, si no es que b) hay serios problemas de confusión entre propaganda y política, que vendría a ser lo mismo. Sorprende, en todo caso, la ausencia de política en el encuentro. No sé, algo con el problema de la vivienda, acuciante en amplias zonas del territorio. O transportes. O paro. O estructuras.

Se puede intuir la agenda que hubiera preferido el Gobierno: intentar reducir el número de conflictos Gene-TC, que en el ínterin 2011-15 alcanzó los 232 encontronazos

14- A su vez, se puede intuir la agenda que hubiera preferido el Gobierno, a través de declaraciones de la ministra Batet. Intentar reducir el número de conflictos Gene-TC, que en el ínterin 2011-15 alcanzó los 232 encontronazos. Algo, por otra parte, normal y deseable en un Estado federal, pero surreal en un Estado no federal, como es el caso, lo que ilustra la ausencia de política. En la solución a esos encontronazos se sobreentiende algún tipo de solución gubernamental –no sé, tirar para atrás los recursos al TC del Rajoyato. Por otra parte, ahí está la lista de más de 40 puntos de agravios presentada por Mas en 2012, que no ha recibido ninguna respuesta. Salvo el referéndum, lo demás es autonomismo puro y –por lo tanto– nada duro.

15- A la reunión, por cierto, se llegó en medio de un buen rollo que tiraba de espaldas. El summum: Torra pidió a Sánchez que le enseñara la fuente en la que Machado y Pilar de Valderrama/Guiomar se reunían en tiempos. A pesar de que en esos encuentros ambos les pusieran, por todo lo alto, los cuernos al señor Valderrama, Torra, en lo que la NASA ha interpretado como un gesto de buena voluntad, no llevó al obispo de Solsona para que exorcizara esa fuente que, a su vez, es el primer precedente ibérico del jacuzzi, esa depuración machadiana –rayos, estaba perdiendo el hilo del concepto depuración, que copa este articulete; yupi. Torra, a su vez, regaló a Sánchez una botella de ratafía –el primo tonto del palo menorquín y el amaro Averna siciliano; Sánchez tuvo el tacto de no considerar ese brebaje una declaración de guerra; Bismarck o Aznar, por ejemplo, no lo hubieran dudado–, y dos libros sobre Cat, por si Sánchez no tenía Google. Mi madre, antes de mi boda, me explicó, en fin, que cuando acudes a una cumbre presidencial tan poética, mojas, fijo. La pregunta es: ¿mojaron?

El encuentro funcionó. Se habló. Hubo buen tono, la garantía de próximos encuentros. El mal rollo, me dicen, no fue verbalizado, sino implícito

16- Mojaron. Es decir, el encuentro funcionó. Se habló. Hubo buen tono, la garantía de próximos encuentros, un encuentro para esta semana entre vicepresis, y el compromiso de reuniones con minioms cat y esp, que son los que, al fin y al cabo, llegan a acuerdos después de que Nixon y Mao hablen de chorradas. La cosa fue tan bien que, como me comunica un dirigente socialista, “podremos irnos de vacaciones tranquilos”, una opción vital que era imposible el verano pasado. Lo que no suple el mal rollo/punto 17.

17- El mal rollo, me dicen, no fue verbalizado, sino implícito. Torra, horas después, declaró que el 90% de la conversación fue sobre el derecho de autodeterminación. Es decir, de cómo lo plantea el procesismo. Lo plantea a partir de una lectura de escasa calidad del derecho internacional, fácil de desarmar. Hay, es preciso señalarlo, otras fuentes y posibilidades de planteamiento. El principal, supongo, es la voluntad, y el planteamiento de posibilidades para un referéndum desde la Consti'78 –escasas, pero las hay–, o a través de una reforma consti. La vía procesista esgrimida es pura propaganda gagá, por lo que despista –o peor, no despista– al interlocutor. Desde fuentes socialistas me informan de que ese 90% de cháchara se fue también, en una amplia proporción, en tema presos. Es decir, en buscar un acuerdo. Supongo que a través de la nula cultura de separación de poderes –aún menor, agárrense, que la esp–, esgrimida en la Llei de Transició, o en la llamada de la agente de Puigde al TS.

18- El postprocés sigue siendo el procés, pero más depurado. Plantea –lo ha hecho explícitamente hace unas horas, a través de Artadi– descartar la unilateralidad, a menos que ocurra un hecho exterior al procés. Es decir, gubernamental, estatal. Ese hecho, me temo, es el juicio, que se quiere aproximar lo máximo posible a las municipales –mayo de 2019–, por lo que la defensa no para de pedir papelitos. Supongo que las municipales serán el siguiente día histórico del procés. Hay un plan para someter a primarias las listas procesistas de todos los municipios, de manera que de allí salga un líder y una lista única, quizás, por tanto, algo parecido a un partido no-partido, a un movimiento antipolítico. La gran batalla será en BCN. Ya ha empezado. BCN es donde confluyen todas las declaraciones de los procesistas, ahora más republicanos que la Marianne, símbolo de la République Française y, por cierto, una catalana de Rivesaltes, Perpinyà DF, de la que nadie se acuerda. ¿Ganar BCN será la indepe y la república? No. Esto sigue siendo un proceso electoral. Depurado. Zzzzzz.

19- Tras la reu, Torra ha sido atacado por CUP y CDR, y matizado por la desaparecida –de los medios procesistas– ANC. Supongo que esos ataques no harán mella en Torra. Cuando tenga callo, podrá seguir con la depuración del postprocés. Autonomía, excepcionalidad política –es decir, no gobernar, centrarse en la revolución pendiente–, y vislumbramiento periódico de un hecho externo, que posibilitará la indepe en un plis-plas si todos nos ponemos una camiseta amarilla y nos tocamos las narices a la misma hora. En esos momentos históricos, supongo, participarán, pletóricas, las asociaciones incrédulas en otros momentos, en los que igual cierran autopistas, o hacen la sardana más grande del mundo. Sánchez lo tiene mejor. Por el momento. Rivera ha emitido en modo gore sobre ese encuentro, apostando –o, lo que es peor, sin apostar conscientemente– por la marginalidad. El PP, centrado en las primarias y en que no salga ningún nuevo caso que afecte directamente a Rajoy, o al currículum académico de Casado, no emite.

Las nuevas derechas identitarias son así. Son más discurso que política

20- El postprocesismo tiene esa gran profundidad de campo propagandística. Sigo pensando que puede hacer lo que quiera –salvo la indepe, que tampoco se sabe si quiere. Su punto en contra, y la gran baza de Sánchez, es su mala formación. Por selección negativa, el Govern es lo que es –verbigracia: a) hay un conseller d'Interior que, no es coña, se inició en la disciplina como portero de discoteca; b), la consellera de Cultura ha escrito que Lolita es una novela “sobre pederastia”, y que Homero es un “alegato bélico”; a estos los dejas solos en una reunión y se los comen. Cualquier reunión, por tanto, puede ser un pequeño triunfo de la propaganda, para uso interno en cat. Pero, más probablemente, un pequeño triunfo para el autonomismo.

20- Las nuevas derechas identitarias son así. Son más discurso que política. Esta semana ha tomado forma una solución al Brexit, el primo de Zumosol del procés, esa política consistente en no hacer lo anunciado. Y nada, que Brexit, pues poco o nada. Será un Brexit depurado. Pues eso.

 

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Parlem

Guillem Martínez · Barcelona

8 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Roger Muxart Ginesta

    Después de ver, el sábado por la noche, la entrevista de Laura Rosel a Lluís Llach, hay dos opciones. Una: Lluís Llach mintió. Dos: Guillermo Martínez ha mentido masivamente desde hace muchos meses, cuando dice que Procés sólo era propaganda. Creo que ctxt debería abrir una comisión de investigación y, si es el caso, depurar responsabilidades e invitar a Guillermo Martínez a que se dedique a otra profesión.

    Hace 2 años 8 meses

  2. Mariona Altisench Galí

    Me parece muy bien ser procesista, pero no tanto mentir. El señor G.Martínez miente, en un debate con Laia Altarriba dijo que las defensas (los abogados) de los presos políticos y exiliados tienen muy mala imagen internacional !!!!????? ¡Y que el Estado Español tiene prestigio!! Me temo que G. Martínez no se pasea mucho por Europa. Sus fobias le llevan a realizar análisis y emitir juicios de valor bastante discutibles

    Hace 2 años 8 meses

  3. RAHEL COHRAN

    Hola. Soy el Sr. Rahel Cohran, un prestamista de préstamos privados que ofrece préstamos de oportunidad de por vida a individuos, empresas comerciales, seguros, etc. ¿Tiene alguna dificultad financiera o necesita préstamos para invertir o necesita un préstamo para pagar sus facturas? ya que estamos aquí para hacer que todos sus problemas financieros sean cosa del pasado. Ofrecemos todo tipo de préstamos en cualquier denominación de moneda con una tasa del 2% sin cuota inicial. Deseo utilizar este excelente medio para informarle que estamos listos para ayudarlo con cualquier tipo de préstamo para resolver su problema financiero. sí, regrese ahora por correo electrónico (contact@saintloan.com) o visite nuestro sitio web (www.saintloan.com) para obtener más información, LE ACEPTA MUY BIEN.

    Hace 2 años 9 meses

  4. pepa

    Discrepo de JMBC. En Catalunya se pueden oir unas cuantas variantes del catalán. Sólo en mi barrio, que es Gràcia, hay dos clarísimas. Generalmente esa "t" final y después de "n" suena muy suave, pero suena.

    Hace 2 años 9 meses

  5. JMBC

    Sobre "la dificultad de pronunciar la 't' final en castellano": en Cataluña no se pronuncia la "t" final de "president" (en Baleares y en Valencia sí).

    Hace 2 años 9 meses

  6. pepa

    Disculpas. Donde dije español debí decir castellano. La variante de habla cordobesa sí se debería considerar español.

    Hace 2 años 9 meses

  7. pepa

    Esa ministra no habla español, habla cordobés. Tiene para unos cuantos meses antes de empezar a pronunciar las consonantes finales. Asesores de Moncloa, atentos. A ver si vamos a tener un conflicto diplomático entre dos entes tan democráticos y serios. Una logopeda de urgencias para esa mujer, en verano seguro que hay unas cuantas en paro. Y ya de paso podría hacerse un sacrificio descentralizador, para visibilizar la riqueza de la fonética andaluza.

    Hace 2 años 9 meses

  8. Torraisarobot

    La verdad que si, Weber mola mucho

    Hace 2 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí