1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Ser feminazi hoy

Justicia para la expareja de Juana Rivas

Anita Botwin 1/08/2018

<p>Francesco Arcuri. </p>

Francesco Arcuri. 

Antena 3

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Finalmente, el presunto maltratador Arcuri puede descansar tranquilo sabiendo que tendrá a sus hijos bajo su custodia y lejos del secuestro de su propia madre, Juana Rivas. Como ya comentábamos en la entrevista realizada por Qué País, el señor Arcuri es alguien respetable en Calorforte, lugar en el que reside. Todo el mundo habla bien de él, y en ningún momento han visto nada extraño, más allá de las típicas trifulcas de pareja, donde alguien –normalmente la mujer, que es más débil– resulta herida.

Por fin quedan atrás los duros momentos en los que Arcuri fue condenado, allá en mayo 2009, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Granada por un delito de lesiones contra Juana Rivas. Entonces fue cuando tristemente  se le condenó a tres meses de prisión y un año y tres meses de alejamiento. Pero a día de hoy ya no hay de qué preocuparse. Por fin se hace JUSTICIA y su expareja, Juana, ya ha sido condenada a cinco años de prisión por sustracción de sus dos hijos menores y a seis de inhabilitación de la patria potestad. Muy mal se tendrían que dar las cosas y muy bien debería funcionar la justicia española para que se torciera el ritmo de los acontecimientos. El abogado de Arcuri ha comentado que le parece algo cruel la sentencia, pero que él no es quien para meterse ahí, lo cual le hace una persona respetable, al igual que gran parte de la sociedad que ha creído al padre de los niños y no a una madre ladrona de sus propios hijos.

El abogado de Arcuri ha comentado que le parece algo cruel la sentencia, pero que él no es quien para meterse ahí

Poco importa ya que Francesco haya sido denunciado y condenado por violencia machista. Lo importante ahora es que él pueda disfrutar de sus hijos, lejos de la desquiciada exagerada de su ex, que quiso llevárselos lejos para protegerles de su propio padre. Su propio padre.

Sobre la denuncia que interpuso en su momento Juana Rivas, Francesco ya nos dio su versión, que es la que el juez ha creído como no podía ser de otra manera: “Si la hubiese maltratado tenía que denunciarme aquí, no dos meses después de llegar a España”. Amén. En qué cabeza cabe que pudiera denunciarle cuando estuviera lejos de él, de su propio maltratador.

Nada de esto hubiera ocurrido si las feminazis españolas no le hubieran asesorado tan pobremente, buscando sus propios intereses hembristas. No te puedes fiar de una feminazi, eso es algo que todo el mundo debe saber. Por suerte, la justicia española está funcionando como Dios manda y ha dejado de creer en las denuncias falsas que interponen mujeres desquiciadas en lo ancho y largo de la meseta.

Eso de las denuncias fue una estrategia para quitarle a sus hijos y llevárselos lejos de él y protegerlos, según ella ha asegurado. Pero no son más que patrañas. Según un amigo de la pareja y testigo de los hechos de la última denuncia, nada de lo que dice Juana ocurrió. “Fue una discusión una noche que ella había vuelto tarde de fiesta [a las 5.30, según la sentencia], quizá había bebido. Pero lo normal en una situación así. Ambos contaron cómo fue y que, al haber una pequeña lesión y haber intervenido la policía, la cosa tiró para adelante casi de forma automática”. Una pequeña lesión no hace daño a nadie, y mucho menos a unos niños indefensos que puedan estar presentes. Los niños saben que estas cosas pasan, que es lo normal que a veces papá pegue a mamá y después asunto arreglado. Hasta la próxima.

“El origen de ese estrés (de Juana Rivas) está derivado solo por una percepción de la convivencia familiar, en la que como suele ocurrir, seguramente había momentos de tensión, desacuerdos, disputa o discusión, pero de ahí al maltrato hay una diferencia”, tal y como dice el juez que ha dictado la sentencia. Una cosa es vivir momentos de tensión en los que se te puede ir de las manos y coger del cuello a alguien –como hizo Francesco en su momento– y otra ya es pasar a mayores, como disparar a alguien o darle un hachazo. En ese caso ya estaríamos hablando de violencia de género y de fallecimiento. Y no es el caso, ya que Juana está viva y encarcelada.

Las vecinas de la localidad italiana hablan de las ganas de marcha que solía tener Juana. Y eso no es algo compatible con la maternidad, sabe Dios. Él, sin embargo, dedica horas a su negocio y después el tiempo que tiene libre, que no es mucho, lo entrega en cuerpo y alma a sus niños. Él hace todo como Dios manda, tal y como cuentan las vecinas del pueblo, que no entienden el afán que tenía Juana por salir de noche como si fuera una fresca. 

En cualquier caso, las feminazis de España ya están contraatacando y de ningún modo han respetado la sentencia, como era de esperar. Ya han pedido firmas en Change.org para pedir el indulto de Juana Rivas, lo cual es una desfachatez y un insulto a la justicia española de bien.

Autora >

Anita Botwin

Gracias a miles de años de machismo, sé hacer pucheros de Estrella Michelin. No me dan la Estrella porque los premios son cosa de hombres. Y yo soy mujer, de izquierdas y del Atleti. Abierta a nuevas minorías. Teclear como forma de vida.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

18 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. El lazarillo de Tormes

    En el momento en que valga la simple palabra de la mujer sin mas pruebas para condenar a un hombre pasara lo que ha ocurrido en estos 3 muy recientes casos. Los 3 inocentes, los 3 han pasado mas de 11 años de condena e innumerables palizas y a los 3 los sentenciaron por el erroneo testimonio de 3 mujeres. En el ultimo caso la condena erronea a 15 años la impuso Margarita Robles cuando ejercía. Es matematicamente demostrable que si se condena por el simple testimonio de una mujer, llenas las carceles de inocentes. Y de esto no se habla http://www.elmundo.es/baleares/2016/02/11/56bcad7eca4741e31e8b4675.html http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/supremo-absuelve-inocente-encarcelado-13-anos-violacion_467348.html https://www.lavanguardia.com/vida/20101111/54067468822/tommouhi-no-consigue-rehacer-su-vida-tras-15-anos-en-prision-por-error.html

    Hace 2 años 8 meses

  2. Juan

    ¿en que cárcel está Juana presa? es para ir a verla. Mientes más que escribes.

    Hace 2 años 8 meses

  3. hector diaz lopez

    Soy un padre que ha sufrido el sistema judicial promujer. Hoy estoy separado y tengo a mis 2 hijos conmigo. Tu articulo me parece horrible. El tono y las formas parecen las de un hombre machista. Me da la impresión que no has sido madre ni lo quieres ser. Necesitas mucha humanidad

    Hace 2 años 8 meses

  4. Veganobinario

    Como se nota que quien escribe el artículo no tiene hijos, que te los quiten unos meses y luego nos lo cuentas.

    Hace 2 años 8 meses

  5. Ros

    Creo que estamos siendo manipulados, machismo malo, feminismo bueno, los hombres maltratan, las mujeres denuncian y los hombres tienen que ser culpables, Jua, jua, jua...

    Hace 2 años 8 meses

  6. MangasVerdes

    Me imagino que has intentado, torpemente en mi opinión, ser sarcástica pero lo que te ha salido es probablemente la secuencia de los hechos.. Salud!

    Hace 2 años 8 meses

  7. Gabriel

    Me voy a tomar el motilium, ahi lo dejo.

    Hace 2 años 8 meses

  8. Cris

    Feminazis dices. INCULTA!!! MALA PERSONA!!! Tú, energúmens, tienes idea de qué hicieron los nazis??? Te aseguro q si hubieras sido una judía en la segunda guerra mundial sabrías muy bien la diferencia entre feminista i nazi. A ver cuando te muerdes la lengua y te envenenas de una vez con tu propio odio.

    Hace 2 años 8 meses

  9. Eresuna Borrega

    El sarcasmo no estaba de tu parte esta vez Anita.

    Hace 2 años 8 meses

  10. Javier Moraleda

    Este es el nivel de los artículos sobre violencia de género. Yo, por mi parte y por supuesto, no voy a negar a nadie el derecho al pataleo y a estar en contra de lo que digan los jueces. Yo no estoy en contra ni de que se acuse sistemáticamente de machista, heteropatriarcal o lo que sea a cualquiera que no se plegue a los deseos de un grupo de presión. Pero entendedme, me alegro mucho por Francesco Arcuri, quien, como hombre, para algunos es un ser desechable, y su sufrimiento no importa, porque es un varón. Yo creo que todo el mundo tiene sentimientos, y los varones también. La verdadera igualdad la debemos buscar lejos de donde están estas ideologias dictatoriales que nos dicen qué tenemos que pensar y a quién tenemos que apoyar en todos los casos: la mujer heterosexual. Porque si esto fuera un matrimonio de lesbianas, nadie sabría nada de este caso: eso no interesaría a la ideología de género. Le deseo fervientemente a la autora que escriba pronto un artículo mejor que este. Creo que no está la cosa complicada excesivamente.

    Hace 2 años 8 meses

  11. unomas

    Anita Botwin yo estoy contigo, en lo que deberian darte la estrella michelin ... por lo bien manipulado y cocinado que haces los articulos.. todo un arte lo tuyo, aunque sea rustico. En lo que no estoy tanto de acuerdo es que seas de izquierdas... dudo que sepas realmente lo que significa esa palabra... aunque bueno conociendo este pais.... a todo se le llama de izquierdas ( PSOE, Podemos IU) de hecho aqui en este pais a la centro-derecha se la llama izquierda radical ejemplos PSOE... podemos e IU casi se podria decir que es centro... aqui a la izquierda ni se la conoce ni se la espera... pero con gente como tu diciendo que es de izquierdas, es normal que haya gente que la tenga miedo cuando la escucha, tu de izquierdas tienes lo mismo que federico jiménez losantos con la unica diferencia que el por lo menos lo reconoce

    Hace 2 años 8 meses

  12. Juanito lavapies

    Pena que Juana va a pagar la venganza de jueces tardofranquistas. No es una sentencia de un caso particular, es el toque de queda. Mi titular sería " Contragolpe del régimen al exito feminista del 8 M"

    Hace 2 años 8 meses

  13. Ignacio Mateo

    Que es lo que debe hacer un padre ejemplar como opina la autora cuando la pareja y MADRE vuelve hasta el culo d todo una noche si y otra también?comprenderla respetarla y llevarla a proyecto hombre?

    Hace 2 años 8 meses

  14. jorge

    Lo mejor es leer la sentencia. Clara, concisa y concreta. Los informes de los psicólogos dedicados a la protección de la infancia dejan meridianamente claro el estado anímico de los niños. Y vienen a demostrar lo mucho que de falso tienen tanto lo afirmado por la madre (¿olvidaría un niño que su padre arrastró de los pelos a su madre o que tuviera que interponerse en defensa de la madre?) como lo sesgado de los informes extraoficiales presentados por las polemistas inclinadas por la madre ¿los psicólogos y psicólogas profesionales que trabajan en los juzgados son machos guachos maltratadores también? Las sexistas, que no feminazis, sostienen la supremacía de la mujer como madre y dan por buena las acusaciones sin pruebas si éstas las formula una mujer. Ya está bien.

    Hace 2 años 8 meses

  15. Sonia

    Cuando la ideología esta por encima de la razón aparecen artículos como este. Felicidades a la justicia por haber sido justa.

    Hace 2 años 8 meses

  16. flor

    Sin querer relativizar lo más mínimo esa agresión, totalmente inaceptable, simplemente no justifica largarse con los hijos a otro país sin más y negarse a dar razón de su paradero, que es por lo que la han condenado. Debería haber buscado protección, tramitar la separación, etc. Es lamentable, pero Juana es en parte una víctima de quienes la asesoraron mal, y de los medios que se dedicaron a inflar la burbuja. Han hecho tanto ruído en este caso que se han metido en un callejón sin salida, y aun después de pinchada no queda más remedio que seguir con la matraca hasta que se agote el tema. De eso nadie va a responder, claro, ya se espabilará Juana ... pobre. Espero que efectivamente la indulten (y se hagan la foto y tal), desde luego una pena de cárcel es excesiva, pero retirarle la patria potestad unos años no me parece en absoluto desacertado.

    Hace 2 años 8 meses

  17. marte

    No sé, sin darte cuenta o dándote cuenta, has expuesto muy bien los hechos de la cambiante relación de Juana y su marido, mediante los hijos.

    Hace 2 años 8 meses

  18. juan

    Estoy con lo que dice Elisa Beni, a Juana la usaron y no era el caso más adecuado para construir el relato que se construyó. Si el italiano es un maltratador, (2009) no se entiende que Juana le dejara al niño (siendo muy pequeño) un período tras su primera separación y luego tuviese otro hijo con él en 2014. Si tan peligroso es como padre, Juana debería estar también inhabilitada por esa insistencia en "hacerle hacer de padre" con perjuicio para los menores. Y aunque sea impopular hay que decirlo, por todo esto merecía más pena Paqui Granados que la propia Juana cuya desgracia viene dada por una serie de decisiones equivocadas.

    Hace 2 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí