1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

ANÁLISIS

Sobre los archivos y los papeles de Franco

Mostrar la documentación unificada y romper la división entre los llamados documentos oficiales y los personales del dictador es una obligación democrática inaplazable

Gutmaro Gómez Bravo 22/08/2018

<p>Francisco Franco. </p>

Francisco Franco. 

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

 

“Algo bueno tienen que tener las dictaduras, y es que lo guardan todo”, me dijo con sorna un viejo profesor en clase hace ya muchos años. Aquella, fue, casi con toda seguridad, la primera vez que tuve constancia de la importancia de la documentación y de lo mucho que podrían albergar los archivos españoles. Un recuerdo que expresa gráficamente el malestar de nuestra historia reciente. Por un lado, han mejorado infinitamente los recursos, los materiales, los enfoques y, en general, todo lo relacionado con la metodología de estudio del franquismo ha sufrido un proceso de renovación acelerado en las últimas décadas. Pero, por otro, aún quedan importantes vacíos por llenar y muchas lagunas que cubrir, sobre todo en relación con las cada vez más completas y sistemáticas investigaciones de las dictaduras en Europa y América Latina. Hay muchos silencios y zonas grises que aún lastran esta renovación. Una clave fundamental está en los archivos, y en concreto, en la pervivencia de una serie de restricciones en el acceso y uso de la documentación, que nos siguen haciendo tristemente “diferentes”.

La frustración generalizada entre el conjunto de profesionales, archiveros, historiadores e investigadores y todavía más en los ciudadanos que se acercan por sus propios medios a los archivos buscando el rastro de sus familiares y seres queridos no puede atribuirse exclusivamente a un único caso, pero es indudable que por su propia significación, los papeles de Franco han despertado siempre un particular morbo. El problema fundamental es el de su titularidad, ya que sus herederos siguen siendo propietarios de un vasto patrimonio documental procedente de la Jefatura del Estado, del Gobierno y del Ejército de España durante prácticamente cuatro décadas. Un conjunto que contrasta con su acceso limitado y su uso particular. A mediados de la guerra civil, el periodista Joaquín Arrarás comienza a utilizar algunos textos y documentos en una serie de artículos de propaganda que terminaron dando lugar a una Historia de la Cruzada Española en distintos volúmenes. La mayoría de ellos aparece sin referencia, sin fechar y sin procedencia alguna, pero ya es manifiesta la voluntad de considerarlos parte de un archivo, de un legado conjunto. Desde mediados de los años sesenta, parte de esta documentación vuelve a utilizarse, también sin referencia ni ubicación alguna. Se atribuye genéricamente al Archivo del Generalísimo y sirve para contrarrestar varios estudios críticos con el régimen, publicados en Francia y Gran Bretaña. El historiador Ricardo de la Cierva accede y utiliza los papeles ubicados en el Archivo de Salamanca, de los que dispone y consulta en privado al menos entre 1973 y 1981, años en los que estuvo al frente de los principales organismos culturales españoles (fue nombrado Ministro de Cultura en 1980). Dos años antes, en 1978, había aparecido Mis conversaciones privadas con Franco, del primo de Franco, el Teniente General Salgado-Araujo, que reproduce parte de los mismos documentos y citas textuales del ya señalado comúnmente como Archivo del Generalísimo.

A principios de los años ochenta, otro historiador afín, Luis Suárez, Procurador en las Cortes franquistas, tendría acceso también a la documentación de una forma prolongada y exclusiva. En 1984, publica su conocida obra Francisco Franco y su tiempo, reeditada y revisada varias veces por él mismo. La Fundación Nacional Francisco Franco comienza por entonces su labor de custodia y clasificación del archivo, cuyos resultados no se hicieron públicos hasta 1992 con la aparición de dos volúmenes de los Documentos Inéditos para la Historia del Generalísimo Franco, la que puede considerarse primera aproximación a modo de catálogo de estos fondos.

Las restricciones en el acceso e inventario de toda esta documentación se han mantenido hasta hace muy poco. Hubo que esperar hasta el año 2000 para que una parte pasara, en rollos microfilmados, al Ministerio de Educación, que los depositó a su vez en el Archivo de Salamanca. Las cerca de 27500 copias de documentos que han pasado sucesivamente al Centro Documental de la Memoria Histórica constituyen un importante inventario de la Administración franquista, que abarca aspectos de toda la estructura de la dictadura, así como de sus principales instituciones y ministerios. Son una fuente importante para comprender el modelo corporativo español, su evolución y sus conflictos internos, que lamentablemente queda desvirtuada por su carácter fragmentario (apenas suponen una mínima parte del total) y secundario, ya que no dejan de ser reproducciones, literalmente “copias de copias”.

El origen de todo este material es anterior y mucho más amplio. Antes de dar por terminada la guerra civil, el propio Franco mostró su voluntad de crear un archivo “para la enseñanza de la historia”, que sería conocido como Archivo de la Cruzada o de la Guerra de Liberación y que consistía fundamentalmente en la documentación acumulada sobre la marcha durante la guerra por su Estado Mayor. El problema es que, a escasos tres meses de comenzada la sublevación, este ya era el núcleo del Nuevo Estado y tanto la documentación que emitía como la que recibía fue creciendo de forma desmesurada. Pronto, sus organismos dependientes albergaron cientos de miles de documentos, repartidos hoy en varios archivos estatales, pero sobre todo en el de Salamanca, sede de la llamada Delegación Nacional de Recuperación de Documentos, organismo que hasta el año 1944 tuvo carácter reservado. Allí se centralizó y gestionó todo el proceso de la clasificación de la inicialmente llamada “información retrospectiva” y más tarde conocida como información “político-social” a través de la documentación procedente de la ocupación del territorio republicano. Esa enorme masa documental creció aún más con el archivo de antecedentes masónicos y el Registro central de todas las llamadas jurisdicciones especiales hasta el final de la dictadura. En ese mismo año, 1944, cuando se da por terminada la clasificación de la documentación incautada en el Puerto de Alicante, la Delegación cifra en cerca de cuatro millones de fichas y documentos los que tiene ubicados en sus dependencias.

 

La pregunta obligada entonces es saber qué ha llegado a nuestros días y dónde se encuentra. En este contexto y con esta enorme magnitud, el llamado archivo histórico de Franco no sólo se queda corto en volumen sino que además aparece como incompleto al instante para cualquier investigador. La documentación que falta en varios de los rollos copiados en Salamanca figura en el catálogo de la FNFF (Fundación Nacional Francisco Franco) dentro de las cuentas y la contabilidad personal del General, pero su consulta sigue siendo imposible, ya que están fuera de las copias digitales que se muestran en sala. Otra de las principales características de la documentación que conserva el archivo de la FNFF, es la ausencia de papeles personales de Franco. Hay, sin embargo, numerosas pruebas de que no han sido destruidos, como lo demuestra el goteo de cartas publicadas en la prensa de forma periódica desde hace años. El periodista e historiador Jesús Palacios, autor, junto a Stanley Payne, de un libro fruto de una larga entrevista con la hija de Franco, y más recientemente de una biografía favorable al dictador, tuvo acceso a buena parte de ellas con las que publicó en 2005 su obra Cartas de Franco: la correspondencia desconocida que marcó el destino de España. Desde entonces no han dejado de aparecer, en distintos medios de comunicación, borradores y cartas atribuidos a Franco y a su entorno. La mayoría de las que han ido apareciendo iban dirigidas al dictador a lo largo de distintas épocas. De temática variada e índole familiar, todas parecen tener en común al menos dos cosas: abundan en su dimensión humana (de su novia, de su padre Nicolás, con el que no tenía apenas relación, con Don Juan de Borbón etc), y, sobre todo, comparten un secreto: no dicen su procedencia ni en qué archivo están.

La oportunidad de conservar e inventariar estos llamados papeles personales de Franco, de incorporarlos al conjunto de la documentación oficial que existe en los archivos públicos, no se puede dejar pasar. Mostrar la documentación unificada y romper la división entre los llamados papeles oficiales y los personales de Franco sería una importante contribución a la normalización de una situación enrevesada hace años. Así se ha venido haciendo al menos con los materiales, institucionales o estrictamente privados, de personalidades y organismos de dictaduras de muy distinto signo: Alemania, Italia, Portugal, Rusia... Mientras esto no se consiga, los archivos seguirán siendo una metáfora viva de nuestro pasado reciente, que constituye a estas alturas una de las más destacables anomalías, si no la que más, en materia de investigación, gestión documental y acceso de los ciudadanos a su propia historia reciente. Un problema que no es propio de un solo archivo, ya se ha dicho, sino de muchos otros, de titularidad pública, que conservan documentación más reciente y que con toda probabilidad, son de igual o mayor trascendencia para comprender determinados aspectos del franquismo, pero siguen estando cerrados a la investigación.

---------------

Gutmaro Gómez Bravo es profesor del Departamento de Historia Moderna y Contemporánea de la Universidad Complutense de Madrid.

Autor >

Gutmaro Gómez Bravo

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Memoria histórica de la barbarie roja

    ¡Los rojos censurando al más puro estilo Stalin de nuevo, la historia no cambia! Sois fieles herederos de las dictaduras que añoráis. Luego habláis de la derecha pero a regímenes represivos no os gana nadie. Como habéis borrado lo que no os interesa repito mensaje para a ver si tenéis las narices de volverlo a borrar. Habláis de dictadura cuando los rojos se dedicaron a profanar tumbas en Barcelona. Sacando las momias de monjas a plena luz del día para regocijo y deleite de la barbarie roja. Vuestro orgullo y animalismo hizo que inmortalizaséis tal barbarie en fotos para que la gente nunca pueda olvidar las barbaridades de las que sois capaces. Aún hoy cualquiera puede admirar ese glorioso día para vosotros en las fotos digitalizadas por internet para que a nadie le quede duda de hasta que punto puede llegar vuestro fanatsmo y barbarie. A cualquiera que le queden dudas que busque en imágenes en google "Momias de las monjas del convento de las Salesas profanadas" Ahora tened las narices de vovlerlo a censurar, aunque ya se sabe que para eso sois de los que no os tiembla la mano lo más mínimo.

    Hace 2 años 7 meses

  2. Luis Castro

    El problema indicado es muestra del escaso interés político que ha habido en España por la situación de los archivos. Que la FNFF aún tenga los documentos originales (además de una copia digitalizada) mientras que el Centro Documental de Salamanca tenga solo copias microfilmadas es una vergüenza, agravada por la posible falta de algunos documentos en la copia. Por lo demás, el problema no es solo el archivo de Franco. Hace poco. F. González anunció con gran pompa y circunstancia que abría a consulta pública parte de su archivo. Presumía de ser el primer jefe de gobierno español en democracia que lo hacía. Lo cual indica una situación anómala e ilegal (según los criterios de la Ley de Patrimonio) que afecta también a altos cargos de la dictadura (Carrero, Serrano Suñer). Los archivos de ministros del Opus Dei están en la Universidad de la Obra en Navarra y no faltan otras fundaciones que tienen documentación oficial. Ciertamente, los papeles de Franco están dispersos y me parece que la FNFF solo tiene la menor parte. El Archivo de Palacio, algunos archivos militares y de ministerios (Presidencia, A. Exteriores) y alguna fundación deben de tener otro tanto o más, a juzgar por sus catálogos. Por otra parte, aunque sean documentos franquistas, no me parece propio presentar como de Franco los que empezó a recopilar la Delegación del Estado de Servicios Documentales, origen remoto del Archivo de la Guerra civil. Si ahora hay una nueva atención a las políticas de memoria democrática, este asunto debería por fin ser atendido.

    Hace 2 años 7 meses

  3. Caramel

    Si yo dijese de homenajear a la eta solo por como hizo en la dictadura, "igual" seria terrorismo, pero si los franquista lo hacen de franco, no les pasa nada. Solo existen sus victimas, sus presoss, sus homenajes y lo de los demas es apologia, terrorismo y violencia, aún si : la eta nación por la dictadura, franco durante la transición mató mas gente que la eta, la poli postfranco pudo desmantelarla pero no lo hizo ( Mikel Legarza topo de eta llamado "el Lobo" ) y ademas en la transición solo salieron los presos de drchas con delitos de sangre. Cuando pasa esto nos estan diciendo que semos un gente inferior-etc y que nos "arrodillemos". https://www.elplural.com/politica/durisima-carta-de-un-oficial-del-ejercito-a-los-200-militares-firmantes-del-manifiesto-de-adhesion-a-franco_201467102 https://www.elplural.com/politica/mas-militares-alzan-la-voz-contra-los-nostalgicos-del-franquismo_201504102 y desde este enlace a otros parecidos https://www.publico.es/tremending/2018/08/09/el-hilo-de-twitter-que-recuerda-las-frases-mas-atroces-del-franquismo/ Otra mas de los curas franquistas falangistas : " la letra con sangre entra" Fotos del bombardeo a civiles en Madrid https://twitter.com/latinapaterson/status/1024377225519476736 Recogida de firmas contra el franquismo . https://federacion.republicanos.info/2018/04/20/recogida-de-firmas- por-una-ley-de-victimas-del-franquismo/ Franco no dudó en manifestar a un periodista norteamericano que si había que eliminar a media España se haría. Y para los defensores de la teoría evolucionista de la dictadura, solamente recordarles que Franco antes de su muerte, firmó cinco ejecuciones acordadas en procesos de guerra sumarios, idénticos a los que se produjeron durante la Guerra civil y en la larga dictadura. https://federacion.republicanos.info/2018/05/14/varapalo-judicial-para-la-fundacion-franco-en-su-intento-de-boicotear-el-cambio-de-nombre-de-calles-en-madrid/ El PIB franquista está basado en armas, y luego ladrillo y turismo, algo relacionado entre si y solo controlado por ellos desde 1950. Y de aca que el PP haga leyes para que se pueda destruir mas litoral con hoteles y que s epueda construir en terrenos que ardieron Y luego privatiza las acciones de bomberos forestales a sus amigos, para gastar mas dansoselo a ellos y alquilando los helicopteros que vendieron a esas empresas que ya tenian ...todo con la "casualidad" de que hay cada vez mas incendios provocados Una dictadura con mucha moral pero poca etica : se relacionaría con la hegemonía de un lenguaje apodíctico, concluyente e incuestionable en sus máximas, eslóganes, fórmulas coloquiales y frases hechas. El lenguaje ominoso de una sociedad sin pensamiento propio, poseída por el miedo y el egoísmo más voraz, por la pereza y la cobardía, que se limitaba a repetir la retahíla de los tópicos ideológicos puestos en circulación por políticos, burócratas, periodistas e intelectuales, todos ellos expertos en el arte de saber decir lo que debe ser dicho. Tópicos convertidos en usos lingüísticos que establecían la frontera entre lo decible y lo indecible, lo legítimo y lo ilegítimo, el bien y el mal, con el aviso subliminal de que cualquier matización o leve impugnación de tales lugares comunes podía traerle a uno serios problemas con la autoridad. Si f-rancio hizo algo fue por que antes lo detruyó todo incluso a ls legitimos hacedores ademas no era una guerra de republicanos contra nacionales como la vende esta gentuzza sino contra golpistas, por que los nacionales eran tbn los republicanos Los franquistas no supieron ni componer un himno la marcha española que se usa aun de himno la compuso un tipo de Europa del este Y desde luego "estas cosas" si pasaban cn f-racio como que los pantanos se siguen haciendo mal donde no se debe y se infla el presupuesto etc para ls Ppelotazos y la corruPPcion como el caso Redondela, en Galicia, adulterando aceite para matar pobres   https://www.meneame.net/m/mnm/ley-franquista-impide-conocer-comercio-armas-espana/c06#c-6 Franco EL GOLPISTA SANGUINARIO , mató despues dE la guerra 10ooo peRsonas por cada una que mato Musolini... solo por pensar diferente... Los franquistas elaboraron un discurso y aun lo repiten en todas las instituciones que aún controlan y pasandoselo a los hijos, ( que aceptan el franqiismo cuando no podrian votar o tendrian que pedir permiso a todo a los hombres d ela casa ) Dicen que no se puede cambiar por que no les interesa la verdad, que es lo que una dictadura sanguinaria evidente y logicamente oculta. Y mientras , a la mayoria nos pillo con miedo y el paso cambiado y en falsete... Por ejemplo que el golpe de estado fué por que la Rep era un pifostio y ya hubo un golpe de estado en el 34 : Lo del 34 en Asturias fué una revolución de mineros contra el gobierno de la CEDA de derechas ( por que la República no excluye gobiernos de derechas ), para protestar por la explotación-etc que sufrian. Y por ser durante el periodo de derechas, se usa desde el franquismo para justificar lo del dictador-criminal, pero a la vez tapar el detalle que fué durante la derecha, tapar el único golpe de estado que fué de un tal Sanjurjo de derechas y atacar al regimen repúblicano. Luego la derecha mató a DOS guardias republicanos socialistas, Faguado y Castillo, por que apartaron del mando a quienes mandaron la represión contra los mineros de la revolución de Asturias, (que fué un acto brutal de torturas incluso contra menores alentado por la CEDA-derechas que calentaron la cabeza a los refuerzos y mandaron mandos de derechas ) y estos mataron a Calvo Sotelo ( que quería la vuelta a la monarqía absolutista lo cual no le interesaba ni al fascismo pero lo usó también como excusa ). Como puedes ver, nosotros tenemos nª "versión" y su gracia es que se corresponde con la realidad y las evidencias. ..................................................... Extractos de : http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2018/07/04/la-continua-tergiversacion-de-la-republica-espanola-y-de-la-generalitat-republicana-en-catalunya/ Respexto a responsabilizar a la republica de la guerra y de atribuir a Franco logros para la ciudadanía : " La República, a pesar del poco tiempo que tuvo, instauró la escuela pública, la seguridad social, dos reformas agrarias, el divorcio, el voto femenino, reforzó a los sindicatos, y una larga lista de reformas, todas ellas medidas que estaban cambiando la correlación de fuerzas en España, incluyendo en Catalunya, y que causaron el golpe militar fascista. Es más, se estaba configurando una nueva visión de España, rompiendo con el Estado monárquico jacobino uninacional que había sido el mayor responsable del enrome retraso económico, político, social y cultural de España ..." Y también en ese artículo, se dan explicaciones respecto a que culpar a Negrin y la Urss de no acabar la guerra https://federacion.republicanos.info/2018/07/06/el-informe-olvidado-que-saco-las-verguenzas-a-franco/ El rey JC Iª, franquista , por puesto por franco, no nos dio a elegir entre monarquia o republica El PP con ayuda d C$, protege financia, permite homenajes y condecoraciones a franquistas etc pero luego a ls franqistas les roba igual : compra a ls diirgentes d las Asoc franquistas para que digan a ls franquistas que voten PP... y esas ayudass y festines se las reparten entre los dirigentes de la FFF Casi todos los aspectos negativos del franquismo siguen vigentes. Lo que si se cargaron rápido fue el INI, ya que como podíamos tener una potente industria pública Franco se cargó a Mola su complice golpista en un "accidente ", para quedarse con todo el poder La eta nacio por culpa de franco y la poli postfranco pudo desmontarla pero no lo hizo para sacar redito electoral y recortar derechos y libertades, ( Mikel legarza alias El Lobo infiltrado en la eta, hay una peli veridica ) : elos complices de la muerte de incluso las FSE La poli reaccionó cuando : apartó del mando a los fraquistas ,se pactó con Francia a base de prevendas etc y la sangria era brutal. Ahora que desaparece la eta, la FFF sigue y el PP le da dinero homenajes y privilegios Desde el franquimo en esPPaña todo sigue igual de atado y por los mismos que se quedan lo que es de todos y mientras justo nos dan de comer http://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2018/04/04/franco-o-el-hombre-que-odiaba-a-los-espanoles/ El caso es que por lo menos con stalin era una dictadura de la mayoria y no de una minoria de rancios ultra reaccionarios y desde luego la URSS llego mucho mas lejos que España en todo lo bueno para su ciudadania y en proporcion mato igual que franco Los restos de franco y la supuesta profanación al sacarlos de donde estan : https://blogs.publico.es/dominiopublico/26186/la-profanacion-de-la-democracia/ Franco se atribuyó tambien los poderes de un rey : Un Decreto de 4 de junio de 1948 establecía que todas las referencias que en la legislación se hacían al rey y a la Monarquía se atribuían al jefe del Estado. Tenemos que tener en cuenta que la Segunda República había abolido los títulos nobiliarios. La Constitución de 1931 establecía en su artículo 25 que el Estado no reconocía distinciones y títulos nobiliarios. En todo caso, al terminar la guerra esta abolición finalizó de hecho en toda España, aunque hubiera que esperar a la Ley de 1947 para que fuera de derecho y se estableciera la nueva normativa. Así pues, Franco decide conceder títulos nobiliarios Estos títulos servían para premiar a personajes leales al franquismo: https://www.nuevatribuna.es/articulo/historia/concesion-titulos-nobiliarios-franco/20180806084437154584.html Los franquistas "de pro" tuvieron hijos, y les hablaron como si ellos fueron lo mas, con derecho a todo y los demas una M. Si Franco está tan presente en el debate político actual es simplemente porque España carece de una memoria histórica correcta y homologada como la que tienen nuestros vecinos del resto de Europa : https://federacion.republicanos.info/2018/08/06/ese-no-se-que-del-franquismo-por-jose-luis-trasobares/#comment-176 - " De lo único que puede presumir Franco es de que tenía mucha suerte. Como militar era muy mediocre. No entró en el golpe de estado hasta el final, y porque pensó que iba a triunfar y que si no lo apoyaba, se lo cepillaban. Llegó de churro de Canarias a Marruecos, pero no tenía con qué pasar las tropas a la península. Tuvo suerte que un empresario alemán le cedió aviones. Una vez en la península pudo haber avanzado hacia Madrid y tomarla al mes de haber empezado la guerra, pero se fue hacia Toledo. Le costó un huevo y parte del otro tomar Valencia. La cagaba en todas las iniciativas que tomaba. Tuvo suerte que se mataron Mola y Sanjurjo y le llegó el poder de casualidad. Con todo el ejército bajo su mando le costó casi tres años ganar la guerra. Era un inútil. Pero también vendió a España en varias ocasiones. Regaló a los nazis todas las explotaciones mineras de España a cambio de su apoyo en la guerra, firmando además créditos por los que el país quedaba arruinado de por vida. Se habla mucho del oro de Moscú, pero de que regaló España a Alemania se lo callan. Tuvo suerte, como cuando murieron Mola y Sanjurjo, con que Alemania perdió la guerra y se le eximió de pagar la deuda contraída. Más tarde también la vendería al plan Marshall a cambio de ceder la soberanía militar española a los americanos. Pero en lo que destacó, fue en que era un traidor, Traicionó la la república para salvar su propio culo. Traicionó a sus compañeros del golpe de estado, y ninguno le sobrevivió. Quien no murió en accidente, lo hizo en el destierro o el ostracismo. Fundó un partido único con carlistas y falangistas, y a las primeras de cambio traicionó a los falangistas llevándose por delante a Serrano Suñer. Luego traicionó al alzamiento, que pretendía una democracia tutelada con un Borbón de rey, imponiéndose a sí mismo por la gracia de Dios. También traicionó al sus compañeros carlistas, poniéndo a un Borbón como sucesor. Y a pesar de llevarse por delante a media España, de robar a manos llenas, de colocar a sus familiares y amigos al frente del país (el cuñadísimo y el yernísimo), de ser un mediocre militar, un dictador de medio pelo y un traidor, hay imbéciles que adoran a su persona y su legado. Porque si hay algo que me hace gracia es que haya gilipollas que piensen que España era la rehostia en 1975. Señores, un país que se limpia el culo con papel de periódico las clases humildes, y con papel de El Elefante las más pudientes NO es una potencia mundial. "

    Hace 2 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí