1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Autoentrevista / Johnny Rotring/ Cantante de rock

“La mitad de las letras de los grupos de los 80 caerían hoy en las garras de los Abogados Cristianos”

Xosé Manuel Pereiro 28/09/2018

<p>Johnny Rotring, en una imagen de los años ochenta.</p>

Johnny Rotring, en una imagen de los años ochenta.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Corrían –y tanto– los primeros 80. Las hombreras eran aerodinámicas; los peluqueros, artistas, y todo el que se atrevía se subía a un escenario. Y se atrevían muchos. En todas partes. En A Coruña, por ejemplo, dos periodistas que se hacían llamar Ross Mero y Johnny Rotring (en referencia irónica al líder de los Pistols, Johnny Rotten, dado que también era diseñador gráfico, como todo el mundo entonces) se juntaron a un tipo de Ferrol que se llamaba –obviamente– Pablo Iglesias e intentaba convencer a sus padres y quizás a él mismo de que estudiaba arquitectura técnica, cuando lo que le gustaba era la música. Reclutaron a un cuarto que tocaba la batería, y lo rebautizaron Sit Down, sin demasiada inversión imaginativa, porque ya se llamaba Sito. Con tan solo ocho horas de ensayo, se presentaron al I Concurso de Rock Cidade da Coruña, ante miles de personas, y las crónicas locales aludieron al inusual hecho de que el batería tocase encapuchado, tras ser amenazado por sus amigos músicos si se atrevía a subir al escenario con aquellos intrusos, y que el cantante aprovechase las frecuentes interrupciones para insultar al público. Pese a esos comienzos, Radio Océano, que así se autodenominaban, tuvieron una trayectoria bastante presentable, aunque no comparable a sus compañeros de generación y sin embargo amigos Siniestro Total u Os Resentidos. Hasta agotar la década hicieron una porrada de conciertos, salieron en la televisión y grabaron un LP, Nin falta que fai, con el que Radio 3 inauguró un sello discográfico propio, de vida efímera. Después, desaparecieron, como tantos otras bandas, las hombreras y los peluqueros artistas. Permanecieron en el recuerdo, en algunos vídeos en youtube y en ebay, donde el disco rondaba los cien euros. 

Hasta este año. Después de una serie de conciertos, el pasado 14 de septiembre se presentó en la FNAC de A Coruña Memorias do óxido, un doble LP editado por Subterfuge. En uno se incluyen temas de aquel disco de 1987 y otras maquetas. En el otro, actuaciones en directo. Creo que es el momento de confesar que el tal Johnny Rotring soy yo, y la idea de perpetrar la (auto)entrevista que viene a continuación no se me ha ocurrido precisamente a mí. 

XM Pereiro. ¿Te parece normal esta situación?

J. Rotring. ¿Cuál de ellas?

Ser a la vez entrevistador y entrevistado. 

Todos tenemos días. Hoy, tú eres el entrevistador y yo el entrevistado. 

¿Por qué volvéis, por dinero?

No estás muy al tanto de la situación de la música en directo hoy en día, ¿no? La gran mayoría de los grupos pagan por tocar, en realidad alquilan las salas y se quedan con la recaudación de las entradas.

¿No sois un poco mayores para esto, y en concreto, tú no estás un poco gordo?

Oye, ¿esta va a ser una entrevista de esas?

¿De esas?

Tipo la de Paulo Coelho. No veo la necesidad de escoger un grupo desconocido para hacer un Ana Pastor. 

Humm. Vale. ¿Por qué os fuisteis?

Por lo que se va todo el mundo. Porque te cansas, por la rutina. Un grupo de rock es como un matrimonio, pero de cuatro. Te diviertes, pero discutes mucho. Y además, sin sexo, por lo menos en Radio Océano. Además nosotros nunca nos planteamos ser profesionales, ni vivir de la música. Teníamos otros trabajos igual de apasionantes. A veces.

Los integrantes de Radio Océano.

Los integrantes de Radio Océano.

Siempre contestas con el mismo chiste.

No pretenderás que invente otro mientras funcione este, o que improvise otras razones, ¿no?

¿Y por qué volvéis, después de 30 años sin hacer nada? 

No es que no hayamos hecho nada. Yo pisé varias veces algún escenario, con Os Diplomáticos de Monte Alto, con Manu Chao, con formaciones efímeras, para cantar el par de éxitos de siempre, y en 2011, cuando le dedicaron el Día das Letras a tu hermano, hicimos un grupo, Ondas Martenot, con temas con sus letras. Pablo Iglesias componía por su cuenta alguna cosa. Y en 2010 hicimos un concierto. En realidad, el come backactual es una situación de “discos dedicados”. Un pequeño sello de coleccionista, Pantera&Iribarne nos ofreció hacer un single con tres grabaciones y días antes de la presentación nos pareció que qué menos que tocar para ayudar en las ventas. Nos gustó mucho la experiencia. Y como ya estaba en marcha el proyecto de Subterfuge…

¿Como una compañía como Subterfuge, se interesó por un grupo desaparecido tres décadas atrás?

Lo canónico sería responder que se lo preguntases a Carlos Galán, el director, pero él ya describió su sensación cuando escuchó aquel primer disco nuestro semiclandestino:  “Lo que sentí con la primera escucha se puede catalogar de fascinante. No daba crédito ante tanta maravilla, rabia contenida, instrumentación personalísima y unas letras muy por encima de la media. Lo compartí con muchos amigos que tampoco los conocían y que también alucinaron, hasta que un día decidí que tenía que desempolvar la pala profanadora, y hacer algo realmente útil por el planeta, reivindicar a grito pelado a Radio Océano”.

[Dios mío, qué vergüenza...] Los revivals están siendo un fenómeno recurrente. Sin ir más lejos, vuestros compañeros de generación, Os Resentidos, también vuelven. ¿A qué se debe?

Supongo que en cada caso tiene unas razones distintas. Reixa, el alma de Resentidos, es un planeta en continuo proceso de expansión-contracción, no para quieto. Lo nuestro fue un poco por casualidad. Algunas críticas dicen que este es el disco que nos merecíamos, pero eso puede justificar que salga el disco, no que volvamos a tocar. Si lo hacemos es porque descubrimos que seguimos pasándolo muy bien en el local de ensayo y en el escenario. Puede que incluso mejor que antes, porque ahora estamos más sobrios y somos más conscientes de lo que hacemos. Aunque quizá lo de antes de subir y lo de después de bajar no sea tan divertido como entonces. 

¿Hasta cuánto os pueden durar las ganas de estar en un escenario?

Nunca se sabe, depende de la disponibilidad que tengamos, de las manías de cada uno, de la receptividad, de si la intensidad se nos rompe de tanto usarla, pero a estas alturas, desde luego que no nos planteamos hacer una carrera. 

Imagen de un concierto de Radio Océano, en verano de 2018.

Imagen de un concierto de Radio Océano, en verano de 2018.

Corre un bulo un tanto increíble por ahí, de que RTVE os ofreció ir a Eurovisión

Sabes perfectamente que no es un bulo. Me/nos llamó Victorino del Pozo, que entonces era el jefe de programas de Radio 3 o el director o algo así e hizo la oferta. “Muchas gracias, de corazón, Victorino, pero no nos vemos ahí”. “Bueno lo que decidáis llamas a Pilar Tabares, de TVE, y se lo comentas”. Pilar Tabares era o sería la directora musical de TVE y fue después la primera productora delegada de TVE en Operación Triunfo. Me imagino que aunque hubiésemos dicho que sí, alguien habría enmendado la cosa en un momento de cordura, pero hubiera tenido gracia José Luis Uribarri analizando las posibilidades de un tema nuestro representando a España.

Portada del LP de Radio Océano.

Portada del LP de Radio Océano.

Tenéis ahora fama de grupo comprometido con la situación sociopolítica de la época, en un momento en que se acusa a la llamada movida de escapismo, cuando no directamente de ser pijos y de derechas.

En aquellos años, cuando el mundo se convertía del tono gris topo a otro de colores, que parecía que podías moldearlo a tu gusto y la consigna gubernamental para los padres era “¡enriqueceos!” y para los hijos “¡divertíos!”, parecía como más coherente hablar de fiestas y de pijoterías. Y el péndulo musical era rechazar el tono predicador de los cantautores. Pero claro, había otros mundos, mundos que desaparecían como el del naval, la reconversión de la pesca o de la ganadería, que afectaba a cientos de miles de personas y a su manera de estar en la vida. En cada sitio, uno veía lo que veía, y reflejaba lo que reflejaba. Nosotros no es que fuésemos los Clash, ni éramos de clase obrera, pero tampoco éramos idiotas. A los gallegos no nos va la proclama, preferimos la ironía y los dobles sentidos, y ese fue el camino que escogimos la mayoría de los grupos de la época, aunque por supuesto, hay quien prefería inspirarse en las desventuras del emparejamiento. 

Ese no suele ser la tendencia imperante en las letras de rock.

A mí es que adaptar la épica y la lírica de la Norteamérica de los 50 y 60 me parece de cartón piedra. En la España de los 80 no sé de nadie que tuviese un descapotable, bueno, de entrada pocos tenían coche y no había bailes de fin curso (ahora sí los hacen, curiosamente). Ahora, cada uno es libre de buscarse la vida como buenamente pueda a la hora de componer y de transmitir sentimientos, faltaría más. 

¿Esa, la del activismo, o la del mensaje, no es una actitud trasnochada en el rock actual?

Nosotros nunca cometimos la grosería de hacer nada con mensaje, pero en todo caso, hacer letras con una intencionalidad, si a eso te refieres, no sé si estará trasnochado en el rock, pero no lo está en otras músicas. Que se lo digan a los de la Insurgencia. Y la mitad de las letras de los grupos de rock de los 80 hoy caerían en las garras de los Abogados Cristianos. 

Pues nada, a seguir bien. 

Eso se lo dirás a todos.

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Xosé Manuel Pereiro

Es periodista y codirector de 'Luzes'. Tiene una banda de rock y ha publicado los libros 'Si, home si', 'Prestige. Tal como fuimos' y 'Diario de un repugnante'. Favores por los que se anticipan gracias

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. El hombre de Gas Iosa.

    Joder, Josito, cuanto te quiero.

    Hace 3 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí