1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

La misteriosa posición del Partido Laborista sobre el Brexit

El cambio de percepción de algunos distritos de tradición laborista puede estar haciendo cambiar de opinión a determinadas élites del partido que estarían cediendo para que los más pro-europeos tomen el liderazgo en esta materia

Antonio Estella 15/10/2018

<p>Theresa May y Jeremy Corbyn.</p>

Theresa May y Jeremy Corbyn.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Hasta la fecha, el Partido Laborista había mantenido una posición sobre el Brexit que se puede resumir en los siguientes tres puntos:

  1. Respeto del resultado del referéndum de 2016 a favor del Brexit
  2. Voto del Parlamento británico sobre el Acuerdo de Brexit
  3. Rechazo de un segundo referéndum sobre Brexit

 Sin embargo, en la Conferencia anual del Partido Laborista que se acaba de celebrar a finales del pasado mes de septiembre, se ha aprobado una moción que modifica radicalmente la posición anterior del Partido Laborista sobre esta cuestión. Aunque todavía no existe un texto oficial publicado sobre la moción a la que me refiero, el texto oficioso se puede consultar aquí. Los elementos clave en esta moción son los dos siguientes:

Primero

“Should Parliament vote down a Tory Brexit deal or the talks end in no-deal, Conference believes this would constitute a loss of confidence in the Government. In these circumstances, the best outcome for the country is an immediate General Election that can sweep the Tories from power”.

“Si el Parlamento rechaza el acuerdo Tory sobre el Brexit o las negociaciones concluyen sin acuerdo, la Conferencia cree que esto constituiría una pérdida de confianza en el Gobierno. En estas circunstancias, la mejor solución para el país es la convocatoria inmediata de unas elecciones generales que puedan expulsar a los Tories del gobierno”.

Segundo

“If we cannot get a general election Labour must support all options remaining on the table, including campaigning for a public vote. If the Government is confident in negotiating a deal that working people, our economy and communities will benefit from they should not be afraid to put that deal to the public”

"Si no conseguimos unas elecciones generales, el Partido Laborista debe apoyar todas las opciones que queden en la mesa, incluida hacer campaña para una votación pública. Si el Gobierno se sienta a negociar un acuerdo que beneficie a los trabajadores, a nuestra economía y a las comunidades, no deberían tener miedo de presentarlo ante  los ciudadanos.   

Vamos a analizar estos dos cruciales párrafos a continuación: 

 Los escenarios de partida

Los escenarios de partida son dos: que el Parlamento tumbe el acuerdo del Brexit entre Reino Unido y la UE; o que el Gobierno de Theresa May sea incapaz de llegar a un acuerdo con la UE sobre el Brexit (no-Brexit deal). 

En mi modesta opinión, estamos bastante más cerca del segundo escenario que de lo primero en estos momentos. La razón es, como ya he señalado en el blog que dedico a analizar la cuestión del Brexit, que la UE no tiene interés alguno en llegar a un buen acuerdo (bueno para el RU) sobre el Brexit. En el preciso momento en el que se escriben estas líneas, estamos muy cerca por tanto de que se produzca un Brexit sin acuerdo. Por otro lado, si May consiguiera finalmente llegar a un acuerdo con la UE, es posible pensar que, si tenemos en cuenta el férreo control que la primera ministra ha exhibido hasta ahora de su partido en el Parlamento, éste sería aprobado por el Parlamento británico.

2. La primera preferencia

Para el Partido Laborista, la incapacidad del Gobierno de May de llegar a un acuerdo con Bruselas, o el rechazo de un eventual acuerdo por parte del Parlamento británico, tendrían una consecuencia inmediata, que es que ello supondría una pérdida de confianza en el Gobierno de May. Por tanto, en esta coyuntura política, se deberían convocar de manera inmediata elecciones generales. Esta es la preferencia del Partido Laborista, que se convoquen elecciones generales en ausencia de acuerdo o con un rechazo del eventual acuerdo en el Parlamento británico.

En realidad, ello no depende, sin embargo, del Partido Laborista. Es evidente que la supervivencia política de May se le pondría muy cuesta arriba si no se llegara a ningún acuerdo con Bruselas, o si el Parlamento británico lo tumbara. Pero solamente se convocarían elecciones si la primera ministra perdiera la confianza de su partido, cosa que hasta la fecha está por ver. De hecho, Bruselas ha rechazado, como sabemos, la propuesta Chequers de May, y ello no ha conllevado la caída de la primera ministra, que sigue manteniéndose en el poder. Me consta que, en parte, el rechazo de Bruselas a la propuesta Chequers ha pretendido precisamente ese efecto, sin conseguirlo, como vemos; no es ningún secreto para nadie que Bruselas piensa que, como poco, sería mejor negociar un acuerdo del Brexit con el Partido Laborista que con los Tories.

 3. La segunda preferencia

Si no se convocaran elecciones, entonces el Partido Laborista apoyaría la celebración de una nueva consulta popular. Pero cuidado, las palabras son aquí importantes. Veamos con qué cautela el Partido Laborista anuncia esta posición: 

“If we cannot get a general election, Labour must support all options remaining on the table, including campaigning for a public vote”.

“Si no conseguimos unas elecciones generales, el Partido Laborista debe apoyar todas las opciones que queden en la mesa, incluida hacer campaña para una votación pública”.

Teniendo en cuenta lo que hemos visto ya en el punto 1), esta misteriosa frase tiene dos interpretaciones. Primera, que el Parlamento tumbe el acuerdo sobre el Brexit, y no se convoquen elecciones. En ese caso, el Partido Laborista haría campaña a favor de “una votación popular”, que en este contexto solamente puede querer decir que el Partido Laborista pediría un referéndum sobre el acuerdo rechazado por el propio Parlamento británico.

Si ocurriera lo segundo, es decir, que no se llegara a ningún acuerdo sobre el Brexit, pero a pesar de ello no se convocaran elecciones, la referencia del Partido Laborista a una “consulta popular” solamente puede ser interpretada en el sentido de que el Partido Laborista haría campaña a favor de un segundo referéndum sobre la permanencia o la salida del Reino Unido de la UE. En efecto, la expresión “campaña por un voto popular” solamente puede entenderse de esta manera, puesto que la opción de la convocatoria electoral no existiría, y por otro lado el Partido Laborista no podría hacer campaña a favor de un referéndum sobre un acuerdo que no se ha firmado, que no existe. La única interpretación posible es que, en esta situación, el Partido Laborista podría incluso llegar a hacer campaña a favor de la celebración de un nuevo referéndum sobre Brexit. 

 4. Análisis: Misterio en 105 Victoria Street

Vemos, por tanto, que la expresión “campaigning for a public vote” –“campaña para una votación pública”– deja un amplio margen de libertad a favor del Partido Laborista para elegir el curso de acción que más le convenga llegado el momento. La pregunta es, naturalmente, la de por qué el Partido Laborista es tan cauteloso a la hora de elegir las palabras en relación con cuál será su postura a partir de ahora sobre el Brexit. ¿Por qué el Partido Laborista no dice de manera directa que opta por que se celebre una consulta popular sobre el resultado de la negociación entre Reino Unido y la UE, o en su defecto, por una nueva consulta sobre el Brexit, teniendo en cuenta la incapacidad del Gobierno de llegar a un acuerdo con la UE?

Las razones de esta calculada ambigüedad son varias, y tienen que ver, ambas, con cuestiones de poder “hacia dentro” y “hacia fuera” del Partido Laborista.

Para empezar, dentro del Partido Laborista, se ha librado hasta ahora, y en buena medida se sigue librando, una batalla de dimensiones considerables sobre el liderazgo del propio Corbyn. Corbyn sabe que dentro del Partido Laborista hay muchos miembros destacados que están a favor del Brexit, lo que explica que inicialmente haya mantenido una postura tan tibia al respecto. De hecho, la moción que estamos comentando no fue apoyada de manera expresa por Corbyn, quien se ha mantenido hasta la fecha al margen del asunto, y ha medido mucho sus declaraciones posteriores a la aprobación de dicha moción. Su postura ha sido siempre la de respetar el resultado del referéndum, y negociar con Bruselas el mejor acuerdo de salida posible. Y ello ha sido así fundamentalmente por la presión que han ejercido en esa dirección muchos de los miembros de su Partido. A partir de ahora Corbyn tendrá que defender la nueva postura del Partido Laborista, puesto que esta es la posición que han aprobado los militantes del Partido. Pero para facilitarle a Corbyn las cosas, la moción es abiertamente ambigua, de tal manera que Corbyn incurra en las menores contradicciones posibles en relación con su anterior posición sobre este tema.

Hacia afuera, el Partido Laborista ha mantenido una posición tibia en relación con el Brexit porque, aunque es, en principio, un partido político pro-europeísta, en realidad ve que muchas de las constituencies [circunscripciones electorales] tradicionales de este partido son precisamente las que han votado a favor de Brexit, y también está comprobando cómo, en gran medida, desde que el debate del Brexit se lanzó a la plaza pública, muchos de sus votantes tradicionales se han ido deslizando hacia otras opciones, como UKIP por ejemplo. Lógicamente el Partido Laborista no quiere perder a su constituency [distritos electorales] tradicionales, y por ello ha mantenido la postura que ha mantenido hasta la fecha, es decir, proteger a la clase trabajadora defendiendo el resultado del referéndum sobre Brexit (y no solicitando una segunda consulta popular) pero metiendo presión al mismo tiempo al Gobierno de May, exigiéndole un buen acuerdo en esta materia. Sin embargo, el Partido Laborista está comprobando cómo la opinión pública está quizá empezando a cambiar en esta materia, y que ese cambio de opinión podría tener su reflejo en un cambio de postura de su constituency tradicional. Por un lado, movimientos como People’s vote están realmente consiguiendo una movilización a favor de un segundo referéndum, o al menos, de una consulta popular sobre el Acuerdo, que antes no existía. Y, por otro lado, puede estar calando entre la clase trabajadora, votante del Partido Laborista, que las opciones ya no son entre salirse de la UE con un buen acuerdo o quedarse en la UE, sino entre salirse de la UE sin acuerdo alguno (o con un mal acuerdo) y quedarse en la UE. Ante esta tesitura, las cosas cambian, porque el remedio (Brexit) podría ser peor que la enfermedad (Remain).

Ambas cuestiones, la interna y la externa, están, naturalmente, conectadas. Los miembros del Partido Laboristas que más a favor están del Brexit son los miembros que responden a constituencies de la clase trabajadora británica que más se han visto afectadas por la inmigración. Ahora bien, el cambio de percepción del problema del Brexit por parte de dichas constituencies es lo que puede estar haciendo cambiar de opinión a determinadas élites del Partido Laborista quienes, a su vez, estarían dando su brazo a torcer para que los más pro-europeos de entre sus miembros tomen el liderazgo en esta materia, propiciando el inicio de un vuelco en la postura de este partido político en relación con el Brexit.

En definitiva, el Partido Laborista se enfrenta a uno de los desafíos más importantes de toda su historia política: el de seguir manteniendo una posición ambigua en relación con el Brexit, o tener coraje, y apostar de forma abierta por un segundo referéndum o al menos un voto popular sobre el acuerdo al que eventualmente llegue el Reino Unido con la UE, al mismo tiempo que plantea una batería creíble de medidas, que se desplieguen en el corto, medio, y largo plazo, y que sirvan para compensar, de manera decidida, a los perdedores de la integración europea, muchos de los cuales siguen siendo votantes (quizá no por mucho tiempo) de este importante partido inglés y europeo.

--------------------

Antonio Estella. Professor Jean Monnet “ad personam”. Derecho de la Gobernanza Económica Europea. Universidad Carlos III de Madrid.

 

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Antonio Estella

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. capitalistitas

    La UE ya ha dicho un rotundo e inamovible NO a la propuesta de área de libre cambio —'brexit' sin 'exit' aduanero—. || En UK, no va a haber nada hasta el 6 de noviembre, fecha de las elecciones 'midterm' en EEUU. || En cuanto se oficialice la RERRECESIÓN —que lleva anidado el REPINCHAZO de la REBURBUJA, dejará de ser funcional el resentimiento de las mayorías naturales electorales —'brexit-trump-procés'—. || El Capitalismo Popular habrá muerto para siempre.

    Hace 3 años 1 mes

  2. zyxwvut

    Seguimos con la falacia "democracia"= Europa = UE. Es increíble el nivel de especulación y retórica para buscar indicios y justificar que las clases subalternas de la sociedad británica no se desmarquen de la disciplina neoliberal, y que el Partido Laborista ayude a empujarlos en la "dirección correcta". Si no es así, pronto empezará una letanía para vincular a Corbyn con Venezuela.

    Hace 3 años 1 mes

  3. Cristina

    "Los miembros del Partido Laboristas que más a favor están del Brexit son los miembros que responden a constituencies de la clase trabajadora británica que más se han visto afectadas por la inmigración." Vivo en UK hace mas de 8 años. Tu conclusión me parece errónea. Si, es cierto que muchas constituencies Labour, de mayoria clase trabajadora votaron Brexit, pero por la *percepcion* que tienen de que la emigración les afecta. Pero cuando miras los datos esas mismas constituencies son las que tienen las menores tasas de inmigracion y analizando los datos en su conjunto las zonas con mayor inmigracion son las que votaron remain, pues al convivir con la inmigracion el discurso de que los emigrados somos tu problema cala mucho menos. Mi conclusion: Lo que ha afectado a las clases trabajadoras britanicas son los recortes que se aplicaron con la excusa de la crisis. "al mismo tiempo que plantea una batería creíble de medidas, que se desplieguen en el corto, medio, y largo plazo, y que sirvan para compensar, de manera decidida, a los perdedores de la integración europea, muchos de los cuales siguen siendo votantes (quizá no por mucho tiempo) de este importante partido inglés y europeo." Esta conclusion tampoco me parece bien fundamentada y me parece ampliamente subjetiva. Asi que voy a aportar mi subjetividad como residente en UK y que siguio de cerca el congreso de Labour. Las medidas que Labour presento en su congreso no son solo creibles, son una apuesta de cambio radical y de transformacion del pais por los servicios publicos, la transicion ecologica y la defensa a ultranza de los derechos humanos como premisa para su politica internacional. para compensar a los perdedores de la integración europea? de la integración europea? diras de la crisis economica mundial que el partido facha de aqui UKIP uso para echarle la culpa de todo a la UE. A UK le salia rentable estar en la EU. Lo que no le ha salido rentable es tener un gobierno torie austericida. Labour no busca compensar a nadie, Labour ha presentado una idea de pais nuevo, que se regenera y se llena de esperanza con medidas claras y potentes para la redistribución de la riqueza y que atacan todos los axiomas neoliberales de lo que se puede o no puede hacer en política, donde la gente no solo los "sigue" votando, sino que los ha votado mas que nunca y donde el apoyo a Labour sigue creciendo, no solo en militancia, pues son el partido mas grande de Europa, sino tambien en la calle. En las elecciones de 2017 labour consiguio el mayor numero de votantes desde 2001 apesar de una campaña abrasiva contra la figura de Corbyn. Eso es todo, Muchas gracias por publicar mi comentario

    Hace 3 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí