1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Crónicas de la Biennal (III)

Soberanía, que algo queda

Acto en Sants. Y noticia: las izquierdas que llevan seis años sin hablar se ponen por fin a ello

Guillem Martínez Barcelona , 18/10/2018

<p>Una imagen de la mesa dedicada a ciudades y soberanismo, el 17 de octubre, en Barcelona, durante la bienal de pensamiento Ciutat oberta. </p>

Una imagen de la mesa dedicada a ciudades y soberanismo, el 17 de octubre, en Barcelona, durante la bienal de pensamiento Ciutat oberta. 

Thomas Vilhelm

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

SANTS. Hola. Pues aquí, a toda castaña hacia la Plaça de Bonet i Muixí, Sants. Sants es la pera. Sants y Hostafrancs –pegadito a Sants– es uno de los barrios con más tradición gitana. Hablan un catalán antiguo, con más vocales y con golpes de léxico propio, muy efectivos. Recientemente, un filólogo ha descubierto bolsas de gitanos catalano-hablantes en Francia. Son la tira, quizás 100.000, y en todo el territorio. Hablar catalán, una lengua que no se entiende en Francia, les da intimidad. Sants, por lo demás, es un barrio con tradición de liarla. A lo largo del XIX los vecinos –mejor, las vecinas; fueron ellas, lo hacían para que sus hijos o esposos no fueran reconocidos y, posteriormente, detenidos– impidieron los sorteos de quintas, a menudo de manera expeditiva. Sin lugar a dudas, el gran roce entre el Estado y algo que era tal vez más Barcelona que Catalunya era el servicio militar. Nunca se acabó de entender, como nunca se acabó de entender el Estado. Diría que, por lo general no se le entiende ni siquiera por los que lo reivindican. El barrio dispone de una formidable tradición cooperativa. Antaño, tiraba para atrás. Hoy está modulada por la generación posterior a la mía que, de la nada, ha creado cooperativas cada vez más estables y robustas. De hecho, ya están acometiendo cooperativas de vivienda, que se dice rápido. Rayos, ya he llegado a la Plaça Bonet i Muixí. 

Iván Miró, sociólogo, cooperativista de Sants y libertario, que ha moderado la mesa anterior –título: Entre Estat i Mercat, país: Barcelona–, me explica que la plaza fue una creación urbanística de 1936. Es el resultado del incendio, por parte de los chicos y chicas de la CNT, del núcleo en el que vivían los propietarios de Sants. La Guerra Civil moduló, en fin, mucho urbanismo en BCN, una ciudad que dispone de plazas creadas, en segundos, por la aviación italiana. Se dice rápido. Bueno. Sants, Plaça Bonet i etc. Charla que lleva por título Ciutats i Soberanía. BCN, una ciudad que sabe poco de Estado, sabe un güevo de soberanía. Quizás es uno de los objetos que más ha meditado.

BARCELONA Y SOBERANÍA. En Barcelona se ha declarado la República Catalana en tres ocasiones, si contamos la del siglo XVII y las dos del siglo XX. En tres ocasiones y unas milésimas, si sumamos las dos ocasiones de octubre del año pasado. Y en varias decenas de ocasiones –o, al menos, muchas veces–, si contamos todas las acaecidas en el siglo XIX. Siempre que había un motín se proclamaba el Estado. Era una poética del Estado modulada desde el federalismo. Es decir, era una defensa frente al Estado. El federalismo, hoy desaparecido, o entendido como una fórmula para encajar naciones en un mapa, en el XIX era el sello de una de las culturas democráticas más avanzadas de Europa, formulado por Pi i Margall unos meses antes, de chiripa, de que lo hiciera Proudhon. El federalismo meditaba sobre la soberanía. Es decir, sobre la democracia y el Estado. Y el resultado era un intento de evitar una gran soberanía del Estado sobre sus ciudadanos, dividiendo el Estado en Estados y, estos, a su vez, en otras entidades hasta llegar al municipio. Todas esas entidades se repartían la soberanía. Es decir, también el municipio. En cada motín federalista, así, el municipio actuaba. Se pronunciaba en contra de las quintas, bajaba los alquileres y subía los salarios, como pasó en el Cantón de la Bisbal, en el Empordà, el intento soberanista catalán que duró más –unos días–. Un eco de todo ello quedó en la última revolución de BCN, en 1936, momento en el que Catalunya adquiere su techo de soberanía –sustentada en cierta manera en el municipio–, superior al del siglo XVIII, y del que nadie se acuerda. De hecho, nadie se acuerda de ese paréntesis federal, soberanista, o de que hubo una República Catalana, en los años setenta del XIX, que tuvo incluso un presidente, que carece de lugar en el callejero. No encaja con la actual idea de soberanía, un eco identitario que no se plantea la brutalidad del Estado, y que parece participar de tradiciones más de la derecha que de la izquierda. El interés de esta mesa es, precisamente, ese. Varias regiones de las izquierdas barcelonesas, que siempre se han hablado, que siempre han discutido sobre soberanía, hablarán del tema del que no han hablado en público en los últimos seis años, durante el procés, ese debate sin presencia determinante de las izquierdas. Se los presento. Ahí va.

SOBERANISTAS. O NO. Se trata de David Fernández –activista, periodista, impulsor de En Peu de Pau, una iniciativa por la desobediencia pacífica; in illo tempore, fue dipu de la CUP–; Marina Subirats –socióloga, fue directora y tuvo responsabilidades municipales durante la etapa socialista; es una de las personas en cuyas arrugas del cerebro se almacena una idea organizada de BCN y su área–; Ignacio Sánchez-Cuenca –director del Instituto Carlos III-Juan March; seguramente le conocerán de otras películas, como La desfachatez intelectual; su figura y su obra, también periodística, es la metáfora de un nuevo intelectual madrileño, que mira objetos como Catalunya o el reparto de la soberanía con unos ojos nuevos, imposibles desde hacía décadas; en otro orden de cosas, es un chico CTXT, lo que le confiere ese aire cool y sexy del que ahora mismo habla toda la plaza–; Laia Bonet –profe de Dret Administratiu en la UPF, exdiputada del PSC–. Modera la cosa Xavier Antich, profe de Idees Estètiques en la UdG; presi de la Fundació Tàpies. La cosa, por cierto, empieza.

EL SOBERANISMO Y NOSOTROS, QUE LO QUISIMOS TANTO. Antich define la soberanía –“remite a un poder que no admite otro”–, y hace una breve historia –sinopsis: nada, nada, nada, Dios, siglo XVIII–. David Fernández amplía la idea de soberanía a un aspecto más informal pero efectivo. El capitalismo posee soberanía absoluta, que no admite otra. Explica cómo eso se come las instituciones / cómo en la etapa socialista del Ajuntament, La Caixa llegó a escribir la ordenanza de civismo en su sede. Fija la soberanía como una batalla mercado vs. ciudadanía, en la que no parece que esté ganando la ciudadanía –“que vengan Hombres de Negro no es soberanía, como no lo es que te aporreen el 1-O por querer votar, es decir, ejercer la soberanía”. Finaliza con un “cuando hablamos de soberanía, lo más contradictorio con el Estado de Derecho es el capitalismo”. Marina Subirats: “No me gusta la palabra soberanía. Expresa un deseo y, como decía Machado, se canta sobre lo que se pierde”. Coincide con Fernández en dibujar esta etapa del capitalismo como “tóxico”, y propone sustituir la palabra soberanía por democracia, esto es, la toma de decisiones en común. El debate actual es “entre vida y capitalismo”, por lo que, apunta, la vida tendría que ir “hacia un mundo de soberanías no absolutas, una interdependencia con normas, pero sin poder absoluto por parte de nadie”. Se pela el concepto poble/pueblo, tan interpelado en el procés –“no existe, no es homogéneo”–. Sánchez-Cuenca alude a un mundo en el que sus derechas e izquierdas alternativas piden más soberanía. “Eso no es solo nostalgia, sino una meditación sobre la incompetencia de la democracia, cada vez más tecnocrática, en la que los gobiernos delegan en técnicos”; fija, en el pack técnicos, los organismos reguladoras y el TC. Explica la soberanía como algo nebuloso, que posiblemente no existe, salvo en algún momento puntual: “Quizás el momento constituyente es la soberanía al 100%”, si bien no existen momentos constituyentes en Europa después de la II Guerra Mundial. Subirats sustituye soberanía por democracia y Sánchez-Cuenca lo hace con la palabra autogobierno: “Pero autogobierno, entendido como Gobierno contra la oligarquía, es un lío en la UE”. Lo que le lleva al ámbito municipal como única “salida hacia la soberanía”. Bonet: “Hoy no se puede utilizar el concepto soberanía. ¿Por qué lo utiliza quién lo sigue utilizando? ¿A qué problema alude? Al rol del ciudadano en la toma de decisiones, al rol de la participación”. Explica que el mejor escenario para intensificar esa participación democrática, que siempre ve a través de la representación, “es la ciudad”.

SOBERANÍA, UNA MUESTRA. Tras una breve discusión y palabras por parte de los espectadores, Antich cierra la barraca. Con estas palabras: “¿No será la soberanía aquello que no tenemos?”. Subirats tiene tiempo de colar algo sobre globalización: “Hay que evitar una autoridad política mundial. Sería un desastre”. Y Fernández habla de la UE, ese sitio con una autoridad continental: “No hay alternativa democrática en Europa”. El acto fue seguido por una plaza llena de jóvenes, jóvanas, y señores y señoras, con ese silencio habitual en los actos. BCN, en fin, habla bajito y, si puede, ni habla. Un par de niños jugaban por ahí, y David Fernández les animó a subir al escenario. A-bodas-me-convidas, dijo uno. ¿Por qué les gusta tanto a los niños hacer el mono en un escenario? Ni idea. Pero, al hacerlo, su cara gesticula una alegría inaudita. Igual es la libertad. El uso de una soberanía personal. Mañana, pues más.  

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí