1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Mujeres que divulgan ciencia sin exhibicionismo ni competición

A las divulgadoras científicas les ha costado asomar la cabeza en un entorno de vocaciones excesivas y jornadas más que intensivas, pero ahí están, sembrando referentes femeninos para que más niñas se acerquen sin miedo a la ciencia

Carmen Serrano 17/10/2018

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT organiza las I Jornadas Feministas en Zaragoza el 8 y 9 noviembre. Durante dos días, más de 40 ponentes debatirán para cambiar el mundo desde el feminismo. Puedes mandar tu idea a jornadasctxt@gmail.com. Si quieres contribuir a nuestra libertad y nuestra salud, dona aquí:

La divulgación de la ciencia hecha por mujeres brilla hoy por su abundancia y calidad; y habrá que evaluar más a fondo si también por su grado de impacto. Actividades como Ciencia en el hogar, Geodivulgar, Ciencia en el barrio, El aula del cielo, Unizar Kids, Somos científicos... sácanos de aquí, Biomoléculas en danza, Turismo astronómico en Gúdar-Javalambre, Action!, Una ingeniera en cada cole o las Jornadas de Divulgación Innovadora D+i hablan por sí solas de esta primera afirmación. Algunas de ellas se han consolidado en el ecosistema divulgativo. Y todo, a pesar de las dificultades que arrastran en general los trabajos realizados por mujeres.

¿Dificultades? “Los egos masculinos ocupan, en general, más espacio que los femeninos. Esto también pasa en la divulgación de la ciencia”, opina Pilar Perla, coordinadora de las Jornadas de Divulgación Innovadora D+i. Entre los egos y el hecho de que, actualmente, se esté “personalizando mucho la divulgación”, las mujeres, tanto científicas como comunicadoras, tenemos que esforzarnos muchísimo más para asomar la cabeza por encima de tanta genialidad. Perla lo explica así: “Hace unas décadas decíamos 'necesitamos científicos que sean como estrellas de rock' para llegar a la gente. Ahora tenemos el fenómeno de los divulgadores estrella, que hasta cierto punto está bien, porque el impacto se multiplica, pero que también conlleva distorsiones, como que los trabajos constantes y discretos, sin prepotencias, queden en zona de sombra”.

Las redes sociales, tan implicadas hoy en la divulgación de la ciencia, tienen, según Pilar Perla, “un lado muy exhibicionista, en el que muchas mujeres (y hombres también) no se ven y donde el fenómeno trol es más virulento con las mujeres”.  

Por otro lado, está la desconfianza. Las divulgadoras de ciencia nos dedicamos, entre otras cosas, a airear las desigualdades que afectan a nuestro género en esta profesión y en el ámbito científico. Y, pese a ello, sigue habiendo negacionismo de la brecha de género. “Por muchos estudios que pongamos sobre la mesa –dice la periodista Pampa García Molina, redactora jefa de Agencia SINC-– se mantienen las voces, incluso de personas escépticas y procientíficas, que se empeñan en negar evidencias”. Todavía son muros contra los que nos estrellamos: el de la brecha y el del negacionismo.

Y, sin embargo, la divulgación de la ciencia en España ya no puede prescindir de periodistas y científicas como Alejandra García Frank, Ángela Monasor, Pilar Perla, Elena Sanz, Pampa García Molina, Patricia Fernández de Lis, Lorena Sánchez, Ángela Bernardo, Natalia Ruiz Zelmanovitch, América Valenzuela, Elena Lázaro... Ellas saben, de todos modos, que no se espera lo mismo de ellas que de ellos. La desconfianza hacia las mujeres acarrea este ingente esfuerzo femenino por demostrar siempre la valía profesional. “En televisión sería inimaginable una divulgadora científica fea o nada sexy, a no ser que su rol fuese justamente ése, de fea nada sexy y empollona”, afirma la redactora jefa de SINC.

Somos muchas divulgadoras trabajando en entornos muy masculinos, muy exhibicionistas como decía Pilar Perla. ¿Alguien sigue sin entender qué es un entorno muy masculino? Pues es aquél en el que se valoran, por encima de todo y además del exhibicionismo, la competitividad, la genialidad, la dedicación vocacional absoluta, las jornadas intensivas... Algo que a las mujeres nos aleja generalmente de toda actividad. Pampa García Molina habla de esos “roles que queremos promover entre las niñas y que no son sostenibles, porque si todo el mundo va a trabajar catorce horas para obtener ese éxito del que depende la autoestima, ¿quién cuidará a mayores y niños?”. Para la periodista, este problema subyace en todo lo demás y “no nos atrevemos a plantearlo porque nos cargamos el modelo capitalista”.

Cambiar cantidad por calidad

La matemática y divulgadora Marta Macho, de la Universidad del País Vasco, ve lo masculino del entorno en la “feroz competición” que existe en él. “Es necesario cambiar la manera de evaluar la divulgación, cambiar la cantidad por la calidad”, valorar más la colaboración real que la competitividad extrema, lo que, a juicio de Macho, “favorecería mucho a las mujeres”.    

Así que somos divulgadoras en un mundo de divulgadores, pero también de científicos, que son casi todos hombres. Y actitudes como el paternalismo y la condescendencia nos persiguen en nuestro día a día. Y, pese a todo, o precisamente por ello, son numerosas las iniciativas de divulgación científica puestas actualmente en marcha por mujeres para realzar el trabajo de las mujeres: L'Oréal-Unesco For Women in Sciencie; Iniciativa 11 de Febrero; el blog 'Homínidas' de Quo y Lorena Sánchez; el blog 'Mujeres con ciencia' de Marta Macho y la Universidad del País Vasco; las Jornadas de Divulgación Innovadora D+i en su edición de este año...

Incluso hay, afortunadamente, algún divulgador que se suma a la exhumación de las mujeres, a la visibilización de lo que el patriarcado mantiene oculto; no son muchos y el periodista de ciencia Michele Catanzaro es uno de los que se alzan, con la Red de Científicas Comunicadoras que ha creado en El Periódico de Cataluña.  

Pero no todo es visibilizar a las mujeres. El reto más complejo al que nos enfrentamos todos los periodistas y divulgadores científicos es saber, en nuestra cotidianeidad, lidiar con una perspectiva de género que nunca hemos aprendido. Muchas veces, la intuición no sirve; y la ignorancia puede resultar muy dañina para nosotras mismas. Necesitamos saber cómo abordar cualquier tema sin que su enfoque esté lanzando piedras sobre nuestro propio tejado. Sin formación podemos estar, en el fondo y sin quererlo, sosteniendo el patriarcado y perjudicando muy gravemente a las mujeres. De esto trata la perspectiva de género. Y por ella está la Asociación de Pe

riodistas por la Igualdad ultimando un ambicioso plan de formación que difundirá pasos exactos a dar para que las informaciones traten de verdad igual a mujeres y hombres.

Más voces femeninas

La periodista Tania Rabesandratana, corresponsal de Science, es de las optimistas. Asegura que, en esta profesión, son ya muchos los que están atentos a la perspectiva de género. “Tomamos conciencia de que formamos parte del problema y/o de la solución cada vez que seleccionamos temas, fuentes y palabras”. Incluir siempre más voces femeninas en el periodismo y en la divulgación de la ciencia es uno de los quid de la cuestión. Porque esas agendas que hemos tenido hasta ahora llenas de hombres son responsables de que a niñas y mujeres nos falten referentes en todo. ¿Cómo puede una niña querer ser aquello que no conoce? Astronauta, por ejemplo.

Para la matemática y divulgadora Marta Macho, los referentes son hoy un tema fundamental en la comunicación de la ciencia. “No hace falta tener ídolos”, dice; basta con que sean “mujeres normales, luchadoras y esforzadas”.

Hay estudios preliminares que apuntan a que los hombres periodistas citan a mujeres científicas menos que sus compañeras. Catanzaro, ante estas evidencias, afirma que “tenemos un problema” y que “es fácil reconocer toda clase de sesgos machistas en la información científica: desde la infrarrepresentación de las científicas hasta la machacona insistencia en tópicos como el del 'cerebro femenino".

Según Michele Catanzaro, “mejorar la condición de la mujer en el periodismo científico pasa por atraer la atención de más periodistas mujeres sobre los temas científicos, ya que su punto de vista puede ser muy valioso para cuestionar ciertos hechos, para mantener alta la atención sobre las cuestiones de género y ciencia, para renovar la manera a veces demasiado manida de abordarlas, para cuestionar los estudios que amplifican nimias diferencias de sexo o los que ocultan diferencias relevantes...”.

Algunas maneras de conseguir esto quedaron, por ejemplo, recogidas en las '15 acciones para un periodismo digno' que varios medios de comunicación propusieron en 2017 en Barcelona: “Facilitar la promoción efectiva de las mujeres en lugares de toma de decisiones, por medio de planes de igualdad, discriminación positiva y adaptación de los ritmos productivos a las personas y no a la inversa...”. Para ampliar el estrechísimo espacio de que disponen científicas y divulgadoras para participar en el debate público, Catanzaro impulsó la Red de Científicas Comunicadoras, formada por quince investigadoras del ámbito iberoamericano que escriben regularmente artículos de opinión en El Periódico.

Desde aquí va un llamamiento, con Catanzaro el primero, a las instituciones científicas para que aprovechen a las grandes comunicadoras que tienen entre sus investigadoras. No es de recibo, a estas alturas, que cuando se piden expertos a los departamentos de comunicación para opinar en reportajes los periodistas recibamos casi siempre listas de hombres.

El mismo llamamiento que hago a todos mis colegas del periodismo científico para que se animen a renovar sus agendas y hacerlas, cuando menos, paritarias. Y me atrevo a sugerir algunos nombres a añadir: Alicia Sintes, María Villarroya, Mónica Lalanda, Pilar López, Marta Solís, Marta Palomo, Digna Couso, Inmaculada Yruela, Ana Payo, Ingrid Farré... Todas tienen en común grandes dotes para comunicar ciencia y, además, el haber participado en las Jornadas D+i en calidad de divulgadoras innovadoras. Todos los nombres y actividades que se mencionan en este artículo han pasado o van a pasar los próximos días 26 y 27 de octubre por las D+i.       

Biodiversidad en la divulgación científica hecha por mujeres

11defebrero.org: Desde que se firmó el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, para ser celebrado el 11 de febrero, se puso en marcha esta iniciativa para visibilizar a las científicas en la sociedad, a las de ahora y a las del pasado, dejando el terreno allanado para las del futuro. De este modo se aspira a incentivar vocaciones entre las niñas. ¿Cómo? Mediante charlas y actividades diversas que imparten investigadoras en centros educativos. Sus promotoras, Leni Bascones entre ellas, animan a colegios e institutos a solicitar sus charlas. En 2018 se han celebrado más de mil actividades en toda España y alrededor de trescientas charlas. Para 2019, los centros educativos pueden ya solicitar su participación en 11defebrero.org.

Jornadas de Divulgación Innovadora D+i: En este caso, son mujeres, con Pilar Perla a la cabeza, trabajando por facilitar la formación a los divulgadores de ciencia. Con la exposición de innumerables proyectos, el debate sobre formas nuevas de comunicar ciencia y la experiencia de actividades en directo, las D+i resultan inspiradoras y muy motivadoras para los profesionales de la divulgación. Además, tienen una parte abierta a los ciudadanos, Ciencia In Vivo, para que el divulgador constate in situ si su proyecto llega o no llega a sensibilizar al público. Se celebran este año los días 26 y 27 de octubre, en Etopia (Zaragoza), con una parte importante dedicada a 'Mujeres y niñas en la divulgación de la ciencia'.

Somos científicos... sácanos de aquí:  Este mes de noviembre se celebra este concurso on line, por tercer año consecutivo, de la mano de Ángela Monsasor. Será cuando estudiantes, de primaria y/o secundaria, conocerán a científicos de cualquier disciplina a través de chats, pudiéndoles preguntar cualquier cosa de su vida profesional y personal. Este contacto tan directo asegura la efectividad de la divulgación, porque los niños y jóvenes llegan a conocer muy bien a los investigadores, lejos del estereotipo del científico 'hombre loco con bata blanca'. Interesados, tanto centros educativos como personal investigador, pueden ya entrar en la base de datos de 'Somos científicos...' para participar en futuras ediciones; la próxima será en la primavera de 2019.    


-------------------------

Este artículo se publica gracias al patrocinio del Banco Sabadell, que no interviene en la elección de los contenidos. 

-------------------------

Carmen Serrano  es periodista y divulgadora científica. Cofundadora de la Asociación de Periodistas por la Igualdad

Autora >

Carmen Serrano

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Silvia Martìnez

    Excelente nota!! y felicitaciones por la Asociaciòn de Peridiodistas por la Igualdad, les escribo desde Argentina,donde hay mucho por hacer especialmente en Patagonia que por ser un paìs centralizado, las distancias hace que sea aùn mas dificil la comunicaciòn/divulgaciòn del trabajo cientìfico y particularmente el de las mujeres cientìficas.

    Hace 2 años 5 meses

  2. Ignacio Calvo

    "...científicos, que son casi todos hombres.". En realidad, el 40% de investigadores en España son mujeres, o sea que estamos forzando un poquitín las palabras...

    Hace 2 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí