1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El macronismo se tambalea

Sesenta años después del nacimiento de la Quinta República, Francia vive una crisis de régimen

Enric Bonet París , 31/10/2018

<p>Emmanuel Macron.</p>

Emmanuel Macron.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio financiado, en gran parte, por sus lectores. Puedes colaborar con tu aportación aquí.

El macronismo tiene un pecado original: una base electoral demasiado estrecha. El amplio poder del que dispone el presidente francés, Emmanuel Macron, con una mayoría amplísima en la Asamblea Nacional, se sustenta en unos cimientos frágiles. Solo logró el 24% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales. Un porcentaje especialmente bajo en comparación con el de sus predecesores François Hollande (28,6% en 2012) y Nicolas Sarkozy (31% en 2007).

Además, “buena parte de sus votantes en la primera vuelta, procedentes del centro izquierda, lo eligieron como un mal menor ya que querían evitar una segunda vuelta entre Marine Le Pen y el conservador François Fillon”, explica el politólogo Luc Rouban, director de investigaciones en el prestigioso CNRS, que publicó en septiembre Le paradoxe du macronisme (La paradoja del macronismo). En este libro, subraya la pequeñez del núcleo duro del electorado del joven presidente. “Aquellos votantes que están de acuerdo con el pensamiento liberal de Macron, neoliberal en lo económico y liberal en lo cultural (favorables al aborto, matrimonio homosexual, fecundación artificial, etc) solo representan el 5% o 6% del electorado”, afirma Rouban.

Esta fragilidad electoral es una de las razones principales de la caída fulgurante de la popularidad de Macron. El joven presidente, de 40 años, ha retrocedido 17 puntos en los estudios de opinión desde principios de año. Después de tres meses inmerso en una sucesión de polémicas –entre ellas, destacan las dimisiones de los ministros Nicolas Hulot y Gérard Collomb–, solo el 29% de los franceses estaba satisfecho con su presidencia a finales de septiembre, según un sondeo del instituto Ifop. Esto representa una aceptación inferior a la del impopular Hollande (32%) en el mismo momento del mandato.

“Hay una gran inquietud en el entorno del presidente francés. Son conscientes de que se ha roto un vínculo con los franceses”, asegura la periodista Ellen Salvi, que sigue la actualidad del Elíseo para el diario digital Mediapart. Ante el atasco de su mandato, Macron anunció el martes una profunda reestructuración de su gobierno. Ocho nuevos miembros integrarán el ejecutivo macronista.

No obstante, tras dos semanas de espera –se considera la remodelación más larga en la historia de la Quinta República–, el presidente centrista fue incapaz de incorporar a dirigentes de peso. Para un ministerio clave como el de Interior, eligió a Christophe Castaner, cuyas virtudes son la proximidad y la fidelidad respecto al joven dirigente.

“Hoy no se produce ni un giro ni un cambio de dirección”, aseguró Macron el 16 de octubre por la noche durante una declaración televisada desde el Elíseo en la que reafirmó su voluntad de seguir adelante con su batería de medidas neoliberales, como la reforma de las pensiones, cuya aprobación está prevista para el año que viene. “Macron interpreta la caída de la popularidad como la necesidad de acelerar en la aplicación de reformas. Considera que si demuestra su capacidad para reformar el país, remontará en los sondeos”, afirma el periodista del diario Le Figaro François-Xavier Bourmaud, autor del libro Macron. L’invité surprise (Macron. El invitado sorpresa). Mismas políticas, pero nuevas caras para dar “un segundo impulso” al mandato del joven presidente.

Un dirigente poco ejemplar

Sin embargo, según un sondeo del diario Le Figaro, el 60% de los franceses está insatisfecho con los cambios en el gobierno. Pese a la remodelación, el dirigente centrista sigue atrapado en la senda decadente que empezó con el caso Benalla. El diario Le Monde revelaba a mediados de julio las imágenes de las agresiones de Alexandre Benalla, exresponsable de seguridad en el Elíseo, que golpeó y detuvo a manifestantes el pasado 1 de mayo en París, actuando como si fuera un agente de policía, aunque no ocupara este cargo. Este caso podía parecer menor. Desde el entorno del presidente lo calificaron de polémica de verano. Pero la nefasta gestión de Macron lo convirtió en un punto de inflexión de su mandato.

No solo sorprendió la impunidad de la que se benefició Benalla –solo le impusieron una sanción simbólica de dos semanas sin ir a trabajar–, sino que este caso simbolizó el estilo “hiperpresidencialista” de Macron, también calificado de “presidente monárquico”. Es decir, su voluntad de gobernar de forma solitaria, con la única ayuda de sus principales colaboradores en el Elíseo. Pese a su juventud e inexperiencia, Benalla, de 26 años, disponía de un salario de 7.113 euros y se lo “solía ver con regularidad en las salas de comando de la policía”, criticó en julio un comisario al semanario de investigación Le canard enchaîné.

Además, el caso Benalla puso en duda la profesionalidad de los Macron boys. Poco experimentados, los diputados de La République en Marche estuvieron desaparecidos ante esta tormenta política. La comunicación del Elíseo resultó pésima. Mintieron con descaro al asegurar que impusieron a Benalla “la sanción más dura que jamás había recibido un colaborador del Elíseo”.

“Un presidente antipobres”

“Cuando llegó al Elíseo, Macron dio la sensación de que era un hombre de Estado, pero con el caso Benalla dio una imagen cómica, con una actitud ridícula”, explica Thomas Guénolé, responsable de la escuela de formación de la Francia Insumisa. Este politólogo evoca las declaraciones del presidente francés que en plena tormenta por el caso Benalla aseguró: “Si buscan un responsable, este soy yo. ¡Qué vengan a buscarme!”. Una afirmación desafiante que pone de relieve que la figura presidencial en Francia es prácticamente intocable y su mandato está garantizado al menos hasta 2022.

Esta polémica intervención se une a la lista interminable de comentarios provocadores de Macron. “Cruzo la calle y te encuentro un trabajo”, dijo a un joven parado a mediados de septiembre. Pocas semanas antes había declarado: “Los franceses son un pueblo de galos refractarios al cambio”. O a principios de este mes sermoneó un grupo de jubilados asegurándoles que “Francia iría mejor si no nos quejáramos tanto”.

Con la sucesión de estas polémicas declaraciones, se ha reforzado aún más la imagen de un presidente “autoritario” y “arrogante”. Así se lo reprochan el 79% y el 71% de los franceses respectivamente, según un sondeo del instituto Elabe, publicado a principios de octubre. “Macron se presentó con un proyecto de regeneración de la práctica política y defendió durante la campaña una mayor horizontalidad en el ejercicio del poder. Pero tras llegar al Elíseo, hizo todo lo contrario y prefirió la verticalidad y la concentración del poder”, lamenta Rouba. Un estilo presidencial “jupiteriano” (es decir, todopoderoso), según sus propias palabras, que ahora se ha girado en su contra.

“Macron no es solo el presidente de los ricos, sino que también se trata de un dirigente antipobres”, afirma Guénolé sobre las críticas que recibe por aplicar unas políticas neoliberales excesivamente favorables a las élites económicas. Una etiqueta de “presidente de los ricos” que el dirigente centrista se ganó a pulso. Tras haber prometido que uniría “lo mejor de la izquierda y de la derecha”, Macron se olvidó del significado de la palabra izquierda durante el primer año de mandato. Priorizó las reformas neoliberales como la desregulación del mercado laboral, rebajar en unos 5.000 millones de euros los impuestos a los más ricos o impulsar una reforma neoliberal de la compañía ferroviaria SNCF.

Sin embargo, los resultados de estas reformas se hacen esperar. Las perspectivas de crecimiento del PIB francés fueron revisadas a la baja a finales de agosto, del 1,9% al 1,7%. El poder adquisitivo se estanca. Incluso podría retroceder con las nuevas medidas de austeridad que prepara el ejecutivo centrista, como una casi congelación de las pensiones y las ayudas sociales, que solo aumentarán un 0,3% en 2019 y 2020, a pesar de que la inflación se sitúa en el 2%. Además, según datos del segundo trimestre de este año, el número total de personas inscritas en las oficinas de desempleo aumentó un 1,4% durante el último año. También se produjo un incremento significativo de los contratos de menos de un año o a tiempo parcial.

Diez ministros han abandonado el ejecutivo

Además de la falta de resultados, Macron ve cuestionada su credibilidad ante su equipo de gobierno. En año y medio han abandonado el ejecutivo diez ministros. Una de las salidas más sonadas fue la del responsable de la Transición Ecológica, Nicolas Hulot. Este reputado activista, uno de los miembros más populares del ejecutivo, anunció a finales de agosto su dimisión durante una entrevista en directo en la emisora de radio France Inter. El presidente no estaba al corriente .

“Me sorprendo todos los días cuando tengo que resignarme a una política de pequeños pasos, a pesar de que la situación universal, en un momento en que el planeta se convierte en un horno, merece que cambiemos de escala y de paradigma”, afirmó entonces Hulot, quien recordó “el problema democrático” que comporta la influencia excesiva de los lobbys. También reprochó a Macron que no hubiera comprendido que “el liberalismo es la principal causa” del cambio climático. Unas advertencias que no parecen ser escuchadas por el dirigente centrista. Este no solo eligió al moderado François de Rugy para reemplazarle, sino que ahora ha incorporado a Emmanuelle Wargon, una lobista de Danone, como secretaria de Estado en el Ministerio de la Transición Ecológica.

Si la marcha de Hulot desvaneció de forma definitiva el barniz ecologista y progresista de Macron, resultó aún más significativa la dimisión del ministro del Interior, Gérard Collomb. Primer dirigente de peso que apoyó la candidatura presidencial de Macron, este barón histórico del Partido Socialista en Lyon abandonó el ejecutivo con el argumento oficial de recuperar la alcaldía.

No obstante, el vodevil que precedió su dimisión –la anunció a través de una entrevista en Le Figaro a pesar de que Macron se había opuesto oficialmente a ella– mostró cómo se habían enfriado las relaciones entre el presidente francés y Collomb. También ilustró las dudas del exministro del Interior respecto al futuro del macronismo. “Que hoy me reúna con el emperador de Japón no significa que tenga vocación de kamikaze. Ponerme un sable en el vientre, no es lo mío”, confesó Collomb a un grupo de periodistas a mediados de septiembre, según informó La Dépêche du Midi. Unas declaraciones que reflejan el ambiente crepuscular que predomina últimamente en el macronismo.

“Cuando uno escucha al entorno de Macron, oye los mismos argumentos que utilizaban el equipo de Hollande o Sarkozy cuando estos se encontraban en momentos dificultad”, afirma Salvi. Mejorar la comunicación. Hacer pedagogía de las reformas. Reestablecer un vínculo con los franceses. Desde el Elíseo, repiten la misma cacofonía que sus predecesores que fracasaron en su mandatos.  “Un año y medio después de su elección, Macron se encuentra en la misma situación de dificultad que Hollande y Sarkozy”, explica la periodista de Mediapart.

Según Salvi, esta sucesión de fracasos “refleja el agotamiento de las instituciones de la Quinta República”, cuyo sesenta aniversario se conmemoró a principios de octubre. Quizás con menor intensidad que en España, pero Francia también sufre una crisis de régimen. 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí