1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PREFERIRÍA NO HACERLO / JOAN TARDÀ

“Es posible que haya que desobedecer otra vez y que más políticos tengan que ir a la cárcel”

Juan Carlos Escudier 11/11/2018

<p>Joan Tardà. </p>

Joan Tardà. 

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Con el portavoz de ERC en el Congreso tenía un servidor una cuenta pendiente, una apuesta de bar que debería haberme costado ya un almuerzo con él y con dos de esos mirones que a sí mismos se llaman testigos y que suelen comer gratis a costa de las pendencias de los demás. Estaba reciente el 1 de octubre y sólo hacía una semana que Puigdemont había proclamado la República y la había suspendido ocho segundos después. Uno, que es muy bocazas, se jugó un convite a que el presidente de la Generalitat convocaría elecciones anticipadas para evitar que el Gobierno suspendiera la autonomía. Tardà sostuvo lo contrario y aceptó el desafío mientras daba cuenta de una ración de tortilla, española para más inri. Habría ganado si Rufián no hubiese tenido cuenta en Twitter desde la que hacer tintinear 155 monedas de plata. Sólo puede decir que prometo retratarme próximamente. Es lo que tiene entrevistar a uno de tus acreedores.

¿Lo de ustedes con el Gobierno es una guerra sin cuartel o cabe esperar un alto el fuego y que negocien los Presupuestos?

Aun cuando la derecha no se lo ha creído nunca, nosotros dimos el voto favorable a la moción de censura a cambio de nada porque nos bastaba con echar a los ladrones. Ábalos (secretario de Organización del PSOE) me dijo entonces que no lo olvidaría. Durante estos meses hemos aprobado todos los reales decretos que el Gobierno ha presentado, hemos explicado nuestra pretensión de construir un escenario de diálogo que conllevara algún día una negociación y acordamos que en la primera reunión de la comisión bilateral Estado-Generalitat se pudiera hablar de todo, incluido el derecho a decidir y los Presupuestos. Pusimos como condición que el Gobierno instara a la Fiscalía a cambiar de criterio sobre los presos.

¿Negociar los Presupuestos? Nuestro electorado no entendería que pusiéramos precio a la cárcel

¿Esperaban realmente que esto se produjera?

El Gobierno podía hacerlo porque el Estatuto de la Fiscalía lo permite.

Usted acostumbra a decir que la democracia española es de mala calidad. En una hipotética República catalana, ¿podría el Govern influir en los tribunales o dictar a los fiscales sus escritos de acusación?

Decir al fiscal que no actúe no es un jaque a la separación de poderes. Es el marco actual. El Gobierno puede –como hizo Rajoy- instar a la Fiscalía a actuar y también puede pedir que no lo haga. Aun a costa de incomprensiones, nosotros hemos cumplido la parte que nos correspondía y ellos no han apechugado con la suya pese a saber que todo esto es una farsa. Así lo han reconocido desde Pascual Sala a Cristóbal Montoro –que por tres veces ha negado la malversación– pasando por cuatro sistemas judiciales europeos que se han pronunciado de forma distinta al español. Hay una voluntad política de escarmentarnos.

  Hay voluntad de escarmentarnos

Describamos los hechos. El Parlament derogó la Constitución en Cataluña, se hizo caso omiso al Tribunal Constitucional sobre la ilegalidad del referéndum, se declaró la independencia y se proclamó la República. ¿Entiende que se consideren como delito estas acciones?

Entiendo que fue un acto de desobediencia institucional y popular.

Nosotros hemos cumplido la parte que nos correspondía y ellos (el Gobierno) no han apechugado con la suya pese a saber que todo esto es una farsa

No me contesta. ¿Hubo delito?

Entiendo que quieran ver delito. De la misma manera que hubo delito y prevaricación en el hecho de que el Tribunal Constitucional se cargara el artículo 152.2 que dicta que en caso de modificación de un estatuto de autonomía aprobado en referéndum debe iniciarse todo el proceso de nuevo. Hasta Pedro Sánchez ha reconocido que el Estatut que se aprobó no es el actualmente vigente. Esto fue un golpe de Estado constitucional. Reconozco que estamos inmersos en una anomalía, pero la pregunta es si esta anomalía no es producto de otras anomalías previas. O nos ponemos a buscar una herramienta que permita resolver un problema entre demócratas o perpetuaremos este escenario de anomalías. Una de ellas es que estén en la cárcel representantes políticos elegidos en las urnas.

Habla de conflicto entre demócratas pero también ha dicho que si se hubiera seguido adelante con la República catalana habría habido un baño de sangre.

Efectivamente. Por eso el Gobierno de Cataluña –la historia juzgará si Puigdemont y Junqueras lo hicieron bien– decidió no implementar la República que había proclamado el Parlament. A nuestro entender fue sensato para no facilitar una hipotética represión violenta, traumatizados como estábamos por lo ocurrido el 1 de octubre. Ante ese precedente y con la información que se tenía, se consideró que había un riesgo de baño de sangre, dicho sea entre comillas.

Los baños de sangre no se entrecomillan. O se producen o no.

Digo baño de sangre en el sentido de represión dura.

Al margen del juicio de la historia, su opinión es que el proceso ha estado plagado de improvisaciones. ¿No significa reconocer un tremendo error de juicio?

No. En cualquier proceso histórico marcado por la aceleración se ha de improvisar, aquí y en Tombuctú. Tengo 65 años y si hace 10 me hubieran dicho que el independentismo pasaría de un 12% casi residual a ser una opción con más del 47% de apoyo popular –si nos atenemos a las últimas elecciones al Parlament impuestas por el 155– nunca lo habría creído. En esta aceleración fue determinante la crisis económica, la incapacidad del Estado español de reconocerse como un Estado plurinacional y la frustración del Estatut. Nosotros investimos a Zapatero porque sabíamos que para llegar a la República tendríamos que pasar por una etapa de Reino de España federal y habría que destinar una o dos generaciones antes de llegar a la República catalana. En esta aceleración alguna responsabilidad tuvo también la izquierda española y su incapacidad para hacer este proceso de federalización. Al final Zapatero acabó pactando con el nacionalismo catalán y vasco para volver a la dialéctica de siempre, es decir el partido español de turno unido a la burguesía catalana y vasca.

Con esa misma burguesía con la que ahora están aliados ustedes…

Efectivamente. En 2010, Mas fue presidente gracias a los socialistas y al PP, que se abstuvieron en su investidura. Tuvimos claro entonces que debíamos arrastrar a CiU, padres fundadores de la restauración borbónica, hacia una posición de ruptura con el Estado español. Una parte importante de la sociedad catalana ha entendido esta táctica.

¿No es contradictorio hablar a la vez de diálogo y desobediencia?

Son dos banderas que enarbolamos. Es posible que haya que desobedecer otra vez y que más políticos tengan que ir a la cárcel, pero el objetivo no es desobedecer sino construir una escenario de negociación. Es cierto que hemos actuado de forma unilateral y que hemos desobedecido. Una parte de la sociedad catalana está orgullosa de ello y tenemos derecho a decir que hemos desobedecido porque no teníamos otra opción. Hay que levantar mucho más la bandera del diálogo pero nunca dejaremos en el armario la de la desobediencia. 

Hablando de diálogo, ¿juega Oriol Junqueras desde la cárcel algún papel de interlocución con el Gobierno?

No es interlocutor del Gobierno porque está en la cárcel, pero es el presidente de nuestro partido, y la Ejecutiva y los diputados no hacemos nada que no haya sido compartido con Junqueras. 

Su idea es contentar a las dos mitades de Cataluña, a la independentista y a la no independentista. ¿Qué se haría con la mitad perdedora en un eventual referéndum de autodeterminación?

Pues respetarla. Estamos convencidos de que el referéndum es inevitable. Tiene que contemplar e integrar la voluntad del 90% de la sociedad. Nada se puede construir al margen del 50% de catalanes que no son independentistas y nada se puede edificar al margen del otro 50% que sí lo son. La solución del Gobierno español excluye a la mitad de los catalanes porque su alternativa es seguir con el actual Estatut o aprobar uno nuevo.

Le recuerdo que se proclamó una República que excluía a la mitad no independentista.

En todo caso se hizo porque estábamos abocados a la unilateralidad. También se proclamó la República el 14 de abril de 1931 y las fuerzas republicanas ni siquiera tuvieron la mayoría de los sufragios.

¿Está jugando limpio Puigdemont con Esquerra?

En un Gobierno no monocolor formado por dos partidos tan distintos es normal que haya accidentes y alguna falta de coordinación. 

¿La Crida no es un invento contra ERC?

No. Es un intento de refundar el nacionalismo catalán. Nuestro objetivo no es ver quién se queda el trozo más grande del pastel del independentismo sino ampliar su perímetro. Esto se vio en las últimas elecciones del 21 de diciembre. Hubo un diferencia de 11.000 votos a favor de Puigdemont pero para nosotros fue más importante que en el área metropolitana de Barcelona tuviéramos más apoyos que En Comú Podem. Para nosotros lo importante es la hegemonía de las izquierdas y consolidar el republicanismo. No somos nacionalistas. 

¿Está el independentismo en crisis?

No. El nacionalismo se está refundando y eso conlleva contradicciones. El republicanismo está en otra fase. Aspiramos a ser la Esquerra de los años 30, un partido hegemónico que consolide y construya una Cataluña progresista. ERC es un partido socialdemócrata radical y nuestro proyecto no es el del nacionalismo. Entendemos que la república catalana es el mejor instrumento para una democracia de calidad, no supeditada a los poderes financieros, sin corrupción, y que reparta la riqueza de forma distinta. Somos independentistas pero con muchas ganas de dejar de serlo. Insisto: no somos nacionalistas.

No somos nacionalistas. Somos independentistas pero con muchas ganas de dejar de serlo

¿Es posible entonces una alianza transversal entre ERC, el PSC y los Comunes?

Con el PSC es muy difícil porque no ha renegado de formar parte del triunvirato de la represión del artículo 155, aunque insultaría a la inteligencia si dijera que el PSC es lo mismo que el PP y Ciudadanos. Es una pata de la cultura catalanista, y lo fue y lo es para implantar y defender también hoy la inmersión lingüística, un proyecto de éxito que, justo por eso, PP y Ciudadanos quieren desmantelar. Para nosotros es básico ir convergiendo con los partidos catalanes no independentistas pero que sí son más o menos autodeterministas.

Cuando sugirió este acercamiento a los Comunes y al PSC le tildaron de traidor en las redes sociales…

Las redes sociales son lo que en nuestra juventud eran las puertas de los servicios de los bares. Ahora vas a los baños y están las puertas inmaculadas. Ya no se insulta porque para eso está Twitter. Si hiciéramos caso a las redes las encuestas tendrían que decir que ERC se pega un tortazo y es justamente lo contrario.

¿Se han llegado a plantear abandonar el Congreso y el Senado?

En absoluto. Las trincheras sólo son abandonadas por los Ejércitos en retirada y nosotros no estamos en retirada. Al revés. No lo haremos nunca.

Nunca abandonaremos el Congreso y el Senado

¿Qué ganaría el independentismo con unas nuevas elecciones en las que bien pudiera surgir una mayoría de derechas?

Nada. Nosotros estamos por el diálogo. Si Alberto Garzón o Pablo Iglesias estuvieran en la cárcel y si Irene Montero estuviera en el exilio no estarían hablando de Presupuestos sino de libertades y de derechos fundamentales.

¿Y merece la penas negarse a negociar unos Presupuestos de los que dependen cientos de millones en inversiones para Cataluña?

No tiene sentido que nosotros pactemos partidas por libertades. Nuestro electorado no entendería que pusiéramos precio a la cárcel. Es que les quieren condenar a 25 años… Es una cuestión de principios. Si la ciudadanía considerara que no lo hacemos bien ya nos castigará. Pero nos hiere que se diga que si se aprueban los Presupuestos es más fácil que los presos salgan. Por ahí no pasamos.

El republicanismo no va a solicitar nunca un indulto porque implicaría reconocimiento de culpa y petición de perdón

¿Habrá elecciones en Cataluña después del juicio?

No lo sé. Lo evidente es que si no hay absolución la fractura emocional entre España y Cataluña se va a agrandar. Es una locura lo que estamos viendo. Con una sentencia condenatoria, el abismo entre una parte de la sociedad catalana y España será insalvable. Y pasaremos a la siguiente fase y estaremos años instalados en la movilización por la amnistía.   

Si hay condenas estaremos años instalados en una movilización por la amnistía

¿Se negarán a los indultos?

Conociendo a Oriol Junqueras, nunca pasará por el indulto. El republicanismo no va a solicitar nunca un indulto porque implicaría reconocimiento de culpa y petición de perdón. ¡Sólo faltaría!

¿De verdad piensa que Casado les fusilaría si pudiera?

A ver, un momento. Estamos muy hartos de que se nos insulte. Hay políticos como Casado y Rivera empeñados en convertir todo el proceso catalán en un asunto de orden público. Y estamos tan dolidos por esto que dije lo que dije. También es cierto que sus declaraciones previas dieron pie a ello. Lo que dije puede entenderse como una exageración –no lo niego– pero era una reacción a que hayan hecho cuajar entre las clases populares españolas que hemos sido unos golpistas. 

Con el portavoz de ERC en el Congreso tenía un servidor una cuenta pendiente, una apuesta de bar que debería haberme costado ya un almuerzo con él y con dos de esos mirones que a sí mismos se llaman testigos y que suelen comer gratis a costa de las pendencias de los demás. Estaba reciente el 1 de octubre y sólo...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Juan Carlos Escudier

Periodista. Autor de Zapatero, el rojo y de Florentino Pérez: retrato en blanco y negro de un conseguidor.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Bernard MOREL

    Beneficiarse de un préstamo Desea beneficiarse de un crédito para salir de su difícil situación de la vida, desea pagar sus cuentas o diferentes deudas. Necesita dinero para llevar a cabo un proyecto, comprar una casa o comprar un automóvil. Por favor, póngase en contacto conmigo y recibirá un crédito muy rápido: bernamorel@outlook.fr

    Hace 3 años 10 meses

  2. Andres

    Se me olvidaba, a la ensaladilla rusa la llamaras ENSALADILLA NACIONAL verdad? Es lo tipico ente los ejpañoleros y !ole¡

    Hace 3 años 10 meses

  3. andres

    ¿Tortilla ejpañola? Mira metete tu espoñolo por el ojo del culo GILIPOLLAS. Ejpañolero de mierda. Y no insultes a la tortilla de patatas llamandola ejpañola imbecil. Por cierto, tu autodefinicion en publico "Pese a mi insultante juventud, llevo más de veinte años juntando letras, posiblemente ()" ya lo dice todo de ti, eres un engreido patan que demuestras muy poca cultura, aunque por supuesto tendras una licenciatura de mierda en cualquier payasada que no sirve para nada. Y de tu insultate juventud, pues si llevas veinte años de joven tendras poco, ademas eso demuestra tu egolatria y mentiras, porque de joven tienes poco. Y NO PONGO ACENTOS PORQUE NO ME SALE DE LOS COJONES NO PORQUE SEA UN INCULTO. En cuanto al articulo inventado, como casi todo lo que escribes y por lo tanto mentira.

    Hace 3 años 10 meses

  4. entupeñonoenelmio?

    Casado no lo va a hacer, chicos. El es un político, el es un demócrata! ¿Cómo se os ocurre creer que él va a asesinar a alguien? ¿Alguien del PP, de Falange o de las superfuerzas de seguridad del estado asesinando a personas? ¿Cuándo se ha visto eso por Dios!? Nunca!. Es una exageración. Casado y divorciado no haría eso nunca, chicos. El es un demócrata de toda la vida. Mandaría hacerlo, o lo harían otros de ese precioso estado español con cuna fascia, corazón podrido y billetera patriótica suiza. ¿Cómo se os puede pasar la idea por la cabeza, cómo podéis creer en la idea de que haya asesinatos en hispanistan? Si acaso solo y oficialmente 150k asesinados y torturados en cunetas todavía 80 años después y miloones de masacrados para mantener las Ganaderias Humanas España S.A, pero asesinar? No por Dios, eso es demasiado....

    Hace 3 años 10 meses

  5. braulio

    ¿De verdad piensa que Casado les fusilaría si pudiera? Todavía en estas circunstancias no, porque se veria muy mal a ojos de todo el mundo, pero dejad pasar otros 30 años de conflicto y que este se recrudezca al ver el carácter absolutamente antilibertario y dictatorial del estado español (no solo de Casado, ese no es sino un mono más, hay monos más peludos en el estado español) en escaladas lógicamente cada vez más restrictivas y llegará el momento en el que el capitalista de estado mande asesinar a más de uno, no se mancharan las manos ellos directamente (ejemplo de la cal viva, pero hay otros cientos de ejemplos "secretos" y no contados). Claro que llegado el momento, "alguien" del estado español asesinaría a Tarda and Co. Con la misma ideología que Casado y Divorciado pero con más "cohones españoles" para llevar a efecto sus pútridas ideas, mentalidades, emociones y, sobretodo, intereses privado de clase dentro del estado capitalista. De momento no necesitan asesinar a personajes tan notorios, no es necesario y es contraproducente para "España". Pero eso no es más que una coyuntura interesada del mafioso, no es un limite moral que posea. De momento al mafioso le basta y sobra con controlar, encarcelar, privar de todos los derechos fundamentales y luego, extorsionar con sonrisa en boca y buenas formas. Pero la independencia no se da. Siempre querrán salirse con la suya, sea con careta memocratica sea sin ella llegado el momento.

    Hace 3 años 10 meses

  6. Xarooch Franco

    Ningún pueblo pasa del 12% de afinidad con la independencia al 47%, querido señor Tardá (lo de querido porque creo que es usted uno de los pocos políticos honestos del Parlamento del Estado). Ese vertiginoso crecimiento es la demostración de que hubo un magnífico ejercicio de diseño social como nunca antes hubo otro en el mundo. Las emociones se manipulan y, lamento decirlo, usted me da la razón.

    Hace 3 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí