1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Los orígenes de Vox: el aznarato y la lucha contra ETA

Siete de los diez fundadores del partido han tenido cargos en el Gobierno o relaciones con el expresidente

Sergio Sangiao 28/11/2018

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio pequeño pero sus luchas son grandes. Necesitamos tu ayuda para seguir avanzando. Puedes suscribirte en agora.ctxt.es o hacer una donación aquí:

Vox, que podría ser el primer partido político de ultraderecha que obtenga representación parlamentaria en España desde los tiempos de Fuerza Nueva de Blas Piñar, llenó el Palacio de Vistalegre de banderas españolas el pasado 7 de octubre. Alrededor de 9.000 simpatizantes de la formación política coparon la antigua plaza de toros madrileña y, así, el partido de Santiago Abascal logró su mayor muestra de fuerza hasta el momento. El eco mediático que está recibiendo Vox puede hacer pensar de forma errónea que se trata de una formación política de nuevo cuño. En realidad, están a punto de celebrar los cinco años de vida del partido tras un viraje ideológico claro y muchas bajas.

Vox se registró como partido político en diciembre de 2013. Abascal y compañía decidieron lanzarse a la arena política con la vista puesta en las elecciones europeas de mayo del año siguiente y la intención de recoger el voto del ala más conservadora de la derecha, que estaba desencantada con el Gobierno de Rajoy. El fundador y actual líder de Vox había abandonado el PP hacía un mes, con una carta llena de reproches hacia Rajoy y la gestión de su Gobierno, especialmente por Cataluña y las políticas relacionadas con los presos de ETA. Pero Abascal no era el único miembro del partido que había criticado al ejecutivo de España en los últimos meses. El expresidente José María Aznar ya hacía tiempo que utilizaba sus escasas apariciones públicas para criticar de forma más o menos velada las decisiones de su sucesor.

El proceso independentista catalán había comenzado ya. En noviembre de 2012 se celebraron elecciones anticipadas en Cataluña y Artur Mas llevaba un referéndum de independencia como punto estrella de su programa después de que Rajoy no aceptase un pacto fiscal. Convergencia perdió doce escaños, pero pudo seguir gobernando en coalición con Esquerra Republicana.

Aznar estuvo lanzando dardos a Rajoy durante todo ese tiempo. Así, a menos de dos meses del nacimiento de Vox y a un año del 9N, en octubre de 2013, ya cargaba contra su sucesor pidiendo “liderazgo” ante el conflicto catalán y que el Gobierno no se quedara “impasible” ni “en silencio”. Parte de la derecha española, de la que formaban parte tanto Aznar como Abascal, pedía más mano dura ante el independentismo, pero no era lo único que le afeaban al presidente del Gobierno. Aznar hizo esas declaraciones en la presentación del libro Cuando la maldad golpea, una publicación coordinada por la Fundación Villacisneros y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

En el libro se agrupan los relatos de doce víctimas del terrorismo. Entre ellos el de Ana Velasco, hija del comandante del ejército Jesús Velasco Zuazola, asesinado por ETA, y una de las fundadoras de Vox. No se trata de una mera coincidencia. La otra gran crítica del ala dura del PP a Rajoy fue su gestión de las políticas relacionadas con las víctimas y los presos etarras. El aznarismo y la derecha española más conservadora, de nuevo, le acusaron de blando. Entre ellos, los fundadores de Vox.

En ese contexto nace la nueva formación a la derecha del PP, que se presenta en sociedad el 16 de enero de 2014. Entre los fundadores no solo estaban Santiago Abascal, que había sido un peso pesado del PP en el País Vasco, y la propia Ana Velasco. En la presentación ante los medios comparecieron otros cuatro fundadores, José Luis González Quirós, Cristina Seguí, José Antonio Ortega Lara e Ignacio Camuñas, y la carta pública de creación del partido la firmaron un total de nueve personas.

Los fundadores de Vox

La relación de los fundadores de Vox con el PP, especialmente con el ala dura y la corriente más aznarista, era muy clara. En un primer momento algunos medios llegaron a definir al partido como una escisión de la formación fundada por Manuel Fraga porque, entre otras cosas, Abascal había llegado a ser diputado autonómico y presidente de Nuevas Generaciones en el País Vasco. Muchos de los fundadores de Vox no eran caras nuevas en política; siete de los diez ya habían tenido cargos en el Gobierno de España o relaciones con Aznar y el PP.

Abascal era hijo político de Aznar y también había tenido una gran relación con Esperanza Aguirre, quien le colocó como director de la Agencia de Protección de Datos de Madrid (APDM) cuando este se peleó con la nueva cúpula del PP vasco después de la marcha de María San Gil, a quien Aguirre también ofreció un cargo en la capital. La APDM fue suprimida en 2012 y entonces el nuevo presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, volvió a nombrar a Abascal para un cargo elegido a dedo: director de la Fundación de Patrocinio y Mecenazgo de la Comunidad. El hijo aventajado del aznarismo se embolsaba entonces algo más de 80.000 euros anuales por el puesto.

Abascal no era el único que había sido nombrado para un cargo por un gobierno del PP ni el único que había militado en el partido. El Gobierno de Aznar eligió a María Jesús Prieto-Laffargue, otra de las fundadoras, como directora general del Instituto Nacional de Meteorología y José Antonio Ortega Lara, igual que José Luis González Quirós, aunque nunca pasó de afiliado de base, había militado en el Partido Popular. Este funcionario de prisiones estuvo más de 500 días secuestrado por ETA. Por lo cual, además, su célebre trayectoria como activista contra la banda terrorista también estaba más que clara. Ortega Lara decidió abandonar el PP en 2008, ante lo que Aznar se mostró disgustado públicamente.

José María Aznar entrega el premio ‘Puerta del Recuerdo’ de la Universidad San Pablo – CEU a José Antonio Ortega Lara en el 2009.

José María Aznar entrega el premio ‘Puerta del Recuerdo’ de la Universidad San Pablo – CEU a José Antonio Ortega Lara en el 2009. FAES

Otro fundador con claros vínculos con el expresidente del Gobierno es González Quirós, que fue miembro del Consejo Asesor de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), la célebre fundación política presidida por Aznar. González Quirós también creó y fue el primer director de la Revista Cuadernos, la publicación que edita la propia FAES desde el 2003, y pidió a María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP por aquel entonces, junto a Abascal y Alejo Vidal-Quadras, una Junta Directiva Nacional para reflexionar sobre la continuidad de Mariano Rajoy meses antes de la fundación de Vox.

Hay otros padres y madres del partido que no tienen claros vínculos anteriores con otras formaciones políticas. El ejemplo más claro es, seguramente, Cristina Seguí. Seguí representa la ideología más ultra y escorada a la derecha de Vox. Ella misma se define como “capitalista contra la corrección política y la ideología de género”, pero esta colaboradora de medios como Okdiario o Intereconomía, después de abandonar Vox por discusiones con otros miembros del Comité Ejecutivo Nacional, se ha ido acercando al Partido Popular. Hoy aplaude sin reparos a Pablo Casado en redes sociales e incluso participa en actos y conferencias de los populares.

Ignacio Camuñas, igual que Seguí o el destacado empresario y economista Enrique Álvarez López, es otro fundador de los que nunca había militado en el PP, pero sí que participó en la fundación de otro partido antes que en la de Vox. Camuñas fue uno de los padres de la UCD de Adolfo Suárez e incluso llegó a ser ministro de Relaciones con las Cortes en 1977. Invitado al Club Bilderberg en 1980, también ha tenido relaciones con el aznarismo. Camuñas es patrono de la Fundación Valores y Sociedad, una organización presidida por Jaime Mayor Oreja y de la que María San Gil también es patrona. Mayor Oreja y San Gil fueron presidentes del PP vasco y muy cercanos políticamente al expresidente José María Aznar.

Los patronos contra ETA

La Fundación Valores y Sociedad organiza multitud de actos junto a la Fundación Villacisneros; ambas entidades están muy vinculadas a la lucha contra ETA. María San Gil también es patrona de la Villacisneros, además de vicepresidenta. Entre estas fundaciones todo queda en casa. Jaime Mayor Oreja y Esperanza Aguirre, otra gran defensora de Aznar y amiga personal de San Gil, también forman parte del patronato de la Villacisneros, igual que Ana Velasco Vidal-Abarca, fundadora de Vox, quien, además, es directora de comunicación de la Fundación.

Velasco es una vieja conocida de los medios. Es colaboradora de Libertad Digital, un medio en internet que tiene a Federico Jiménez Losantos como uno de sus accionistas de referencia y al que, según Bárcenas, el PP había inyectado más de 400.000 euros directos de la Caja B. La hija de Ana María Vidal-Abarca, fundadora y antigua presidenta de la AVT, también publica artículos en el blog de la fundación de Mayor Oreja.

La relación de Vox con el activismo de las víctimas de ETA está más que clara. Cuando en octubre de 2013 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) tumbó la Doctrina Parot, lo que implicó la excarcelación de diversos miembros de la banda terrorista, Abascal, por aquel entonces aún en el PP, fue de los que entendió que su partido no había hecho lo suficiente para evitar cumplir esa sentencia.

El propio Abascal en la carta en la que anunció el abandono de la militancia del PP, un mes después de la sentencia del TEDH, reconoció que eso había sido “la gota que colmaba el vaso”, aunque sus críticas fueron más allá y acusó a Rajoy de no actuar contra “la corrupción que había afectado al PP”. Abascal se sumaba así al carro de la regeneración, una clara reivindicación de la sociedad después del éxito del 15M dos años antes, y la convertía en uno de los motores de las propuestas de Vox para los primeros comicios a los que se iban a presentar, las elecciones europeas de mayo de 2014.

La primera contienda electoral

Esa pretendida renovación política puede sorprender y no solo por los años que llevaba Abascal en política, sino también por el cabeza de lista elegido: Alejo Vidal-Quadras. Ya desde la fundación de Vox se especulaba con la incorporación del popular, que era crítico con la deriva del partido a cargo de Mariano Rajoy. Vidal-Quadras se acabó sumando al proyecto dos semanas después de su presentación en sociedad.

“Fue una estrategia de comunicación que Alejo se sumase más tarde. Teníamos la intención de añadir resonancia a la fundación del partido, pero estaba entre los precursores desde el inicio; es más, era el líder indiscutible”, aclara González Quirós.

Vidal-Quadras fue presidente del Partido Popular en Cataluña, puesto al que llegó después de haber sido nombrado líder de una gestora elegida directamente por Aznar. Además de diputado autonómico, senador y concejal en el Ayuntamiento de Barcelona, también fue eurodiputado entre 1999 y 2014, incluso ostentó el cargo de vicepresidente del Europarlamento durante sus últimos diez años en la cámara.

Vox obtuvo 246.833 votos en las europeas de 2014, pero esos sufragios no fueron suficientes. El nuevo partido se quedó a menos de 2.000 papeletas de quitarle a Ciudadanos su segundo y último eurodiputado y conseguir que Vidal-Quadras volviera al Parlamento Europeo después de quince años de actividad ininterrumpida en la cámara.

Más de cuatro años después parece que Vox vuelve con fuerzas renovadas y lo hace con un liderazgo indiscutible, que recae en la figura de Santiago Abascal, y con la vista puesta, de nuevo, en las próximas europeas, que se celebrarán en mayo de 2019. Eso sí, previo paso por las andaluzas del 2 de diciembre, para las que incluso el CIS les pronostica un diputado (por la provincia de Almería).

La lista para el Parlamento Europeo, salvo sorpresa de última hora, en 2019 no volverá a estar encabezada por Vidal-Quadras. El exeurodiputado abandonó el partido en 2015, junto al primer presidente de Vox, el propio González Quirós, preocupados por la dispersión del voto de la derecha ante “el auge de la propuesta populista de Podemos”, según contaron ellos mismos.

Lo que no mencionaron en su carta de renuncia fue que las discusiones internas en el partido eran muy fuertes. Seguí, que había dejado Vox meses antes,  acusó a González Quirós de lucrarse gracias al partido. Muchos otros, como Camuñas, también abandonaron la formación y hoy ya solo quedan tres de los diez fundadores: el propio Abascal, Ortega Lara e Iván Espinosa de los Monteros –hijo de Carlos Espinosa de los Monteros y Alto Comisionado por la Marca España nombrado Rajoy.

Esperanza Aguirre entrega a Carlos Espinosa de los Monteros el premio ‘Español ejemplar’ de la Fundación DENAES en 2012. 

Esperanza Aguirre entrega a Carlos Espinosa de los Monteros el premio ‘Español ejemplar’ de la Fundación DENAES en 2012. 

El partido creado a la derecha del PP se ha ido radicalizando en todos estos años. A la defensa de las víctimas de ETA y la lucha contra el independentismo catalán han sumado un discurso xenófobo similar al del Frente Nacional de Marine Le Pen. González Quirós, uno de los fundadores, define ahora al partido como “radical, identitario, xenófobo y antiinmigrantes”. “El Vox de ahora no tiene nada que ver con el partido que creamos; está más cerca de la ultraderecha que de una derecha liberal, la ideología con que se fundó”, remarca.

A pesar de ello, las relaciones y los piropos con el PP no han cesado. Ya decía Aznar en un mitin del PP en 2015: “Si alguna vez me tiene que renovar alguien, que me renueve Pablo Casado, que es un tío fantástico”. Lo que no se sabe es si es el expresidente prefiere a un “tío fantástico” o a “un chico lleno de cualidades”, como definía a Santiago Abascal hace tan solo unas semanas en El programa de Ana Rosa.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Raquel

    Bra-vo.

    Hace 2 años 4 meses

  2. winni de pu

    Si está relacionado con el aznarismo ya tiene algo positivo.

    Hace 2 años 4 meses

  3. jose

    Cosas del capitalismo, en el que la competencia es el valor más preciado. Tanto se ha extendido que parece que Monedero ha dicho: "yo más" y se ha puesto a hacerle la competencia a Alba Rico, a ver cuál de los dos hace más verborrevolciones fuera de España. Donde no hay competencia es en los bustos del Congreso: Fraga puede estar, Negrín no. Y que Azaña se ande con cuidado: Transcribo: “Tiene su miga”, comenta Isabelo Herreros indignado, “que los retratos de tres presidentes de las Cortes de la dictadura permanezcan en el edificio histórico del Parlamento mientras se envía a Azaña a una sede moderna de ampliación. Es una gota que colma el vaso de nuestra paciencia, porque luego la derecha nos acusa de estar obsesionados con la memoria histórica”.

    Hace 2 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí