1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

María Victoria Zunzunegui / Presidenta del comité científico de Finsalud

“Hay una cronicidad de los problemas asociados al fraude bancario tanto en la salud física como en la mental”

José Luis Marín Madrid , 23/01/2019

<p>María Victoria Zunzunegui.</p>

María Victoria Zunzunegui.

J. L. M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

María Victoria Zunzunegui (1951, Bogotá, Colombia) es doctora en medicina aunque no posee una licenciatura en este campo. Una de las pocas personas en España, asegura, en esta situación. Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid, master en Bioestadística y doctora en Epidemiología por la Universidad de Berkeley (California), consiguió convalidar su doctorado gracias a la labor que desarrolló durante años en escuelas de salud pública investigando los factores sociales que afectan a las enfermedades.

De reciente retiro, profesora honoraria de la Escuela de Salud Pública de Montreal –donde dio clase desde 1999– y de la Escuela Nacional de Sanidad, en 2014 puso en marcha junto a varios profesionales de distintos campos la fundación Finsalud, una organización centrada en estudiar los efectos del fraude bancario sobre la salud. Entre los promotores de la plataforma también está su hermano, Fernando Zunzunegui, abogado especiazado en regulación financiera y fundador de un despacho centrado en este tipo de casos.

Tras la publicación de un primer estudio piloto en marzo de 2017, la fundación presentó a mediados de septiembre dos nuevos estudios en el Congreso Anual de la Sociedad Española de Epidemiologia celebrado en Lisboa. Uno, con datos de la encuesta de Salud de Madrid de 2017, donde pudieron incluir preguntas sobre la prevalencia del fraude. La segunda, con una serie de entrevistas cualitativas en convenio con PAH-Madrid centradas en los efectos de estas estafas en la calidad de vida de los afectados.

Zunzunegui, de pelo rizado castaño y carácter afable, explica en la librería La lumbre de Madrid los aspectos que han llevado a la fundación a considerar que el fraude bancario es un problema de salud pública. Insiste constantemente con tres aspectos: es un problema muy frecuente, tiene impacto en la salud física y mental y su efectos sobre el bienestar son proporcionales al impacto económico.

Habéis estudiado y concluido que los fraudes bancarios son un problema de salud pública. 

Sí, es algo que nosotros planteamos a la hora de iniciar las investigaciones y ahora podemos confirmar y decir que los son. En primer lugar, porque es algo muy frecuente, ya que por ejemplo afecta al 11% de la población adulta madrileña. Es decir, uno de cada diez adultos de la capital ha informado haber sufrido fraudes bancarios desde el año 2006. También porque las personas que han sufrido fraude tienen peor salud física, peor salud mental y peor calidad de vida que las que no lo han sufrido. En tercer lugar, porque existe un efecto de respuesta: cuanto mayor es el impacto económico, mayor es el daño en salud de las personas que contrataron estos productos.  

El Banco de España, que por cierto se ha caracterizado por una permisividad y por una falta de supervisión sobre el fraude durante todos estos años, hizo una encuesta hace unos meses sobre educación financiera a partir de trabajos de la OCDE. Este año, en junio, presentó los resultados y señalaba que el 19% de los españoles entrevistados había reconocido una desavenencia grave con su banco en el último año. Esto no es directamente equivalente a fraude, pero confirma que hay un problema que afecta a una proporción muy importante de la población.

Si se trata de un problema de salud pública, hay implicaciones que van más allá de la propia medicina o la investigación. Desde la gestión del Sistema Nacional de Salud a las propias decisiones políticas. ¿Cómo se debe afrontar?

La primera prioridad pasa por atender a las personas que han sufrido fraude y que tienen problemas de salud mental. El Sistema Nacional de Salud cubre la psiquiatría, pero está muy limitado en apoyo psicológico. En Finsalud, por ejemplo, hemos firmado un convenio con la facultad de psicología de la UNED para que las personas que nos preguntan o piden ayudan tengan una referencia. También estamos haciendo esfuerzos por publicar nuestros resultados en la prensas científica. Es necesario que se hagan mayores y mejores estudios longitudinales, que se incluya la vigilancia de los fraudes bancarios en los programas epidemiológicos y que se haga un seguimiento como el que se puede hacer con el tabaquismo. ¿Por qué? Pues porque los fraudes bancarios no han terminado.  Empezaron a producirse antes de la crisis y han terminad por afectar a millones de españoles. Es importante esta cuestión: hay que decir millones. Las preferentes las compraron cerca de tres millones de personas. No todas sufrieron fraude, pero una proporción indeterminada sí. Solo lo del Banco Popular el año pasado hizo que 200.000 personas perdieran sus ahorros. Suma a esto las hipotecas abusivas, que han terminado muchas de ellas en ejecuciones con desahucio, y también las cláusulas suelo. Además de todo lo que está saliendo a través de la Comunidad Europea, que ha advertido que siguen ocurriendo fraudes bancarios en las firmas de hipotecas. 

Y, ¿por qué usamos la palabra fraude? Si buscas la palabra en la RAE pone que es una conducta contraria a la verdad que perjudica a la persona contra la que se comente. Esto es lo que ha sido: una conducta dirigida a engañar sabiendo que podía causar daños.  

¿Es un problema que también trasciende hacía factores socioeconómicos y del Estado de bienestar? 

Cuando hablamos de bienestar nos referimos al bienestar económico y social de la persona y su familia. Hay jóvenes que, por ejemplo, se han visto atrapados en una hipoteca multidivisa y su vida ha cambiado drásticamente. Después de una década, esta gente debe más dinero que cuando contrató la hipoteca. Firmas en 2008 un crédito de 200.000 euros y en 2017 debes 240.000 euros. Esto son proyectos vitales atrapados. Por otro lado, la gente mayor que compró preferentes se dejó los ahorros de toda la vida. Pensaron que iban a tener una vejez cómoda y ahora se encuentran con la pensión de 700 euros. Para ellos se acabaron sus proyectos también. Todas estas personas han sido afectadas desde el punto de vista social y económico. ¿Cómo influye esto en su salud y en su bienestar? Pues de una forma drástica, principalmente por un concepto que se llama anomía, que básicamente consiste en la perdida de vínculos con la sociedad. Estas personas pierden la confianza en las instituciones, como el Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores: la confianza en su banco, en la sucursal donde han ido toda la vida; la confianza en la sociedad, en los medios de comunicación… Y muchas veces, hasta en su propia familia. Porque estos problemas han llevado a un conflicto familiar importante.

De hecho, en las entrevistas cualitativas que realizamos para los estudios muchas personas no quisieron participar porque nos dijeron que no se fiaban de nosotros. Igual que nos dicen que no confían en instituciones tampoco confían en los investigadores. Nos han llegado a comentar que no participaban porque creían que esto no servía para nada. Lo que en realidad puede ser un signo más de anomía. Esto es algo grave en una sociedad y que puede entender todo el mundo. Incluso los bancos se dan cuenta de que tienen que lavar la cara, porque si no se vienen abajo. Pero están todavía con las mismas conductas deshonestas.

¿Es exclusión social? 

Bueno, yo lo diferenciaría. Es verdad que algunos de los afectados, debido al fraude, han quedado excluidos porque solo viven para tapar las consecuencias de la estafa. Muchas veces no pierden el trabajo, pero trabajan solo para pagarla. ¿Exclusión hasta que punto? No es gente que se caracteriza por vivir al margen de la sociedad, sino por haber perdido la confianza en todas las instituciones sociales. Por eso ha habido tantos suicidios, porque la anomía es el paso previo a situaciones como esa. En nuestras entrevistas para el estudio hay un comentario que está presente en muchas ocasiones: “Ustedes me están entrevistando a mí, pero no van a poder entrevistas a los que han muerto”. ¿Quiénes? Pues los que se han suicidado o los que estaban enfermos y esto les ha dado el golpe final. Es muy grave. 

¿Cómo afecta este fenómeno a la desigualdad?

Es complicado, porque si bien globalmente no hemos apreciado desigualdades latentes, en subgrupos si se pueden ver distintas tendencias por tipo de producto. Los fraudes que se dirigen a la inversión y el ahorro han afectado a la gente mayor, un grupo vulnerable a este tipo de situaciones. Por el otro lado están los jóvenes, a los que se hizo mucho daño a través de las hipotecas. En cuanto a género no hemos visto grandes diferencias, y por nivel de estudios hay un efecto inverso: la gente que no tiene la primaria suele tener menos riesgo, pero básicamente porque tiene menos dinero. Quien sí tiene mayor riesgo de fraude bancario son los inmigrantes, algo que hemos observado en la encuesta de salud de Madrid.

Esto es desigualdad de partida o acceso. Pero, ¿y la que puede provocar?

Hay un pequeño grupo, la gente con mayores recursos, que nos ha dicho en la encuesta: “Sí, perdí los ahorros, pero es algo que no ha tenido un impacto fuerte en mi economía familiar”. Es decir, el fraude no les ha llegado a afectar económicamente bien porque tenían varias inversiones, bien porque tenían otros recursos. Esas personas tienen incluso mejor salud física y mental que los que no tuvieron fraude. Es una cosa llamativa. No hemos podido saber exactamente porqué. Son detalles que lo que llevan a pensar que existe un efecto inverso, por lo que hay que seguir estudiando a estas personas.

¿Realmente se ha tomado alguna decisión política de calado en este sentido?

No, realmente no. Con este problema, lo primero es conocer, como hemos hecho nosotros, que los fraudes bancarios tienen un impacto en la salud de la población. Después, los trabajadores de la salud deben investigar por qué es así. Pero políticamente hay que prevenir los fraudes bancarios. Esto pasa por exigir que instituciones como el Banco de España o la CNMV persigan estos comportamientos. Y no lo han hecho. Ellos tienen la lista de todas las transacciones financieras, y pueden acceder a la lista de afectados. Podrían intentar saber cómo están ahora, cuál es su estado y ayudarles a establecer reclamaciones, a conseguir compensaciones y a revisar su estado de salud. Pero no han hecho nada. Es un pecado por omisión. No han cumplido su misión, que es la supervisión.

De verdad, no es tan difícil. Pero solo se han puesto trabas. Y cuando se ha hecho algo ha sido porque la UE lo ha exigido. Yo esto lo comento como ciudadana, no sé de cuestiones legales. Pero no puede ser que tengamos un Banco de España que ante esta catástrofe no haya hecho nada. Aquí hubo fraude antes de la crisis con la venta de productos tóxicos, durante la crisis con la movilización del ahorro a través de la venta de preferentes y otros productos, y después de la crisis cuando han mantenido leyes injustas, como la Ley Hipotecaría y la omisión de cuestiones como la dación en pago. Perder la casa y quedarse con la deuda es un escándalo de un tamaño tan grande… Yo como ciudadana pienso: ¿qué es lo que pasa? Nos están tomando el pelo, todo el tiempo. Y eso no se ha acabado. 

¿Qué hay de la estratificación del problema y de los efectos en el largo plazo? ¿Puede llegara a ser irreversible?

Los efectos en el largo plazo no los conocemos. Hasta ahora, hemos hecho una fotografía sobre la situación actual. Sabemos que estas personas están mal, pero no si dentro de cinco años estarán peor o si hace cinco años estaban en malas condiciones. Lo que sabemos es que, como media, hace un lustro que sufrieron el fraude y ahora están en una mala situación. Si pensamos en cómo evolucionará... Bueno, si hacemos un paralelismo con otros tipos de estrés crónico, es posible que sea cada vez peor. Sabemos, por ejemplo, que la pobreza, el desempleo o la violencia provocan estrés crónico, además de ser una limitación de recursos materiales. Todo esto está demostrado que produce efectos biológicos y que lleva a trastornos graves que se manifiestan como enfermedades. Esa sería la analogía por la que podemos pensar que los fraudes actúan igual. 

¿Cómo ha sido el recibimiento de vuestra investigación y propuestas por los partidos políticos? 

No quiero ser negativa... En la fundación somos pocos y tenemos recursos limitados. Pero en la primavera de 2017 hicimos una rueda de prensa en el Circulo de Bellas Artes de Madrid que fue masiva y a la que acudieron muchos afectados. Sin embargo, invitamos a todos los partidos políticos, enviamos correos a los representantes del Congreso… Y no vino absolutamente nadie, de ningún partido. Hemos salido de vez en cuando en prensa, y solo nos llamaron preguntando qué estábamos haciendo Josep Maria Vendrell y Marta Sibina, diputados de Podemos que me invitaron a una entrevista que tuvo lugar en el Congreso. No te puedo decir otra cosa. Realmente, cuando salió Bankia a la bolsa y se empezaron a descubrir fraudes en 2013, hubo mucha cobertura sobre temas como las preferentes, pero ahora parece un tema amortizado. Hemos hecho público el problema, lo hemos llevado a distintos foros… Pero la contestación es muy pequeña y no tenemos contacto con ningún grupo político. 

¿Y con las entidades bancarias y financieras?

Bueno, hemos presentado algún proyecto de investigación a fundaciones, como la de Bankia… Y tampoco. De hecho, presentamos la iniciativa de Finsalud a los Premios de la Asociación Española de Fundaciones (AEF), ya que creíamos que cumplíamos todas las características y poseía una función pública. Finalmente, el de nuestra categoría lo ganó Amancio Ortega… En cualquier caso, es posible que podríamos haber hecho más cosas y enfocarnos más hacía fuera. Pero nuestro objetivo hasta ahora ha sido producir investigación científica solida, un cuerpo de bibliografía para que otros puedan seguir.

Hay temas que trascurren paralelamente al del fraude. Algunos no llegan a esta categoría, pero pertenecen a la esfera de un sistema bancario abusivo, como los desahucios… 

En la mesa que presentamos en Lisboa había cinco comunicaciones nuestras y una sexta, presentada por Hugo Vázquez, que venía desde Barcelona, que estaba centrada en la desigualdad residencial y su efecto en la salud. Muchas personas también han sufrido por alquileres abusivos, por hipotecas que no han podido pagar y que el banco no ha querido resolver. Es absurdo pensar que la gente no quiere pagar las hipotecas. Ellos quieren conservar su vivienda, que es lo más importante. Pero en la mayoría de las ocasiones los bancos no han querido dar las condiciones para que eso ocurra, generando una inseguridad terrible.

¿Qué ha ocurrido en otras partes de Europa o del mundo con este tema? ¿Habéis podido hacer un estudio comparado? 

Solo hemos encontrado un estudio previo sobre los efectos del fraude bancario en la salud, que se hizo en Estados Unidos en 1990. Fue un fraude piramidal, parecido al de las preferentes. Son los resultados de una investigación que encargó Oregón a la Universidad del Estado. Ese artículo demuestra las mismas cosas que nosotros encontramos en nuestro primer estudio. Se hizo también sobre voluntarios que habían sufrido el fraude y que terminaron mostrando peor salud física y mental.

En el caso de Europa, el problema es que no hay ni el más mínimo punto de comparación. De hecho, intentamos hacer un estudio europeo. Incluso hicimos una propuesta de investigación para que se financiara desde Canadá, conseguimos colaboradores europeos… Pero al final no pudimos llevarlo a cabo porque las condiciones de los otros países no eran como las nuestras. En todos los países –Portugal, Bélgica, Inglaterra o Italia– los gobiernos, en mayor o menor medida, han recompensado a las personas que perdieron los ahorros y han sancionado a los bancos. El último caso fue Portugal. Tenían un litigio con una suerte de fraude parecido a las preferentes, y el actual Gobierno compensó a 30.000 víctimas. Atención a la cifra: los números están muy lejos de parecerse a los de aquí. Es decir, los gobiernos europeos actuaron y admitieron su responsabilidad, su fallo de supervisión. Aquí eso no ha ocurrido. Por esto no pudimos encontrar socios para hacer el estudio. Cada vez que hablamos con una persona interesada, finalmente nos dijo: “Eso a nosotros no nos pasa”. La experiencia de España es única, un fraude masivo que han cometido los bancos contra la población por inacción de las instituciones y con una falta de imputabilidad total. Aquí nadie ha perdido perdón. Yo digo que ha habido cero rendición de cuentas. Quizá exagero.

María Victoria Zunzunegui (1951, Bogotá, Colombia) es doctora en medicina aunque no posee una licenciatura en este campo. Una de las pocas personas en España, asegura, en esta situación. Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid, master en Bioestadística y doctora en Epidemiología...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. c

    Sacar todo en cuanto llegue la nomina salvo domiciliaciones para que no puedan hacer intereses cn nº dinero . AHORRO si se gasta el dinero no de devalua pero para que no se devalue si podemos abrir una mera lamina a plazo fijo a un año mejor en un banco de tipo banca etica como Triodos Y nada de aceptar los seguros que nos ofrezcan y si acaso amenazarles con sacar el dinero y llevarlo a otro banco para que nos den mas intereses ¿ Pero como han hecho para que se devalue el dinero y la gente tenga que ahorrar y ellos manejarlo ? CUENTAS INACTIVAS https://www.eldiario.es/consumoclaro/por_derecho/comisiones-mantenimiento-cuentas-inactivas_0_856014870.html ESTADO Y BANCA La banca deberia pagar el rescate con los pisos que esta vendiendo a las mafias del alquiler ( el PP$:e no les pide ni regula precios de alquiler) dirigidas en ejpaña por el hijo de quien creo la crisis para que la banca se llecase rescate pisos y creditos : aznar . Asi ha regateado la banca el dinero que debe al estado https://www.elboletin.com/noticia/167569/ En cuanto les ponen un impuesto nuevo lloriquean pero no han evuelto lo d elas clausulas suelo ni el rescate pero se han dao prisa para vender los pisos cn los que podian pagar mientras el pp no reguló los precios de alquielres + Transacciones Financieras y la Tasa Tecnológica a google etc etc dos impuestos justos y necesarios para garantizar el Estado del Bienestar http://diario16.com/espana-deja-recaudar-80-500-millones-euros-impuestos/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=http%3A%2F%2Fdiario16.com%2Fespana-deja-recaudar-80-500-millones-euros-impuestos%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 +En España no pagan impuestos ni al nivel d ela UE Los dos bancos más solventes de Europa son públicos : https://www.elboletin.com/noticia/169415 CORRUPPCION Y BANCA https://www.eldiario.es/alternativaseconomicas/Gobiernos-cedido-presion-bancos_6_839976011.html + https://www.publico.es/politica/impuesto-hipotecas-abogacia-defendio-bancos-sentencia-hipotecas.html + los bancos desde el rescate han ganado mas que lo que deben al estado : https://www.publico.es/economia/resultados-gran-banca-gana-nueve-meses-20-veces-le-costaria-empezar-pagar-impuesto-hipotecas.html Y el sociolisto del pa$:e ns kiere vender la moto que gravar a la banca es compensacion cuando es justicia + http://diario16.com/los-abusos-la-banca-espana-posibles-no-cumplimiento-directivas-europeas/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=http%3A%2F%2Fdiario16.com%2Flos-abusos-la-banca-espana-posibles-no-cumplimiento-directivas-europeas%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 + La reforma bancaria europea contra el lavado de dinero se enreda en los despachos https://www.elboletin.com/noticia/169682/ + banco del oPPus dei catoloco : https://www.publico.es/economia/audiencias-certifican-engano-banco-popular-ahorradores.html + .FONDOS DE INVERSION Indefension para titulares ( mas corruPPcion ) : http://ctxt.es/es/20180808/Politica/21134/Beatriz-Fernandez-Olit-economistas-sin-fronteras-exclusion-desigualdad.htm HIPOTECAS https://www.publico.es/economia/impuesto-hipotecas-gana-banca-hipotecados-pagan-intereses-ahorran-ajd.html + https://www.inmodiario.com/149/26316/asefib-exige-cambios-normativos-obliguen-bancos-informar-todos-clientes-hipoteca-sido-titulizada.html + https://www.eldiario.es/consumoclaro/ahorrar_mejor/Nueva-sentencia-hipotecas-impuestos-comprador_0_826268145.html + https://www.publico.es/economia/reclamar-hipotecas-sentencia-supremo.html CLAUSULAS SUELO : Las CCAA encargadas por ley de vigilar y presionar a la banca para que cumpla la ley, no hacen nada : PP ,Psoe , Pnv CC , Geroa Bai en Navarra ( apendice del Pnv ) . Se explica muy bienen un video de la eficaz organización de consumidores Facua en youtube. https://www.eldiario.es/norte/cantabria/sociedad/Cantabria-WiZink-Deuda-Revolving-Credito_0_835716684.html El mecanismo extrajudicial para resolver el conflicto de las cláusulas suelo creado por el Gobierno en enero del pasado año recibió un total de 1,13 millones de reclamaciones hasta el cierre del mes de marzo de 2018. Pero la banca rechaza más de la mitad de las reclamaciones por cláusulas suelo : http://www.publico.es/economia/banca-rechaza-mas-mitad-reclamaciones-clausulas-suelo.html+ https://www.eldiario.es/tribunaabierta/juzgados-clausulas-suelo-solucion_6_838926128.html IRPH https://blogs.publico.es/econonuestra/2019/01/19/la-estafa-perfecta-de-4-000-millones/ + http://diario16.com/irph-te-supone-dia-5-ya-sea-fin-mes/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=http%3A%2F%2Fdiario16.com%2Firph-te-supone-dia-5-ya-sea-fin-mes%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 + http://diario16.com/abogados-afectados-del-irph-aconsejan-no-firmar-pactos-los-bancos/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=http%3A%2F%2Fdiario16.com%2Fabogados-afectados-del-irph-aconsejan-no-firmar-pactos-los-bancos%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 +https://diario16.com/irph-vulnera-derechos-fundamentales-la-ciudadania/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=https%3A%2F%2Fdiario16.com%2Firph-vulnera-derechos-fundamentales-la-ciudadania%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 BANCA Y CRISIS https://www.eldiario.es/zonacritica/siento-volvere-hacer_6_820727929.html ¿¡ Cuando la sentencia ha beneficiado a la banca nunca se ha revisado !? Les dan rescate cuando ellos han creado la crisi y son empresas privadas no han devuelto es rescate " pqe no tenian " pero han aumentado beneficios han vendido los pisos con ls que podian pagarlo al hijo de aznar que fue quien creo la crisis las clausulas suelo tampoco ni las preferentes y ni ls gobiernos regionales que son quienes deben presionar a la banca lo hacen suben comisiones especulan con nº dinero sin dar dividendos y nos cobran por mantener cartilla-tarjetas-etc incluso Y los tribunales – politicos siempre al final estan de su favor BANCO SANTANDER Da dinero a faes-fascistas y está implicado en la irregular compra del B Popular https://www.elboletin.com/noticia/170704/ + www.diario16 = La UE oculta datos. El feminismo d ela Botin : http://diario16.com/feminista-santander-banco-mas-hipotecas-deniega-mujeres-eeuu/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=http%3A%2F%2Fdiario16.com%2Ffeminista-santander-banco-mas-hipotecas-deniega-mujeres-eeuu%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 https://diario16.com/pymes-autonomos-huyen-del-santander-financiarse/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=https%3A%2F%2Fdiario16.com%2Fpymes-autonomos-huyen-del-santander-financiarse%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 PREFERENTES Vendieron un timo a ls jubilados,,,algunos no sabian ni leer. https://www.publico.es/sociedad/piden-siete-anos-carcel-director-banco-apropiarse-321000-euros-pareja-jubilados-analfabetos.html SICAV Sociedades de "ahorro"=esPPeculacion, accesibles solo para ricos . Podemos lleva hoy ante Hacienda su plan fiscal para gravar más a las rentas altas, sus negociadores plantearán al Gobierno acabar con “privilegios fiscales” como las sicav https://www.publico.es/economia/ricos-retiraron-650-millones-sicav-coincidiendo-salida-pp-gobierno.html https://www.publico.es/economia/duenos-sicav-invertidos-21000-millones-extranjero.html + https://www.publico.es/economia/tres-euros-sicav-ricos-acaban.html https://www.publico.es/economia/ocho-mayores-fortunas-espanolas-atesoran-5000-millones-sicav.html https://www.publico.es/economia/ricos-cierran-300-sicav-miedo-perder-privilegios.html TASADORES Cuando vamos a pedir hipoteca aumentan la tasacion y cuano es para vender o hipoteca inversa a la baja la hacen. Admas qe cobtran un riñon y medio

    Hace 2 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí