1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EDITORIAL

Necesitamos más traidores a la patria

8/02/2019

<p>José Antonio Primo de Rivera, al frente de una manifestación contra 'los separatistas catalanes', en la Puerta del Sol (Madrid), el 7 de octubre de 1934. El líder de Falange camina detrás del abanderado.</p>

José Antonio Primo de Rivera, al frente de una manifestación contra 'los separatistas catalanes', en la Puerta del Sol (Madrid), el 7 de octubre de 1934. El líder de Falange camina detrás del abanderado.

ORTIZ / Archivo de ABC

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Hola! El proceso al Procès arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de fiesta? Pincha ahí: agora.ctxt.es/donaciones

El Gobierno ha abandonado la propuesta de adoptar un relator en la mesa de partidos catalanes, y todo indica, además, que ha roto las negociaciones con PDeCAT y ERC tanto para los Presupuestos como para encontrar una solución al conflicto catalán. Cabe señalar que, en efecto, es difícil negociar con el procesismo. Cualquier cosa. Fue difícil, imposible, en 2017, que finalmente aceptara lo que pactó con la mediación del lehendakari Urkullu. El carácter diletante de la clase política catalana –nueva, formada rápidamente, y en un contexto en el que el contacto con el Gobierno central hacía años que no se producía– dificulta mucho las cosas. Igual que el carácter variable de sus exigencias.

Puigdemont, por ejemplo, mientras amenazaba con una independencia, que finalmente –es preciso recordarlo– no se promulgó el 27-O, declaraba que aceptaría la vuelta al Estatut de 2007. Pero, por encima de todo, dificulta cualquier salida el hecho de que encontrar una solución puede ser algo no necesariamente deseado por unos partidos (de aquí y de allá) que han aprendido a rentabilizar electoralmente el desencuentro y el conflicto, hasta convertirlos en una suerte de identidad. Con todo, es necesario exigir a este Gobierno lo que no hizo el de Rajoy: que dialogue, que busque soluciones y mecanismos para viabilizarlas, y que no someta la política al código penal. Y no sólo eso: es necesario exigirle que no sea cobarde y no sucumba a los marcos y las reglas que imponen las tres derechas españolas, cada día más bannonizadas y joseantonianas.  

Y es muy posible que eso sea exactamente lo que ha pasado. Un relator en una mesa de partidos catalanes es lo que quedaba de la propuesta inicial, por parte del procesismo, de un observador internacional en una reunión bilateral Govern-Gobierno. Era, pues, un acuerdo, una rebaja categórica, el fruto –sumamente anecdótico– de un diálogo. Carecía de importancia, salvo la de ser uno de los pocos acuerdos alcanzados entre el Govern y el Gobierno desde 2014, cuando se produjo el acuerdo, secreto, de no penalizar la consulta del 9N. El escaso diálogo anterior, desde 2012, y la ausencia de diálogo alguno posterior, han llevado al Estado a su crisis más absoluta en décadas, simbolizada en el próximo juicio al Procés, que explica a dónde lleva la ausencia de diálogo. Lleva a situaciones absurdas, a sociedades crispadas, a conflictos radicalizados, al auge de los esencialismos y, por su aplazamiento, a la erosión misma de la democracia. El acuerdo nimio de reunirse, y de que en esas reuniones hubiera un relator era, por tanto, mucho. Este dato debía primar sobre su informalidad. Por otra parte, desde 2011, cuando se inició por todo lo alto esta crisis política, han proliferado los apaños informales que han ido paliando un Estado encallado, afuncional y contradictorio, de manera opaca. ¿Por qué no aplicar la informalidad, y más cuándo crea levedades como un relator, para la solución de conflictos, y no para su ocultación?

La renuncia al relator y, más aún, la renuncia a toda negociación, ilustra, no obstante, fenómenos más inquietantes. El Gobierno no ha aguantado ni 48 horas las presiones de los tres partidos de la derecha. Es decir, no ha aguantado la vertebración de una postverdad en los medios, que han reproducido una falsedad: que el Gobierno admitía observadores internacionales en una mesa bilateral. En vez de crear un marco propio, en vez de dibujar una propuesta nítida, que defienda el diálogo, sus ventajas, la solución de conflictos e, incluso, la inteligencia por encima de la barbarie organizada, ha tirado la toalla. En la Crisis del Relator, han ganado las tres derechas, de manera absoluta. Es decir, ha ganado algo nuevo y que apenas ha empezado a formularse.

Posiblemente esa es la novedad que pueden aportar estas tres derechas. Desde los años 90, el PP, detrás de construcciones lingüísticas electrizantes, ha escondido su ultranacionalismo y todo ese mundo de negocios a la sombra del Estado que se engloba bajo la palabra neocon. Ha convertido la política en un escenario sentimental y crispado, tras el cual ocurren las cosas importantes y no explícitas. En esta crisis apenas iniciada ha dado un giro cualitativo, cargado de futuro y cotidianidad. Ha unido los conceptos nación, democracia y ley. Ha optado, a través de Vox, ese instrumento del viejo PP de Aguirre y Aznar, por nuevas formas postdemocráticas, de populismo conservador, que vienen de Estados Unidos, y que se están plasmando en Europa a través de nuevos partidos nacionalistas, que reducen la democracia al voto, otorgan todo el poder –incluso el de interpretar la ley– al representante, circunscriben la política y la democracia a la identidad nacional, y expulsan de la política, de lo posible, a quienes se ubican antes fuera de esa identidad nacional. Recurren, por otra parte, a la informalidad de una democracia movilizada en la calle, como pretenden hacer en la manifestación del 10 de febrero, en la que, dato importante, se utiliza la mentira para conmover a las masas y provocar una movilización política frente a un problema sentimentalizado.

El discurso del rey

Sí, son parte de los ingredientes y herramientas del Procés. Pero sumamente más peligrosas. Disponen de un Estado. Las tres derechas se reformularon y accedieron a su actual itinerario con el discurso del rey del 3-O de 2017. Y pueden llegar a ocupar, además, el Gobierno Central, sin más programa que la unidad nacional y una identidad españolista sobreactuada, que precisa exhibición y choque antes que diálogo. En un momento de crisis institucional y democrática, en el que la sociedad debe elegir entre la verticalización y el nacionalismo o la extensión de la participación y los derechos, parece que la propuesta más madura y con mayores canales sea la primera. Esta es la muy mala noticia. La otra mala noticia es que el Gobierno les ha dado la razón. Ha demostrado que sus métodos funcionan. Que mandan, que son imparables.

Los representantes de algo más del 40% de la sociedad catalana consideran innegociable su programa identitario y autorreferencial. Los representantes de –ya veremos– algo menos del 40% de la sociedad española pretende lo mismo, pero con mayor efectividad, ambición y posibilidades. ¿Qué puede salir mal? Todo. Hay sobredosis de patriotas. Y es necesario que emerjan más traidores a las patrias. Traidores que desprecien el nacionalismo, la tribu, sus mitos, sus gestos simbólicos. Es necesaria ambición democrática, capacidad de enfrentarse a los patriotas –a todos– con agendas inclusivas, con discursos valientes –más valientes que el de reivindicar la figura del relator–. Discursos reales que reviertan las contrarreformas democráticas de Rajoy, que apuesten, sin cálculos, por la libertad y la participación, y que, por ejemplo, utilicen las posibilidades de ser Gobierno para regular el precio de los alquileres o para defender otra vez la universalidad de la sanidad o la educación con nuevas lógicas, ahora que el Bienestar se apaga en Europa.

O se es radicalmente demócrata o, en efecto, los patriotas vendrán a poner orden y banderas. Y sólo habrá, debajo de ese orden y esas banderas, ese gran desorden que suponen el autoritarismo, la desigualdad, el odio al diferente y la reducción de derechos. Ya se les ha invitado a ello, se diría.

¡Hola! El proceso al Procès arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. c

    acusan d traicion-etc, pero: AznarPP : + extrangers metió RajoyPP : + paro creó 25% PP : + ha robado y empobrecido y protegen corruppcion=no votaron cntra rajoy ad+ financiado por corruptos d Venezuela en Madrid no condenan el franquismo pero todo es eta La derecha pide no-aborto : en Francia permitido y mayor natalidad d UE: dan ayudas-etc aca especulan+no quieren subidas d sueldos+alientan guerra-genero+no qieren concilizacion familiar+etc Vx financiado por Iran Abascal saquea chirings dnde pasa Lo d Cat creado x aliados dl PP pa tapar corruppcion mutua etc abase d echar leña a cada rato y PP tbn cn relatores Por evidncia+analisis tos ls problems ls ha creado la derecha-banderita$ pa retorciendolo sacar redito electoral. maniPPular usurPPar rePPrimir . - drcha= kaPPut, ya solo le queda exagerar y mentir cada doia + pa tapar mentiras etc d visperas 2dias pa convocar manifa dsd se sabe qel PP gano2011 elecc+sede cn dineroBprefieren rePPrimir no dialogar=fachas aun sin ser util como ya visto pa echar leña-fuego=tapar mutua corruPPcion+recortes-CIU-PP desp d montarlo ellos

    Hace 2 años 8 meses

  2. zyxwvut

    Ya estamos con los comentarios que aparecerán cuando el artículo ya no figure en portada. ¿por qué no eliminan la sección de comentarios y dejamos de perder el tiempo?

    Hace 2 años 8 meses

  3. zyxwvut

    Ya se sabe y hay múltiples ejemplos: todas las maniobras, mentiras, doble lenguaje, zancadillas, manipulaciones, etc..., del secesionismo catalán son sólo "dificultades" que hay que "superar". La culpa es siempre de quién no entiende que el monopolio de la "democracia", el "civismo" y el "diálogo" están en manos de los NeoCDC, ERC y la CUP. Que además otorgan patentes de "demócratas" a quienes vivimos en Cataluña según comulguemos o no con el dogma. Claro, se necesitan "traidores" a las patrias, en el nacionalismo catalán más, por el ambiente social asfixiante que han creado. Y que los editorialistas de Ctxt se empeñan en disimular texto tras texto.

    Hace 2 años 8 meses

  4. cayetano

    Contaba en el comentario a la editorial pasada sobre Venezuela, que todo olía a posibles elecciones generales anticipadas y la posición del PSOE pretendía situarse en el main stream político de todas las tensiones que conforman la agenda ya establecida en la opinión pública, y hacerlo transversalmente a izquierdas y derechas. Tras el comentario salía la iniciativa del relator que hacía avanzar el diálogo con los nacionalistas catalanes y al tiempo la probable aprobación de los presupuestos generales. Pero ahora nos encontramos en los medios que el relato de suspensión no lo es por la inclusión o no de relator alguno, sino por la negativa a realización alguna de referendúm sobre la autodeterminación en Cataluña, ni ahora, ni después, en interpretación del marco jurídico constitucional. Es decir, el relato del PSOE se situa en la defensa de la unidad de España que no niega el diálogo, pero que lo condiciona a la no aceptación de referendum sobre autodeterminación alguno. Lo que podría situar al PSOE con un relato que rompiera otros corrientes principales de opinión, situando al PSOE como fuerza de diálogo, pegamento y puente de España con la Cataluña nacionalista, pese a los nacionalismos irredentos sean de Cataluña o España. Es decir, el PSOE pretendería hacer suya la máxima del diálogo frente a la confrontación de ambos nacionalismos, en sintonía con el espíritu del presente editorial. Es decir, se situaría con el mejor de los relatos posibles en materia social, de vertebración del Estado, de avance científico y en infraestructuras o energías, ante el control de la política migratoria sin caer en el supremacismo, y sin caer en el extremismo apoyando el cambio en Venezuela. El PSOE habría construido un buen castillo de defensa discursiva, desde cuyas atalayas dirigir sus dardos a la oposición en unas elecciones. El PSOE ahora mismo y gracias a la impericia de C,s se ha colocado en posición de discutir el centro y la izquierda en España. Lo que probablemente nos llevaría en caso de que no se aprobaran los presupuestos generales, y se diera oxígeno mas tiempo a este gobierno para poder desenredar la vertebración del Estado que abre el nacionalismo catalán. Pues bien, si finalmente el nacionalismo catalán impidiera la aprobación de los presupuestos generales, este es probablemente uno de los mejores momentos para convocar elecciones Generales. Y mejor coger la situación en calentito, de forma que si las agendas lo permitieran deberían convocarse conjuntamente con municipios, autonomías y europeas, atendiendo de esa forma a la urgencia que demanda la triada de la derecha, y asegurando de un plumazo la unidad interna de todo el PSOE. De forma que si no hay presupuestos generales, muy probablemente vayamos a vivir una experiencia novedosa en nuestra democracia en cuanto a concurrencia de elecciones se trata, municipales, autonómicas, generales y europeas. Sin duda la economía de escala de su concurrencia nos ahorraría mucho, y además le facilitaría la competición por el centro, sin olvidar a las otras izquierdas que andan un poco a la gresca. Veremos si se aprueban o no los presupuestos, pero si de apostar a elecciones anticipadas se trata, desde luego al PSOE probablemente le interesaría que coincidieran todas en Mayo, con la triada de derechas calentita, una izquierda a la gresca, con su proyecto social y de modernización para España, como fuerza responsable controlando la migración, como fuerza de diálogo con los nacionalistas catalanes pero defendiendo la Unidad de España, ... . Un cordial saludo.

    Hace 2 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí