1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

¿Qué hay de nuevo, Viejo?

Sobre la reivindicación de Piñeiro por la Nueva Política, cabría preguntarse lo mismo que se preguntaba Bugs Bunny en los dibujos de los Looney Tunes. Y responderse que de nuevo, lo que se dice de nuevo, hay poca cosa

David Rodríguez Rodríguez 3/04/2019

<p>Nacionalismo español.</p>

Nacionalismo español.

La Boca del Logo

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de fiesta? Pincha ahí: agora.ctxt.es/donaciones

Podría decir que me sorprendió leer el artículo de Raimundo Viejo en el que reivindicaba la figura de Ramón Piñeiro. Pero mentiría. No sólo no me sorprendió sino que en O canastro sen tornarratos, (Xerais, 2018), ya puse, negro sobre blanco, la continuidad ideológica existente, en muchos aspectos, entre lo que grosera pero eficazmente podríamos llamar el izquierdismo posmo presente en la Nueva Política y el piñeirismo. 

A ambos les une la creencia en una pretensa superación del Estado-nación, cuestión en la que, además, engarzan con el “Ultraimperialismo” de Kautsky –estadio ideado como superación de la etapa imperialista y un equivalente, avant la lettre, del “Imperio” de Toni Negri.

Si no existe el imperialismo, ¿qué sentido tiene toda politización en clave nacional, ya sea para evitar que España se convierta en un protectorado alemán, ya sea para que Galicia continúe siendo un territorio prescindible en la geopolítica interna del Estado español y en un desierto verde cuya lengua desaparece un poco más con cada viejo que muere y cada bebé que nace?

Si en Piñeiro la superación del Estado-nación pasaba por reducir el antagonismo Galicia-España en aras de una posterior síntesis superior encarnada en la utopía europeísta y en la teorización deudora del heideggeriano y colaborador de la CIA Denis de Rougemont de las “comunidades básicas”, en la izquierda posmo la pretensa superación del Estado-nación vendría articulada a través de un municipalismo abstracto que es incapaz de verse a sí mismo como lo que, consciente o inconscientemente, es en realidad: una pata más del proyecto nacional(ista) español. Ese que, por enésima vez, pretende rematar a destiempo la revolución liberal para deshacerse con recetas homogeneizadoras francesas de los molestos “nacionalistas”.

El europeismo bobalicón propio de sureños acomplejados, como el galleguismo culturalista de Piñeiro, eran en realidad dispositivos despolitizadores. Hoy que el Estado autonómico y la Unión Europea sufren sus propias crisis de legitimidad, percibimos con claridad cómo el europeísmo acrítico dio como fruto un sur subalterno especializado en turismo, ladrillo y altas tasas de paro convenientemente puesto a raya gracias a los grilletes del euro. Y percibimos también cómo el Estado autonómico hace aguas en un tiempo, el de la financiarización de la economía, que en el Estado español toma la forma de hiperconcentración económica, mediática, cultural y política en Madrid. 

Esta madreliñización de España lleva aparejada, primero, la subalternización de la llamada España vacía (auténtico subproducto de la capacidad succionadora de una capital del Estado que esquilma su periferia próxima); segundo, subalternización de todo el perímetro costero, densamente habitado y con vida propia cuando todavía quedaba algo de los polos de desarrollo ideados por el último franquismo; tercero, subalternización de los antiguos centros industriales que habían generado sus propias burguesías nacionales (y explicación, como reacción, del auge actual del independentismo catalán). 

Allá donde la politización de la cuestión nacional fue más fuerte, es también más fuerte la resistencia a ese proyecto radial de España que pretende hacer de Madrid la gran megaurbe que capte inversiones globales.

En el caso de Galicia, donde los intereses objetivos del país pasarían más por un acercamiento a Portugal que por convertirse en la playa atlántica madrileña, la autonomía hegemonizada culturalmente por el piñeirismo y políticamente por el PP contribuyó a lo que Xosé Manuel Beiras (aliado, por cierto, del espacio político de Raimundo Viejo), gusta de llamar “brigada de demolición y etnocidio”.

Lo que quizá choque más del artículo de Raimundo Viejo es la sinceridad a la hora de confesar cuáles son sus referentes. Dice Viejo que Piñeiro ganó la Transición. Nada que objetar. No sólo la ganó sino que, lo mismo que de Carrillo, se puede decir de Piñeiro que él es la Transición. A él se debe en buena medida, efectivamente, que el lobby Realidade Galega se incrustase en la administración autonómica gallega, copando todo cuanto cargo de responsabilidad cultural creó la autonomía para dar una muerte lenta y dulce a la cultura y lengua del país y para cercenar toda la potencialidad emancipadora del galeguismo histórico (no olvidemos que Castelao rompió con Piñeiro precisamente por la discrepancia respecto de la necesidad de la lucha política).

Con certeza, también cabe endosar a Piñeiro que el venerable anciano galeguista que nos presenta Viejo cuando habla de Fernández Albor acabase de presidente de la Xunta (Albor también fue piloto de la Luftwaffe nazi, pero para qué pintar de negro lo que se puede pintar de rosa) y que el exministro franquista Fraga Iribarne pudiese darse una pátina de sano autonomista en tiempos en que ser franquista no cotizaba al alza.

Los servicios del piñeirismo al fraguismo son incalculables pero, a diferencia de Viejo, yo no veo en esto tanto un mérito de Piñeiro como del país. Las élites franquistas devenidas en demócratas necesitaban ese culturalismo galeguista para legitimarse en una Galicia en donde el gallego era la lengua aplastantemente mayoritaria entre la población. Cumplida esa etapa de culturalismo folclórico –lo que yo llamaría, echando mano de la famosa CT, la Cultura de la Autonomía en Galicia (consensualismo fatuo, folclorización, nulo antagonismo)–, los servicios del piñeirismo son cada vez más prescindibles para el PPdG de Feijóo, quién ya disfruta de una Galicia mucho más colonizada que la que se encontró Fraga. 

En suma, sobre la reivindicación de Piñeiro por la Nueva Política, cabría preguntarse lo mismo que se preguntaba Bugs Bunny en los dibujos de los Looney Tunes: “¿Que hay de nuevo, Viejo?”. Y responderse que de nuevo, lo que se dice de nuevo, hay poca cosa. 

La Nueva Política tiene más ideas para España que para las Españas. Por eso gusta de criticar al “Régimen del 78” por las nefastas consecuencias que tuvo para la empancipación de las clases populares del Estado español con una mano, al tiempo que, con la otra, nos lo pretende meter de nuevo en casa en forma de culturalismo regionalista revestido de (pos)modernidad. 

Un paso atrás despolitizador y, sobre todo, subalterno a la España radial articulada alrededor de Madrid como gran megalópolis global. Un proyecto éste, hay que decirlo, frente al que la izquierda de la España estricta no tiene, hoy por hoy, ninguna alternativa seria.

--------------

David Rodríguez Rodríguez es escritor, analista político y activista. Es autor de los ensayos Retomando a palabraO canastro sen tornarratos. Resistencia popular na era do capitalismo sen democraciay mantiene desde 2005 el blog O funanbulista coxo, además de colaborar en medios más o menos radicales. @ofuco

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

David Rodríguez Rodríguez

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Comunitarista frailuno

    El siglo XXI será el siglo de China y de Galicia. Se comenta poco esto...

    Hace 3 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí