1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CRÓNICAS GONZAS

Vamos, Alberto Carlos, sal a bailar

La visita de C’s a Murcia en su tour electoral

Santini Rose Murcia , 17/04/2019

<p>Alberto Carlos Rivera durante el mitin electoral.</p>

Alberto Carlos Rivera durante el mitin electoral.

S. R.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas aportaciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

Yo no sé qué tiene esta bandera, pero es pensar en ella y se me van los males. Todos. La he visto en un balcón del barrio murciano de Santa Eulalia, de camino a la plaza de Europa, y, joder, ha sido como colocarme en un túnel de lavado y que tres rodillos de dos metros me frotasen la precariedad crónica, la frustración, el desencanto, etcétera y yo saliera de allí sonriendo como sonríen los liberales cuando dicen que si no emprendes es porque no quieres. Esa bandera… ¿Qué tiene? Fíjate: rojo, amarillo y rojo. Tanto –tantísimo– en tan poco. Qué misterio. Intentaría desentrañarlo si tuviera tiempo, si no acabara de llegar a mis oídos una música que suena a moto gorda en autopista un viernes por la tarde, a chupa marrón de Armani y pelo revuelto, a canalleo, yo qué sé, a hacerte el dormido para no cambiar pañales, a que te aplaudan y se muerdan el labio y nieguen con la cabeza –puro sexo– cuando lo cuentas. 

Periodista y amigo posan con las banderas que repartieron durante el mitin. 

Periodista y amigo posan con las banderas que repartieron durante el mitin. 

—Estoy en la plaza de España —le escribo a Ángel, el más comprensible de mis amigos.

—En la plaza de Europa, será —contesta.

Le escribo que sí, que me he confundido, que es la emoción, que el corazón me va a reventar el pecho, que si es que no ve que el libre mercado es la respuesta a esta gran interrogación que nos cuelga de la frente, a estas ojeras, pero lo borro. No lo entenderá hasta que no llegue. 

 —¿Os queréis sentar, chicos? —Acomodador es un tipo afable: las arrugas se le han largado del ceño cuando ha comprobado, con un disimulo de otro tiempo, que la chapa de mi chaqueta solo es de Link Wray.

—¡Sí, sí, claro que queremos sentarnos! —responde Ángel con una vehemencia que no le he visto jamás. 

—¿Dónde?

—Pues cuanto más cerca…—intento calmar los ánimos.

—¿En el centro?

—¡Sí, sí, en el centro, siempre en el centro, claro, en el centro! —dice Ángel, casi en éxtasis. Acomodador arruga el morro y se va. 

Las sillas de plástico blanco forman un semicírculo que cerca el escenario, un rectángulo naranja en la esquina inferior izquierda de la plaza. Hay banderas de Ciudadanos, de España y de Europa. A mí me toca España, así que respiro aliviado. Una señora, justo delante, se gira y me pregunta si le puedo guardar el asiento de mi izquierda a su hermana, que está a punto de venir. Le digo que sí, y no sé por qué, supongo que por estar despatarrado en el mismísimo centro, cuando Señor Madrileño pasa por delante, le digo que el asiento está libre. 

—Supongo que hablará algún tonto de aquí antes que el señor Rivera, ¿no creen?

Sonrío. Le digo que sí y repito la frase en mi mente. No todos los días un madrileño de setenta y pico con manchas en la calva y una casa en Murcia y otra en Águilas te trata de usted. Será por mi bigote y por la sempiterna americana del más comprensivo de mis amigos. ¿No creen? Qué bien suena. Entonces pasa un niño por delante, rubio ofensivo, bandera de España en ristre, y Señor Madrileño le pregunta:

—¿Oiga, señor, adónde va usted?

Giro el cuello y me tapo la cara, para que nadie vea mis lágrimas. No le digo nada a Ángel. Su vehemencia recién estrenada puede ser peligrosa. Llega la comitiva. Señor Madrileño se queja. Dice que no ve nada. Intento narrárselo: los luchadores salen del vestuario y avanzan por el pasillo humano…

—¡Siga, siga! —dice, cejas en uve, golpeándome el hombro.

—…Avanzan por el pasillo humano y saludan al público enfervorecido que ondea sus banderas ciudadanas, españolas y europeas…

—¡Y europeas!

—…siguen saludando y se sientan en la primera fila. Isabel Franco estira los brazos, le lanza un crochet al aire y sube al ring.

—¡Sí! —estalla en aplausos.

 —¿Pero quién es esa? —se pregunta la señora de delante, indignada.

Isabel Franco cuenta su historia: hay superación y emprendimiento hostelero. Los que no se están secando las lágrimas, aplauden. Es extraño, pero no dice nada del informe pericial que, según El Periódico, ha detectado indicios de fraude (votos registrados a través de IP’s fuera de Murcia) en las primarias que ganó para erigirse candidata a la presidencia de la Región. Después sube el diputado Miguel Garaulet, que parece Solari intentando convencer a una docena de periodistas de que el Madrid no ha hecho el ridículo este año: equipo imbatible, campeones, salir a ganar, nuestro programa es el mejor programa…ese rollo. Ha faltado Roncero dándole un balonazo a una cámara. 

—¡Así se habla, sí, señor! —grita Señor Madrileño. 

—¡Viva Murcia, Viva España y viva…

—¡Europa! —Ángel ondea su bandera, aún con todas las estrellas.

—…Ciudadanos! —remata Garaulet. 

Edmundo Bal, el abogado del Estado destituido por el Gobierno en el juicio del procés, ni siquiera saluda. Ha sido subirse al ring y señalar al horizonte, como si allí estuviera Pedro Sánchez susurrando “Haz que pase” y guiñándole un ojo. 

—¡El gobierno de Sánchez quiso que mintiera y yo no quise mentir, no quise obviar lo que sufrieron en el 1-O nuestros cuerpos y seguridad del Estado y no quiero decir ni lo que me han hecho a mí ni lo que le han hecho a mis amigos! —grita Edmundo Desencadenado. Para, supongo que a respirar, y lo interpretamos como una llamada al aplauso. Aplaudimos.

Edmundo Desencadenado pone la velocidad de crucero: golpe de Estado en Cataluña, Sánchez como peligro público y el Govern como fuerza terrorista extranjera, estado de emergencia y Miquel Iceta cambiando las leyes. Lo suelta de carrerilla. Y, claro, yo no soy de piedra: no he terminado de tirarme de los pelos por lo de Sánchez pactando con terroristas y secesionistas cuando Edmundo Desencadenado ya está soltando sapos y culebras de Junqueras. Un no vivir. En fin, quién quiere HBO, con este hombre.

—¡Así se habla, sí, señor! —repite Señor Madrileño. 

Y llega el momento. Todos lo esperamos. Se respira en el ambiente. Huele de una forma extraña. A centro, quizá. Alberto Carlos Rivera se levanta y saluda.

—¡Ahí está, ahí está! —me grita Señor Madrileño al oído. Cuando se separa, me doy cuenta de que lleva la bandera de España en las patas de las gafas. Me da un vuelco el corazón. Se trata de amar a España o no amarla: no  intentes entenderlo. 

—Noto algo en el ambiente, Murcia —dice Alberto Carlos—, aquí huele a cambio. 

Vaya, así que el cambio huele así. Y nada, Alberto Carlos marca el ritmo y suena el hit de Ciudadanos en lo que va de campaña: la visita a Rentería. 

—Gracias a los murcianos, sois más simpáticos que esa gente que nos recibe con cacerolas y que nos amenaza de muerte—dice.

—Los murcianos sois la hostia—contesta Señor Madrileño, ojos humedecidos, puro arrebato.

Entonces, Alberto Carlos da otra palmada, se empolva las manos y desarrolla su clásica pirueta retórica: decir mucho para no decir nada. Hablar de gente y pactos y sentido de Estado y sensatez y sentido común para que nadie te pregunte por la palabra ideología. Como si tanta regeneración y cambio y defensa del colectivo LGTBI  pudiera tragárselas alguien cuando pactas con Vox en Andalucía. Como si negar la ideología no fuera, en sí mismo, una ideología. Alberto Carlos lanza su doble salto mortal:

—No es el momento de un paso a la izquierda o a la derecha, es el momento de un paso adelante.

Explotamos en aplausos. Ángel me pregunta dónde cenamos y, como mitómano que soy, le contesto que necesito una foto con Alberto Carlos. No la consigo. Es imposible. Alberto Carlos se desliza sobre la gente como un Cristo y entra en un Lexus negro. Desaparece en la esquina del cine Rex sin que me haya dado tiempo a cerrar la boca. Vuelve a sonar la música canalla. La música Ciudadana.  

—Ha sido un placer ver este acto junto a ustedes —Señor Madrileño me extiende la mano—, pero ha llegado el momento de irse. 

De vuelta a casa, recuerdo el capítulo de Bojack Horseman en el que el Sr. Peanutbutter, que es candidato a gobernador, da un discurso sobre el fracking. Se sube al estrado y dice:

—Buenos días, vamos a hablar del fracking. Todos tenéis opiniones muy firmes sobre eso, y quiero que todos sepáis que, aquí y en este momento, voy a adoptar una postura: siempre estaré de vuestra parte. 

—¿Y qué parte es esa, exactamente? —pregunta alguien.

—Buena pregunta —responde Peanutbutter—, exactamente estoy de parte de los hechos. Y, por supuesto, de vuestros sentimientos. 

Todo el mundo aplaude.

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas aportaciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Santini Rose

Santini Rose, seudónimo bajo el que escribe Santos Martínez (Fuente Librilla, 1992), es periodista. Hubo un tiempo en que las abuelas de su pueblo pensaban que tenía en sus manos el futuro, pero eso ya no lo piensa nadie. Autor del libro de relatos Mañana me largo de aquí (La marca negra ediciones).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí