1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

Cinco apuntes trágicos

La derecha, ‘natural’ como el aire y el agua, gana incluso con Díaz Ayuso

Santiago Alba Rico 27/05/2019

<p>Isabel Díaz Ayuso.</p>

Isabel Díaz Ayuso.

LUIS GRAÑENA

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

1. La duda, antes de estas elecciones, era la de saber si Andalucía había sido un espejismo o lo había sido el 28-A. Como me temía, como me resistía a creer, el espejismo fue el 28-A. España no ha girado a la izquierda. Salvo algunas numancias notables –como Cádiz– las llamadas “fuerzas del cambio” han perdido casi todas sus plazas mientras que el modelo andaluz va a decidir el destino de muchas ciudades y comunidades.

2. En España hay una “restauración” del régimen, pero con un desplazamiento del eje en la dirección no deseada, en la dirección contraria a la que la engañosa y malograda fortaleza de Podemos prometía. Que se trate de una “restauración”, por comparación con otros países de Europa, es casi un alivio. El problema es que en la izquierda sólo está el PSOE, menos neoliberal con Sánchez, es verdad, pero sin fuerzas concomitantes que lo acompañen y lo presionen. La derecha, por el contrario, es jodidamente plural y conforma un bloque radicalizado en el que Vox, más que C’s, lleva la voz cantante. C’s se ha convertido, sí, en el Podemos de la derecha, pero no porque sea un partido “nuevo”, democráticamente regenerador y nuncio de la muerte del régimen del 78,  sino porque estas elecciones lo han convertido –espejo invertido de Unidas Podemos– en la Izquierda Unida de la derecha. En cuanto a la izquierda restaurada, no tenemos un bloque con tracción progresista; el PSOE, pírricamente victorioso, está solo y cabe temer con fundamento que el partido de Sánchez, por historia y por pragmatismo, no pudiendo apoyarse en Unidas Podemos, no teniendo que ceder nada a Unidas Podemos, se derechice sin remedio. Lo más triste es que, después de haber creído poder “asaltar los cielos”, no nos queda sino felicitarnos –menos mal– de tener, con todo, el gobierno más “progresista” de Europa. A eso hemos llegado.

 3. Si Madrid es gobernada por Vox y Barcelona por el independentismo España tiene un grave problema. Se acentúa la polarización, lo que no augura nada bueno. Necesitábamos Madrid y Barcelona también para evitar esa deriva. Tras estas elecciones, Catalunya se revela un poco más independentista y España un poco más nacionalista.

 4. En cuanto a las fuerzas ubicadas a la izquierda del PSOE, la derrota del bloque de izquierdas en Madrid convierte la pugna Mas Madrid-Podemos en un “conflicto interno”: un Vistalegre III, que ha ganado Errejón por goleada, una buena noticia pero sin consecuencias inmediatas. Que saque sus conclusiones Unidas Podemos, cuyos votos del 28A se han revelado, como muchos dijimos, prestados y circunstanciales. Las saque o no, ya no podrá reconstruir lo que ha derribado.

5. Por último, en los días previos a las elecciones, asistiendo al intercambio de acusaciones entre Más Madrid y Madrid en Pie, anticipaba mentalmente con terror el doble efecto de una derrota de Carmena: el regreso a las tinieblas de una ciudad –la mía– que por primera vez era bonita y llevadera; y también –aún peor, si cabe– la agudización de las divisiones en la izquierda. Una victoria lo hubiera borrado todo. La derrota deja esta situación: Madrid, en sus dos ramas, en manos de la derecha radicalizada; la izquierda madrileña, en sus mil ramas, más dividida, enconada y rencorosa que nunca. No se trata de depurar responsabilidades. Se trata de saber dónde estamos e intentar evitar daños, a sabiendas, en cualquier caso, de que Madrid se ganó con Carmena y de que, más allá de sus graves errores (menos a nivel de gestión municipal que de gestión de equipo), no vamos a encontrar fácilmente otra Carmena en cuatro años. La derecha puede vencer con un Almeida –o con cualquiera–; la izquierda necesita símbolos personalizados: Más Madrid podía perder pero Madrid en Pie no podía ganar. Al contrario de lo que pretenden nuestras utopías colectivistas e impersonales, que se imaginan gestionadas sin líderes y coordinadas en conciertos asamblearios, es la derecha la que puede imponer a cualquier candidato: es la derecha la que vence con el Pato Donald o con el Señor Nadie. Es la maldición de los que van a contracorriente de la historia y de sus inercias antropológicas. La derecha, “natural” como el aire y el agua, gana incluso con Díaz Ayuso. La izquierda, en cambio, necesita Adas y Carmenas (o Kichis y Errejones), tan diferentes entre sí, y apostar por una vía mejor, más horizontal y más “democrática”, entraña un elitismo que amenaza con devolvernos a la marginalidad y la inanidad más absolutas. Por desgracia nuestra marginalidad e inanidad, conviene no olvidarlo, no es el vacío de acontecimientos y la espera de tiempos mejores: es el gobierno de la derecha en los ayuntamientos y autonomías, desde donde, a partir de mañana, van a deshacer los frágiles andamios que habíamos levantado.    

Autor >

Santiago Alba Rico

Es filósofo y escritor. Nacido en 1960 en Madrid, vive desde hace cerca de dos décadas en Túnez, donde ha desarrollado gran parte de su obra. El último de sus libros se titula "Ser o no ser (un cuerpo)".

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

13 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. jose

    Errejón sigue: se acuerda de Chernobyl, pero no de Harrysburg. Hay un seudosocialismo que sólo hace la revolución el los países que son o fueron socialistas. De paso podría hacer balance de otras situaciones mortales, como las de eeuu que sólo ha tenido 5 años de paz (el último de Ford y cuatro de Carter) en cerca de un cuarto de milenio de historia. Errejón, Carmena, Felipe González, Alba, todos de la misma cuerda. Pintados de rojo por fuera para blanquearlo todo por dentro.

    Hace 1 año 10 meses

  2. No soy un robot ni un muffin

    Menos mal que CTXT es un medio progresista, de izquierdas y a favor de la libertad de expresión. Excepto cuando se escriben comentarios en relación al análisis simplón e infantil de Santiago Alba Rico. Entonces se censura, directamente.

    Hace 1 año 10 meses

  3. Blueberry

    " una ciudad –la mía– que por primera vez era bonita y llevadera" Mal puede decir eso el autor del artículo cuando "vive desde hace cerca de dos décadas en Túnez" Carmena, a quien muchos votamos hace 4 años, ha hecho muy poco por Madrid. Solo con el carisma de "abuelita glamourosa" no basta para ganar elecciones

    Hace 1 año 10 meses

  4. Ciudadanos Consternado

    Para tu información, Vista Alegre III sera un proceso interno de Podemos, Mas Madrid no pinta nada. Y lo de que el PSOE es izquierda, da mucha risa. Que no se trata de depurar responsabilidades, pues en tu escrito no se nota. Tienes que entender que muchos no podemos votar a Carmena, dándole así un cheque en blanco, ya que en muchas cosas nos ha defraudado. Tanto por declaraciones negativas y apresuradas sobre los titiriteros, como traicionar a Podemos, pasando de primarias, etc. Así estamos, que hasta los ¨buenos¨ medios, apoyan el discurso del establishment/IBEX35/NeoliberalesDelMundo. Y por ultimo, expresar que mis comentarios son principalmente terapéuticos, relajantes, y si también para expresar disconformidad/decepción.

    Hace 1 año 10 meses

  5. jose

    Hay libertad... salvo lo censurado.

    Hace 1 año 10 meses

  6. Cirguero

    Bah, morralla errejonista. Deja de darle a la cachimba o de pensar... Las dos cosas a la vez... no, no, caca

    Hace 1 año 10 meses

  7. Tiago

    Me gustaría contrstar con algunas afirmaciones de tu texto. Creo que los errores de Carmena son de gestión Municipal también aparte de gestión de equipo. Si no no se explica el bajo apoyo y la desmobilización en los barrios perifericos, los que se sentieron menos afetados por la gestión municipal de Manuela Carmena. También hay que matizar lo de que fue Carmena quién ganó Madrid. Mantener esa idea es decir que importan más los proyectos personalistas, lo que abre puertas a la división de los partidos de izquierdas. En Madrid ganó Ahora Madrid. Y con el apoyo del PSOE pudo governar. O sea, todo el campo progresista, en su sentido más amplio, unido. No una única persona.

    Hace 1 año 10 meses

  8. No soy un robot ni un muffin

    Carmena se ha preocupado fundamentalmente de la zona centro de Madrid, olvidándose de la mayor parte de la periferia (¿los errejonistas sabéis qué hay más allá del Manzanares, aparte de Pozuelo?: calles igual de sucias que con el PP, servicios deteriorados, abandono institucional, desprecio e incomprensión). El tono aparentemente sosegado y el márketing no son suficientes para amarrar una clientela electoral que no, no os ha abandonado por Madrid en Pie, sino por la abstención o por no saber convencer al votante de otras opciones. Echarle la culpa a Sánchez Mato -que llegó tardísimo- o al asamblearismo es de una ruindad difícil de soportar. MM no ha calado lo suficiente más allá del empujón heredado de 2015. No le echéis la culpa al más vulnerable, que como sabes es una cosa como MUY reaccionaria. Dile a tus amigos que se den una vuelta por los barrios más urgentes de "centralizar", pero díselo con una sonrisa, a ver si se hace permeable. En cuanto a Íñigo, bueno, en márketing y tacticismo un 8, ya veremos si algún día puede presentarse a otros exámenes. Quizá le pillan lejos.

    Hace 1 año 10 meses

  9. Mark

    https://www.cuartopoder.es/espana/2019/05/24/mas-madrid-seduce-votante-ciudadanos-cerrar-campana/ Estos eran la listos...

    Hace 1 año 10 meses

  10. Mark

    Si , Iñigo ha ganado por goleada. Traicionando a sus votantes y sin dar lá cara. Haciendo purgas del lado de los que han dicho que los programas son sugerencias y los partidos son tonterías y han hecho todo lo contrario de lo prometido. Y buscando seducir a la derecha. Tan culpable como la otra capilla de Podemos pero ganando en desvergüenza. Yeso si, con filósofos de cabecera para arroparles.

    Hace 1 año 10 meses

  11. SCM

    Tu ciudad "por primera vez bonita y llevadera", había emprendido de la mano de Carmena un camino que en poco difiere de la derecha en cuestiones como desarrollo, urbanismo o gestión del turismo. No se trata de luchas de egos entre unas u otras candidaturas, sino de analizar fríamente qué modelo de ciudad estaba propugnando esa alcaldía, con sus operaciones Chamartín, sus contratos con Google, con el máster de tenis...Bah, más seriedad, por favor. Y lo mismo vale para Errejón, con sus exanarquistas radicales Santiago y Tejero, presuntos ecologistas subidos a lomos de la gestión verde del "colapso", como lo llaman ellos.

    Hace 1 año 10 meses

  12. jose

    No varía. Dice: "...una buena noticia ...". Siempre el mismo fantasma de fondo. Estos verbo-radical-socialistas de salón... También dice: "... más horizontal y más “democrática...”. Creía que lo de Errejón fue una puñalada por la espalda, sin aviso ni formas ni contenido, salvo la misión de beneficiar al sistema, o al sistema bipartidista. Les encanta el sistema yanqui de dos partidos. Ahora los exquisitos lo llaman horizontalidad democrática. Fue multitudinaria la asamblea que realizó Errejón para dar su puñalada. Y Carmena enmascarando la intromisión de eeuu en Venezuela. O apoyando en emisión nacional al candidato del PP en Málaga. Muy considerada la señora. Que habíamos levantado. Vd. no ha levantado nada. Sólo hay que leer sus artículos. ¿Quién tirará de estos hilos?

    Hace 1 año 10 meses

  13. jose

    Punto 6. Errejón quiere ser ministro. Sabe que de mano de Podemos es muy difícil. Aquí trabaja el facto P, no el factor K (ese ya pasó). Cree que colaborar en la vuelta del bipartidismo le sería premiado. Ha habido muchas Rosas Aguilar que luego han comprobado que Roma es tacaña.

    Hace 1 año 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí