1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

Madrid en Pie: una fe de erratas

Cuando defendí que la candidatura de Sánchez Mato podía superar el 5% cometí al menos dos errores: valoré mal las encuestas y el impacto de las maquinarias de IU y Podemos

Fray Poll 28/05/2019

<p>Carlos Sánchez Mato durante un acto de campaña en Chamberí (Madrid), el 21 de mayo. </p>

Carlos Sánchez Mato durante un acto de campaña en Chamberí (Madrid), el 21 de mayo. 

@carlossmato

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

La semana pasada me uní a las voces que defendieron que Madrid en Pie (MEP) podía superar la barrera del 5% y, en consecuencia, mejorar el resultado en escaños para la izquierda madrileña en las elecciones municipales del 26-M. A la luz de los recientes resultados electorales, quiero revisar por qué suscribí esta propuesta, tratar de describir los errores de juicio que creo que cometí, así como pedir disculpas a las personas que pudieran haberse visto defraudadas o confundidas en sus expectativas.

En primer lugar, no era descabellado pensar que MEP, en tanto propuesta patrocinada por Izquierda Unida, podía superar la barrera del 5% en la capital. La marca IU no está, ni mucho menos, muerta. Valga un ejemplo. En los barómetros del CIS (y específicamente de las entrevistas de la región de Madrid) se puede comprobar que, de manera continuada, en la intención de voto que se le atribuye a Unidos Podemos, cerca de un tercio de las menciones corresponden a personas que lo que realmente hacen en la entrevista es afirmar espontáneamente que votarían a IU (posición que luego se reasigna a UP). Es decir, la marca IU, aparentemente, conserva un suelo electoral interesante que podría conducirle a un resultado significativo en un escenario de competición en solitario.

Por otro lado, se podía apreciar que al inicio de la campaña parte de los electores de izquierdas no estaba considerando en su decisión de voto a la candidatura de Sánchez Mato. Se podía suponer que esta dificultad iría aminorando conforme pasaran los días y el conocimiento y la información sobre la candidatura fueran llegando. El hecho de que las primeras encuestas dieran magros resultados para MEP podía venir de esta circunstancia. Además, sugerí que era posible que hubiera dificultades técnicas a la hora de separar el voto a esta formación del de Más Madrid, debido a las distintas denominaciones de las candidaturas, partidos políticos implicados y líderes asociados en distintos niveles.

Aparte de esto, en mi valoración pesó el potencial impacto de las maquinarias partidistas. La organización local de IU (con larga trayectoria e implantación en la ciudad) estaba desplegada en la campaña de MEP, con resultados de convocatoria aceptables. Si finalmente se le sumaba a la movilización parte de la maquinaria de Podemos, era razonable pensar que, entre las dos, podían alcanzar el objetivo.

Sin embargo, es obvio que no se logró. Por lo tanto, cometí al menos dos errores principales, siendo el primero el más grave: valoré mal las tendencias de MEP en las encuestas, así como el grado de compromiso de los aparatos de IU y Podemos con Sánchez Mato (revisen, por ejemplo, los casi inexistentes apoyos de Alberto Garzón). En fin, dos sonoros fracasos que tienen difícil justificación y no dicen nada bueno de mi capacidad como analista.

Por supuesto, en este contexto, habrá quien opine que fueron las propias encuestas, al dar magros resultados para MEP, las que generaron una profecía autocumplida. Es decir, que la percepción de que MEP no iba a conseguir representación pudo haber llevado a parte de sus electores potenciales a votar a Más Madrid como mal menor. Como señalamos más arriba, había un problema inicial de conocimiento de la candidatura que quedó negativamente reflejado en las primeras encuestas publicadas tras el 26-A y que estas, a su vez, estabilizaran a la baja la preferencia por MEP. Si hay gente a la que le complace consolarse con este tipo de razonamientos, adelante. En todo caso, sería el resultado de un retraso en la comunicación de la candidatura, vinculado a los ajustados tiempos en los que Manuela Carmena esclareció que su candidatura excluía definitivamente a IU y que se planteaba una lista sin negociación posible con Podemos (en marzo de 2019), dando curso al nacimiento de MEP, además, en el contexto preelectoral de las elecciones generales de abril.

Aunque carezco en estos momentos de base empírica suficiente sobre la que sustentarme (y pese a que habrá otros muchos factores implicados) me inclino por pensar que una de las claves de esta decisión de voto (Más Madrid vs. MEP) ha estado en la valoración personal de Manuela Carmena. Me explico.

Seguramente parte de los electores que han votado a Más Madrid no están del todo satisfechos con algunas de las decisiones adoptadas por la alcaldesa en estos últimos 4 años. Puede que no les cayera en gracia su gestión de los casos “titiriteros”, “Open Tenis” o “Zapata”, su apoyo irrestricto a la operación Chamartín, a los sectores golpistas de la oposición venezolana, su estilo personalista, su manera de desentenderse del programa electoral de Ahora Madrid (relegado a listado de sugerencias), su falta de voluntad para confluir con los partidos que la catapultaron o su más reciente maniobra con Errejón.

Los electores de Más Madrid, o bien han sido parcial o totalmente indiferentes a estas cuestiones, o bien hacen un balance de conjunto que evalúa su figura de manera más positiva que negativa. Al otro lado de la balanza estarían las medidas más llamativas de su gobierno y que han podido satisfacer a sus votantes: fundamentalmente el cambio en el modelo de movilidad, la reducción de la deuda y el incremento del gasto social. La decisión de voto de este sector resultaría, de esta manera, difícil de cambiar.

Los electores de MEP son el segmento que ha considerado que (uno o varios de) estos elementos les habían “colmado el vaso”. Esto es, sostienen una animadversión suficiente hacia la figura de la alcaldesa como para decantar su voto hacia MEP de manera estable. Ese sentimiento, como ha quedado en evidencia, era minoritario y en buena parte estaba cargado de impulsos que, para algunas personas, pueden ser difíciles de compatibilizar: albergar sentimientos de rechazo hacia la cara visible (Carmena) de un proyecto político (Ahora Madrid) con el que se está de acuerdo no resulta fácil.

En definitiva, creo no haber estado desacertado cuando afirmaba que la mayoría de votantes de MEP tenían, en su gran mayoría, una probabilidad muy baja de votar a Carmena. También es perfectamente razonable plantear que, a priori, el escenario más beneficioso para la izquierda madrileña era que esta opción superara el umbral del 5%, minimizando los votos sin representación del llamado “bloque de izquierdas” y maximizando los escaños logrados.

En cambio, valoré de manera completamente equivocada la capacidad de la candidatura MEP para desbordar las previsiones negativas de las que partía. Pensé que se podía. Tal vez el límite de crecimiento de MEP era demasiado estricto: sostener un balance global negativo de la figura de Manuela Carmena es algo solo al alcance de sectores muy politizados y a la izquierda.

Como sabemos ahora, aunque se hubiesen podido sumar los votos de MEP y los de Más Madrid, la alcaldía igualmente se habría perdido. Establecer el impacto de esta división en la movilización o desmovilización de la izquierda no está a nuestro alcance.  En todo caso, el mal ambiente entre las campañas de ambas candidaturas y la ausencia de desborde han sido evidentes para cualquier observador interesado, situándonos muy lejos de las dinámicas de 2015.

Pasado el 26-M, preocupan las secuelas que deja esta confrontación. El voto a MEP ha quedado sin representación, pero los sectores que han apoyado a Sánchez Mato tienen una relevancia política que no puede soslayarse. El errejonismo por su parte parece enfadado y a la ofensiva, planteándose dar el salto a nivel estatal.

Tal vez resulte útil invertir en un relato de conjunto que considere los aciertos y desaciertos de la gestión de Manuela Carmena sin idealizaciones románticas, separando sus éxitos de los que corresponden a su (a veces denostado por ella misma) equipo de gobierno. Consolidando una historia común (como lo fue el proyecto de Ahora Madrid) sobre la que puedan sentarse las bases de proyectos políticos que, a día de hoy, han quedado profundamente divididos.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mark

    Enhorabuena por la sinceridad y el rigor.

    Hace 1 año 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí