1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CRÓNICAS GONZAS

Propietarios y explotados: una vieja historia

Torre-Pacheco es un municipio murciano con un 30% de población migrante. En las últimas elecciones, Vox consiguió el 24,91% de los votos y se erigió como primera fuerza política. Intentamos desentrañar por qué

Santini Rose 22/05/2019

<p>Supermercado en Torre-Pacheco (Murcia). </p>

Supermercado en Torre-Pacheco (Murcia). 

S.R.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

Al dueño del Híper Maxi no le interesa la política. Nació en China hace 40 años. Lleva uno y medio trabajando en Torre-Pacheco. Cuando le preguntamos por los resultados de Vox en las elecciones generales, se encoge de hombros. “Trabajo mucho y apenas tengo tiempo para hablar con la gente de aquí, aunque he oído que se dice que hay muchos inmigrantes que roban, yo he tenido que aumentar la seguridad, por ejemplo”, dice, señalando la puerta con la cabeza. A las seis de la tarde, el aparcamiento del bazar situado a la entrada del pueblo, junto a la gasolinera El Pasico, es un desierto. El panorama es el mismo de camino al centro, Avenida Baltasar Garzón. Una mujer de unos 30 haciendo deporte. Otra con hiyab. Un chaval, brazos de salchicha seca, con la camiseta de Amrabat. Se respira una calma tensa. Como si hiciera demasiado tiempo que no sucede nada. Como si algo gordo –algo que pesara toneladas– estuviera a punto de llegar. Como si se hubiera cumplido aquel deseo de Juan Enciso, el exalcalde de El Ejido que dijo que “a las ocho de la mañana, todos los inmigrantes son pocos. A las ocho de la noche, sobran todos”. El cielo, gris mohoso, tampoco ayuda.

Sede de Vox en Torre-Pacheco (Murcia). 

Torre-Pacheco es un pueblo situado en el sureste de la Región de Murcia, en la llanura del campo de Cartagena, a 8 kilómetros de la costa del Mar Menor. El pasado 28 de abril se convirtió en uno de los 72 municipios españoles –el único en Murcia– que eligieron a Vox como primera fuerza política. El partido de Abascal consiguió un 24,91% de los votos, casi cinco puntos porcentuales por encima del PSOE –primer partido del bloque progresista: PP y Ciudadanos quedaron segundo y tercero, con el 22,58 y el 19,98% de los votos, respectivamente– y confirmó lo que se intuía tras las elecciones andaluzas. Lo explica el doctor en Sociología Andrés Pedreño: “Era fácil deducir que en Murcia iba a pasar lo mismo que en las poblaciones de Almería con economías basadas en la agricultura intensiva y con mano de obra inmigrante [un tercio de la población de Torre-Pacheco, de unos 36.000 habitantes, es migrante]. Hay una correlación evidente”. La Región de Murcia se ha convertido en un caladero de votos para Vox: mientras que la media española se sitúa en torno al 10% de votos, aquí ha alcanzado el 18,64%. Además de ganar en Torre-Pacheco, la formación de ultraderecha quedó en segunda posición en Mazarrón, Fuente Álamo, San Pedro del Pinatar, San Javier y Lorquí. “La Región de Murcia ha demostrado siempre ser muy conservadora –explica el sociólogo Miguel Ángel Alzamora–, hablamos de un lugar en el que el PP lleva gobernando 30 años, en el que la economía se basa en la agricultura y en el que se hinchó como en pocos otros la burbuja inmobiliaria, con proyectos faraónicos como aquel objetivo de los 50 campos de golf, por ejemplo. Eso nos habla del perfil político que se valora aquí”.

En la calle del Cuatro Rosas, uno de los bares más emblemáticos, hay un supermercado árabe. Nasser prepara dulces marroquíes tras una vitrina, a la izquierda de la entrada. Dice que a los jóvenes les cuesta seguir el Ramadán y que muchas madres utilizan estos postres como cebo. Suele funcionar. Nasser llegó a Torre-Pacheco en 1994. Tiene 42 años. Cuenta que su comunidad está expectante ante Vox: “No sabemos qué va a pasar, este partido acaba de llegar, pero si hacen leyes, esas leyes serán iguales para todos, porque nosotros también somos ciudadanos y lo que no tenemos es ningún miedo”. Asegura que en 25 años no ha sufrido ni un atisbo de racismo: “Si vas a lo tuyo y no te metes con nadie, aquí nadie te va a poner ningún problema, es mentira eso de que haya muchos problemas entre la gente de aquí y los que venimos de fuera, la convivencia es totalmente normal”. 

“En Vox saben muy bien que en Murcia tienen que apretar la tecla del discurso anti inmigración, aunque yo creo que sus votantes son muy conscientes de que la mano de obra inmigrante es de vital importancia en este sistema de producción. Simplemente expresan políticamente lo que ya se venía expresando en otras prácticas sociales: al inmigrante se le quiere como trabajador y no como ciudadano, nos molesta cuando se convierte en ciudadano y reclama derechos, convenios colectivos, participación en la plaza pública o acceso a la educación”, explica Pedreño. El voto a Vox refleja, según el profesor, “un deseo de plusvalía absoluta, con un trabajador explotado al que no se reconoce como ciudadano”.

Según ambos analistas, otro de los pilares del discurso de Vox en Murcia es el agua. “En Murcia cala el mensaje de la eliminación de las autonomías y de mano dura con el independentismo catalán porque no tenemos una identidad regional, tenemos lo que en sociología se llama una identidad hídrica, que se construye en torno a la necesidad de agua”, dice Alzamora. Para Pedreño hay algo de ficticio en la forma en que Ciudadanos y Vox recogen la bandera del Agua para todos, el discurso hegemónico de los gobiernos regionales del PP durante los años de la burbuja inmobiliaria: “Ellos hablan de interconexión de cuencas, es decir, que todas las cuencas estén conectadas como tuberías, y eso no es algo factible, porque las cuencas que tenemos alrededor están sometidas al mismo estrés hídrico que la nuestra, en la cuenca del Tajo, por ejemplo, hay problemas muy parecidos a los nuestros”.

Victoria tiene 33 años. Hace dos se subió a un avión junto a su marido y su hija. Dejó Colombia para reunirse con su madre, que lleva en Torre-Pacheco desde 2007. En el parque de la plaza Don Amalio Fernández Delgado, a una manzana del Ayuntamiento, Victoria balancea a su hija en un columpio. Justo enfrente, en un banco resguardado por un panel carcomido por la propaganda electoral, su madre se abanica. “Lo primero que sentí cuando vi que aquí ganaba un partido como Vox fue una tremenda decepción. Dije: ‘¿De verdad esto es lo que se quiere aquí?’”. Cuenta que espera que los jóvenes reaccionen en las autonómicas del domingo: “Yo creo que la mayoría de gente que vota a Vox es mayor, gente que se queda en el discurso fácil, en las mentiras, y cree que en España solo pueden vivir los que nacieron aquí”. Victoria se siente  integrada en el pueblo, y dice que el sentimiento es común en la población latina: “Creo que con los musulmanes es diferente, supongo que el idioma es una barrera grande, pero además creo que hay cierto temor a su cultura y sus creencias”.

“Tampoco podemos olvidar el componente del voto de castigo –recuerda Alzamora. El PP no tiene ya la impunidad de antes, se están cerrando desaladoras ilegales [se calcula que existen unas 1.200 en la llanura] y hay, por ejemplo, una denuncia en la fiscalía que va a llevar a algunos propietarios a juicio por la contaminación del Mar Menor. Ya no puede prometer a los grandes y medianos propietarios lo que prometía antes, y eso crea un voto resentido”. Pedreño va por la misma línea: “Los propietarios del campo de Cartagena han demostrado que necesitan operar al margen de muchas regulaciones del Estado, incumpliendo directivas comunitarias de uso de nitratos [causantes de los alarmantes niveles de contaminación del Mar Menor] o abriendo desaladoras ilegales. Vox ofrece eso, una rebelión contra el Estado. Contra las regulaciones del Estado. Hasta que no se demuestre lo contrario, Vox es una escisión del PP. Es el partido de los propietarios y de su imaginario”.

En un banco de la plaza del Ayuntamiento, de espaldas al kebab Fontes, Salif ríe y agacha la cabeza cuando le preguntamos cómo está en Torre-Pacheco. “Mucho racismo, amigo, mucho racismo” dice, mientras niega con la cabeza. Salif es malí. Tiene 30 años.  Estuvo un año trabajando en Almería y lleva aquí cinco meses. “Allí estaba mejor, pero me pagaban muy poco; aquí no me pagan todas las horas que echo, pero salgo ganando. Lo que pasa es que me tratan muy mal, y somos los únicos que trabajamos en el campo, pero nadie quiere que seamos vecinos, solo mano de obra barata…baratísima”, remata. Dice que no sabe qué hacer: “De momento, trabajaré lo que pueda, después pensaré si irme a otro sitio o quedarme”.

CEPAIM es una fundación que trabaja la integración de los migrantes desde diversos ángulos. Su director, Juan Antonio Lucas, dice que Torre-Pacheco debe su crecimiento a la presencia de migrantes. “Sin embargo, observamos que acaban asimilándose mensajes falsos y estereotipados, por ejemplo, es falso que nos quiten las ayudas, o el mensaje del miedo, que también es falso: en cuanto a delincuencia, estamos en la media española, y tenemos mucha más población migrante que la media española”. Lucas considera básico invertir en integración: “Hay que generar espacios de relación, que no sean ni para los autóctonos ni para los migrantes, centros de ciudadanía para poner rostro a todo el mundo. Cuando se da ese paso, nos damos cuenta de que muchas de las problemáticas son comunes: empleo, vivienda…”. Ana Rodríguez es trabajadora social y colabora con varias entidades en Torre Pacheco. Como Lucas, cree que hay que dar un paso desde lo público: “El PP no ha movido un dedo en política social en todo este tiempo, y así, solo con las actividades que montamos desde las oenegés, es imposible, porque hacemos jornadas de convivencia y no viene casi nadie autóctono”. A diferencia de la mayoría de personas migrantes con que hablamos, Rodríguez confiesa cierto temor a que los resultados de las generales se repitan en las municipales: “Creo que institucionalizar ese mensaje de odio podría ser algo parecido a una distopía”. Lucas también apunta a la educación, pero con un matiz: “No vale de mucho que los niños vayan a colegios si luego son colegios segregados, que aquí hay colegios con un 80% de alumnos que son hijos de migrantes. Eso es crear guetos: segregación escolar como fruto de la segregación territorial. Si no es a través de la educación y de la generación de vínculos, será imposible combatir los mensajes de odio”.

De vuelta al coche, cruzamos el skatepark. Un grupo de niños se nos acerca corriendo. El líder, 12 años, marroquí, espigado, lenguaraz, nos enseña un dibujo de la bandera española y el logo de Vox. Dice que el profesor le ha echado la bronca y que quiere que gane Vox, porque así le saldrá gratis el billete a Marruecos. Los otros ríen. El grupo se dispersa. Justo antes de darnos la vuelta, otro, sobre un scooter, nos pregunta:

—¿Y pa qué habéis venido, pa ver la mierda que tenemos aquí?

Autor >

Santini Rose

Santini Rose, seudónimo bajo el que escribe Santos Martínez (Fuente Librilla, 1992), es periodista. Hubo un tiempo en que las abuelas de su pueblo pensaban que tenía en sus manos el futuro, pero eso ya no lo piensa nadie. Autor del libro de relatos Mañana me largo de aquí (La marca negra ediciones).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí