1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

#StopOkupas o #StopDesahucios

C’s y PP centran parte de su estrategia electoral para este 26M en la usurpación de viviendas. En 2017 hubo 10.619 denuncias por ocupación de inmuebles. Ese mismo año hubo 60.754 desahucios. En 2018 fueron 59.671

Amanda Andrades 23/05/2019

<p>Manifestación antidesahucios en Mataró. </p>

Manifestación antidesahucios en Mataró. 

Joan Sorolla

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

“Basta ya de esa dictadura de lo progre, de okuparla casa a nadie y de quedarte con lo que no es tuyo”

“La okupación es un fenómeno que cada vez va a más. Los vecinos tienen miedo, les roban, se enganchan a sus suministros... y no reciben respuestas por parte del Ayto”#StopOkupas

Dos declaraciones –acto y tweet electoral–. Dos partidos. Dos mujeres y un destino, ganar unas elecciones. Una quiere ocupar el puesto de presidenta de la Comunidad de Madrid. La otra, el sillón de alcaldesa de la capital.

Oyéndolas da la impresión de que nos enfrentamos a un gravísimo problema, una plaga casi, la okupación.De tal dimensión, según estas dos candidatas, que más nos valdría no salir casi de nuestros pisos ni irnos de vacaciones si no queremos encontrarnos a la vuelta con unos usurpadores dentro.

¿Es así? ¿Es este el principal problema vinculado a la vivienda en España? ¿Qué debería preocuparnos más? ¿Vernos en la calle porque alguien ocupa nuestro hogar o porque nos desahucian del mismo?

Vayamos a los datos para intentar formular respuestas a las anteriores cuestiones. 

Sobre ocupaciones

El último dato de la Secretaría de Estado de Seguridad es de 2017: 10.619 usurpaciones de inmuebles. Se trata de la cifra más alta de los últimos cinco años y supone un 6,21% más que en 2016 (9.998)

El último dato del que dispone la Secretaría de Estado de Seguridad es de 2017: 10.619 usurpaciones de inmuebles. Se trata de la cifra más alta de los últimos cinco años y supone un 6,21% más que en 2016 (9.998). La serie comienza en 2013 con 7.739 hechos conocidos. Como indica su denominación –hechos conocidos–, estas cifras no recogen todas las ocupaciones que hayan podido producirse ese año, sino aquellas que han sido denunciadas o investigadas por las fuerzas de seguridad del Estado.

Las comunidades con mayor número de usurpaciones fueron Cataluña (4.123), Andalucía (2.021) y Madrid (1.466). Barcelona ostentaba el récord entre las ciudades (3.072).

En la estadística facilitada por el Ministerio de Interior no aparecen datos desagregados que permitan conocer la tipología de la vivienda, la propiedad de las mismas o las razones o motivaciones de las personas que ocupan.

Tampoco ofrece cifras detalladas en este sentido la Fiscalía General del Estado. Lo que sí puede apreciarse en su Memoria 2018 es un “un marcado retroceso” tanto en el número de incoaciones –inicio del proceso judicial– como en el de calificaciones –paso previo a la apertura de juicio oral– con respecto al delito de usurpación. Este descenso se produce “ en consonancia con la evolución del año pasado”, lo que esta institución interpreta como la “consolidación de un cambio de la tendencia de los años anteriores”.

Así señalan una disminución de casi un 20% en las incoaciones entre 2017 y el anterior ejercicio (de 12.900 a 10.373) y, sobre todo, un descenso de más del 73% en las calificaciones (de 1.057 a 278). 

Entre 2016 y 2015 la caída fue aún mucho más espectacular: más de un 52% menos de incoaciones y casi un 70% menos de calificaciones.

Unas caídas que parecen revertir por completo el alza del número de incoaciones por este delito que se produjo entre 2013 y 2014, con un aumento del 92%, de 12.569 a 24.164 procedimientos penales, tal y como se reflejaba en la Memoria de la Fiscalía de 2015. 

En esta se aclaraba que muchas de estas conductas se dirigían “contra los numerosos pisos que permanecen sin ocupar y que se han ido acumulando por algunas entidades financieras, ya sea por quiebra de la promotora que financiaban, o por ejecuciones hipotecarias”. Y, sobre todo, se incidía en que no se detectaban que estas usurpaciones respondiesen a actuaciones grupales u organizadas, sino que se trataba “de familias que desalojan la vivienda por propia iniciativa tan pronto como se realiza el requerimiento judicial”.

Sobre desahucios

Aunque existen datos más actuales, empezaremos por los de 2017. Ese año el número de lanzamientos o desahucios practicados fue de 60.754, un 3,6% menos respecto a los 63.037 de 2016. Estos a su vez fueron un 6,4% menos que los 67.359 de 2015. Son datos del Consejo General del Poder Judicial. 

Esta institución no ofrece cifras desagregadas por tipo de inmuebles, sino solo generales. Pueden por lo tanto referirse a distintos tipos de edificaciones, no solo viviendas. Y, cuando se trata de estas, pueden ser también vivienda no habitual.

En 2017, casi seis de cada 10 desahucios (35.666) fueron consecuencia de procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Es decir por no hacer frente al pago del alquiler. Los otros 22.330 (36,8%) obedecieron a ejecuciones hipotecarias y los 2.758 restantes a otras causas. 

Los lanzamientos por impago del alquiler se incrementaron en un 4,3% mientras que los hipotecarios bajaron un 15,4%. 

El año pasado el número de lanzamientos practicados fue de 59.671. Y una vez más, en la mayoría de los casos el no poder hacer frente al coste de arrendar un piso fue la principal causa. Así un 62,5% de los desahucios (37.285) tuvo detrás esta razón. El 31,7% se derivó de ejecuciones hipotecarias (18.945) y los otros 3.441 respondieron a otras causas.

Las cifras del CGPJ corresponden solo a aquellos desahucios que son judicializados. Es decir no contempla los desalojos extrajudiciales, aquellos en los que las personas abandonan la vivienda antes de entrar en un proceso judicial.

Sobre viviendas vacías en España

Al analizar las casas construidas entre 2002 y 2011, detalla que el 18,5% de ellas estaban vacías

En España hay algo más de 3,4 millones de viviendas deshabitadas, un 84,9% de ellas en buen estado. O más bien había,  en 2011, fecha del último registro del Instituto Nacional de Estadística. Esta institución elabora un censo de población y viviendas cada 10 años. El siguiente, por tanto, tocaría en 2021.

El INE define la vivienda vacía como aquella que permanece sin ser ocupada, está disponible para venta o alquiler o incluso abandonada. Es decir, no realiza distinciones entre estas diferentes realidades. 

La estadística de hace ya ocho años mostraba que el número de casas vacías se había incrementado en un 10,8% en una década (336.943 más). 

En esas fechas, el parque inmobiliario ascendía a algo más de 25 millones de casas, lo que supuso un aumento del 20,3% con respecto a 2001. De estas, el 71,7% eran domicilios principales, el 14,6% secundarios y el 13,7% no se hallaban habitados.  

El INE aporta además un dato bastante llamativo. Al analizar las casas construidas entre 2002 y 2011, detalla que el 18,5% de ellas estaban vacías.

Galicia, La Rioja y Murcia eran las comunidades autónomas con mayor porcentaje de casas deshabitadas respecto al total, mientras que Navarra, Madrid, País Vasco, Melilla y Ceuta eran las que contaban con un porcentaje menor.

En números absolutos, destacan Andalucía, con 637.221 viviendas vacías; Comunitat Valenciana (505.029); Cataluña (448.356); Galicia (299.396) y Madrid (263.279).

La encuesta ofrece además datos detallados por ciudades. En los cincos principales núcleos urbanos se acumulaban el 11% de las casas no habitadas. En Madrid el número ascendía a algo más de 153.095 y en Barcelona superaba las 88.410. A la zaga, Valencia (57.110), Sevilla (48.223) y Zaragoza (34.981).

Más datos y una remembranza

El INE aporta además un dato bastante llamativo. Al analizar las casas construidas entre 2002 y 2011, detalla que el 18,5% de ellas estaban vacías

Hace ya 12 años, en septiembre de 2007, la vivienda se colaba en la posición número uno de las principales preocupaciones de los españoles, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). De ese 37,3% de los españoles que consideraba que esta era uno de los tres primeros problemas que existía en el país, hemos descendido hasta el exiguo 3,7% del pasado marzo.

Parecería entonces que los discursos alarmistas sobre ocupaciones no han calado entre la sociedad, pero también que ya no hay desahucios o que estos son muchísimos menos. O tal vez que estos ya no forman parte de aquello que importa a la opinión publicada ni tampoco a esa cosa, llamada en abstracto, ciudadanía, en la que no operan ni la edad, ni el género, ni la clase ni la raza.

Ahora que acaba de empezar la decimotercera legislatura no está de más un recordatorio constitucionalista sobre la vivienda.

“Título I. De los derechos y deberes fundamentales

Capítulo tercero. De los principios rectores de la política social y económica

Artículo 47.

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.”

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Amanda Andrades

De Lebrija. Estudió periodismo, pero trabajó durante 10 años en cooperación internacional. En 2013 retomó su vocación inicial. Ha publicado el libro de relatos 'La mujer que quiso saltar una valla de seis metros' (Cear Euskadi, 2020), basado en las vidas de cinco mujeres que vencieron fronteras.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. cambo

    https://www.publico.es/sociedad/obra-social-pah-pone-marcha-campana-desmontar-mentiras-okupacion.html Si se avisa n 24h=n problem (o cortar agua-etc=s largan) y solo es viviendabandonada sin alquilar En paises d Eu (UK-etc)ley permite en vivienda abandonadala ONUok=www.publico.es/sociedad/apoyo-onu-caso-ocupas-abre-via-frenar-desahucio https://diario16.com/el-cura-okupa-que-no-paga-las-viviendas-donde-reside/

    Hace 2 años 4 meses

  2. c

    ls okupas no entran en viviendas habituales dnde ls pueden echar en 48h tal qe es legal : es absurdo . ni en casa vacia d pobres pqe ls pobres no tenes segunda-vivienda . ls qe atacan a ls okupas se olvidan d gente qe vive en la calle por culpa d la banca ladrona y la especulacion, son especuladores, una minoria d gente qe vive d explotar pobres y pide que ls pobres se indignen por su problemas metiendoles la verguenza qe ellos carecen y no piden a la banca rescate y a esto es lo que NO hay drcho , sino derecha PP VX c$ PP$:€ uPPN PPNv CIU CC uPPD pero s llaman mu patriotas.... Y piden matar pobres pero no encerrar banqeros ladrones qe han sido rescatados cn dinero d todos pa dar creditos qe no dieron desp d crear crisis y encima despiden gente y piden mas comisiones

    Hace 2 años 4 meses

  3. Sebastian Gallardo

    Estimada sra: Las cifras son muy importantes, de acuerdo si. Pero la particularidad del hecho consiste en que si te toca estas jodido, la ley puede estar a tu favor pero la lentitud de la justicia te puede amargar la vida. He vivido en carne propia una ocupación de mi vivienda, no he denunciado, me avisaron de que entraría en un bucle legal que me llevaría meses, y mientras tanto en la calle o a alquilar una vivienda mientras me devuelven la mía. Por lo tanto la propuesta es pagar a una empresa que me aseguraba que en unos días dispondría de mi casa. Si así conseguimos la casa o el piso, para que denunciar, por lo tanto bajan las denuncias, es cierto. Hay que distinguir los problemas, los dos lo son, pero no enfrentarlos, son situaciones difíciles, todas, pero el pequeño propietario ya tiene miedo hasta de irse de vacaciones, quizás Ud no, pero nosotros si. Los poderes públicos han de garantizar, no yo ni el pequeño propietario, el problema ha descendido, si es cierto, pero con el crecimiento de las mafias para el desalojo y el abandono de las vias judiciales, por lentas, y por lo tanto las estadísticas de lo que no existe, no se publican. En la calle se vive de otra forma, no se leen tanto las cifras publicadas en los boletines oficiales, de hecho en el desayuno no los he leido nunca, a veces la prensa escrita, cada vez menos por la falta de información y el exceso de opinión. Gracias por su atención.

    Hace 2 años 4 meses

  4. ,

    cuando hablais de miedo de la ciudadnia es porque existe, yo he estado TREINTA AÑOS PAGANDO UNA HGIPOTECA, y en muchas ocasiones mi familia y yo lo hemos pasado bastante mal, pero nunca me he enganchado ni a la luz ni he dejado de pagar luz ni agua, y que en este momento te ocupen una vivienda cuando te vas de vacaciones ó a otro sitio. y que los politicos de turno miren para otro lado y la justicia que cuando salga la sentencia los desocuparan, SRES. NO HAY DERECHO, y luego nos escandalizaremos si alguien llega a su casa ocupada, y hace cualquier barbaridad

    Hace 2 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí