1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EL MENTIDERO

Desmontando a Valls

En este laberinto de espejos que es la política institucional, solo nos queda aferrarnos a la intuición y a las suposiciones. No es mucho, pero como ejercicio intelectual resulta apasionante

Jonathan Martínez 29/05/2019

<p>Manuel Valls</p>

Manuel Valls

LUIS GRAÑENA

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

No ha transcurrido ni una semana desde los comicios municipales y ya está alborotado el gallinero de los pactos de gobierno. En muchas ciudades, supongo que en la mayoría, la aritmética ha dejado un paisaje multicolor donde van a ser inevitables los acuerdos poselectorales. Es el momento de envainársela, de aparcar las bravuconadas de la campaña y tender manos y repartirse el pastel de las concejalías, de los asesores y otros merengues. Por si fuera poco, la empresa encargada del recuento de votos ha acusado un error informático al volcar los datos y algunas instituciones han permanecido varios días al borde del infarto.

Hay algunas ciudades como Madrid donde las alianzas parecen claras. La candidatura de Manuela Carmena se ha impuesto con una claridad apabullante, pero los 19 concejales de Más Madrid son insuficientes y la suma de los 8 ediles del PSOE no basta para garantizar la investidura. Al contrario, los 15 asientos de José Luis Martínez Almeida permitirían al PP gobernar la capital de España gracias a un hipotético acuerdo a la andaluza con los 11 representantes de Ciudadanos y los 4 de Vox. Muchos dan por hecho que se impondrá la solución trifachita. Los peones del falangista Javier Ortega-Smith son quienes decantarán la balanza.

Otras ciudades, en cambio, permiten un panorama de posibilidades mucho más variopinto. Es el caso de Barcelona, donde Ernest Maragall ha superado a Ada Colau por poco más de cinco mil votos. Tanto ERC como Barcelona en Comú contarán con 10 escaños. El PSC de Jaume Collboni alcanza 8 asientos frente a los 6 de Manuel Valls y Ciudadanos, los 5 de JxCat con Elsa Artadi y los 2 del PP con Josep Bou. Nada más conocerse los resultados, la alcaldesa saliente ha llamado a formalizar un pacto progresista junto a ERC y PSC. Artadi, al contrario, reclama a Maragall una coalición independentista al estilo del Govern. La complejidad del pacto barcelonés, en última instancia, pasa por un encaje de bolillos entre el eje izquierda/derecha y el eje nacional.

En medio de todo el tinglado, cuando la prensa ya lo daba por amortizado, Manuel Valls ha amenazado a Ciudadanos con una “ruptura total” si la formación de Rivera se embarca en alianzas con la extrema derecha de Vox. El ex primer ministro francés ya manifestó sus reticencias ante la negociación del gobierno andaluz. “No puede haber ningún compromiso con la extrema derecha”, decía Valls apenas un mes antes de que el PP, Ciudadanos y Vox formalizaran su matrimonio en la Junta de Andalucía. Ahora la advertencia ha sonado más categórica e incluso tiene un tono de ultimátum. Habrá quien desconfíe de su inocencia. Al fin y al cabo, la formación naranja hace ya mucho tiempo que ha tomado el carril del acuerdo trifachito y no parece exhibir demasiados escrúpulos al respecto.

Lo interesante de las declaraciones de Valls es que han abierto el paso a toda clase de sospechas y cavilaciones conspiratorias. Algunas teorías resultan disparatadas. Otras, sin embargo, se adentran con tino en el territorio de la política ficción y como mínimo nos permiten expandir el abanico de opciones poselectorales en el ayuntamiento de Barcelona. Una de las hipótesis más fascinantes plantea que existe una maniobra secreta para descabalgar a Ernest Maragall de la alcaldía. El objetivo último consistiría en alejar al independentismo del gobierno de la capital catalana. Como telón de fondo encontraríamos la vendetta de Miquel Iceta, que vio frustrado su acceso a la presidencia del Senado después del veto de ERC, JxCat y la CUP. Iceta ya ha adelantado que está dispuesto a “hacer lo que sea necesario para evitar que haya un alcalde independentista”.

Vamos al lío. La suma de ERC y los comunes no tiene mayoría. La suma independentista no tiene mayoría. La suma de los partidos del 155 no tiene mayoría. La suma de Colau con el PSC no tiene mayoría. ¿Qué combinación resultaría entonces mayoritaria? Una mixtura a priori imposible como la de Barcelona en Comú (Colau), PSC (Collboni) y BCN-Canvi C’s (Valls) sumaría 24 ediles. Mayoría. ¿Pero no resulta un tanto extravagante que el candidato de Ciudadanos garantice la investidura de Ada Colau, a quien los naranjeros acusan de “populista”? Pues bien. Mientras las teorías de la conspiración recorren las redes, Manuel Valls sale de nuevo a la palestra y ofrece su apoyo “sin condiciones” a la investidura de Colau. La prioridad, dice Valls, es que Barcelona “no caiga en manos del independentismo”. Apenas una hora más tarde, Ciudadanos enmienda la plana a Valls y asegura que su apuesta nunca sería Colau sino Collboni.

¿Y qué dice Colau? La alcaldesa insiste en un acuerdo con PSC y ERC. La idea es resucitar el espíritu del Pacto del Tinell y del viejo tripartito de Pasqual Maragall, Josep-Lluís Carod-Rovira y Joan Saura. Pero Colau sabe que esa aventura es agua pasada y que la sombra del 1-O y del juicio contra el procés entorpecen sus aspiraciones. Así que por una parte, anuncia que no mantendrá conversaciones con Ciudadanos. Pero por otra parte, tampoco hace una renuncia explícita a investirse con los votos naranjas. ¿Pero los ediles de Albert Rivera estarían dispuestos a investir a Colau? Pues resulta que solo tres concejales de BCN-Canvi C’s pertenecen a Ciudadanos. El resto, incluido el propio Valls, son independientes. Y resulta también que los tres votos de Valls son exactamente los que necesitarían Colau y Collboni para alcanzar la mayoría del pleno. Ni uno más ni uno menos. ¿No es fascinante?

Tal vez ahora podamos explicarnos el distanciamiento de Valls con respecto a Ciudadanos. Ni siquiera es necesario que se materialice su amenaza de ruptura. Bastaría con que sus tres concejales escenificaran una corriente díscola, progresista y desmarcada de la losa ultra de Vox. Este regate permite que sus votos sean más digeribles para un gobierno entre el PSC y los comunes. Sin negociaciones, sin apretones públicos de manos, sin contraprestaciones. Incluso podrá decirse que los tres ediles de Ciudadanos se opusieron a Colau y ambas partes mantendrán su antagonismo. Rivera saldrá indemne de este trance y tanto Iceta como Valls habrán conseguido su propósito de que el independentismo no se acerque al bastón de mando. Todo el mundo gana. Solo Maragall pierde.

Todavía en el territorio de la política-ficción, algunas voces apuntan a una maquinaria engrasada en la sombra. Tanto Valls como Iceta veranean en Menorca y en aquella isla han mantenido al menos un encuentro en el que se sopesaron diferentes posibilidades para el consistorio barcelonés. Otras voces ponen el punto de mira en los tentáculos del grupo Godó. De hecho, ya tenemos alguna columna en La Vanguardia que santifica el tridente Colau-Collboni-Valls. Parece que las mismas altas instancias que impulsaron la candidatura de Valls estarían dispuestas a aceptar el mal menor de Collboni o incluso de Colau con tal de que Barcelona no quede en manos de un alcalde independentista. Si estas suposiciones son reales, no tardaremos en leer titulares que hagan más digerible el trámite. Después de todo, Valls podrá presentarse como un viejo socialista francés que se desmarcó de Vox y que pone sus votos al servicio del constitucionalismo.

¿Existe una operación de Estado que utiliza a Manuel Valls como agente doble y ariete contra el independentismo? Por ahora, nos movemos en el territorio pantanoso de la ficción y las escenificaciones. En las componendas poselectorales hay algo de teatral y mucha ingeniería entre bambalinas. Sospechamos quiénes son los ingenieros pero tenemos que conformarnos con recomponer el puzzle a partir de unos pocos indicios. Dejar volar la imaginación y jugar con las piezas del tablero igual que un niño armaría sus muñecos de lego. En este laberinto de espejos que es la política institucional, solo nos queda aferrarnos a la intuición y a las suposiciones. No es mucho, pero como ejercicio intelectual resulta apasionante.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Súper Jonny

    Cara Cono, este personajillo clerical-militar (Súper Jonathan) es fundamental para que el show siga adelante. Alguien tiene que explicarnos que a los niños de Alsasua nadie les ha aplicado técnicas pavlovianas para que respondan del modo en que lo hacen. Si acaso el Estado Hispaniol, pero nunca sus propios artículos, por ejemplo...

    Hace 1 año 10 meses

  2. Cara Cono

    Pero cómo podéis seguir publicando a este tipo. Ya no por sus discutibles amistades (gentes que hasta 2011 estaban defendiendo tironucar como programa político), sino por su escasísima altura intelectual. ¿Qué formación tiene, qué preparación, qué ha estudiado, qué ha leído? Pero si es que es ágrafo, el chiquillo...

    Hace 1 año 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí