1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO LOS INFORMES FINALES (I)

El golpe de Estado más largo del mundo

Si se compra la descripción de violencia de la Fiscalía –cotidiana, usual en una mani; o incluso inferior a la de una mani–, será la génesis del delito de odio 2.0: un algo aplicable a todo

Guillem Martínez Madrid , 4/06/2019

<p>Larra, en la máquina de Cardhu del TS.</p>

Larra, en la máquina de Cardhu del TS.

G. M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas colaboraciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

USTED SE ENCUENTRA AQUÍ. “La fase cachonda de un juicio es la prueba. Pero la fase informes tiene su cosa. Es el momento en el que las partes hablan directamente al Tribunal. Es un momento de sinceridad y de astucia, dramático, teatral incluso. Pero debajo de esa tramoya se encuentra la esencia de las acusaciones y de las defensas. El por qué hemos llegado aquí. Eso pasa en un juicio del siglo XXI por un delito informático, como pasaba en el siglo XIX con delitos de mi época, como, no sé, estupro, falsificación de pesos puertorriqueños, o rebelión”. Larra, usted la cuela siempre que puede. “El periodismo es oportunismo, joven. Bueno, ya le he planteado el artículo, así que me voy a la máquina de Cardhu del TS. Abur”.

OBJETIVIDAD DONDE NO LA HAY NI SE LA ESPERA. Hola. TS. Fase de informes finales. Hoy empiezan los informes finales de la acusación. En lo que es una metáfora, tenemos dos ideas organizadas de acusación –Fiscalía, Abogacía del Estado–, y 3.456, si incluimos a Vox. Entre todas las acusaciones plantean penas de galeras y los delitos de desobediencia, rebelión, malversación y organización criminal. Pas mal. La semana pasada llevaron sus conclusiones iniciales a definitivas. Wala. Hoy toca dotar esa decisión y descripción de aparato intelectual, orden, causalidad. Lo que confiere interés a sus exposiciones, pues todo eso parece una misión imposible. Los cargos, en fin, se alejan de las pruebas mostradas en el juicio. Así como suena. Lo que se dice rápido. Pero, sorprendentemente, se acercan mucho a A), o punto de vista del Estado: un golpe de Estado, descrito por los medios I+D esp y, finalmente, por el rey más preparado y avanzado –al menos, a los hechos–, en su discurso del 3-O. Curiosamente, las conclusiones finales también se acercaban a lo descrito, B), por los medios procesistas: esto era un proceso de autodeterminación malote y peligroso y meditado. Según A) y B), lo que vamos a escuchar hoy cae por su propio peso. Plof. Afortunadamente, para elaborar un punto de vista razonable que pondere todo esto, sin que ello te haga parecer un marciano, está, además de las pruebas observadas en este juicio, C). C), a saber: lo acotado en instancias judiciales y de derecho internacionales, que ofrecen otro sentido común de lo ocurrido. Lo que es dramático, pues indica que algo –su credibilidad, vamos– falla en los medios esp y cat, en su clase política y en, al menos, la fase instructora y Fiscalía. Se trata de los puntos de vista aportados por el TEDH, que la semana pasada se peló, desde la cultura democrática, el procés, pero señaló su límite delictivo y punitivo en una desobediencia cutre. Por la sentencia alemana, o como se llame, de la no extradición de Puigde, que fijó que los hechos descritos por Llarena, y reivindicados hoy por las acusaciones, no supusieron ninguna amenaza al orden constitucional. Y por el informe de un organismo próximo a la ONU –ojo, la Sala de lo Contencioso-Administrativo admitió un dictamen emitido por esa entidad como vinculante hace 10.000 años, en 2018–, que a pesar de su burda utilización propagandística, por parte del procesismo, y de la burda reacción por parte del Gobierno, creo que es más importante de lo que supuse. Dentro de C), qué narices, también ubico mi descripción en tiempo real de los hechos en su día: una desobediencia caótica, tardía, mal asesorada, no pretendida y contradictoria, centrada, a través de la propaganda, más que en el cambio político, en la supervivencia electoral. Una desobediencia limitada y endeble, que se paró, simplemente, con una multa a una Junta Electoral. Lo que indica su voluntad de desobediencia. Escasa. El haber llegado a la vía penal supone, además de un absurdo, la imposibilidad de solución del conflicto, si entendemos que el conflicto son una serie de líderes esp y cat que mintieron y mienten a sus sociedades. Algo que sólo se mitiga con desprecio social, no con penas. Rayos, empieza Fiscalía.

HABEMUS HABERMAS. Fiscalía empieza por todo lo alto. Cita de Habermas y la pirámide de Kelsen de 1º de carrera. Pero, en un plis-plas, la pirámide de Kelsen se convierte en la de Keops y, luego, en una de naipes. En su introducción invierte un tiempo en demostrar científicamente que esto no es un juicio político. Una muy mala idea: uno no empieza un discurso diciendo “parece pederastia, pero no lo es, les explico”. Describe el famoso golpe-de-Estado-que-no-lo-parece-pero-que-lo-es. Es único en el mundo, no encaja en el articulario, y sólo puede hacerlo encajar, al parecer, un genio esp. Si bien no consigue describir un golpe de Estado, asegura que lo fue, fijo, lo que pasa es que la Gene no necesitaba tomar el poder porque ya lo era –no lo es; una autonomía es lo que es, según la CE, y es mucho menos, una mera descentralización administrativa, según el TC– Utiliza en la descripción del golpe todo lo contrario, lo del TEDH, y desprestigia lo de la ventanilla ONU. Aprovecha las contradicciones del procesismo –la máxima, ser un discurso propagandístico descomunal y unos hechos mínimos; transforma el discurso en hechos; la DUI fake pasa a ser DUI king-size; algún día Fiscalía recibirá por ello la Creu de Sant Jordi, y una pensión–. Se descarta la cosa sedición: “No se produjo un ataque al orden público, sino a la CE”. Ese ataque fue emitido “por la Gene, el Parlament y los actores sociales”. No por los Mossos. Bueno, sí. A ratos no hicieron nada, a ratos fueron determinantes. “Todo el mundo pudo ver ese alzamiento en la tele”, salvo en la BBC, claro. Su planificación era tan seria e inapelable como los documentos Enfocats –un documento propagandístico delirante–; la Moleskine –el texto, de un pequeño Napoleón autonómico, que más bien ilustra la imposibilidad de planificar nada con aquella tropa–; el Libro Blanco de la Transición Nacional –Rahola fue una de sus autores; no te digo más–, y la hoja de ruta de 2017 –es decir, no las anteriores hojas de ruta, igual de fiables y efectivas; y propagandísticas–. Junqueras –ese hombre que en octubre no abrió la boca de la cara para que Puigde fuera el que se rajara; lo que viene siendo un chicken game– fue el genio planificador de este golpe de Estado del siglo XXVII. La violencia, si bien se describe con profusión, no queda clara. En todo caso, era necesaria muy poca, pues la Gene, lo dicho, ya era el poder. De hecho, si se compra esa descripción de violencia –cotidiana, usual en una mani; o incluso inferior a la de una mani–, será la génesis del delito de odio 2.0, un algo aplicable a todo. Se explica, por ejemplo que el 23F la violencia fue el empujón de Tejero a Gutiérrez Mellado, no los disparos, no las órdenes de Armada, no las órdenes que, glups, Armada recibió. Se establece que la violencia empezó el 19-S del 2017, pero la cosa rebelión antes, el 9-N de 2015 –no obstante, el Gobierno no declaró, en todo ese periplo de 2 años de periodo insurreccional, el Estado de Excepción, ni la Cruz Roja trajo magdalenas y leche–. Se habla de organización criminal, pero no se reivindica el cargo. La malversación –fijada en 2,7 millones, de los cuales 2,259 son gastos de uso de locales en 1-O, muy patilleros, y que los peritos de Fiscalía estimaron en 900.906 euros, menos de la mitad– no queda demostrada. Pero, en contrapartida, se fija la acreditación del gasto en el momento en el que se propone a un proveedor. En lo que es la punta del argumentario, Fiscalía explica al Tribunal que “todas las asociaciones de Fiscales de Esp opinan lo mismo”, sobre lo del Golpe de Estado. Frase que nadie verá fuera del biotopo sin llorar de la risa.

PEDREA. Por la tarde, Abogacía del Estado toma la palabra. Concretamente, palabras hilvanadas en subjuntivas inacabables, superando mi récord mundial. No difiere mucho de Fiscalía en su itinerario cronológico de los hechos. Difiere en la violencia utilizada, que no da para rebelión, pero sí para sedición, según cómo la mires. Las diferencias de una violencia u otra ocupan muy poco en el informe. La malversación, el gran qué de la Abogacía del Estado en este tipo de juicios, se soluciona rapidito y sin muchos detalles, salvo su dificultad de descripción. Turno de Vox. El interés de lo que diga Vox, esa inteligencia paralela, recae en notar lo que se aleja de las descripciones de Fiscalía y Abogacía. Y no difieren nada. Vox asume la rebelión de Fiscalía –la resumen, incluso: “Un golpe de Estado único, por lo que requiere una explicación única”; no recogida en el Código Penal, vamos–, y la malversación de Abogacía. Luego, dos abogados con toda la vaselina de Madrid en el cabello –se rumorea que organizaciones humanitarias abastecen a Chueca gracias a un puente aéreo–, explican lo de Organización Criminal. Acaban emocionándose y recordando a los juristas caídos en el transcurso de esta causa. Cuando terminan, en prensa todo el mundo ríe y grita viva-españa. La prensa esp-cat se parece a la crítica de ópera: no es determinante, pero si se te ríe, es la ruina.

ORACIÓN Y CIERRE. En un juicio normal, unas acusaciones tan alejadas de las pruebas son una garantía de éxito para las defensas. Vamos, que con la sentencia veremos si esto ha sido un juicio normal. Las acusaciones no lo han sido, en todo caso. O son muy autónomas, y tienen una cosmovisión rica y propia; o no lo son en absoluto y defienden cosmovisiones sugeridas y no contrastables. En esto llega Larra. “Le veo pocho. ¿Cardhu?”. Como para una boda. No encaja nada de lo que se está encajando. Hoy ha sido un día muy parecido a aquel en el que usted formuló el adagio “me duele España”. “Fue un error de transcripción. En realidad dije ‘me huele España’”:

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas colaboraciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Carla

    Magnífico Martínez, lo leo rigurosamente y aplaudo la lucidez de su análisis que me permite entender el proces y la historia de España. Gracias por cada una de sus magníficas piezas y por las personas que convoca: Larra, Kent, Pla...

    Hace 2 años 3 meses

  2. zyxwvut

    La manipulación que supone poner el aguilucho fascista con una toga en la portada también es de trazo grueso. No se corresponde con un juicio transmitido en directo en que hemos podido ver las provocaciones y espectáculos que han montado las defensas, desde payasos profesionales para ridiculizar al tribunal, a personas que iban allí a explicar sus inclinaciones sexuales y de género. Pero bueno siempre queda el franquismo y el rey para justificar cualquier barbaridad ¿No? Me pregunto qué hubieran hecho en uno de esos países de la democrática Europa si un gobierno territorial (un land o una región) se burla de su tribunal supremo y tribunal constitucional y decide aplicar la ley sólo en la parte que les conviene.

    Hace 2 años 3 meses

  3. alex

    Uff, que sopor del artículo.

    Hace 2 años 3 meses

  4. Silvio

    Eres muy confuso para las personas que te leen Guillem, Lee tu propio articulo y verifica que no estabas pensando en nosotros, probablemente quisiste mostrar los recursos que tienes , que los tienes. Yo personalmente te pido que me des tu opinion sin fuegos artificiales

    Hace 2 años 3 meses

  5. zyxwvut

    Hay que leer a cronistas que se toman en serio su función. Seguimos con el 23F y escondiendo a Soros y Maidan. El neogolpismo no entra en la caracterización del señor Guillem Martínez.

    Hace 2 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí