1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO LA SENTENCIA (II)

Sinsentido y sentimentalidad

Ahora que todos los grandes partidos son patriotas, el indulto viene difícil, en tanto que el PSOE ha aceptado los marcos propuestos por C’s

Guillem Martínez Madrid , 23/09/2019

<p>El jefe indio Torra Sentado (Torranka Iyotanka)</p>

El jefe indio Torra Sentado (Torranka Iyotanka)

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El 1 de octubre, CTXT abre nuevo local para su comunidad lectora en el barrio de Chamberí. Se llamará El Taller de CTXT y será bar, librería y espacio de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos culturales de toda índole. Puedes hacerte socia/o en este enlace y tendrás descuentos de hasta el 50% en todas las actividades.

1. Hola, amiguitos. Esperando la sentencia. Que será en la primera quincena de octubre para evitar llegar al 16-O, segundo aniversario en preventiva de los Jordis. Sí, se podría dictar sentencia más tarde, ampliar la provisional y todo eso. Pero si no has matado a Kennedy, eso sería un –otro– chiste.

2. Josep María Brunet, en La Vanguardia, ha hecho el ejercicio político-estético de limitar los días hábiles para emitir sentencia en esa quincena de octubre. Lo que limita el asunto, en caso de un TS con sensibilidad comunicativa. No sería edificante, así, emitir la sentencia el 1-O –San Oé-oé-oé y Santa Urna Màrtir–. Ni el 3-O –el día en el que el rey abrió la boca de la cara–, ni el 12-O –descubrimiento de las Indias–, ni el 14-O –que se reúne el TJUE para lo de la inmunidad de Junqueras, ese fleco suelto; tendría guasa emitir sentencia ese día, al menos–, ni el 15-O –el día en que se fusiló en Montjuïc al único presi de Gobierno aliado en la II Guerra Mundial–.

3. El punto 2 explica el pitote creado cuando la política se pone en huelga galesa y la judicatura en huelga japonesa. Básicamente, un enrarecimiento de la política y de la justicia. Y de la vida, que ante el despiste se tira de morros al símbolo y a la sentimentalidad. La presencia de tantos días de santoral en los que es imposible emitir sentencia indica, también, que el Estado ha liado un cristo.

4. De confirmarse la filtración de Ernesto Ekaizer, que señala que la sentencia apuesta por la sedición, completita, sin grado alguno, nos encontraríamos ante dos fenómenos preocupantes. Fenómeno a) el TS es un coladero y no disfruta de intimidad –algo preocupante en una institución en la que los caballeros visten con puntillas–. Fenómeno b) se produciría un grave recorte en los derechos de manifestación, reunión y asociación. En la línea, por cierto, reclamada por la Gene y el Parlament en la acusación particular del juicio en la AN y la revisión en el TS del caso Encerclem el Parlament. Lo que no quita ni el chiste ni el carácter dramático de la evolución autoritaria del Estado. Esta mañana a primera hora, no obstante, lo único que se sabe de la sentencia es que no se comunicará en modo live, sino que la colgarán en Google. Y que no será absolutoria. Que desobediencia –un delito, en principio, sin carga de cárcel; el único delito nítido, me temo, por otra parte–, cae sí o sí. El intríngulis, la politización, incluso la erosión de derechos podría pasar por ver lo que hacen con la cosa rebelión o sedición, propuestos por la Fiscalía, y el de organización criminal, propuesto por Vox, esos pioneros. A título orientativo de la sentencia, para verla venir, o para escandalizarse un tanto cuando venga, se sabe que el tribunal alemán aquel vio violencia, pero en ningún caso una amenaza para el orden constitucional. Y que no vio, y la Fiscalía tampoco se esforzó mucho en contestar a sus requerimientos al respecto, malversación. 

5. Se sabe que, ahora que todos los grandes partidos son patriotas, el indulto viene difícil, en tanto que el PSOE ha aceptado los marcos al respecto propuestos por C’s. Si las elecciones de noviembre no las gana el PSOE, sino los propietarios de los marcos que utiliza, pues peor. O no. Igual. Vete a saber.

6. Se sabe que en Cat habrá una reacción a la sentencia. Y, diría, que esa reacción será descomunal, ruidosa, sentimental, auto-referencial, poco operativa, testimonial.

7. Al menos, la mani del 11-S, que cada año adelanta las tendencias para la temporada, no planteó, por primera vez desde 2012, ninguna tendencia para la temporada. La mani, menos nutrida que en otras emisiones, quizás planteó un relevo de JxC frente a ERC y de ANC frente a Òmnium. Y la sentimentalidad como respuesta a todo.

El pacto tácito entre JxC y ERC de mantener silencio sobre lo ocurrido desde octubre de 2017 hasta el juicio morirá con la sentencia. El pacto se limita al mutis y al no tirarse de los pelos en público

8. JxC se va al garete y ERC empieza su primacía en la Tierra Media. Si lo consigue –ERC es el pupas jugando al Chicken Game, l'esport nacional català; unos pupas, supondrá un cambio natural en el procesismo: el abandono de la sentimentalidad rampante, que no va a ningún lado, y el inicio de otra sentimentalidad, que convierta al independentismo en el nuevo autonomismo y no vaya a ningún lado. Lo que, en esencia, viene siendo la esencia del procesismo y su destino.

9. En todo caso, para la cosa respuesta a la sentencia, nadie emite consignas. Lo que es un gran cambio, desde 2010, en un movimiento eminentemente propagandístico. El despiste es inaudito. Algunos periodistas procesistas, por primera vez, por falta de consignas, están al borde del síncope, mientras otros lo han traspasado. No tienen nada que decir, salvo las cuatro sentimentalidades al uso. Parece ser, se diría, se espera un gran qué, un gran comunicado programático de tsunami democràtic, una suerte de El Zorro cat. Nadie sabe quién es pero tiene un proyecto para limpiar la Baja California. Parece ser, por lo que emite, que su proyecto es sentimental I+D. Sorpresa. Ya veremos.

10. El pacto tácito entre JxC y ERC de mantener silencio sobre lo ocurrido desde octubre de 2017 hasta el juicio morirá con la sentencia. El pacto se limita, por lo que veo, al mutis, y al no tirarse de los pelos en público. A ver si aguantan. Yo, no podría. Pero yo no soy político. La cosa está tan calentita que Puigde y Marta Rovira se han fotografiado juntos, reclamado unidad. Unidad que después Rovira, en otra foto individual, ha matizado con sendas críticas a lo que debe ser el procés del futuro. No puede ser el del pasado, se parece mucho a una autonomía sentimental, etc.

11. Sobre Rovira. Hace muy bien, visto lo visto, en instalarse en Ginebra. Pero sorprende su acceso ulterior a la realidad. Recordemos, hermanos, que esa política llegó a llorar de emoçao mientras hablaba el 27-O, y en la tribuna del Parlament, de una DUI que –y ella era de las pocas personas que lo sabían– era más falsa que un euro de Popeye. Con el agravante de que un duro de Popeye, tal y como está el patio de malito, colaría.

12. Por lo mismo sorprende el resultado del último congreso de ERC, celebrado hace algunos días. En dos fases. Muy a la esp. En la primera se votaban cargos, y en la segunda, por venir, cosas más anecdóticas, como las políticas. La lista Junqueras y Rovira ganó por un 88%. O, lo que es lo mismo, ganó por mayoría proto-búlgara el equipo que evitó a ERC ganar en 2015, al concurrir juntos con la futura CDC, que se comió el marrón –arriesgado, imposible, peligroso– de preparar un referéndum en el que JxC hizo poco, que no consiguió nada de lo que anunció, que jugó al Chicken Game con Puigde en los Idus de octubre –a que en vez de elecciones no tienes huevos de emitir DUI, pollo; y el pollo lo hizo; fake, pero lo hizo–. Que acabó en la trena o en el exilio y perdiendo otras elecciones frente a –dios, me cuesta escribir cuando me viene la risa– la lista de Puigde. El equipo que, junto a los chicos y chicas de JxC, se embarcó en abrir algo que no sabía cerrar, y que conducía a una recomposición del Régimen del 78, que ahora disfrutamos todos. El equipo que ayudó a introducir la posdemocracia –propaganda, relato, suplantación de la sociedad por el pueblo, más pequeñito–, que en breve tal vez disfrutaremos en toda la península. La militancia votó con menos profusión a Salvadó, el segundo de Junqueras en Economía. Dicen que por unas declaraciones machistas grabadas por la GC en su día. Supongo que, en realidad, por otras grabaciones de la GC, en las que explicaba a otro gran ideólogo que no había nada preparado, es decir, intelectualizado, para después del 1-O. Que todo era mucho lerele y poco larala.

13. Vamos, el procesismo cambia de líder. Pero no de la característica de los partidos que lo integran: la selección negativa. Que, en este caso, supongo, aportará unos líderes –los de siempre, vamos– más dispuestos a sentimentalizar aún más la cosa, que a intensificar los problemas judiciales, que se intentarían evitar. Otra cosa sorprendente, y que ilustra el carácter vertical de los partidos esp/cat, es que puedes tener a tus líderes en la trena, es decir, lejos de la realidad operativa, y siguen mandando absolutamente. Lo que habla de ausencia de resistencia, de debates vivos y rápidos en los partidos. Hablan de que un líder puede estar 24 horas al día incomunicado en una habitación con una teoría del juego electoral. Quizás, glups, eso es lo que está pasando en los grandes partidos. Glups. 

14. Un ejemplo de lo que esconde la selección negativa cotidianamente: la llei Aragonès, emitida por Aragonès, ERC y actual conseller d'Economia. Se trata de una ley para la privatización de servicios, que ilustra, por tanto, un desconocimiento de lo que es la soberanía. Más allá de sentimentalidad, claro. La sentimentalidad, el relato, permite que no haya nadie al volante.

15. La respuesta de Waterloo/Torra, se supone, será sentimental también, todo apunta a ello. Torra puede jugar la baza anunciada de no presentarse al juicio que tiene el 25-S por lo de colgar cartelitos partidistas en la Gene. Ese día hay anunciado un pleno de control al Govern en el Parlament, por lo que tiene conflicto de intereses, sensible de ser explotado sentimental y televisivamente. Torra, que ha apostado por la desobediencia institucional siempre y cuando no afecte a funcionarios –es decir, nunca–, aquí tendría una ocasión de oro para practicar una desobediencia institucional individual. Quedarse en el Parlament y esperar que venga la poli –funcionarios de la Gene, supongo, por otra parte– para llevarlo al juzgado, que no a la trena, conducido por dos carabineri, como Pinocchio.

La Gene, esa cosa presidida por Torra, aquel presi que pedía a los manifestantes: apreteu/apretad. No entendieron que apreteu era un estado sentimental

16. Pero los héroes, o siguen sin estar, o están cansados. Su abogado, en plan Doc Triquiñuelas, ha presentado dos recusaciones. Si no se solucionan antes del 25-S, pues igual no hay juicio, ni problema. Y eso es lo que ha pasado. Se ha cambiado la fecha del juicio. No hay momento Torra detenido en el Parlament, pero sí momento Torra invocando sentimentalidad en el juzgado. El abogado de Torra, por cierto, es el de Puigde. No parece haber sido muy determinante en la suerte de Puigde hasta ahora. Este sería su primer gran caso sobre la cosa en el Estado. La primera recusación en la que, entre otros argumentos, aludía a un defecto de forma en la citación fue contestada por el TSJC aludiendo que también su recusación presentaba defectos de forma.

17. En todo caso, Torra deberá recurrir a un nivel de sentimentalización de culebrón venezolano. Y aun así. Su presidencia está pasando de largo, sin otra aportación que ir con los calcetines caídos. No hay –pinta que no habrá– presupuestos. Y la forma de ir tirando con propaganda y relato, dos años después del fracaso de la propaganda y del relato, ha llegado a su fin, diría. Debe ser transformada, por inoperante. Quico Sallés –gran periodista, con el que tuve un estrecho contacto durante el juicio al procés, hasta el punto de que creo que fue él quien me mangó la American Express– informa en El Món, y en ese sentido, de un caso que haría reír si no hiciera llorar. Un grupo de manifestantes frente a la cárcel de Lledoners ha entrado en fase de instrucción por unos hechos dadás presentados por la Fiscalía. El caso de la cosa es que la Gene se presenta como acusación particular pidiendo más cargos y más condenas. La Gene, esa cosa presidida por Torra, aquel presi que pedía a los manifestantes: apreteu/apretad. No entendieron que apreteu era un estado sentimental. Dios, que acabe todo esto ya. Que pasen los 20 años que durará ya.

18. En todo caso, estamos en campaña electoral, el terreno en el que mejor se mueve el procesismo en general y JxC en particular. Las elecciones acelerarán la separación entre ERC y JxC, y espolearán la imaginación de Puigde. Igual vuelve a presentarse, esta vez con una mano atada a la espalda, para diferenciarse de la anterior. ERC y JxC, al parecer, continuarán apostando por los presos para las listas. Es decir, por la sentimentalidad. Estar en la trena y apostar por la sentimentalidad habla de una bancarrota intelectual. Y política.

19. Un sector de la CUP, Endavant, ha hecho algo muy pertinente y exótico. Elaborar un documento en el que se analiza el procés y su fracaso. Se establece que era relato, no verificable. Se evalúa como un error de cálculo haber supuesto que cuando cantara que JxC y ERC mentían, la parroquia saldría a la calle y desbordaría la situación. Un documento valiente y, a mi juicio, ajustado a la realidad. Los partidos no ajustados a la realidad dan canguelo.

Una sentencia, en un Estado de Derecho, requiere obediencia, pero no acato. Igual este dato tiene algo que ver con las coreografías que veremos en breve

20. Por su parte, la derecha catalanista no adscrita al procés se ha reunido en Poblet, monasterio en el que están los reyes de la Corona Aragonesa –es un decir, el monasterio fue saqueado después de la desamortización; es posible que, con aquellos huesos, hicieran caldo–. Se trata de partidos, tendencias, grupos, individuos, aún por dibujar. Han elaborado un documento programático en el que hay varias concesiones sentimentales al público y, debajo de ellas, este programa: Estatut de 2006, reconocimiento de la cosa nación, mejora de la financiación. Lo que quería el procés antes de perder la chota en la partida de póquer. Los ejes del autonomismo futuro, si se le quita la sentimentalidad. O, incluso, me temo, con ella.

21. El egregio jurista Jordi Nieva ha sacado un interesante artículo en El Periódico, en el que establece la diferencia entre acatar u obedecer una sentencia. Una sentencia, en un Estado de Derecho, requiere obediencia, pero no acato. Igual este dato tiene algo que ver con las coreografías que veremos en breve. O no. Igual no lo leen. Igual no leen.

22. Un Estado de Derecho, por otra parte, es algo que puede transitar de la democracia a su contrario a través de siete pasos, que es lo que dibuja Ece Temelkuran en su libro Cómo perder un país (Anagrama) –sale en breve–, uno de los libros políticos más mixed-emotions del nuevo curso. En Esp y Cat se ha empezado a caminar en la lógica de esos siete pasos. La sentencia, la respuesta, el póquer de Sánchez en las elecciones orientarán sobre la calidad de ese avance. Verbalizar, cotidianizar fórmulas democráticas que no lo son, ya es un serio avance en esa dirección. Me voy a comer que aquí hay hambre. Abur, que dicen los personajes divertidos de Galdós. 

23. Esta madrugada, a las 5:00 AM, la GC ha entrado, pumba, en los domicilios de varios miembros de los CDR. Han encontrado material sensible de ser utilizado para fabricar explosivos. U otras cosas. Al parecer, el material ese, me dicen, era cloro. Nadie sabe nada. Algunos de los detenidos, me dicen también, pero no me lo confirman, estaban implicados en la cosa Lledoners, que les explicaba en el punto 17. Puede ser, en efecto, lo que dice la GC. Pero puede ser, en efecto, lo que ha ocurrido en otras ocasiones. Exceso de celo. O exceso, a secas. El terrorismo, por aquí abajo y en todo caso, siempre llega cuando se le necesita.

El 1 de octubre, CTXT abre nuevo local para su comunidad lectora en el barrio de Chamberí. Se llamará El Taller de CTXT y será bar, librería y espacio de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. emigrante

    El procés es como cuando alguien rompe la ventanilla de un coche, lo abre, le hace el puente, se da una vuelta con él y lo vuelve a apercar en el mismo sitio. Puedes decir que nunca hubo intención de robarlo, que era una broma (quizá para ganar una apuesta) pero a mucha gente se le hizo creer que iba en serio y aquí ha habido unos desperfectos. Que nadie se sorprenda si eso tiene consecuencias penales. Otra cosa es que esas consecuencias no sean las previstas lo cual también me sorprende después de la denuncia que ellos mismos le metieron a los manifestantes de rodea el Parlament.

    Hace 2 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí