1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Sin abrazo de Vergara

El video nacionalista difundido por el Gobierno asienta lo que es Esp: constitucional, democrática. El nosotros y el ellos. Una misma cultura postdemocrática, pero un nosotros y un ellos

Guillem Martínez Barcelona , 14/10/2019

<p>El aeropuerto de El Prat, en Barcelona, el 14 de octubre de 2019.</p>

El aeropuerto de El Prat, en Barcelona, el 14 de octubre de 2019.

Elise Gazengel

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- La Justicia debe ser rápida, monótona, calculable, proporcional. Hoy no ha sucedido todo eso a la vez.

2- Estaba previsto que la sentencia se hiciera carne sobre las 2 pm. Era el tiempo necesario para que diversos correos del zar salieran del TS con la sentencia, fueran a las cárceles y domicilios de los acusados, y las leyeran. Sí, la cosa quedaba muy analógica. Y más en un momento en el que, por lo que veo en Twitter, algunos condenados afirman disponer de móvil. Con esa lentitud se pretendía evitar más filtraciones de las pretendidas. Las pretendidas –básicamente dos: que esto iba de sedición, y que no habría concurso medial– parece que tenían la intención de tranquilizar el ambiente. Es decir, eran un mensaje. Este: no hay para tanto, la cosa no será gorda, tranquis. Ese mensaje, en fin, explica por sí solo que el TS está aislado en una lógica de Estado propia, que le impide percibir la desmesura. Que incluso, por tanto, no la ve. Eso no es el drama del asunto. Es, me temo, tan solo un ingrediente.

3- La sentencia ha sido, en todo caso, desmesurada en sus condenas. Y frágil en sus argumentaciones. A falta de una lectura más profunda, hace una pirueta difícil y, luego, no cae de pie: explica el carácter ficcional del procesismo, pero acto seguido y en la pista central, alehop, le endiña el paquete, nada ficcional, de la sedición. Esa sentencia, por tanto, ha requerido un esfuerzo. Me temo que político. Como se preveía en noviembre de 2015, la Justicia, el Estado, se ha metido en un jardín por no quererse meter en política. Puede vivir la mar de bien en ese jardín, en el que puede ser inmortal, siempre que, como en las pelis de terror, no salga de él. Siempre, vamos, que la sentencia no suscite interés en Europa. Si bien Europa está muy dispuesta a mirar a otra parte –lo hace muy bien–, lo suscitará. Esta sentencia es una anormalidad europea. Consciente. Es decir, con aparato al respecto para ser leído en Europa. Con una seria meditación para evitar en el TEDH todo, salvo lo inevitable –la ausencia de segunda instancia, algunos aspectos del procedimiento, los derechos parlamentarios conculcados...–, que es posible que solo supongan un multón al Estado. Para todo lo demás, MasterCard. 

4- La desmesura, la lógica política y de castigo de la sentencia no dibuja, lamentablemente, dos culturas políticas y democráticas diferenciadas. Una mala y otra buena. Dibuja la fortaleza del Estado –central– sobre el Estado –periférico–. Dibuja, vamos, una brutalidad mayor frente a otra, menor. Es decir, dos brutalidades. Es más, para acceder a determinados tonos inquietantes de la sentencia –la aproximación que se hace del derecho de manifestación hacia el cargo de sedición, que puede ser aprovechada, en cualquier momento para, pongamos, atajar por ahí una manifestación contra un desahucio– han sido determinantes las aportaciones de la Gene y el Parlament, cuando se personó como acusación particular en la cosa Encerclem el Parlament.

5- Por todo ello, el posicionamiento ético de estos artículos, que iré haciendo esta semana, será el siguiente. Atención a la brutalidad de la región del Estado capaz de elaborar sentencias como esta. Pero atención también a la otra región del Estado, que participa en la creación del mismo marco. Sin capacidad para emitir condenas de este tipo, pero no sin ganas de hacerlo. La Llei de Transitorietat, emitida el 7-S de 2017, planteaba –sin necesidad de hacerlo, pues no solo no era útil, sino que no se utilizó, por la aludida incapacidad– un Estado postdemocrático y autoritario, con un Judicial absolutamente vinculado al Ejecutivo, ese modelo cargado de futuro. Es importante saberlo. Es importante saber que Cat, hoy destruida, supone el punto avanzado de reconstrucción del Régimen. Que se está reconstruyendo –no se pierdan el punto 12– postdemocráticamente, à la catalane.

6- Bueno. Les explico el día. Tenía que haber comenzado a las 2 pm. Pero lo ha hecho a las 9:25 am, momento en el que se ha hecho pública la sentencia. Vamos, que los correos del zar han venido con la sentencia a Cat vía Puerta Interestelar.

7- En ese momento ha empezado la respuesta. Una concentración en el local de Òmnium, en el Eixample. Había otro acto convocado a las 8:30, frente al TSJC, que cuando pasé no era muy nutrido, o no lo supe ver. Se sabe, en ese momento, que los actos son numerosos y difíciles de cuantificar y prever. Aquí les paso los trazos estilísticos. Òmnium y ANC preparan varias marchas hacia BCN desde diversos puntos cat. Al parecer, duran tres días y empiezan, de forma escalonada, el miércoles. Se supone que algo tendrán que hacer cuando lleguen a BCN. Hace pocos días, los CDRs –que tiene programa de festejos aparte– anunciaron que se unirían a una de esas marchas a la altura de Castelldefels. Esto es, cerca del Aeroport. Lo que presagiaba una acción en el Aeroport para dentro de unos días –como ya sabrán, eso ha sido hoy; esto va más rápido que la luz; o, al menos, que un recibo de la luz impagado–. Picnic per la República –un grupo hasta cierto punto nuevo; hizo un ensayo general ayer domingo; en tiempo récord, y por sus medios, convocó un picnic en la Estació de Sants, al que asistieron varios cientos de personas; pas mal– irá convocando cosas. Como otros grupos que irán surgiendo, supongo. Tsunami Democràtic, a su vez, había convocado una protesta para el momento de la sentencia. Y anunció que a media mañana y a la noche convocaría más acciones –a media mañana, de hecho, convocó ir al Aeroport, el gran tema del día; o de los siguientes días–. El Sindicat d'Estudiants ha convocado huelga para el 16, 17 y 18. Pero hoy se ha arrancado con un paro, espontáneo y, al parecer, importante. Alguna amiga que trabaja como profe en la uni, y que no participa del procesismo ni del constitucionalismo, ha descrito momentos poco Gandhi en ese trance. La Intersindical-CSC, un sindicato de funcionarios próximo al Govern, que ha crecido espectacularmente durante el procés –se les reconoce porque cuando el resto de sindicalistas abuchean a algún autor de la austeridad en visita oficial a un centro universitario, por ejemplo, ellos se acercan y le dan la manita–, ha convocado huelga para el 18. No parece que será una huelga como la del 3-O del 2017. O, al menos, no participará ningún gran sindicato. A menos, supongo, que se produzca una brutalidad de Estado en estos días. Todas las acciones intentan ser canalizadas por el Govern. La pregunta es si podrá canalizarlas. Hasta hoy, el Govern ha participado en las manifestaciones de dos maneras. Manera a): no llenándolas de secretas para que las revienten, un sello de la casa en otros ámbitos. Manera b) animándolas con declaraciones y, si se torcían a sus intereses, reprimiéndolas con Mossos y, llegado el caso, personándose como acusación particular si había juicio, solicitando penas mayores a Fiscalía. Igual alguien ya lo ha pillado a estas alturas. O no.

8- Hasta ahora, en los días previos, se han producido algunos movimientos, no obstante, inquietantes. El Govern –subsector ERC y JxC– ha hecho declaraciones animando a la desobediencia ciudadana. Esto es, posponiendo la suya. Es decir, el Govern que gestiona una policía –que, por otra parte, puede desaparecer como cuerpo si no sigue las directrices del otro gobierno; no hay margen de duda sobre lo que harán los Mossos, en fin– anima a un enfrentamiento con esa poli, sin enfrentarse ellos a nada. En lo que es un 2015 reloaded. Lo que vuelve a hablar de la tesitura ética del procesismo. Más datos inquietantes: a TV3, que cuando lo de Hong Kong iba a toda leche, estos días le ha costado hablar e iniciar sus TV con noticias sobre Kurdistán y Ecuador. Se diría que ha vendido una poética de la desobediencia, pero no otra. Con mayor iconografía, con menos brutalidad, más cámaras, y con enemigos más lejanos. Ni idea. Otro detalle, por lo que escucho ahora en la tele mientras escribo esto: TV3 está más pendiente de las declaraciones de los políticos, de la sentimentalidad, de la épica, que de lo que pasa en el Aeroport.

9- El discurso de Òmnium está en la desmesura léxica habitual. El de Torra, también. Crea marcos. Los de siempre. La democracia son derechos fundamentales. Concretamente, uno. La autodeterminación. Nosotros, y no ellos, por tanto, somos la democracia, etc. No se pierdan el punto 12. Por lo demás, es un discurso débil. Afirma rechazar la sentencia, pero no informa en qué consiste eso. Se recrea en el gran bulo del procesismo –el ordenamiento esp reconoce la autodeterminación; no lo hace, ni lo hará, ni jarto de garnacha; para demandar autodeterminación no se debe mentir; hay otros argumentos, al menos, democráticos y éticos–. Y anuncia una reunión extraordinaria del Consell Executiu, un pleno extraordinario –se siembra la posibilidad, que no suele confirmarse, de que en alguno de esos puntos se emitirá desobediencia; supongo que se intentará hacer algo parecido en el Parlament, donde el Ejecutivo no pringaría tanto si se emite algo simbólico–. Y se reclama una audiencia con el rey y otra con Sánchez. Que pinta que no. Pero que dramatizan la cosa.

10- En breve habla Sánchez. Mientras, ya se suceden los cortes de vías en el territorio. Y en BCN, donde las manis aún no van milimétricas y gastan cierta imprecisión, que será solventada en horas. 

11- Rayos, habla Sánchez. Asume la condena, el sistema judicial y la única lectura de los hechos. Renuncia a la política. Entre líneas comunica que no habrá indulto –vete a saber si lo habrá, que estamos en campaña electoral; si no lo hay, todo esto puede ser aún peor; es decir, más cruel–-. Asume, vamos, la solución a la cosa cat emitida por Rajoy, la ve y la supera. Lo que nos lleva al punto 12.

12- Sánchez ha catalanizado la cosa. Es decir, participa de los descubrimientos cat. Una democracia plebiscitaria –las próximas elecciones lo serán, como en cat; se plebiscitará otro nacionalismo y, detrás de esa pantalla, el neoliberalismo–. Plantea un gobierno de mayoría nacional –me temo que PSOE-PP-C’s, ya veremos–. Es decir, expulsará del concepto pueblo –esa cosa que solo sirve para expulsar cuerpos de él– a varios millones de no-pueblo. Plantea un momento mágico en el que se realiza la democracia, esa cosa que ya solo sucede una sola vez. También es un referéndum. Este se hizo ya. En 1978. Plantea que nosotros somos la democracia, y no ellos. ¿Les suena? Es importante que todos estos mecanismos de postdemocracia no los aporte una derecha nacional, sino un partido integrado en la Internacional Socialista. Glups. Es importante que, para llegar a ese marco nacional de partidos, capaces de formar Gobierno sin extranjeros, se haya tenido que recurrir a unas segundas elecciones. Es importante el papel de la sentencia en todo esto. Es importante saber que el neoliberalismo es la política detrás de la bandera, como es habitual. Es importante la apuesta, vía España Global, una entidad gubernamental, por la propaganda. Es importante que sea propaganda nacionalista. Es importante que en cada embajada esp haya un diplomático vinculado a España Global. Es importante que esa entidad esté dirigida por una exmilitante de UPyD, y que haya sido la autora del libro de Pedro Sánchez. Es importante, en fin, el video nacionalista difundido por el Gobierno hoy, en el que se asienta lo que es Esp, constitucional, democrática. El nosotros y el ellos. Una misma cultura postdemocrática, pero un nosotros y un ellos.

13- El aeropuerto se llena. Paralelamente, otros puntos de Cat. En esos otros puntos, por lo que interpreto, se sucede el sentimentalismo profundo y postdemocrático procesista. En el aeropuerto, no, o no tanto. Al menos, la poli empieza a pegar. No pega la policia espanyola, que es como TV3 denomina al CNP. Sino la policia. Es decir, los Mossos. En realidad, pegan las dos polis. Reciben incluso los periodistas, ese sello Mosso. Recibe mi compi Eli Gazengel, frágil y fuerte como una caracola. Pegan lo justo. No se emplean. No es el día. El Estado parece que tolerará esto varios días. O varias horas. Y supongo que lo utilizará. Para crear la necesidad de un gobierno fuerte, constitucionalista y bla bla bla. Supongo que será la última forma del R’78. Ya no queda otra. Lo que venga ya será algo diferente. Tendrá, supongo, aspecto cat. Una revolución continua del nosotros contra el ellos. Ya veremos. 

14- Lo del Aeroport ha sido un golazo al Estado, un Estado que está dejando que la parroquia se desfogue, se diría. Se han cancelado muchos vuelos, y se ha construido una noticia internacional, que habla de una sentencia de cuando Espartaco. Cuando el Estado llame al orden, lo hará con contundencia, se supone. Es decir, con brutalidad. Supongo que rentabilizada por dos gobiernos. Lo del Aeroport, por cierto, pinta acampada. Al menos esta noche. O es posible que el Aeroport sea el destino durante los días, y las plazas el de las noches. Ya veremos si gana esto cierta estabilidad. Esto, lo del aeropuerto, es preciso decirlo, es algo nuevo. ¿Quiénes son esas personas que están en el aeropuerto?

15- No son las personas mayores vestidas de amarillo. Son jóvenes. Fueron disciplinados en 2017. Hicieron lo que se les dijo. Dejaron de hacerlo cuando se les dijo. Pusieron la cara y, en ocasiones, se la rompieron. Hablan de poble, esa palabra históricamente terrible. Se definen de izquierdas y contra el R’78. Parecen desconfiar de los políticos. A los que votan reiteradamente. Se identifican con un Govern que les mintió, al punto de compartir una sentimentalidad acusada hacia los hoy condenados. Al punto de no observar, o no dar importancia, u omitir –temporalmente o definitivamente– el hecho de que el Govern de los acusados de hoy sea acusación particular de manifestantes, o que penalice brutalmente las manifestaciones antidesahucios.

16- Si es el desbordamiento, llega tarde. Dos años tarde. En 2015 la opción indepe, nunca confirmada, dejó de ser algo que atañía a una mayoría social rupturista, sino que se optó, de manera brutal, por pasar a algo que implicara a los usuarios de mitos cercanos a un Govern. Algo, por otra parte, vertical, a disposición del Govern. Ya veremos si tiene opciones de algo, con una Europa que ha intelectualizado el procesismo como un populismo conservador. Poner a Torra de presi no fue una buena idea. A su favor tienen el carácter abusivo de la sentencia. En su contra, dos gobiernos incompetentes, irresponsables, que esperan mucho de ellos, para cosas en las que ellos no forman parte. Será difícil describirlos. El intelectual, el describidor en Cat, por lo que sea, nunca quiere quitarle la razón a las mayorías, sino dignificarlas y participar de ellas. Muy en la tradición esp. Ya pasó en 2015, cuando el intelectual, que no había emitido, dejó de emitir. Participó en el engaño. Puede participar, por tanto, en cualquier otro. No fiscalizará. Será poble.

17- El Tsunami ha colado, al parecer, un comunicado en la BBC. En la línea procesista. No habla de indepe, me ha parecido entender, sino de diálogo con el Gobierno. Lo de siempre. Habla de laminación de derechos y autoritarismo en Esp. Otro gol. Dos en un día. Con cada gol, muere un gatito paraca con la bandera esp. A España Global le crecen los enanos.

18- Llarena ha vuelto a euroordenar el pack Puigde. Será un momento para observar si la sentencia –rara, con una lógica inexportable– cuela en Europa a la primera. No hacerlo será otro gol. A puerta.

19- Rayos. Son las 22:30. Ha empezado una cacerolada. Vuelvo a la calle. Hasta mañana. 

Ya está abierto El Taller de CTXT, el local para nuestra comunidad lectora, en el barrio de Chamberí (C/ Juan de Austria, 30). Pásate y disfruta de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. geperut

    quin fastic que fas nen

    Hace 2 años

  2. Feministo

    ¿puedes enlazar la viñeta a la que hace referencia el título del artículo? No la encuentro, pero recuerdo haberla visto...

    Hace 2 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí