1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Obituario

Santos Juliá, historiador y maestro

Felipe Nieto 30/10/2019

<p>El historiador Santos Juliá. </p>

El historiador Santos Juliá. 

Marta Jara

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Con la muerte de Santos Juliá (1940) desaparece una de las voces más destacadas del panorama político e intelectual de nuestro tiempo. De oficio historiador, ha sido durante muchos años, además de maestro para muchos historiadores, el pensador que con el conocimiento de la historia política y social contemporánea española mejor podía iluminar las difíciles coyunturas del presente cercano sobre la base firme de los principios y valores democráticos. Un breve repaso a su trayectoria ayudará a entenderlo mejor.

Juliá completó los “estudios eclesiásticos” en la Sevilla de su infancia y juventud y en la Pontificia universidad de la levítica Salamanca. Un acervo sentido crítico con el desmesurado papel del catolicismo en la historia de España, nada ejemplar en su alianza con el “trono” y un gusto por la disquisición teórica y la distinción sutil en el arte de la argumentación serían la herencia persistente de aquellos años en su obra.

Con el ánimo de poner tierra de por medio, podríamos intuirlo, decidió ampliar estudios en París. Conoció el exilio político e intelectual y entró en contacto con el antifranquismo, representado en dos cimas significativas, los Cuadernos de Ruedo Ibérico y Fernando Claudín, asiduo colaborador de los mismos y su gran amigo desde entonces. La influyente revista del exilio parisino publicó sus dos últimas producciones intracatólicas importantes. Era el año 1968, precisamente. Juliá acabaría dejando de lado temáticas como las de aquellos escritos, último eslabón de un planteamiento muy crítico con la doctrina y praxis católicas sobre la paz y el diálogo. En ellos estaba, sin embargo, el escritor riguroso, el analista que utiliza una ingente documentación como aval de sus tesis “avanzadas” y la sazona con numerosas citas y notas a pie de página. Exactamente lo que haría a partir de unos años después el historiador. A este oficio, en sus diversas facetas –estudio, escritura y enseñanza por diversos canales– se consagró en exclusiva pocos años después. Por ello desdeñó cargos y encargos administrativos, con la excepción de los tres meses pasados en el Ministerio de Cultura de Semprún y los cuatro años en el decanato de la facultad de Políticas que llevaban como colofón el disfrute de un año sabático.

Llegó a la historia a través de la etapa de estudios de sociología, pues qué mejor vía para entender los modelos teóricos de esta ciencia que el estudio y el análisis de las sociedades del pasado mediante el uso de fuentes de aguas ignotas en gran medida. Habría que añadir, Santos Juliá no lo olvidó nunca, el magisterio de Ramón Carande, un “texto vivo” y guía excepcional que estimularía la vocación de historiador de su joven convecino sevillano. Así pues, el pasado devino en objeto propio de conocimiento y estudio. Encontró territorio por explorar en el periodo de la II República, tres libros para documentar que no fue el tiempo oscuro abocado a una guerra civil necesaria que la propaganda franquista se encargó de difundir durante 40 años. Fue un espacio de esperanza, de modernización y reformas necesarias, de duración breve y consolidación imposible que el historiador acierta a esclarecer. De este punto nace el interés de Juliá por la figura de Manuel Azaña y por el partido socialista. A los socialistas dedicó numerosos artículos y varios libros, el último un largo estudio desde los orígenes hasta el gobierno de Felipe González, en donde prefiere no entrar en el debate un tanto estéril de las distintas legitimidades confrontadas, a partir de la guerra civil de manera especial.

Encontró territorio por explorar en el periodo de la II República, tres libros para documentar que no fue el tiempo oscuro abocado a una guerra civil necesaria que la propaganda franquista se encargó de difundir durante 40 años

La figura del segundo presidente de la República fue objeto de atención preferente de Juliá. El estudio de sus diarios y papeles privados y una biografía política amplia y rigurosa muestran el interés y respeto del historiador por quien, a despecho de haber sido el político español más denostado, debería ser considerado, en su opinión, el dirigente político más importante, primero por el ejercicio de las más altas responsabilidades y después por la reflexión que hizo desde ellas, trasladada a sus diarios y discursos públicos en la mejor prosa política del siglo XX español. Socialismo democrático y visión política de largo alcance fundamentada en el poder de la razón y la palabra, fe en las soluciones de compromiso y, llegado el caso, reconciliación basada en el reconocimiento y el perdón, son los legados históricos que desde estos estudios Juliá ha querido trasladar al espacio público.

En consonancia con estos trabajos, el historiador Juliá ha prestado atención preferente a los intelectuales, concretamente a su papel en la política española, a sus contribuciones y a su peso específico en determinadas coyunturas problemáticas. La biografía del profesor, político y escritor Francisco Ayala atestigua tal interés de Juliá por quienes se mostraron contrarios al recurso a la confrontación, tan frecuente en el pasado español, entre las llamadas “dos Españas” a las que Juliá también dedicó, años después, uno de sus más reconocidos y premiados libros. Lo que esta metáfora repetida deja entrever no debe ser visto como una maldición del destino. Juliá estudia su presencia en la historia de España desde 1808, recorre los diferentes momentos de tensión resultado de distintos modos de entender el rumbo deseado de la patria que se dice amar muchas veces de forma excluyente. Todos, incluso los enfrentamientos más inciviles, como las guerras, tienen a juicio del historiador sus razones de ser. La investigación del historiador revela el carácter contingente de todos ellos, ninguno, en definitiva, fue inevitable. 

No siempre es posible concordar en todo con este gran estudio. Valga como ejemplo la consideración, negativa en exceso en mi opinión, de Dionisio Ridruejo y otros intelectuales falangistas de primera hora, es decir, fascistas, que años después rechazan como nefandas en grado diferente aquellas convicciones y se suman a la lucha democrática en plena dictadura franquista. En esta como en otras ocasiones Juliá, pese a haber sostenido con fuerza sus posiciones, llegó a matizar sus iniciales presupuestos. Trabajos posteriores como el monumental Nosotros, los abajo firmantes. Una historia de España a través de manifiestos y protestas, (1896-2013), dieron original muestra de la fuerza de los intelectuales en la lucha por la construcción de una sociedad española libre, no aherrojada, enfrentada a los poderes autoritarios y dictatoriales.

Los traumas vividos por la sociedad española, los momentos de quebranto social atrajeron la atención del historiador como ocasiones privilegiadas para retratar la complejidad de los pueblos, el español en concreto que, a juicio de Juliá, no fue un caso excepcional ni “diferente” de otros pueblos europeos. Tuvo interés especial en explicarse el modo en que los españoles, después de 40 años de dictadura, lograron establecer un sistema democrático sólido y estable por un periodo más duradero que el anterior. Transición, su último gran libro, con el aparato crítico y la riqueza de fuentes acostumbrada, expone el proceso de larga duración que desde la guerra civil –Azaña, de nuevo– pasa por el exilio y por las generaciones antifranquistas del interior a partir de mediados de los 50, reconciliación nacional mediante, hasta culminar en los pactos entre las distintas fuerzas políticas a la muerte del dictador con dos presupuestos implícitos insoslayables, no volver a enfrentamientos como el de 1936 y establecer un sistema constitucional de naturaleza similar al de las democracias de Europa occidental. Fue un proceso difícil, en modo alguno un “milagro”, como a veces se dice gratuitamente, que no ahorró sus dosis de violencia, dolor y sangre. Pero el resultado no ofrece dudas, aprobada la Constitución de 1978 quedó abierto uno de los periodos más fecundos de la historia de España.

¿Para siempre? No. Según el historiador, en España ha habido Demasiados retrocesos entre 1898 y 2018, –así reza el título de su última publicación, una recopilación de artículos anteriores– y no es descartable que pueda volver a haberlos. La crisis económica y social de 2008 y la crisis territorial con origen en Cataluña desde 2017 están abriendo vías de agua en el sistema político español, entre otros motivos porque han puesto en cuestión algunos de los consensos básicos en los que hasta ahora se sustentaba el Estado de Derecho español nacido en los años de la transición.

¿Sabremos los españoles salir de la difícil situación a la que hemos llegado a finales de la segunda década del siglo XXI? El historiador Santos Juliá no está entre nosotros para ofrecer sus fundamentadas reflexiones. No tendría soluciones, mucho menos “la” solución. Se limitaría una vez más a buscar la explicación.

No cesó de buscarlas, no solo con los libros que aquí hemos glosado someramente. Lo hizo también a través de artículos, columnas y tribunas en la prensa diaria, en los que la volátil actualidad era desentrañada a fondo con, entre otros, el recurso al pasado, ejemplo y contraejemplo que ayudaría a actuar en el presente. La riqueza de estas contribuciones, un vademécum para orientarse en tiempos apresurados de confrontación, bien valdría una próxima edición antológica.

En la hora del adiós, necesariamente apesadumbrado por definitivo, es bueno recordar que su trabajo infatigable, su escritura esmerada y su voz clara, entre ligeros titubeos para acertar con la mejor formulación de su pensamiento, nos han acompañado iluminando las realidades complejas de nuestra pasado y nuestro presente durante décadas. Sin énfasis, sottovoce, es posible intuir, procedente de toda su ingente obra, un imperativo moral nunca formulado expresamente, a saber, el deber de evitar los enfrentamientos estériles como los del pasado que tanto cuesta desactivar y el de trabajar, cuando se produzcan, en la construcción de puntos de encuentro de los diferentes para afirmar el progreso y la convivencia de las generaciones futuras.

 

Autor >

Felipe Nieto

Es doctor en historia, autor de La aventura comunista de Jorge Semprún: exilio, clandestinidad y ruptura, (XXVI premio Comillas), Barcelona, Tusquets, 2014.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí