1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

Un abrazo calculado: enseñemos el infierno para apartarnos de él

La política de partidos tiene tantas contradicciones e incoherencias que, gracias al auge de Vox y con menos fuerza que hace seis meses, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han cerrado un preacuerdo de gobierno

Paco Sánchez Múgica (La voz del Sur) 13/11/2019

<p>Abrazo entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, después de anunciar el preacuerdo para un Gobierno de coalición. </p>

Abrazo entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, después de anunciar el preacuerdo para un Gobierno de coalición. 

PSOE

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Si la derecha suma, llegarán a un acuerdo en cinco minutos. Seguro que han escuchado esa frase. Ni 48 horas después de conocerse el resultado de las elecciones generales del pasado domingo, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ambos con peores resultados electorales que hace seis meses, han rubricado un preacuerdo para un Gobierno en coalición de la izquierda española. Ambos se han dado un abrazo de época, carne de memes, y, como si se hubieran ido de botellines, el señor Iglesias ya es “Pablo”, y Pablo promete lealtad sin ambages a Pedro.

“Hemos alcanzado un preacuerdo con Pedro Sánchez para formar un Gobierno de coalición progresista que trabaje por la justicia social. Los avances que más merecen la pena a veces no se logran a la primera. Gracias a toda la gente que nunca bajó los brazos. Sí se puede“, ha tuiteado Iglesias. “El nuevo Gobierno será rotundamente progresista. Estará integrado por fuerzas progresistas y basado en la cohesión, la lealtad, la solidaridad gubernamental y la voluntad de aprovechar los perfiles más idóneos para trabajar por el progreso de España y de toda la ciudadanía”, ha escrito Sánchez en su cuenta de Twitter. Una cosa es predicar, otra dar trigo. Veremos.

El pasado 28 de abril, cuando también se celebraron elecciones generales, ambos líderes no se vieron hasta pasados siete días. No llegaron a nada entonces y no volvieron a encontrarse hasta pasados 80 días. Dos investiduras fallidas y un desenlace que ya conocen. Sánchez e Iglesias acabaron cosiéndose a reproches y culpándose del fracaso de un bloqueo, por cierto, mucho menor que el que sufrió el país tres años antes con Mariano Rajoy, que estuvo diez meses como presidente interino. Pero claro, este país parece que perdona más fácil ciertas cosas a derecha que a izquierda. Este preacuerdo, ya saben, debe ser ratificado por una correlación de fuerzas políticas que hagan posible la investidura. No será fácil, aunque en el pasado estos atascos siempre encontraran en la vía de los nacionalismos el desatranco. Pero, claro, con una sociedad donde Ciudadanos sube al cielo y baja a las catacumbas en apenas seis meses quién va a acordarse del Pacto del Majestic entre Aznar y Pujol en 1996. Es la infoxicación, amigos.

“No ser lo peor también tiene mérito”

Hace cosa de dos meses el líder del PSOE dijo que no podría conciliar el sueño si hubiese cedido a las pretensiones de un cogobierno con Unidas Podemos. Nadie puede pensar que la voluntad de acuerdo (o preacuerdo) exprés que ha habido ahora no hubiera sido posible hace seis meses. Nadie puede pensar que Sánchez, su ideólogo de cabecera Iván Redondo o el que mande en el partido que hasta ese momento sustentaba al Gobierno en funciones fuera tan temerario de jugar la baza de una repetición electoral, con todo lo que había por medio —sentencia del ‘procés’ y exhumación de Franco—, sin un objetivo claro. El objetivo, claro, era despertar a la bestia de lo que el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, llama sin tapujos “el fascismo”.

Conscientes de que esos dos hitos que quedaban hasta el 10N desatarían las más bajas pasiones de la España ultra y conservadora, esa que quiere dejar atrás el guerracivilismo y dejar enterrada la justicia y la reparación que gritan las cunetas, pero que en el fondo quiere seguir pensando que con Franco se vivía mejor, lograba taponar cualquier recuperación extraordinaria del PP —que, no se engañen, este 10N ha obtenido el segundo peor resultado de su historia tras el 28A—; dejaba al borde de la extinción a Ciudadanos —emparedado por las derecha y la ultraderecha en una demolición del edificio liberal y moderado que había construido, capaz de permitir un gobierno socialista en Andalucía y un gobierno popular en Madrid—; y provocaba un crecimiento inusitado pero con tope de Vox.

Comparecencia conjunta para mostrar las líneas maestras del acuerdo. FOTO: PSOE

Vox, la bestia, “el fascismo”. Y alguien le susurraba entonces al oído a Pedro Sánchez una frase de Lear. “Los seres perversos parecen hermosos al lado de otros más perversos: no ser lo peor también tiene mérito”. Divide y vencerás y el tuerto en el reino de los ciegos sobrevolaba por la piel de toro, por esa gangrena de las dos Españas. La política está repleta de contradicciones e incoherencias, eso también lo saben. El Príncipe gobierna enseñando el camino del infierno para mantenernos apartados de él. Por eso con Vox con 24 escaños no era tan fácil llegar a un acuerdo con Unidas Podemos como con Vox con 52 escaños. Porque ahora el demonio ya no se intuye, ya se siente el fuego tan cerca que, volver a jugar a la ruleta rusa, sería arder en sus llamas.

El ruletista y el Apocalipsis

¿Estaba Pedro Sánchez como El ruletista de Cârtârescu apostando contra sí mismo? “Estaba firmemente convencido, cada una de las veces, de que iba a morir. De ahí, creo, esa expresión de pánico infinito —recuerden el último debate electoral— que afloraba en su rostro. Pero puesto que su mala suerte era absoluta, lo único que podía hacer era fracasar siempre en todos y cada uno de sus intentos de suicidarse”. Pero Vox no es el demonio, claro. Eso es lo que le dicen a usted que tiene que pensar, al igual que en la noche del pasado domingo le hicieron creer que el Apocalipsis era inminente porque la derecha ultramontana se había tomado un Red Bull. Pero no se engañen, Vox no es más que un partido que dice por la boca a viva vox lo que la otra derecha, la derechita cobarde, piensa y pensaba. Porque la otra derecha, la moderada y liberal y corrupta —¿ya no nos acordamos que el PP es un partido condenado como responsable civil a título lucrativo por la Gürtel?—, ya es tan pretendidamente avanzada y moderna que se ha quedado anticuada. No hay nada más anticuado que la vanguardia.

La moda es cíclica y ahora la mente reaccionaria impone que para diferenciarse de la competencia hay que vomitar cualquier cosa que se piense que signifique ir a la contra. Adiós a la “dictadura” de lo políticamente correcto: ya sea negar la lacra de la violencia machista o afirmar que estamos en una “dictadura pijo progre” en un país con millones de personas al borde o directamente en exclusión social. Esos pobres de solemnidad, vulnerables como ellos solos, compran antes el Marca que Le Monde Diplomatique, y entonces es normal que acabe calando antes el yo soy españolespañol, el miedo al otro y los catalanes quieren romper el país que cualquier otro discurso crítico y que realmente reivindique los derechos de los más débiles de nuestra sociedad. Mensajes cortos, directos y a ser posible que nos agarren las vísceras.

Nadie puede creer que el PSOE no tuviera claro qué cartas estaba jugando —aunque nos engañó a todos, desde luego—. Nadie puede creer que lo que hoy es blanco nuclear ayer fuera negro radical. Nadie puede creer que Vox vaya a votar lo mismo que la CUP y probablemente Bildu en la próxima investidura de Sánchez. O que Vox, que en su programa recoge la demolición controlada de las autonomías, sea clave para que PP y lo que queda de Cs cogobiernen la Junta de Andalucía y la Comunidad de Madrid. Es la política de partidos, amigos.

Es El Príncipe, es Lear y es, si quieren algo más modernoHouse of Cards. España va a tener gobierno al fin gracias al subidón de Vox; la izquierda real volverá al poder, que no tenía desde la segunda República, gracias al “fascismo”; Franco está más vivo que nunca desde que fue exhumado en volandas del Valle hace unas semanas; los independentistas catalanes no tendrán república pero están más fuertes que con Companys; y Pedro Sánchez no volverá a dormir porque pactará un gobierno en coalición —no de cooperación, ni de otro tipo— con Unidas Podemos, que ya muchos auguran que vienen a quemar conventos y a nacionalizar la banca y las autopistas —¿o eso ya lo hizo el PP de Rajoy?—. Y claro, teniendo el poder quién podría dormir. O como sostiene Frank Underwood: “Siempre he detestado la necesidad de dormir. Al igual que la muerte, pone incluso a los hombres más poderosos de espaldas”.

-------------

Este artículo se publicó en La Voz del Sur.


Ya está abierto El Taller de CTXT, el local para nuestra comunidad lectora, en el barrio de Chamberí (C/ Juan de Austria, 30). Pásate y disfruta de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Paco Sánchez Múgica (La voz del Sur)

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Muriel H_

    En realidad da igual, un gobierno aquí, acuyá o allende los mares... El colapso es inminente porque exista tal complejidad ante el creciente número de conflictos entrelazados prácticamente iresolubles, que estirar de un lado significa tensar de otro. El planeta está lleno de bidones de gasolina y cada día se sueltan alguno más, hasta que se desate la tormenta de fuego perfecta. Por eso (también) triunfa el Fascismo Sin Complejos (y Sin Fronteras)

    Hace 1 año 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí