1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Tecetipos

Lo humano y el Congreso

Gerardo Tecé 11/12/2019

<p>Iván Espinosa de los Monteros, Pablo Iglesias e Inés Arrimadas bromean en el Congreso durante la celebración del Día de la Constitución.</p>

Iván Espinosa de los Monteros, Pablo Iglesias e Inés Arrimadas bromean en el Congreso durante la celebración del Día de la Constitución.

El independiente / youtube

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El fascismo es un concepto abstracto que se hace carne y hueso en el día a día. Fascista es la tía Marisa cuando en las cenas de Navidad asegura, sin que nadie le haya preguntado, que esos negros de las pateras vienen, como plaga bíblica, a quitarnos el trabajo y a robar –hay tiempo en el día y negros para lo uno y lo otro, asegura ella. Fascista es José Luis, ese compañero de trabajo experto en derecho constitucional por la universidad de sus huevos, que ilegalizaría y encarcelaría a todo bicho catalán viviente como solución de convivencia y cohesión territorial. Fascista es el vecino del quinto, ese que, en la esquina de la barra del bar de abajo, aprovecha un córner en la tele para recordar a voces el chollo que tienen ahora las mujeres con ese cuento del maltrato. Fascistas podemos ser cada uno de nosotros a menudo. Lo sé porque lo padezco: cuando suena el despertador a las siete, soy potencial votante de la ultraderecha.

Marisa la de los negros, José Luis el de los catalanes o el vecino del quinto que no amaba a las mujeres son parte de una sociedad que convive en cierta armonía. No nos matamos entre nosotros, ni vamos por ahí llamando fascista a quienes, en nuestro entorno, alimentan el odio con la misma naturalidad con la que se hacen un café. Es la tolerancia con el intolerante. Una herramienta de uso obligado a cambio de una cierta convivencia tranquila. Mataríamos el fascismo como concepto, pero no le negaríamos un vaso de agua a quien, con sus ideas de odio, nos dijera que tiene sed. Se llama humanidad. Si la tía Marisa, impedida por la cadera desde aquella caída, nos pidiese que nos acercásemos al súper a por su compra, ni nos lo pensaríamos. Si hubiera nacido en la Alemania del siglo pasado, probablemente hubiera sido tenienta coronel destacada del Tercer Reich. Como no ha sido el caso, es nuestra tía Marisa y, con sus cosas, la queremos.

El pasado viernes, durante la celebración del día de la Constitución, Pablo Iglesias sufrió ese mal social llamado tolerancia con el intolerante. Le pilló en mal sitio. En un corrillo junto a Inés Arrimadas e Iván Espinosa de los Etcétera, el líder de Unidas Podemos fue captado por las cámaras teniendo algo más que amable convivencia con el ultraderechista. Risas, complicidad, chascarrillos, buen rollo en la casa de la soberanía nacional. La imagen dolió a muchos. El líder de Unidas Podemos despachó las críticas por aquellas imágenes con un tuit en el que venía a explicar que aquello que había salido por televisión era como ir a cenar a casa de la tía Marisa: en familia que hay que llevarse bien unos con otros. Quizá el tuit dolió aún más que las imágenes.

Un fascista con asiento en el Congreso no es la tía Marisa sentada en su butaca. El fascismo, ese concepto abstracto que se hace carne y hueso en la calle, es más real y peligroso que nunca cuando los intolerantes tienen el poder de cambiar leyes al alcance de la mano. Nadie en el Parlamento español es él mismo, sino el representante de muchos otros. Las risas de Iglesias con el líder del partido fascista fueron las risas de millones de personas que lo votaron. Risas con un tipo que criminaliza a niños inmigrantes o pone en duda la violencia machista. No, definitivamente cualquier cosa que pasa ante una cámara que graba en el Congreso no es una cena de Navidad en familia. El Parlamento, desde el respeto y civismo que se espera de quienes allí trabajan, es un campo de batalla para proteger una sociedad diversa que está amenazada por el fascismo. Y no casa bien luchar contra el fascismo con estar de risas con los intolerantes. Ni sirve justificar un comportamiento –entendible y humano, que hasta habla bien de quien lo protagoniza– que es un error. Lo personal se acaba cuando se cruza la puerta de los leones en nombre de muchas personas. Nadie criticó el buen rollo de Iglesias con Casado tras un debate de candidatos. Sería absurdo. Esto es muy distinto.

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

14 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. cayetano

    Gerardo en aquel momento eran la tía Marisa con el tío Cayo, el problema es que no lo entiendes. Y sí, posiblemente en ese momento, lo quisieran o no, fuera voluntario o no, transmitieron fundamentalmente un mensaje como representantes o significantes públicos. Que no podemos dejarnos de tratar con la Tías Marisas, con el primo y el cuñao por sus ideas, creencias, raza..., porque si no estamos contribuyento desde nuestras pureza a segregar, separar vital y cotidianamente la convivencia ahogándola y .... Un cordial saludo, a veces de puros nos ...

    Hace 1 año 3 meses

  2. Francisco Molinero

    Creo Gerardo que tu falta de experiencia como cargo público te ha jugado una mala pasada. Bueno quizá también se ha juntado con tu perseverancia en hablar mal de Pablo Iglesias. En el año 1995 fui elegido como primer y único concejal de IU de mi pequeño pueblo. Era para todos "el comunista" aunque ahora con perspectiva veo claramente que apenas llegaba a socialdemócrata en aquel entonces. La derecha tiene la piel muy curtida en lo tocante a la coherencia y sabe que a la izquierda le encanta despellejar a sus representantes en cuanto encuentran el más mínimo resquicio que permita oler la incoherencia ideológica; así que vi retratado como el comunista que tiene un AUDI, que usa corbata y en cuanto pudieron me sentaron en una mesa aprovechando una cena de celebración municipal, junto al comandante de puesto de la guardia civil y al párroco del pueblo. No fue casual. ¿Debería no haber hablado con ellos y así demostrar mi odio para quienes representaban a los asesinos de mi abuelo? ¿Estaría dejando en mal lugar a mis 213 votantes por ser cortés y bien educado con quienes eran el resultado de una transición que dejó indemnes las estructuras de la dictadura? ¿Si me contaban un chiste y era gracioso, debería no reírme en recuerdo de mi tío desaparecido en la contienda contra los fascistas? No lo hice y en el nombre de todos ellos, de mis 213 votantes, charlé, defendí mis ideas, me reí con las bromas que lo merecían, supe de la vida tan penosa de los guardias en la casa cuartel, de su falta de medios, me interesé por la religiosidad de mis vecinos, por las costumbres, por lo que pasó en mi pueblo durante la guerra. Representé honrosamente a mis votantes incluso cuando un ateo como yo se presentó en la romería cuando nadie me esperaba, ante TODOS los vecinos incluidos muchos de mis 213 votantes que estaban allí como siempre representaba las mismas ideas por las que me nombraron concejal. Años después ese mismo guardia cuando ETA asesinó a Miguel Ángel Blanco y nos amenazó a todos los concejales del pueblo de muerte, me enseñó las técnicas básicas para saber si tenia una bomba lapa bajo mi coche y me aseguró que mi hija no correría peligro. Te has equivocado. Muchos votantes de izquierda sabemos que nuestros líderes son minoría y que deben saludar a un rey al que odiamos, a unos fascistas de los que tenemos que protegernos y sabemos que lo hacen bien, con honor, y que se equivocan y a veces se ciegan y otras no encuentran cómo salir airosos de las trampas que tienen que sortear. Muchos sí estamos cansados de oir una y otra vez lo malo que es Pablo Iglesias, no tanto desde la trinchera enemiga sino como fuego amigo. ¿De verdad piensas que somos tan acríticos? ¿De verdad crees que guardas como oro en paño las esencias del izquierdismo desde tu cómodo papel de periodista? Nací en el año 1959 y he conocido muchos líderes, los he seguido, los he criticado, he sido expulsado de mi parido por no ser de su cuerda, los he votado y muchas veces no los he entendido. La sonrisa de Pablo en esa foto también me representa.

    Hace 1 año 4 meses

  3. Mireia

    Que bueno, Tece, gracias.

    Hace 1 año 4 meses

  4. brezo

    Mmmm. No sé yo. No se puede ser impoluto siempre, ni creo que sería bueno. Habéis hecho un reportaje sobre la despoblación con invitados que no pasarían el filtro de mis ideas: la tragsa, ciertas asociaciones, los paradores, el Oscar….. pero ha estado bien y me ha servido para saber por qué caminos se andan moviendo ahora. Y en plan malévolo, el enemigo cuanto más cerca mejor, que ya dijo uno eso de que nada impedía que el bien triunfase sobre el mal, que bastaría con que los ángeles se organizasen al estilo de la mafia…. así que podemos empezar ya, con risas y los besos a los malos y luego ya veremos … Salud

    Hace 1 año 4 meses

  5. Lacnaru

    Entiendo perfectamente el sentido del artículo y lo comparto en su esencia, aunque hay que separar lo anecdótico de los sustancial o corremos el riesgo de perder de vista lo verdaderamente importante: la lucha decidida contra el fascismo y el no blanqueamiento del mismo ni en las instituciones ni en la sociedad, que es, bajo mi punto de vista, lo que nos debe guiar para valorar a un político. Si detectara un buen rollo en la labor parlamentaria yo sí que me preocuparía. Me preocupa mucho menos unas risas sin sustancia política, pero cada uno es libre de guiarse por lo que estime más oportuno

    Hace 1 año 4 meses

  6. Turinn

    Aun estando de acuerdo con que no hay que confraternizar con esa gente, creo que cuando coincides siempre con las mismas personas en los mismos sitios al final es inevitable que en algún momento los ánimos se relajen, como también lo es que se vivan situaciones tensas. Dicho lo cual, ¿vosotros veis que desde la derecha le estén dando al señorito Iván los mismos palos que le dan a Pablo desde la izquierda? Porque yo no. El problema es que hacemos un mundo de cualquier tontería y aprovechamos cualquier excusa para criticar a los nuestros: luego nos extraña que la izquierda no se ponga de acuerdo y no consiga gobernar nunca.

    Hace 1 año 4 meses

  7. Ecocharly

    Se te ha vuelto a olvidar otro fascista, el que quiere imponer sus tesis políticas a la mayoría de la población que, eso sí, son de una raza inferior y, además, son bestias taradas que hablan en castellano. y también se te ha "olvidado" el fascista que blanquea continuamente a estos seres superiores. Y no digamos nada de esos mismo cuando utilizan la violencia apara amedrentar a la gente o , peor aún cuando asesinaban con el tiro en la nuca.

    Hace 1 año 4 meses

  8. A. Fuentes

    Gerardo Tecé. Todos tenemos amigos fascistas con los que convivimos, día a día, y les reímos sus gracias. Pablo Iglesias hizo lo mismo que hacemos el resto de españoles, todos los días. No hay que sacar las cosas de quicio. No se puede tener "la escopeta cargada" permanentemente.

    Hace 1 año 4 meses

  9. nickenino

    Pues yo no lo veo así. Hay que entenderse de cualquier forma, sin ceder en principios. Por cierto, Según el principio de acción-reacción, algo así deben estar hablando los acólitos de VOX: su lugarteniente bromeando y riendo con el archienemigo principal.

    Hace 1 año 4 meses

  10. Mark

    A mí las risitas con el bucanero nazi ese me parecen mal y las explicaciones peor. Pero lo perdonaría si creyera que Iglesias va a defender con firmeza derogar YA la ley mordaza, las dos reformas laborales, los concertados o el concordato. Y no hablo siquiera de procesos constituyentes, república, renta básica o renacionalizaciones. Sólo de cuatro o cinco cosas básicas. ¿Vosotros creeis que Unidas Podemos va a pelear por algo salvo cosas cosméticas ? Yo tampoco. Jajejí.

    Hace 1 año 4 meses

  11. Eduardo Villar

    Por fin un comentario lúcido y preciso sobre el tema Iván-Iglesias. Nunca me fallas, Gerardo Tecé. Los puntos sobre las íes como nadie los ha sabido colocar de todas las opiniones que he leído. A mí me dolió ver esas imágenes y cuando las crítico me tratan de intolerante y resentido. No, el buen rollete no puede tener cabida con las huestes de partidos como Vox. No, al congreso no se va a hacer relaciones públicas, se va en representación y defensa de los votantes que te llevaron allí.

    Hace 1 año 4 meses

  12. Alberto

    Querido Gerardo, a quien tanto leo, disfruto y comparto Esta vez no puedo estar de acuerdo contigo. Yo también tengo una tía Marisa y me río con ella y aparecemos así en numerosas fotos. No tengo ningún reparo en ello porque toda mi familia -y mi tía la primera- saben que no le consiento un solo chiste racista. Ivan Espinosa la representa y Pablo Iglesias me representa y no me molesta en absoluto que el segundo ría con el primero; para mí es justamente la prueba de que sus diferencias y su campo de batalla es otro que el de la imagen de un momento donde está claro que nada se debate. Hemos visto como los políticos que dicen no entenderse miran al supuesto opositor con cara de “no te ajunto” pero luego no tienen ningún problema para encontrarse en un descampado, con agravante de nocturnidad y cambiarnos el artículo 135 de nuestra constitución. Vaya usted a saber si era una risa de cortesía o si realmente el tal Ivan estaba diciendo algo realmente gracioso, pero en ambos casos yo estaría realmente preocupado si Pablo Iglesias tuviera que ir con cuidado de no reírse por una cuestión de imagen y de lo que vayan a decir por ahí. Me preguntaría entonces qué está escondiendo y en qué descampado está cocinando sus citas. Y, sinceramente, pienso que como Pablo es honesto en su trayectoria política, a mí no me hace falta que vaya controlando ni sus músculos faciales ni el lugar donde decide vivir con su familia. Dices que dolió a muchos. A mí no, para nada. No contéis conmigo para eso. Yo me río con mi tía Marisa justamente porque ella sabe que no tiene nada que rascar conmigo. Lo cortés no quita lo valiente y, está claro, de lo último de lo que se puede acusar a Pablo Iglesias es de no ser valiente.

    Hace 1 año 4 meses

  13. pau

    Cuando tratamos a Vox como un monstruo de dos cabezas, y decidimos que los millones de personas que les votan son idiotas, o fascistas a quienes hay que aplastar, ignoramos que la democracia debe ser representativa de nuestro pueblo, y si un 20% de nuestro pueblo es fascista, nos toca gobernar también para esos fascistas. Otra cosa sería que admitiésemos sin miedo que la democracia no nos gusta, que lo que realmente nos gusta es que se haga lo que nosotros pensamos que hay que hacer. Pero claro, admitir eso nos acercaría bastante al fascismo que tanto nos repulsa... Ay qué lío!

    Hace 1 año 4 meses

  14. pau

    El único 'pero' que le pongo al artículo es que su autor pueda jugar a tocar la fibra con que Pablo Iglesias representa a millones de españoles, pero no acepte que Espinosa representa a aún más millones de españoles y, por tanto, el buen rollo será entre una persona (Pablo a título personal) y otra persona (Espinosa a título personal), o entre millones de españoles con millones de españoles, lo cual me parece positivo. Decir que es entre millones de personas (representadas por Pablo) y un fascista (como si no representase a nadie) es un pelín manipulador

    Hace 1 año 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí