1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Luxemburgo también existe

El TJUE se habrá quedado estupefacto tras la maniobra dilatoria del TS, que ha pedido a las partes que manifiesten su opinión sobre la inmunidad y la libertad de Oriol Junqueras

José Antonio Martín Pallín 23/12/2019

<p>Catdado</p>

Catdado

Carlos Echevarría

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Luxemburgo es un pequeño país de la Unión Europea donde los fundadores de la antigua Comunidad Económica Europea decidieron establecer la sede del Tribunal de Justicia, es decir, el Poder Judicial de la Unión, con la misión de interpretar y aplicar el Derecho que emana de los otros dos poderes de esta institución. Todo país que decide incorporarse voluntariamente a este organismo supranacional acepta las reglas del juego y admite que las sentencias que dicta tienen un carácter vinculante, ya que se trata de un órgano cuya misión es garantizar el ordenamiento jurídico propio, sin despreciar o ignorar los sistemas jurídicos nacionales. Cualquier persona iniciada en derecho sabe que el Tribunal de Justicia, a petición de un Tribunal nacional de cualquiera de los países miembros y también en algunos casos de particulares, puede pronunciarse sobre la interpretación y alcance de las disposiciones del derecho comunitario a través de la denominada “cuestión prejudicial”.

Uno de los argumentos que el Reino Unido esgrimía para salir de la Unión Europea era el inaceptable sometimiento de sus tradicionales y sacrosantos tribunales, de honda tradición histórica, a los dictados de un Tribunal situado fuera de su territorio, cuyas resoluciones eran de obligado cumplimiento. Es justo resaltar que la mayoría de los jueces ingleses siempre han sido respetuosos con las decisiones del Tribunal de Luxemburgo. No así los políticos que se encargaron de atizar el histórico nacionalismo de muchos ciudadanos de la Gran Bretaña para hacerles ver, junto con otros trapicheos económicos y financieros, que permanecer en la Unión Europea era, además de ruinoso, una sumisión vergonzosa a los dictados de un Tribunal “extranjero” a cuya jurisdicción se habían sometido voluntariamente. Parece que esta soberbia nacionalista ha prendido en algunos sectores de la sociedad española. No nos extraña en absoluto, dada la ancestral incapacidad mental de muchos de nuestros conciudadanos para asimilar la cultura democrática europea. 

La inmunidad impide detener a los parlamentarios, salvo delito flagrante, y prohíbe que sean perseguidos penalmente sin la preceptiva autorización del órgano legislativo al que pertenecen 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, respondiendo a una cuestión prejudicial suscitada por el propio Tribunal Supremo, ha dictado una sentencia, con fecha 19 de diciembre de 2019, que ha conmocionado los esquemas mentales del patriotismo de cartón piedra y ha llevado a algunos exaltados a considerar que nos encontramos ante una intolerable injerencia en la sagrada soberanía de nuestro Estado nacional. Como era de esperar, al conocerse la sentencia del TJUE sobre la inmunidad parlamentaria del señor Oriol Junqueras, han surgido voces henchidas de rancio patrioterismo, indignadas por el hecho de haber concedido inmunidad, que no impunidad, al “sedicioso” político catalán.

Antes de seguir adelante me parece oportuno recordar que la inmunidad es una prerrogativa que protege a todos los parlamentarios de todos los sistemas democráticos. Impide detenerlos, salvo delito flagrante, y prohíbe que sean perseguidos penalmente sin la preceptiva autorización del órgano legislativo al que pertenecen. No se trata de una prerrogativa personal sino de una medida encaminada a salvaguardar la voluntad popular que ha conformado la composición del Parlamento, sede de la soberanía nacional.

Recomiendo la lectura del encabezamiento de la sentencia, en la que se sintetizan las cuestiones jurídicas y constitucionales que afectan a un ciudadano de la Unión Europea que resulta electo al Parlamento Europeo, en un  momento en que se encuentra en situación de prisión provisional en el marco de un proceso penal. Se extiende también en consideraciones sobre cuándo se adquiere la condición de miembro del Parlamento Europeo y de las inmunidades necesarias para el cumplimiento de su misión. También aborda el procedimiento electoral al Parlamento Europeo y la proclamación o verificación de las credenciales de los parlamentarios, tras la proclamación oficial de los resultados electorales. Todo ello en función de un derecho fundamental admitido por la legislación europea y por nuestra  Constitución. Se trata de reconocer el derecho de sufragio pasivo y el de acceder a cargos públicos electivos.

Recuerda que, mientras el Parlamento Europeo esté en periodo de sesiones, sus miembros gozarán en su propio territorio nacional de las inmunidades reconocidas a los miembros del Parlamento de su país y en el territorio de cualquier otro Estado miembro, frente a toda medida de detención y a toda actuación judicial. Recalco la referencia a toda actuación judicial ya que no pone límites a las fases por las que pasa un procedimiento penal, desde su inicio hasta que se dicta sentencia firme. La resolución cita el artículo 12 del Acta Electoral, es decir la Ley Electoral europea, y deja claro, para los que se niegan a aceptar las evidencias, que solamente el Parlamento Europeo es competente para verificar las credenciales de los electos al Parlamento Europeo. Para ello tomará nota de los resultados oficialmente proclamados por los Estados miembros.

La sentencia dictada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se remite a la legislación española y destaca significativamente que, según el artículo 20 del Reglamento del Congreso de los Diputados de 10 de Febrero de 1982, los derechos y prerrogativas serán efectivos desde el momento mismo en que el diputado sea proclamado electo. Esta inmunidad le protege frente a cualquier detención y le da acceso a los derechos que se derivan de su condición de electo. 

Frente al principio sólidamente consagrado que impone el cumplimiento inmediato de las órdenes de libertad, el Tribunal Supremo se ha sacado de la manga un trámite dilatorio

El Tribunal de Justicia, tras oír al juez ponente y al Abogado General, decidió tramitar la solicitud del Tribunal Supremo por el procedimiento acelerado, si bien se niega, como es lógico, a ordenar la reapertura de la fase oral del procedimiento. Insiste en que el derecho español sólo concede la inmunidad cuando no está abierto el juicio oral, lo cual no está avalado por ninguna norma legal, por lo que la cuestión en estos momentos, al haberse dictado sentencia, es meramente hipotética. Invoca el Acta Electoral de 20 de septiembre de 1976, en la que se precisan los principios comunes aplicables al procedimiento de elección de los miembros del Parlamento Europeo por sufragio universal directo. Destaca que, sin perjuicio de respetar las disposiciones nacionales, el artículo 12 del Acta Electoral dispone que el Parlamento Europeo “verificará las credenciales de los diputados al Parlamento Europeo” y “tomará nota de los resultados electorales oficialmente proclamados por los Estados miembros”, es decir los recogidos en el BOE de 14 de junio de  2019.

La sentencia insiste en que Junqueras debe gozar de la capacidad para cumplir los  trámites necesarios para tomar posesión de su mandato. A continuación aborda el tema crucial: si la inmunidad implica el levantamiento de la medida de prisión provisional impuesta al objeto de permitir al interesado desplazarse al Parlamento Europeo para cumplir allí las formalidades requeridas. En el punto  94 ya anuncia cuál va ser la resolución final, al declarar que goza de inmunidad una persona que ha sido oficialmente proclamada electa al Parlamento Europeo, aun cuando se encontrase en situación de prisión provisional en un proceso por delitos graves, pero que no ha sido autorizada cumplir ciertos requisitos tras su proclamación.  

Esta inmunidad implica el levantamiento de la medida de prisión provisional impuesta al objeto de permitir al interesado desplazarse al Parlamento Europeo y cumplir allí las formalidades requeridas. Añade que si el Tribunal nacional competente estima, no obstante, que debe mantenerse la medida de prisión provisional tras la adquisición por el interesado de la condición de miembro del Parlamento Europeo, ha de solicitar al dicho Parlamento, a la mayor brevedad,  que suspenda dicha inmunidad.

Frente al principio sólidamente consagrado que impone el cumplimiento inmediato de las órdenes de libertad, el Tribunal Supremo se ha sacado de la manga un trámite dilatorio, al dar traslado a las partes para que manifiesten su opinión sobre la inmunidad y la libertad de Oriol Junqueras. Me imagino que en Luxemburgo se habrán quedado estupefactos al conocer tan burda e ilegal maniobra.

Al escuchar los comentarios, análisis y proclamas de algunos personajes de la vida pública y la política, uno tiene la penosa sensación de que nuestra pertenencia a la UE y todo lo que ello implica no se estudia en colegios y universidades. Muchos millones de españoles se han beneficiado de la sentencia del Tribunal de Justicia que declara nulas las cláusulas suelo de las hipotecas y otras muchas resoluciones han tenido efectos sobre el ordenamiento jurídico español, incluso sobre la Constitución. Espero que ahora se den cuenta de que Luxemburgo también existe y de que todavía quedan jueces en Europa.

---------------

José Antonio Martín Pallín es abogado. Magistrado emérito del Tribunal Supremo. Comisionado español de la Comisión Internacional de Juristas (Ginebra).

 

Autor >

José Antonio Martín Pallín

Es abogado de Lifeabogados. Magistrado emérito del Tribunal Supremo. Comisionado de la Comisión Internacional de Juristas (Ginebra).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. jose bravo cuartero

    señor JOSE AMTONIO MARTIN PALLIN. tengo una duda usted cree que ARAGON no tiene derechos historicos , para ser menos preciada por el tribunal constitucional respecto a otras comunidades que sis tener su historia si se les reconoce . gracias por tener este espacio para poder preguntarle dudas .

    Hace 1 año 3 meses

  2. matriouska

    Gracias por existir.

    Hace 1 año 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí