1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Pactándose encima

Peneuvismo

El programa de gobierno es socialdemócrata como una casa, que en parte envía al garete –ya veremos hasta qué punto– el grueso de contra-reformas del Rajoyato. Lo que tiene su qué de mala noticia

Guillem Martínez Barcelona , 31/12/2019

<p>ERC, Gobierno de España, negociación </p>

ERC, Gobierno de España, negociación 

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Tras el trabajo de Abogacía –un trabajo fino; pareció un accidente–, la cosa se ha acelerado. 

2- Lo que es preciso. La rapidez es la herramienta que puede impedir todo lo que puede impedir el Gobierno de coalición. Son cúmulos de esfuerzos que se organizan en dos direcciones, a saber: a) Constitucionalismo informativo –titulares de prensa, declas de político a alcachofa y tertulianías, que vienen a dibujar que este Gobierno era la señal que esperaba Cristo para iniciar el Apocalipsis; esto, que parece un chiste, será una gota malaya–, y, b) Constitucionalismo a palo seco –ahora, parapetado en la JEC, que hará todo lo posible para defender en modo a) que se obedece la sentencia del TJUE sin obedecerla un ápice; la JEC, por otra parte, emitirá su veredicto/consignas sobre Junqueras antes que el TS, al parecer; b) será, me temo, otra gota malaya en esta legislatura–. 

3- Quizás esta legislatura, de hecho, puede ser, si funciona, un todos-contra-el-fuego. La primera respuesta organizada e intelectualizada de una gran mayoría parlamentaria contra el Constitucionalismo, la aportación de Aznar a la política, al nacionalismo esp y a la economía creativa. Ya veremos. Igual, aún, no lo saben todos.

4- En todo caso, ayer se presentó el programa PSOE-UP. Una continuación ampliada de los presupuestos enviados al garete por ERC, y por el propio PSOE, al optar por repetir elecciones desde un campo semántico que aplazaba el progresismo. Sí, desde que ERC se puso flamenca –el adjetivo flamenco alude al fuego; el fuego es algo que se devora a sí mismo; un espectáculo cuando alguien se devora a sí mismo cantando flamenco, pero un espectáculo lamentable y desesperado cuando eso sucede en la vida privada; o en la pública, la política– y PSOE se puso nacionalista y genial hemos vivido un pabernosmatao continuo. El fósil de esa etapa, que hoy disfrutamos cada día, es la ampliación de Vox, y la derechización y esencialismo de sus dos amiguitas. Yupi.

5- El programa es socialdemócrata como una casa, que en parte envía al garete –ya veremos hasta qué punto– el grueso de contra-reformas del Rajoyato. Lo que tiene su qué de mala noticia, y explica el dramatismo de la situación. Ahí va: el Estado del Bienestar sólo es un objeto considerado por las izquierdas y por alguna derecha de otro nacionalismo. Para las tres derechas esp, el Estado del Bienestar –esa cosa cuya primera piedra fue Bismarck, y en cuya creación histórica participaron más derechas que izquierdas– es una creación de Pol Pot, planificada ya en los Protocolos de Sion. Socorro. Esto, en fin, va a ser a muerte. A cuchillo, que da más canguelo.

6- El programa. Sinopsis. Aumento real de pensiones, jubilación de la reforma laboral, retorno del sindicalismo a roles de cuando los Pactos de la Moncloa –ese absurdo, pero parece, tal y como está el patio, jauja–. Subida del SMI a niveles de un SMI. Subida del IRPF en tramos de altos velocistas. O de la clase media agónica, según Rahola and the Procesettes. Aumento, una miaja, del impuesto a sociedades. Uso de la tasa Google y la tasa Tobin. Una nueva política de vivienda pública y de alquileres –por dibujar; mucho–, en la que se potencia el municipio. Ley del cambio climático. Algo parecido a una gran reforma energética. O no. Asunción del agua como derecho humano, y no como oportunidad de negocio para tus amiguitos tras la puerta giratoria. Lo que podría repercutir en su remunicipalización. Aumento del presupuesto de Educación. Desaparición o testimonialización de las clases de Religión. Más becas universitarias. Universalización de la Educación de 0 a 3 años, la más fundamental. Eliminación de copagos en Sanidad y aumento en su presupuesto. Eutanasia. Políticas de igualdad. Un ERE a la Ley Mordaza. Asunción de lo de Cat como problema político, sensible de ser dialogado, negociado y acordado –ERC habla de votar la solución; pinta Nou Estatut; ya veremos–. Descentralización de las instituciones del Estado. Suspensión del artículo 324 de la LEC, muy chungo, y que dificultaba juzgar casos de corrupción. Potenciación y llenado de la Esp vacía, al menos con banda ancha y médicos. Aumento del presupuesto de cultura, y no, snif, su desaparición. Limitación de las casas de apuestas, al menos, en su horario de apertura.

7- El programa. Un cambio cultural. Me permito subrayar una rareza. El pack memoria histórica. La Ley de Memoria Histórica es una metáfora del ulterior PSOE en el power. No aporta nada, salvo el buen rollo y tal. Una suerte de identidad en las izquierdas, consistente en tener razón por haber perdido históricamente. En promulgar leyes inocuas, de reconocimiento, sentimentales y con poca o nula incidencia. Pues bien, en el programa se dibuja todo lo contrario. El itinerario básico –es decir, necesario, operativo– para acometer el pasado fascista –es decir, el uso de la muerte y de la prisión en la política, de manera organizada y obteniendo beneficio económico en ello–. Es decir, se dibuja la nulidad de sentencias y hechos administrativos y militares. A través de una ley, espero. Y no sólo eso, sino la auditoría de los bienes expoliados por el Estado –y, más comúnmente, por mandos, oficiales, jerarcas y civiles emprendedores– que, durante la época de la dialéctica de los puños y las pistolas, se apropió de la propiedad de sus víctimas. El asesinato de un ciudadano, en el campo o la ciudad, suponía eso. Revertirlo es una medida problemática. Y, por tanto, un cambio cultural. Sólo desde una cultura problemática y beligerante –ausente desde los 80– se producen las transformaciones sociales en la política. Mola. El 15-M era la cultura de la problematización contra la cultura chachi del orden. A ver si.

8- El programa. Mosqueo. El programa, no obstante, tiene su sinvivir. Que son dos. Que la Comisión, nuestra casera, que ya ha pedido un monto de recortes, llame al orden. Y que el orden resulte lo contrario al programa, a su aumento de gasto. Otro punto de mosqueo es la necesidad de implementación, y de sus itinerarios, en ocasiones poco claros y dependientes, únicamente, de la voluntad gubernamental. El resultado puede ser el Zapaterismo, el volcado de buenos titulares, buen rollo y escasa o nula posibilidades de cambio. Suena a guasa, pero la frontera estética de un Gobierno en ese sentido incapaz sería ese clásico de los gobiernos incapaces: la ampliación de la ley anti-tabaco. Esa poética, difícil de rechazar para un Gobierno, consistente en gobernar a lo único gobernable. Nosotros. 

9- El otro programa. Esto, me temo, es muy importante. Es llamativa la discreción, y el carácter programático, estructural, de otro pacto gubernamental, del que se habla poco. El pacto PSOE-PNV. Aporta novedades, comunica que el Gobierno no son dos partidos, sino tres. Y marca jalones importantes, que requieren, incluso, cambios constitucionales y, de nuevo, un cambio cultural. Son 12 puntos. Algunos sellan que el PNV es partido de Gobierno y socio preferente, al que no hay que chulear. Otros abogan por la culminación del traspaso de competencias en Euskadi, pero también en Navarra –PNV va sobrado; si quiere divorciarse, es preferible contratar un abogado PNV–. Otros aluden a dinámicas del cupo vasco, esa cosa que, como las apuestas de frontón, sólo entienden los vascos. Pero, agárrense, hay otros que marcan grandes cambios políticos, y que vienen a fijar el margen de lo posible en el tema territorial. Es decir, pueden fijar, sin despeinarse, como quién no quiere la cosa, la amplitud, a la chita callando, de la solución al problema cat. Por lo mismo, vienen a comunicar al procesismo que son unos mindundis, subsector pelanas. Ahí van: abandono de la judicialización de conflictos políticos, reconocimiento de la cosa nación y la cosa plurinacionalidad, presencia de las instituciones vascas en la UE –algo que ya sucede en otros Estados con otras minorías institucionalizadas–, y el uso, o como se diga, de selecciones deportivas vascas. Es decir, autonómicas. Se da a entender que esos serían puntos cruciales para un nuevo Estatuto vasco, a realizar en esta legislatura. En esos 12 puntos PNV tiene tiempo incluso de chulear el decretazo digital, de matizar la transición energética y de que se le reconozcan los pactos, no cumplidos, con el PP. El pacto llega a tener 13 puntos y el PNV consigue una Thermomix y un peine.

10- Lo que ha hecho PNV es política. Lo que ha hecho UP es política. Lo que ha hecho PSOE es política. Lo que ha hecho ERC es política, menos ágil y programática que el PNV, diría, por poner un paralelo. La política son pactos, asumibles, realizables, problemáticos, criticables, defendibles, entre contrarios. Veremos –los presupuestos serán un jalón; y, antes, la campaña cotidiana, en BCN y MAD, de acoso continuado– hasta qué punto es política efectiva, ese bien escaso en las izquierdas locales. Con un mínimo de efectividad, es un cambio de paisaje importante. Y, lo dicho, cultural. Un nuevo terreno. Fuera de la política quedan objetos no políticos, propagandísticos, que conforman, glups, el grueso de la política local. El Constitucionalismo y el procesismo. Y, en otro afuera, las izquierdas, en ocasiones incluso dentro de Podemos, que no practican política, sino la vida cotidiana. Es decir, la/otra política. El PSOE, a su vez, siendo líder de todo esto que conformará la próxima política, no tendrá las manos libres, o no del todo, para ir tirando con ocurrencias. A ver cómo sale.

11- El trámite a seguir, parecer ser, sólo puede ser este: pleno el 4 y el 5 –imposible antes, que ERC vota la cosa el 2-E–. Investidura el 7-E, si no matan a Kennedy, o si ERC no se hace la XXXX un lío. Se ha confirmado que UP es una vicepresidencia y 4 ministros. Ya les dibujaré en su totalidad el Gobierno cuando salga. Como en todo Gobierno mundial al uso estará formado, en todo caso, por muchas personas con aspecto de director del Museo Coconut, y por una persona que, como en Locademia de Policía I, II, III, IV y V, sabe hacer ruidos divertidos con la boca. Mi gran problema sigue siendo: ¿de dónde saco yo una PS4 para el 6-E? La única opción empieza a ser hablar con el PNV y que negocie con la prestigiosa firma Sony. 

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí