1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Joxé Iriarte Zabaleta, ‘Bikila’ / miembro de Alternatiba (Bildu)

“La izquierda vasca tendría hoy otra dimensión si no hubiera tenido que aguantar a ETA”

Aníbal Malvar 4/02/2020

<p>Joxe Iriarte 'Bikila', en la plaza del pueblo de Orereta-Errenteria</p>

Joxe Iriarte 'Bikila', en la plaza del pueblo de Orereta-Errenteria

Hitza (Cedida por el entrevistado)

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Era 13 de agosto de 1995 y el titular de El País informaba: ETA amenaza en un comunicado a [José Antonio] Ardanza y [Carlos] Garaicoetxea. El 15 de junio de 2005, la periodista Genoveva Gastaminza escribía en el mismo diario: “Aralar, el partido escindido de Batasuna por su rechazo a la violencia, ha iniciado una campaña de solidaridad –recogerá firmas de apoyo– con su líder, Patxi Zabaleta, quien ha sido recientemente objeto de insultos y amenazas de ETA y sus presos”.

Dos de los citados como posibles objetivos de la banda terrorista son hoy “filoterroristas”, “herederos” de ETA y “proetarras”, según el contundente y limitado diccionario de adjetivos que la derecha española aplica cotidianamente a Bildu. En Bildu se integra Eusko Alkartasuna, partido fundado por el amenazado Garaikoetxea –primer lehendakari de Euskadi– en 1986, tras escindirse del PNV. La coalición abertzale también acoge a Aralar desde 2017, partido hoy disuelto y fundado por Zabaleta, otro de los amenazados por la organización terrorista. Conclusión: o ETA gustaba de amenazar a los suyos o algo falla en el relato de Pablo Casado, de Santiago Abascal, de Inés Arrimadas, y Bildu no es ETA. 

Joxe Iriarte Zabaleta, alias Bikila (Rentería, 1945), empezó a militar en ETA con 19 años, cayó detenido con 21, pasó por la clandestinidad y fue uno de los escindidos de la VI Asamblea que, en 1970, abogaban ya por el abandono de las armas y la adopción de la vía política como hoja de ruta para la izquierda abertzale. Historiador y teórico además de político, con una bibliografía que abarca media docena de obras, en 2015 se integró también en Bildu desde Alternatiba. 

A ver si me aclara usted la paradoja. ¿En los gérmenes de esta Bildu filoetarra –por usar la terminología de nuestra derecha–, hay personas que fueron amenazadas por ETA?

En parte es cierto y en parte es más complejo. Hay que tener en cuenta que Bildu, en estos momentos, agrupa a corrientes que, en el pasado, estuvieron muy alejadas de lo que era la izquierda abertzale, como el caso de Garaikoetxea y de su formación política. En el caso de Patxi Zabaleta, sí es una escisión propia de la izquierda abertzale. Luego hay otro sector más minoritario, que provenimos de lo que se llamaba izquierda revolucionaria o izquierda radical, que tuvo en esa época una posición difícil de entender fuera de Euskadi: llamábamos a votar a HB, pero siendo muy críticos con ETA. Nosotros, amenazas no hemos tenido. Yo no he sido amenazado por ETA. Pero sí hemos tenido fuertes controversias, fuertes encontronazos políticos que se traducían en broncas en los pueblos, pintadas amenazantes… Hemos formado parte de un sector conflictivo con ETA, pero no creo que se pueda decir que fuéramos directamente amenazados. 

Sin embargo, las hemerotecas sí recogen las amenazas a Garaikoetxea, a Zabaleta y a otros miembros de Aralar. Usted mismo promovió y firmó, en 2005, un manifiesto de apoyo a Zabaleta tras aparecer su nombre en un zutabe (boletines de ETA).  

Yo no creo que ETA amenazase a Garaikoetxea. Lo de Zabaleta es más particular, porque cuando una organización se divide... En alguna revista interna de ETA sí hubo alguna amenaza. Cuando yo estaba en una organización que ya desapareció, que se llamaba Zutik, hicimos una alianza electoral con Aralar. En varios pueblos aparecieron pintadas contra gente nuestra, llamándonos traidores y otras cosas. 

Hay un relato institucional que sostiene que la democracia ha derrotado al terrorismo. Llamar democracia a lo que ha significado la acción del Estado sobre Euskadi es algo que no comparto

Según los baremos de PP, Vox y C’s, e incluso del PSOE, eso de las pintadas sí se considera una amenaza.

Se puede considerar, pero los que hemos vivido en este país sabemos diferenciar muy bien lo que es una bronca, por sectarismo político, de lo que es una amenaza de ETA. Una amenaza de ETA era una cosa muy seria. Te obligaba a aguantar en Euskadi, sabiendo lo que te podía venir, o a largarte del país. Lo otro era parte de la bronca política y el sectarismo.

¿Hay en Bildu herederos de ETA?

Si Bildu se ha conformado, fue sobre la base de que ETA abandonaba la actividad. Sin eso, Bildu no se hubiera construido. El debate era antes entre vías violentas y vías políticas. Ese debate desapareció. 

Está preparando un libro sobre todo aquello.

Hay un relato institucional que sostiene que la democracia ha derrotado al terrorismo. Yo con eso no estoy de acuerdo. Llamar democracia a lo que ha significado la acción del Estado sobre Euskadi es algo que no comparto. Como tampoco comparto la historia oficial del mundo de la izquierda abertzale, que sostiene que, en su momento, la violencia tuvo su razón de ser y luego ya no. Pienso que la acción de ETA ha sido nefasta, no solo por la crueldad de sus actos, sino por lo que supuso para el propio desarrollo de la izquierda vasca. La izquierda vasca tendría hoy otra dimensión si no hubiera tenido que aguantar a ETA, sobre todo en los últimos 15 años, que supusieron un deterioro horrible de la situación. 

¿Era justificable ETA cuando usted se integró, durante la dictadura franquista?

Era legítima. Estratégicamente, ya entonces yo cuestionaba que fuera útil. Con una dictadura asesina que disparaba primero y preguntaba después, que salga un grupo que responda con las armas yo lo considero legítimo. Pero discrepaba estratégicamente, no era la vía mejor. Y, de hecho, nosotros nos esforzamos en otra estrategia.  

Parece que el PSOE también mantiene un cordón sanitario con Bildu, como si vuestros votos o vuestras abstenciones les apestaran.  Como si no asimilaran que las armas han desaparecido. A veces los veo más alineados con la derecha, esa que os llama herederos de ETA.

El PSOE está preso de la opinión mediática española. Cualquier movimiento mínimo que haga sobre derechos humanos o sobre los presos, inmediatamente supone que todas las fuerzas de la derecha, y no solo de la derecha, le pongan contra la pared. Eso obliga al PSOE a decir que no quieren saber nada con Bildu. Pero esa no es la realidad. La realidad en el Parlamento vasco, y en todos los sitios, es que hay una relación política. En Rentería, donde vivo yo, gobierna Bildu, y su relación con el PSOE es completamente normal. Y en Navarra, donde el PSOE decía que no quería saber nada de Bildu, al final ha tenido que elegir una opción: ¿con quién pacta?, ¿con la derecha cavernícola o con Bildu? La discusión de presupuestos la han realizando con Bildu, no con la derecha Navarra. El PSOE, poco a poco, y lo mismo le va a ocurrir en Catalunya, se va a tener que habituar a discutir y operar con nosotros. Incluso en el PP sucederá. Hace unos días, Borja Sémper decía que dejaba el PP por razones personales. Pero si lo analizas un poco, ha venido a decir que no se reconoce en un PP que sigue operando como si ETA continuara matando. Hoy hay más virulencia en ese sentido que cuando ETA mataba. Yo he conocido a ETA interviniendo y que se organizaran recibimientos a presos con normalidad. Ahora no dejan pasar una. Llevas un pin pidiendo el acercamiento de los presos y se te vienen encima. Eso también tiene que ver con el surgimiento de Vox, una derecha filofascista que ha hecho del tema uno de sus ejes políticos. Ahora mismo, cosas que antes eran normales provocan que se te vengan encima. Incluso cuando escribes. Tal cosa la escribía yo antes con normalidad, con ETA actuando, y no me pasaba nada. Ahora escribo lo mismo y ya no sé si me van a venir encima. 

El PSOE está preso de la opinión mediática española. Eso obliga al PSOE a decir que no quieren saber nada con Bildu. Pero esa no es la realidad

¿Se refiere a los jueces?

Exactamente. 

¿Cómo va a poder convivir Bildu con el PSOE en este ambiente?

Bildu es una opción soberanista de izquierdas que plantea un confederalismo democrático, pero en la vida política española va a llevar una línea progresista de izquierdas. Todas las iniciativas que el PSOE pueda realizar, y que consideremos progresistas, las vamos a apoyar.

¿Hay confianza en que el PSOE, ahora que va a necesitar de los escaños de Bildu en más de una ocasión, intente ofrecer una visión más didáctica de lo que puede ser ahora mismo la izquierda abertzale? 

Soy muy escéptico. Por la presión de esa derecha desenfrenada que, sobre cualquier tontería, ya monta una pirula. Piensa en los acercamientos de presos. Por razones no solo humanitarias, sino legales, por los años que llevan muchos de ellos en la cárcel, ya tienen derecho al tercer grado. Todo eso está legalmente establecido. Y, sin embargo, ya se monta la pirula. 

¿Se puede normalizar su situación más temprano que tarde?

Es absolutamente necesario. La sociedad tiene que reconocer que aquí no se está pidiendo impunidad. Toda la gente de ETA está cumpliendo condenas severísimas, cosa que no ocurrió con los GAL ni con los terroristas y golpistas de extrema derecha, que salieron a la calle echando virutas. Solo el hecho de aplicar a los presos la legalidad, ya supondría un avance impresionante. Si no lo hacen es por miedo a que los traten de colaboracionistas. Los que al franquismo le aplicaron el borrón y cuenta nueva aquí siguen diciendo que ni olvido ni perdón. Lo que quieren es venganza. La derecha encontró un filón ahí. En un conflicto de tantos años… ETA ha dejado muchos pelos en la gatera. Hay mucha gente perjudicada.

Eso lo supieron rentabilizar muy bien PP y Ciudadanos, y ahora, sin duda, Vox, aunque en Euskadi sea residual, con menos de 2,5% de los votos en las últimas generales.

Pero Vox se atreve a ir por los pueblos diciendo a los de Teruel Existe que los van a fusilar, y no pasa nada. Si alguno de nosotros le dijera algo parecido a uno de Vox, el ruido mediático que se montaría sería ensordecedor. 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Zapeldun

    Una lectura -la del periodista que pregunta también lo es- que evita mencionar ni una sola vez al partido que mantiene la hegemonía durante décadas, es una lectura coja e interesada. O interesadamente coja. 

    Hace 1 año

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí