1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Decamerón IV

Jornada cuarta. Reparto de la crisis. O no

La discusión dilatada supone un exotismo, un fabuloso combate, implícito, entre sanidad pública y privada, y explícito entre abandonar a todo el mundo a su suerte, o darles respaldo y derechos

Guillem Martínez Madrid , 14/03/2020

<p>Estación de Atocha</p>

Estación de Atocha

G.M

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Ayer Sánchez anunció la solemne proclamación del estado de alarma –a partir de ahora, EA–. Es raro anunciar que anunciarás. También es raro estar 7 horas reunido para proclamarlo –no se pierdan el punto 11 y posteriores–. De lo que se deduce que ha sido un lío el EA. Mientras aparece, o no, Sánchez por la tele, les explico ese lío y muchos más.

2- Igual borro ese punto cuando salga Sánchez por la tele, que vete a saber, pero ese retraso de chorrocientas horas es un desastre comunicativo –bueno, eso fijo que no lo borro–. Pero, paradójicamente, es bueno. Supone un debate –gordo, 7 horas; yo no discutí tanto rato con mi ex, y eso que era abogada y tartamuda– sobre la crisis social en un Gobierno Esp, que no realizó el Gobierno ZP, cuando inició medidas en la anterior crisis, ni el Gobierno Rajoy, cuando la canalizó. Igual, como en la anterior crisis, nos dan para el pelo. Pero, al menos, tras 7 horas, si lo hacen, ya será I+D3- El EA es, además de lo que es, una manera de canalizar el gasto de esta crisis. Hacia el concepto bienestar social. Es decir, es meter el gasto, en esa oportunidad de gasto que ha dejado la Comisión Europea, por la ventanilla de lo social. Es una forma de aterrizar el gasto, esa cosa prohibida, en un lugar negociable. Es un orden del gasto, no definitivo. Puede, en fin, cambiar de orden, o de intensidad. No todo el Gobierno quería proclamar el EA, por ese motivo. Al parecer la pieza clave de la negativa inicial es/era Nadia Calviño, Vicepresi, ministra de Economía y, glups, alta funcionaria europea. Es, vamos, la persona de la Comisión en el Gobierno. Tal vez, la garantía de que la Comisión aceptara un Gobierno de coalición. No es que sea una pieza clave del Gobierno. Es tal vez la clave, ese pedrolo que los romanos metían en medio de un arco para que el arco no se fuera al guano.

3- Vaya, Sánchez no sale. Les explico cosas, en el ínterin. En China, se implementaron medidas parecidas a las que hoy fijará el EA el 23 de enero. O, al menos, su poética. Poética: soy el Estado, vas a hacer lo que digo o te crujo. Hoy, menos de dos meses después, la cosa está controlada. En Italia, se optó por medidas similares a las chinas entre el 9 y el 11 de marzo. Estamos a 14. ¿Llega tarde el EA? Parece que no. Pero llega, en todo caso, 24 horas después de anunciarse. En esas 24 horas se han podrido muchas cosas.

4- Por ejemplo, ha empezado a salir lo peor de nosotros mismos. Lo explicaré de afuera a dentro.

5- En el mundo mundial coexisten diversos accesos políticos a la epidemia. La OMS dice al respecto que el confinamiento mola, si bien no es la panacea si no se acompaña de la cosa test. La cosa test se ha declarado efectiva y democrática. Restringe menos derechos. Va al turrón. Impide autoritarismos. El Estado pionero en esa tendencia es Corea del Sur. Ha visto bajar sus casos en tiempo récord. En la UE, parece que la apuesta por los tests es alemana. Puede. Un test vale unos 20 euros, me dicen. Es pasta. Mucha. La RFA no tiene una gran deuda, y está invirtiendo en esto à gogó. Por lo que veo en las estadísticas, la inversión está resultando efectiva. De China/Italia nos viene el confinamiento, más barato, menos rápido y limpio, sin grandes inversiones en test.

6- Hay, no obstante, otros posicionamientos. En UK se ha abandonado a la población a su suerte. La idea es que contraigan el virus y, con él, el anticuerpo. La buena noticia es que la generación resultante, cuando crezca, será tan fuerte que ganará la Champions cada año. La mala es que el Gobierno UK especula con un techo de 100.000 cadáveres. Espero que en este caso se equivoquen tanto como en sus cálculos de beneficio con el Brexit. Otro Gobierno inactivo frente al virus, con otra estética de inactividad, es el USA. En ambos casos –en este momento, 2 de los 3 Estados con mayor índice de contagio– desde el Gobierno se anima a pensar que el virus es extranjero. Una invasión de otra cultura. O etnia. Quizás esto orienta al hecho de que el nacionalismo es el plan de choque donde no hay plan de choque. Esta mañana, en los USA, por cierto, el virus era europeo, pero no británico. Por la tarde, también era británico. Supongo que en unas horas o días sabrán que también es USA. Que no hay fronteras en una epidemia, sino planes.

7- Hay un nexo que une a la derecha: la caracterización del virus como extranjero y, a la vez, una escasa planificación frente a la epidemia y, mucho menos, frente a la crisis social y económica que conlleva –crisis, exemplum: en Cat, en estos momentos, 17 empresas han presentado ERTEs para más de 200 personas–. Y ayer, por retraso en la emisión del EA, esa cosmovisión empezó a emitir en el país favorito de la Divina Providencia.

8- Desde Murcia se emitieron reparos frente a los pijos MAD que se fueron a la costa. Por ello, el Gobierno de Vox optó por confinar las municipios de la costa. Confinar está bien. Cuando se debe. No está bien hacerlo con colectivos. O en su honor. Es una forma de comunicar a la sociedad que los enfermos son otros. Desde Cat, Torra pidió a Sánchez la confinación de Cat. Lo que a) no está mal. Un Presi autonómico pidió al Gobierno la aplicación de algo que la Gene no puede. También hizo eso la Presi de Balears, con otro tonos y léxico. Pero a la vez, y pensemos que Cat es una sociedad habituada al lenguaje en clave, b) con ello se animaba al discurso interno de que el virus es extranjero/MAD. Además, la cosa Torra venía después de una tarde con los medios procesistas animando a un gesto de soberanía frente a la pandemia, esa cosa que se ríe de las soberanías. Esta mañana, el Gobierno de la CAM también pedía al Gobierno lo mismo de Torra. Es decir, también ha expresado públicamente que haría más cosas, pero que el Gobierno no les deja. Lo que es falso, por otra parte.

9- Una autonomía puede decretar aislamientos y confinamientos. Cat lo ha hecho en Igualada. Y Murcia en Murcia sûr Mer. Podría hacerlo donde quiera, si hubiera razón y criterio. Salvo en aeropuertos, puertos y estaciones. Lo que sigue siendo mucho. En Murcia, Cat y MAD se han emitido, por tanto, planteamientos derechistas internacionales ante la pandemia, y originalidades políticas locales. Es posible que se haya emitido, por tanto, incapacidad ante la época y el momento. Es posible que se haya emitido una competencia por otro modelo de sanidad, por otros nacionalismos, con el Gobierno. Y es posible que esta Liga ya no tenga fin. Ya veremos. Rayos, habla Sánchez.

10- Básicamente, reproduce en su alocución la filtración del decreto de EA filtrado por la tarde. Son 15 páginas y 20 artículos. Restricción a la libertad de circulación –ojo: se permite trabajar a quien no le hayan chapado el curro–, requisaciones, cierre de todo el sistema educativo, restricciones al comercio, el ocio, la hostelería y la cosa cultos –la semana santa y la operación bikini se posponen a diciembre–, reforzamiento del sistema sanitario, posibilidad de pillar la sanidad privada y otras industrias, garantía de suministros y servicios, reducción del transporte de personas, garantía de abastos, suspensión de plazos administrativos y judiciales. Gracias al documento sabemos que a) las pelus seguirán abiertas, pero, yupi, b) también los estancos, y que c) Calvo, de segundo apellido, se llama Poyatos.

11- El marrón del texto –en general, por detallar y ampliar– son sus artículos 1-4. Un 155 de 15 días, prorrogable vía Congreso. En esta crisis sanitaria no se aprovecha la descentralización, sino que se recurre a un solo territorio y un solo mando. Por lo mismo, se hace un extraño, una negación del funcionamiento autonómico, que sólo ha fallado en las últimas 24 horas, y de tanto esperar el EA. Es posible que todo esto se matice mañana, con los Presis autonómicos. O es posible que no. Ya veremos. Igual el Gobierno se ha buscado, en todo caso, un pollo innecesario. Al menos, tras la comparecencia, Sánchez fue ferozmente atacado por PP –ese partido autonómico–, y por Torra. Y, supongo –no lo sé, que estoy escribiendo esto como un poseso–, PNV. Lo que es más serio y peligroso para su continuidad.

12- No obstante, parece que las 7 horas de CM no se han ido en el EA. Se han ido en la discusión sobre la crisis económica que vendrá tras –o durante, mejor– la crisis epidémica. En discusiones sobre qué cierra y qué no cierra –por lo visto, ha sido una lucha que no cierren, por ahora, las pelus–. Ha habido defensa de la gran empresa y de la banca y todo lo contrario, un enfrentamiento a reproducir la anterior crisis, que fue la ley de la selva, el rescate de la banca y el abandono de la sociedad. Ha habido discusión sobre el gasto y su orientación social. En ese sentido, la división de pareceres no era tanto UP-PSOE, sino entre dos ministras del PSOE –Calviño/Economía y Montero/Hacienda– y dos ministros UP –brillaron con luz propia, me dicen, Iglesias/Vicepresi y Díaz/Trabajo–, apoyados ambos por Ábalos/Transportes, Escrivá/Seguridad Social –un duro del no gasto hasta ahora– y Maroto/Industria. 

13- Es importante saber que la discusión en un Gobierno se paraliza cuando el jefe decide. Es decir, que Sánchez, o no decidió, o dejó discutir. Por lo visto, la cristalización de la discusión será el martes, con un Plan de Emergencia Social, del que se espera lo que no pasó en la anterior crisis. Por ejemplo, un plan de protección frente a los despidos. Medidas sociales y de reparto de la recesión, que Trabajo lleva tiempo preparando.

14- Si eso es así, habrá merecido la pena esperar 7 horas. Creo que, en ese sentido, es un lujo que el CM no hubiera durado los 5 minutos habituales para abandonar a la sociedad a su bola. La discusión dilatada supone un exotismo, un fabuloso combate, implícito, entre sanidad pública y privada, y explícito entre abandonar a todo el mundo a su suerte, o darles respaldo y derechos. Esta epidemia es eso. Esas dos cosas. Abandono o ayuda. En todo el mundo. En esta epidemia, me temo, los zombies son los mismos que en la anterior. Y muerden.

15- No les he hablado de papel higiénico. En mi primer día de confinación parcial, mi rollo de papel se ha vuelto majara, submodalidad mística, y no ha parado de recitarme pasajes bíblicos tales como “No es bueno que el rollo esté solo”. Yo, más vitalista, he estrenado mi pedido de satisfyers. Cuando iba por el tercero, he visto que, por error en el trámite del pedido, no eran satisfyers sino minipimers. Escogí mal día para ir a urgencias.

1- Ayer Sánchez anunció la solemne proclamación del estado de alarma –a partir de ahora, EA–. Es raro anunciar que anunciarás. También es raro estar 7 horas reunido para proclamarlo –no se pierdan el punto 11 y posteriores–. De lo que se deduce que ha sido un lío el EA. Mientras aparece, o no,...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí