1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Decamerón VI

Jornada sexta. Coronavirus y corona a secas

La deuda es del 95,5% del PIB. Pero el año pasado, en esta misma fecha, era del 99%. El descenso en el endeudamiento ofrece 50.000 euros para el plan social

Guillem Martínez Madrid , 16/03/2020

<p>Estanco del autor.</p>

Estanco del autor.

G.M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Las calles de MAD parecen la Biblioteca Nacional. No hay nadie. En el súper han desaparecido las trufas blancas y las angulas baby. Es más, creo que nunca hubo de eso en este barrio desde el Pleistoceno. Lo del papel higiénico sigue siendo una guasa. La única explicación es que lo controla una offshore del rey emérito. A lo largo del día he sentido signos de nerviosismo y desazón. Normales, si pensamos que el cartel que les endoso como foto de este artículo no es otra cosa que el estanco que, a inicios de la crisis, me designó la OMS. Para darle un palo al mono he redoblado las prácticas deportivas en mi piso. Hoy, jai-alai. Que combino con las actividades físicas comunales en mi bloque. De 9 a 10 am, debidamente asesorados por un vecino del INEF, nos reunimos en la azotea y practicamos tantra. Doña Reme, pensionista y decana de la comunidad, está recogiendo firmas para ampliar la actividad 8 horas más al día. He intentado firmar, por bienqueda, pero me temblaba el pulso y veía borroso. 

2- Por lo demás, siguen los contagios. Seguimos a 1.500 diarios. Que sigue siendo un nivel fundacional, de inicio de peli de zombies. Se prevén inflexiones en la curva de infectados el 15 de abril. Si bien, poéticamente, molaría que fuera el 14. La UE no pita. Cada Estado ensaya su terapia de choque. Desde el laissez faire de UK –rayos, no es UE; no me acostumbro; borren eso–, al faire à tutiplain, es decir, cerrando fronteras, de Alemania sus vecinos del Este y, ahora, Esp. En Esp sólo permanecerá abierta en Gibraltar y Andorra. Por lo que igual, en subidón, me planto ahí a por Marlboro. El cierre de fronteras es una poética, me temo. Es un comunicar a la población que vamos-en-serio. Por eso mismo, era una demanda de todas las ultraderechas locales en Europa. Es la primera demanda que piden cuando hay crisis sanitaria, pero también cuando no la hay. Habiendo aislamientos locales —cada uno en su local/piso–, igual es anecdótica, no lo sé. Los aislamientos, los confinamientos, se revelan como una medida barata para evitar curvas pronunciadas de contagio. Es decir, para evitar la congestión de las UCIs y de los respiradores. Para salvar la vida de nuestros padres, vamos. Todo el mundo quiere salvar a su madre y a su padre. Salvo, tal vez, Felipe VI. Va llegando, no obstante, información de Corea, el único Estado que ha apostado por el no-aislamiento. Y el que con mayor velocidad ha visto decaer la infección. Lo que nos lleva al punto 3.

3- En Corea se ha optado por la transparencia –un valor democrático, como lo es no restringir la libertad de circulación, que tampoco lo han hecho– y la tecnología –tests, dos apps; una para la ciudadanía, otra para sanitarios; en Italia, por cierto, también disponen de app; la Gene ha sacado una; ayer, al menos, no pitaba; el Ministerio ha sacado web con el test que te hacen por teléfono, para no colapsarlo; no sé si pita–. Es decir, pasta. Mucha. Lo que explica cambios en esta crisis. Europa, como desde 1918, juega donde siempre, en Segunda. No está mal. Es un sitio apañado. Pero la Premier ha pasado de USA a Asia. La Premier es, en fin, la capacidad de gasto inaudito ante una plaga o el bombardeo de Pearl Harbor. Y en Asia disponen ya de más medios. El hecho de que China aporte ayuda humanitaria y material a Italia es un símbolo visual. Que explica que, respecto a 1945, en 2020 son otros los que mandan chocolate, chicles y medias de nylon. Somos Italia. Y combatimos la cosa con lo que tenemos a mano –confinamiento–, y con la ayuda del amigo chino. USA está viviendo su 1918 europeo. Por lo visto, duele. Yo ni me acuerdo.

4- En Italia, por cierto, se ha ultimado el plan social. No será el último, pinta. Como decíamos ayer, 25.000 millones. Con lo que el déficit pasa del 2,2 al 3,3. Algo impensable no sólo hace 10 años, sino hace 10 días. Unos 3.500M para sanidad y protección civil. Unos 10.000 para la cosa empleo –se deja un tanto en pelotas a los parados; en Italia recibes subsidio de paro a tenor del número de contratados en cada punto de trabajo; pequeña empresa, chungo–. Se dan unos 600 euros a cada autónomo. Se congelan las hipotecas, se suspenden temporalmente impuestos para empresas. Se crean líneas de crédito barato –como en Alemania, donde se adjetivan esos créditos como “ilimitados”–. Se aumentan en 15 días más los permisos parentales de trabajadores, y el bono baby-sitter –una pasta para cada familia, para pagar canguros–. Se da otro bono extra a trabajadores sanitarios, y se dan fondos a empresas para evitar despidos. No es una Renta Básica formal. Pero muchas formas de subsidio convergen en eso. Además, lo dicho, no está claro que este sea el último pack de medidas. Esto durará. En Italia –único país que supera a Esp en contagios–, la cosa va para largo.

5- En Esp se establecen líneas de crédito por 20.000 millones para empresas, autónomos y PYMEs. El sector turístico recibirá otro pack a través de la línea Cook. Pensaba que aludía al Capitán Cook, que al final de su vida enloqueció y, además, se lo comieron en Hawai con patatas, lo que es un retrato de la situación. Pero alude a Thomas Cook, un pufo de un mayorista turístico británico. Los militares están por las calles. Por lo visto están actuando como en una anterior vacunación masiva que hicieron militares esp en Filipinas. Ni idea. Se dice que en breve asumirán a las personas sin hogar. Y sin hospital, por tanto. Es inquietante ver militares en las calles. Hace pensar en lo que supondría la gestión de la crisis en manos de las derechas. Y en que a ver si las izquierdas no se vuelven majaras, y olvidan en algún punto que un estado de alarma es también restricción de libertades. Toquemos madera. Indicios de que por ahora prima cierta moderación y buen rollo al respecto: ayer, el Ministerio de Sanidad emitió la primera emisión de orden jerárquica por encima de las CC. AA., y resultó federalista, por decirlo de algún modo. Intervención de la sanidad privada en todo el Estado. Se dio su gestión a las autonomías. No hay agentes federales –por decirlo de algún modo– en las autonomías. El Gobierno emite directrices. Se siguen hasta en Cat, aunque, como siempre, defendiendo una realidad simbólica paralela. 

6- Casado ha cesado en sus críticas, o las ha reducido a nivel testimonial. Hoy ha emitido discurso. Próximo a medidas, incluso, sociales, en la estela de otras derechas europeas. Cat es el único territorio en el que se produce enfrentamiento –más simbólico que efectivo– a las medidas gubernamentales que, por otra parte, reproducen. Por lo visto emiten alguna medida más, pero sin decreto o ley que las ampare. No sea que. El discurso subyacente es parecido al de la anterior crisis. Si entonces se decía que se optaba por una austeridad radical porque no se disponía de Estado, ahora se dice que hay virus porque, al no tener Estado, el Gobierno les impide medidas radicales. Wala. Se ha iniciado una experiencia piloto en el Cat, a cargo de los investigadores Mitjà y Clotet, unos cracks. Es novedoso, verosímil y atractivo. No pretenden una cura, sino un descenso en los contagios. Es una de las 300 investigaciones planetarias al respecto del virus. Lamentablemente, la cosa, de puertas afuera, se está politizando. Las armas maravillosas, en fin, son patrimonio de los gobiernos que han restringido la sanidad. Trump, por ejemplo, ha hecho una oferta millonaria a un laboratorio alemán, que asegura estar muy próximo a una vacuna. Y que le puede salvar la vida. Política e, igual, la otra, que ya está mayor. Ya veremos.

7- Mañana es Súper Martes. El día en el que el CM emitirá, o no, medidas sociales. Mañana sabremos, por tanto, si será un plan de choque, un plan escalonado, el inicio de algo estructural o una anécdota. Tráiler: la deuda es del 95,5% del PIB. Pero el año pasado, en esta misma fecha, era del 99%. Esp no va a llegar a los objetivos de déficit ni jarta de garnacha. El descenso en el endeudamiento de un año ofrece 50.000 euros. Lo que es una pasta para empezar a emitir planes y no dejar a nadie en la estacada en una crisis planetaria. Y parece que se han alineado los planetas para ello. Alemania, la madre patria, apuesta por algo parecido, en sus diferencias. Mañana también hay reunión de jefazos en la UE, y en el aire hay una permisividad al gasto llamativa. Me dicen, que –vete a saber– Calviño ha asumido un cambio de época. El CM durará horas –sólo con que cada uno de los 20 ministros pida permiso a Sánchez para ir al WC nos dan las uvas–, y hay indicios para pensar que el resultado final será histórico, pues la cosa no está dividida en PSOE-UP, sino que obedece a una tendencia europea. Pinta, en todo caso, que lo de mañana puede ser, incluso, solo una primera emisión de rescate social. En este cambio de época –China repartiendo leche en polvo, los Gobiernos europeos recuperando las Constituciones del 45– sólo hay un clavo suelto. El clavo de Chejov.

8- Chejov decía que, si en la primera página de un cuento, un personaje clavaba un clavo en la pared, en la última página ese alguien se debía ahorcar en él. El clavo de Chejov es un indicio, incomprensible y no interpretable hasta el final de una historia. Tenemos clavo de Chejov. La Casa Real –todo apunta a ello– ha filtrado a la prensa británica el caso de la corrupción del rey emérito. Con lo que el caso, un caso de corrupción que afecta a varias generaciones y afecta a Felipe VI, queda mitigado por la crisis –descomunal, una pandemia, no te digo más–. El rey actual ha ofrecido, como disculpa ante la implicación en la contabilidad de su padre, documentos notariales en los que renuncia a la futura herencia. Algo, por otra parte, imposible hasta que la herencia sea efectiva. Ha ofrecido, por tanto, una declaración de intenciones. Que no será verificable, de ningún modo, sin intervención de sus cuentas personales. Sin una intervención y auditoría absoluta, en su día. Algo imposible en un Estado en el que ni siquiera se pueden investigar los delitos comunes de su padre. En el comunicado del rey se explica que se conoce la conducta delictiva del rey anterior, y se deduce la implicación del actual, a fecha marzo de 2019. Y que ayer mismo, no obstante, el rey actual dejó de darle la paga al anterior –más de 2 millones anuales; calderilla en este caso–. Vamos, que dio rienda suelta a su indignación no cuando conoció el caso, sino cuando usted lo conoció. Es una crisis de Estado. Es un caso de –más que– posible corrupción estructural. Tal vez una orientación a la poética extractiva de una familia acostumbrada, desde el siglo XIX a cosechar rápido y salir pitando. Camuflada, protegida por una crisis mundial, sanitaria y económica, mimetizada en un momento de esfuerzo social colectivo, un momento en el que el Estado sólo puede observar hacia un punto. Es un clavo de Chejov, que nos acompañará durante esta crisis sanitaria, económica y, ahora, más que nunca, de Régimen, y del que, necesariamente, alguien tendrá que ser colgado cuando todo esto pase. Y, diría, no será ninguno de los implicados. 

9- Mañana más, que Doña Reme está arañando la puerta. 

1- Las calles de MAD parecen la Biblioteca Nacional. No hay nadie. En el súper han desaparecido las trufas blancas y las angulas baby. Es más, creo que nunca hubo de eso en este barrio desde el Pleistoceno. Lo del papel higiénico sigue siendo una guasa. La única explicación es...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Emigrado informado

    El 4,5 % del P. I. B. del Estado Español son, aproximadamente, 50.000 millones de €, no 50.000€

    Hace 2 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí