1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Decamerón IX

Jornada novena. Es la Covid-guerra, no la guerra

Está en el aire que se acepte lo de los alquileres. Tras el tsunami keynesiano, el roce con Calviño no debe de ser tan grueso, pues es ella quien está vendiendo la moto en Europa

Guillem Martínez Madrid , 19/03/2020

<p>Su tabaco, gracias. </p>

Su tabaco, gracias. 

G. M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Se está produciendo una Edad de Oro de llamadas de ex. Lo que ilustra que el mundo, a la que le pasas un trapo, es bueno. La gente que comparte erosiones y tatuajes lejanos se llama. Piticlín-piticlín. Te preguntan cosas chorras, ríen sin razón y, básicamente y de forma implícita, se alegran de que estés vivo. El resultado es reconfortante. Armando Manzanero tiene una canción sobre eso, sobre ese amor que no pesa ni besa, pero que es denso y efectivo e inútil: Nada personal. Manzanero es como Los Simpson. No hay nada que pase o que vaya a pasar en la vida que no haya sido narrado por él. En A solas conmigo, una de las composiciones más I+D de la Historia, narra lo que los clásicos denominaban culto a Onán, y la OMS, que va más al turrón, pajote. Lo que nos lleva a la cena en el belvedere con mi roomba. Fue bien. Descorchamos la última Don Pérignon de nuestra cartilla de racionamiento, facilitada por el Comité de Defensa de MAD 2.0, una empresa mixta. Una cosa llevó a otra y esta mañana me desperté junto a ella. Tras el susto, nos hicimos los suecos. Dije que si eso ya yo la telefoneaba. Y me fui pintando. Hacia ningún sitio, que el piso son 30 metros cuadrados. El transcurrir del día ha sido tenso. Cuando nos encontrábamos por el pasillo –algo inevitable, pues mi piso es un pasillo–, estábamos cortados. Yo intentaba romper el silencio con frases que, al ser emitidas, sonaban absurdas. Como nuestro encuentro de las 13:45, en el que ella me dijo: “Er... Hum... Hace un día estupendo”. Y yo contesté: “...S-sí... Hoy es el cumple de Serrano Súñer”. Rayos, ahí viene otra vez. Haré ver que escribo.

2- Reacciones al discurso del rey. La personal: con el discurso de ayer, FVI dejó de participar en esta guerra, al no hablar de su fondo. El gasto. Y de una de sus limitaciones: el robo. Ya veremos. La reacción estadística: Zzzzzzz. La reacción política: las tres derechas –desde 2017 e, importante, más desde 2019, cuando estaban en el secreto, han emitido la palabra ‘rey’ a nivel chupito– aplaudieron como búlgaros y estuvieron a dos segundos de nominarle para el Nobel de Medicina. A resaltar: Cuartopoder informa que ni PSOE ni Gobierno emitieron el tradicional tuit chachi-piruli postdiscurso. Igual, por estrés de guerra. En todo caso, eso sitúa espiritualmente al rey en la tesitura estética del pavo en navidades. Las caceroladas, por lo demás, fueron importantes. Lo fueron en Cat, donde la política, y casi todo, es tan sobreactuada que no es importante. Pero, y esto es llamativo, fue una cacerolada apañada, en barrios rubios y morenos, en MAD. En plena guerra no hay que perder un segundo en el rey. Riego, verbigracia, perdió mucho tiempo en FVII, cuando en 1823 lo metió en una jaula, lo subió a un carro y fueron tan despacito a Cádiz que lo pillaron los franceses. Después de la guerra, todo indica, esto será un torpedo en la línea de flotación. La fórmula que la CE78 reserva a estos casos de posible confusión de lo público y lo privado, en su grado máximo, es la Regencia. Como cuando Espartero. Puede haber otras, conforme avance la guerra y según cómo finalice. Es serio. Repito. Es serio. 

3- Quédense con esto. Italia: 3,95 médicos/1.000 habitantes, 3,4 camas/1.000 h, sanidad: 9, 2% del PNB. Esp: 3,82 médicos/1000 h, 3, 1% camas/1.000 h, sanidad: 9% del PIB. Alemania: 4,13 médicos/1.000 h, 8,2 camas/1000 h, 11,3% del PIB. Esp tiene 216, 64 camas menos por 100.000 h respecto a la media europea –514,54/100.000; antes de los recortes eran 564,43/100.000–. Al inicio de la crisis anterior –2007–, Esp tenía 327,19/100.000/habitantes. Para pacientes agudos, son 111,84/100.000 h (en 2015). Sólo tiene por debajo a UK, otro país deshidratado tras la crisis –me ha llamado una amiga doctora en UK; piticlín-piticlín, sinopsis: peli de zombies; miedo; están a punto de cerrar Londres–. En Alemania, no obstante, han muerto de Covid-19 una cantidad de personas en torno a la treintena. En un día normal muere más gente de risa. Las razones se pueden explicar en el azar, en la fase, o en factores desconocidos –esas cosas pasan–, pero también en la apuesta por los tests –vamos, pasta–, o por la apuesta sanitaria anterior –vamos, más pasta–, que sitúan a Alemania como el Estado Europeo con más UCIs. Este es el punto de partida de esta crisis sanitaria/política. El punto de partida es la anterior crisis y el recorte en gastos de sanidad. Lo que, en plena batalla de Stalingrado, ya da igual. Como lo del rey. Al menos hasta que empiece la inflexión de la infección, momento en el que deberíamos hablar de modelo y gasto sanitario. Esta guerra está demostrando que la Sanidad o es pública o es una broma sobre rinoplastias.

4- A modo de indicio poético: el virus se está cebando en las residencias de ancianos. Lo que puede ser una consecuencia del cariño –los hijos visitaban a sus padres hasta que se prohibió hace poco–, pero también de lo contrario al amor. Lo contrario del amor al arte, al menos, es el amor al comercio: las residencias geriátricas son una región importante de lo privado. Ese protocolo aparte, hasta su reciente intervención.

5- La Sanidad está ya desbordada. Días, o semanas, antes de que llegue la curva de inflexión. El tema –entre otros chorrocientosmil, como el material, las máquinas; esto es una punta que supera la normalidad, imagine la subnormalidad, las consecuencias de la anterior crisis–, son las UCIs, el pie en el estribo, que decía Cervantes, o el cabello de la diosa Fortuna –esa diosa calva– al que agarrarse. Los sanitarios están al límite. Ayer, en mi ventana, estuvo uno hablando por teléfono con su novia o su novio, que le estaba dando puerta. El sanitario explicaba que hacía más horas que un Rolex y que, literalmente, no vivía. No adornaba ni dramatizaba la guerra, no exponía heridas o medallas, ni se recreaba en las descripciones. Los sanitarios son así, por lo general. Finalizó con un no-me-dejes, frase tras la que, históricamente, zas, te dejan. Han empezado los trillajes, las cribas. Ya existían en la medicina, pero por lo visto se renovaron durante la Guerra Civil, con los bombardeos. La técnica, buena en guerra, se exportó a UK. En el 1939-45. Son un invento de guerra, vamos. Otro indicativo de que esto es la guerra.

6- Hoy, rueda de prensa de Illa e Iglesias. Previamente, la de siempre/Simón. Se anuncia la compra de chorrocientos tests –yupi–, que son, al parecer, la gran herramienta en esta fase de despelote de la epidemia. Sinopsis de lo de Illa-Iglesias. 70 abuelitos muertos, medidas para ancianos y homeless, 200 millones para CC.AA., 19.500 camas nuevas en un millar de locales –¿de dónde sale eso? Ni idea; me entero y les digo–. Iglesias habla de “escudo social”, y dibuja una crisis con acciones gubernamentales diferentes a las de 2008. Gasto. Rescate social. Hoy, por cierto, he hablado –piticlín-piticlín– con una amiga, abogada laboralista de los malos, lo que confiere interés a su opinión. Me explica que lo de los ERTEs es la milk como solución para evitar despidos y proporcionar ingresos a trabajadores. Sólo ve una pega: que la administración pueda cumplir con los plazos en modo plis-plas. Lo veremos en breve, que los ERTEs están como los video-clubs en los 90. A tope. La rueda de prensa es, en otro orden de cosas, una iconografía, que explica lo que sucede en las alturas gubernamentales.

7- Sanidad/Illa –el top-one en el nuevo organigrama de la crisis– aparecía con Vicepresidencia/Sociales/Iglesias. Es decir, se le daba a Iglesias, que está asumiendo responsabilidades sociales en la pandemia, una presencia en el staff que no le toca, en tanto el Comité de Situación es PSOE a tutiplén. Con eso se comunica cierta armonía gubernamental, que desmiente los rumores, propagados por la Caverna Mediática, de posible ruptura. El siguiente rumor que se emitirá será, supongo, el paso de un Gobierno de coalición a uno de Unidad y con una banderita gigante. Me juego una copa, de las 4.567 que me tomaré en el Del Diego cuando esto acabe. Lo cierto –y esto es importante–, es que Sánchez ha aceptado el programa de acción diseñado por Trabajo, a palo seco. Sin cambios. Y el social, también de UP. Y lo ha hecho suyo. Lo que es bueno. Hay asperezas entre Calviño y Calvo y el sector UP. Pero está en el aire que se acepte lo de los alquileres. Supongo que, con el tsunami keynesiano del sábado-martes, el roce con Calviño no debe de ser tan grueso, pues es ella quién está vendiendo la moto en Europa. La prueba de su incorporación a la nueva lógica: la dimisión es el sello de pertenencia, o no, a una lógica gubernamental, y Calviño no ha dimitido, ni ha estado cerca o lejos de ello. El Gobierno está unido. Es decir, en modo guerra, esa cosa que puede unir programas dispares en apuestas vitales, como pasó con Tarradellas y García Oliver en su día, no te digo más. Se han suspendido los enfrentamientos políticos, vía pacto-de-caballeros implícito. Al menos, hasta hoy. Y prosiguen vivos dos grupos de ideas y de caracteres frente al gasto, pero uno –menor, pero importante– está superado por la realidad esp y europea, y participa en lo nuevo. Algo, de manera imprevista, como en cualquier guerra, ha cambiado.

8- Europa, hoy al menos, participa de los cambios. El BCE anoche anunció 750.000 millones de pepinos para comprar deuda de países Covid New Deal como un poseso. De manera que hoy la deuda esp e italiana ha bajado. Y, lo que es más importante, no ha subido. El Tesoro público hoy ha emitido bonos por 4.000-5.000 millones. ¿Es sostenible? En principio, con un interés de deuda irrisoria, sí. Pero este cambio, si se confirma en su rotundidad en Europa, supondrá otros cambios. Una integración fiscal europea razonable. Es decir, efectiva. Lo que nos lleva al itinerario de la política europea cuando esto acabe.

9- Consistirá, no hay otra, en pugnar por volver a la austeridad tras estas semanas locas. O en todo lo contrario, ampliar el periodo de gasto como normalidad. Esa serán las agendas de, respectivamente, las derechas duras, nacionalistas y neoliberales, y las derechas moderadas e izquierdas. Lo que puede llevar a Piketty –ya les daré la brasa con este pollo otro día–, al gasto como reparto y corrector, lo que conlleva un IRPF progresivo –inexistente hoy; hoy el IRPF es una trampa para asalariados y autónomos desde los 70– y, por ello mismo, y para que el capital no escape por la Ruta de los Borbones, una fiscalidad mundial o, al menos, regional y fuerte en Europa. Calviño hoy ha empezado a hablar de respuesta fiscal coordinada en la UE. Yo alucino. Ya veremos el truco. O el imparable peso que lo evitará. El New Deal solo pitó a lo bestia, en fin, durante la guerra. Y estamos en guerra. En aquella guerra, el Gobierno Federal consiguió, en el tramo superior de IRPF, o como se llamara entonces, que, de cada dólar, 95 centavos fueran impuestos. Tras una dinámica iniciada por Ike, y culminada por Reagan, ese cambio cultural en los 70, la cosa quedo en 5 centavos de impuestos por dólar. Sólo en las guerras justas se pueden hacer esas cosas. Son otro acceso al cambio cultural. Esperemos que esta guerra sea justa.

10- En las ruedas de prensa sanitarias de por la mañana se cuelan oficiales y mandos de la policía, Ejército y GC. Hoy ha muerto de virus un GC. Los militares –2.622 efectivos– están en 59 ciudades. Fumigan y, por lo visto, participarán en el plan de ayudas a ancianos y sin-hogar. Mola. Pero también tienen otras funciones. Custodian centrales nucleares e, implícitamente –o al menos yo los he visto en esa tesitura– hacen funciones de orden, para las que no están preparados. Supongo que están ahí por el tema saqueos. Pero pueden estar por temas varias casillas anteriores, como lo son ciudadanos perdiendo los nervios tras el confinamiento. Cuando los mandos toman la palabra hablan en términos y lógicas militares. Raras, no deseables en problemas civiles. Hoy un mando policial ha hablado de detenidos por desobediencia. Pero un GC ha hablado de detenidos porque “se lo merecían”, extraña definición jurídica. Es una guerra. Sí. Pero cívica. Absolutamente dramática, ética y vital. No es una guerra convencional. No se puede utilizar ese vocabulario, ni esos modos, ni esa lógica, cuando la población ha perdido, en beneficio de sus enfermos, la libertad de circulación. Para lo que dicen, no sé por qué rayos van a esas ruedas de prensa.

11- Nuevo orden internacional. Esp ha pedido ayuda a China. China, a su vez, se la ha brindado –científicos, tests, material, máquinas respiratorias– a Italia. A lo bestia. Durante el Gobierno Di Maio-Salvini –aquella joya de la que me informa Steven Forti, que también me dice que pida que le llamen sus ex, que es un italiano confinado, es decir, desesperado–, Di Maio/5 Stelle firmó con China el pack Ruta de la Seda. Esp, pues no. El pasodoble “Chinoooooos / os recibimos con alegriiiiiia”, igual tarda más.

12- Cat y MAD lideran los enfrentamientos con el Gobierno. Se trata de una defensa de lo privado. Es decir, de la no planificación y el nacionalismo, esa forma de planificar que va sola. En la línea de la que está emitiendo Trump por la boca frente al precipicio. En Cat, a través del fake, de un procesismo sanitario, se está llegando, en plena pandemia, a una bancarrota ética. Cuando acabe la guerra deberíamos hablar de ello.

12BIS- Crisis Roomba solucionada. Se ha enrollado con mi rollo de papel higiénico. En lo que es una autobiografía condensada, se ha ido con el de la pasta.  

 

1- Se está produciendo una Edad de Oro de llamadas de ex. Lo que ilustra que el mundo, a la que le pasas un trapo, es bueno. La gente que comparte erosiones y tatuajes lejanos se llama. Piticlín-piticlín. Te preguntan cosas chorras, ríen sin razón y, básicamente y de forma implícita, se alegran...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí