1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Decamerón XII

Jornada duodécima. Corona-Crímenes concertados

Recortas, privatizas, disminuyes lo público. Hace dos semanas, la única terapia ante una epidemia, en los países recortados, era la inmunidad. Hoy el Ejército ha sacado en bolsas los beneficios de esas políticas

Guillem Martínez Madrid , 23/03/2020

<p>Ayuda mutua en Chamberí. </p>

Ayuda mutua en Chamberí. 

G.M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Prosigo con mis prácticas deportivas en mi micro-piso. Hoy, motocross. Por lo demás, la Muerte sigue conmigo. A falta de espacio compartimos lecho. Tiene los pies fríos. Es como dormir con unos guisantes Pescanova. Este finde hicimos un party discreto, por el hecho de haber superado, en esta serie El Decamerón, las 10 jornadas/capítulos planteados por Boccaccio. Fue una fiesta legal. Y tristota. De seres vivos sólo estaba yo, el resto eran invitados de la Muerte. Entre ellos, Boccaccio. Un cachondo. Algo común, supongo, en alguien con nombre de discoteca. También vino un Homo Heidelbergensis, antepasado común del Neardental y de nosotros. Un tipo interesante –con interesantes puntos de vista sobre arte contemporáneo–, pero que carecía de capacidad simbólica. La capacidad para el símbolo es nuestra originalidad de especie. Por eso mismo, los sapiens nos pasamos de originales. Pensamos que podemos solucionar los problemas reales con símbolos. Solucionar una peste, el siglo XIV, con procesiones, y el siglo XXI, con banderas. Es decir, con símbolos. Hoy, de hecho, los símbolos han caído en algunos espacios y hemos podido ver lo que escondían. Muertes –heidelbergensis, sin sentido salvo el fatalismo– que, además –somos sapiens, somos simbólicos–, son el símbolo de realidades profundas.

2- Antes nos ponemos al día. A) Se ha ampliado el estado de alarma otros tantos días. Se ha empezado a comprar material por un tubo. Lo que supone, por fin, aplicar al confinamiento la cosa test, para localizar contagios y curas espontáneas. Adquirir material es complicado. Ahora mismo el mundo es un pelotazo de material sanitario. B) Sánchez ha hablado este finde de algo así como de implementar una economía de guerra. Lo que equivale a volcar en este conflicto todos los recursos industriales y económicos –a ver si se moja, pongamos, Inditex–. C) Lo que indica el carácter espectacular de esta crisis sanitaria que, en este momento –más en Italia, Esp, y USA–, es una orgía vírica –el 14% de los contagiados, además, y esto lo lía todo aún más, son sanitarios; ese 14% indica, a su vez, la escasez de material–. Eso D) implica pasta. Enviar a paseo la deuda. Algo que ya es un hecho. Hasta en Alemania, que hoy entra en déficit, han dicho. Mañana E) hay reuni tinder –por pantallita– del Eurogrupo. Puede/debe establecer medidas para ingresos. La más radical, la que fijaría el carácter descomunal de esta crisis humana, sanitaria y económica, consistiría en emitir corona-bonos. Algo así como unos bonos de guerra. Sánchez, Macron e Italia parecen pedir eso. Y la presi de la Comisión Europea, y los países calvinistas, que ven en el gasto una debacle moral, no han dicho que no. A ver. 

3- Hoy Calviño ha abierto la boca de la cara en una rueda de prensa. Más indicios de economía de guerra. Y, todo lo contrario, cierto apego a no clausurar actividades económicas que son prescindibles en esta crisis. Meditación: los trabajadores no clausurados son los que deciden, al parecer. La semana pasada, los trabajadores de Mercedes/Vitoria decidieron no trabajar por motivos de salud, y en Correos/BCN decidieron restricciones de servicios. Es posible que haya más clausuras. Y atendiendo a las coordenadas de una economía de guerra, pero también a la Ley de Prevenciones Laborales. Calviño ha hablado de nuevas medidas a incorporar en el Rescate Social –va a caer, mañana no, lo de los alquileres; por lo visto en la dirección de la moratoria de hipotecas; es decir, con un criterio no universal–. Y ya que ha salido Calviño, les dibujo lo que sabemos de las tomas de posiciones gubernamentales.

4- Hay dos corrientes de opinión ante el gasto. Economía/Hacienda, y una asociación UP- PSOE, en la que Escrivá/Seguridad Sociedad sigue siendo determinante. Economía/Hacienda es the power. Pero está tragando. Aporta una menor velocidad a las medidas económico-sociales, diría. Cuando la cosa se paraliza, se pasa a la siguiente casilla en el despacho de Sánchez, que es quién está dando los OK, como un poseso, a un plan más UP que PSOE hasta la fecha, asumido y defendido por Sánchez y el Gobierno. Un Gobierno de coalición es eso. Y su contrario.

5- Por lo demás, es una guerra. Hay muertos, heridos y escasez de materiales. Hasta hay señores de la guerra –CAM, Gene, Murcia– que parecen apostar por la dramatización de aislamientos territoriales y más imperativos, que demuestren quién manda y se pela los derechos por el bien de todos. En la línea de la ultraderecha europea/Salvini. Pero, por otro lado, también es una guerra. Tras esto, todo va a cambiar. Hasta Guindos habla de una Renta Básica. Lo que hace intuir que Estado –y, glups, Ejército– y empresas y partidos –movimientos y sociedad no hay, que están en casa– pugnan por liderar lo que venga. 

6- Hay un plan sanitario, criticable o no en el futuro. Y un plan de rescate social y económico, criticable en el presente. Ambos pueden cambiar y ampliarse. Pero los hay. Eso no sucede en todos los Estados. Ni en todas las épocas. No sucedió en 2008. Los criterios de 2008 siguen existiendo. En los recortes sanitarios aplicados durante 10 años, en una cultura en la que el neoliberalismo –esto es, negocios privados a la sombra del Estado y bajo otra sombra, más amplia todavía, que es la bandera, ese símbolo– que hoy, con una crisis, nos hace descubrir que, por ejemplo, Cat necesita tres veces más UCIs de las que tiene. La dinámica ultraliberal no se va a corregir rápidamente, aunque sea de forma rápida, y a través de compras urgentes, Ejército –está participando en todos los países afectados; si bien sólo salen en la tele en uno, diría–, y la cosa hoteles. Los hoteles son los hospitales chinos, construidos en 3, 2, 1, y creados para confinar, pero en vez de en modo postcomunismo, en modo posdemocrático, ultraliberal.

7- La propuesta ultraliberal ha sido expuesta por Dominic Cummings, el asesor chachi de Boris Johnson. En público ha explicado la posición UK. Que el 60-80% de la sociedad británica se infecte, de manera que adquiera los anticuerpos para afrontar la segunda ola, que se prevé en otoño-invierno. Suena bien, si no fuera porque luego se le escuchó explicar el plan real: “Pillar inmunidad, proteger la economía y, si eso significa algunos pensionistas muertos, pues mira”. Aunque la noche del 23 de marzo Johnson cambió de idea y mandó confinamiento, pillar inmunidad –es decir, también no acceder a ella, morir en el trance– es la única propuesta sanitaria del ultraliberalismo, al haber acabado con lo público. Es la propuesta implícita de los sistemas de privatización y de austeridad, como CAT o MAD. Hoy se ha hecho explícita en MAD.

8- El Ejército ha ido hoy a desinfectar los geriátricos privados de MAD DF. Lo que era un eufemismo. Desde hace más de una semana había serias sospechas de que ahí pasaba algo raro. CC.OO., el pasado viernes, pedía urgentemente la intervención pública de esos locales comerciales. Se infectaban muchos residentes –más de 100 fallecidos en más de 70 establecimientos; el viernes no había un censo claro de esos establecimientos, lo que indica el despelote CAM– y, a su vez, no reconocían, en algunos casos, las defunciones. Y, en efecto, cuando han entrado los militares se han encontrado con un espectáculo infrahumano. Cadáveres dispuestos junto a vivos. Para ocultar estadísticas o, simplemente, por colapso. Un revoltillo de enfermedad y vida y muerte. Y abandono. En ocasiones, literal. No había trabajadores. El Plural informa de un geriátrico, regentado por monjas, del que todas las monjas habían huido. De la Iglesia, por cierto, no consta una gran participación en esta crisis. Es la primera epidemia local sin que la Iglesia no sólo no dé la matraca, sino que no dé nada. 

9- Hablo –piticlín-piticlín– con Antonio Cabrera, Secre de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO. “Lo que ha pasado en MAD se va a extender. El personal de las residencias es de alto riesgo. Se están produciendo muchos contagios y cuarentenas”. Es decir ausencias que no están siendo sustituidas. ¿Qué ha fallado, le digo, el Gobierno, la CAM? “Ha fallado todo. Dependemos, por la globalización, del mercado extranjero para conseguir un producto de primera necesidad como la protección sanitaria. No ha habido poca planificación. Y las residencias privadas tienen, por vacíos legales, unas ratio grandes”. No son negocios sanitarios. Pero se aproximan. “Casi todos estos negocios, en el Estado, pertenecen a multinacionales y fondos de inversión, belgas y franceses, que se lo están quedando todo”. “El sector son 8.000 establecimientos en Esp, y 280.000 trabajadores. Y está colapsando”. Me explica que esto va por autonomías, y que MAD, siendo de las peores en esto no es, glups, la peor. También me llama la atención sobre el sector de ayuda a domicilio para ancianos –en Clecer, una gran empresa de eso, de Florentino Pérez, ese filántropo, hay unos 30.000 trabajadores–. “Serán los siguientes. Y por los mismos motivos”.

10- Díaz-Ayuso ha declarado al respecto que el Ejército no tiene capacidad para enviar médicos sanitarios a las Residencias. La tiene. Está siendo coordinado por Vicepresidencia de Asuntos Sociales/Iglesias. Ha ido a Euskadi. El Gobierno vasco –con sanidad saneada– no ha dicho ni mú, salvo que no es necesario. En la CAM y en la Gene es el fin del mundo. En CAT –un topos en el que, esperemos que no, en una semana se puede agradecer que el KKK te traiga un respirador– se está viviendo una cruzada nacional contra la ayuda sanitaria del Ejército, promovida por los Guías Supremos e Inmortales de la Revolución. Esta ayuda del Ejército, efectiva, no está exenta de cosa propagandística. Hoy se ha agregado al pack militar la Guardia Real en tanto, han declarado los jefazos, “el rey es el primer soldado”, en esa racha léxica que llevanZzzzz. Que el rey envíe tropas sería una buena noticia en la batalla de las Navas de Tolosa. Hoy es un medievalismo. 

11- Recortas, privatizas, disminuyes lo público. Hace dos semanas, la única terapia ante una epidemia, en los países recortados, era la inmunidad. Hoy el Ejército ha sacado en bolsas los beneficios de esas políticas. Se hartará de hacerlo en USA y UK. Ese es el símbolo de todo esto, me temo. La propuesta ultraliberal es obtener beneficios en una privatización. Y pirarse en una epidemia. Como de esto no salga algo nuevo, no sé para qué hacemos la guerra. Es decir, estamos encerrados y majaras en casa por eso, contra eso.

12- “Va tonto, ponme los pies encima”, me dice la Muerte. Hoy te has pasado en MAD, le digo. “Me dais mucho trabajo”. Pues córtate. “No me entiendes. Me dais mucho trabajo. Me lo dais. Lo elegisteis. Es lo que había detrás de los símbolos que elegisteis. Sois muy simbólicos. Con el Heidelbergensis mi trabajo era más sencillo”.

1- Prosigo con mis prácticas deportivas en mi micro-piso. Hoy, motocross. Por lo demás, la Muerte sigue conmigo. A falta de espacio compartimos lecho. Tiene los pies fríos. Es como dormir con unos guisantes Pescanova. Este finde hicimos un party discreto, por el hecho de haber superado, en esta...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Abel Ortiz

    Lide Isabel Verdugo murio (no encuentro la tecla de la tilde) en 2015. Era CEO de Unilabs España.(https://es.linkedin.com/in/lide-verdugo-martinez-b86238a9). Unilabs fue clave en las privatizaciones de la sanidad madrileña lo que es perfectamente demostrable y denunciaban las mareas blancas. Amaso una fortuna constatable. No tendria nada de particular si no hubiera estado casada con el secretario general de CGT Eladio Villanueva, fallecido en 2009. Tras la muerte de Eladio compartio su vida con Jose Manuel Muñoz Poliz casualmente tambien secretario general de CGT. Lide Isabel Verdugo ademas de millonaria y alta ejecutiva de empresas privadas relacionadas con la sanidad y su privatizacion resulta que era una compañera libertaria (http://memorialibertaria.org/sites/default/files/Memoria%20Libertaria%20Octubre%202015_0.pdf)

    Hace 2 años 8 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí